Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Humor cubano contemporáneo: Mirada en todos los sentidos

Por: Kike Quiñones
Publicado en: La Polémica
En este artículo: Crítica, Cuba, Cultura, Humor
| 260

Nacer en Cuba significa- convenciones aparte- tener la posibilidad de ser identificados en cualquier lugar del mundo como personas de carácter y a la vez desenfadadas, pero no existe sitio por donde transitemos desapercibidos, quizás por el aquello de que: “…o no llegamos o nos pasamos”.

Nacer en Cuba significa, también, ser portadores de un extraordinario sentido del humor desarrollado con agudeza de la mano de creadores y públicos, porque, no le quepa duda a nadie, el humor no es el trabajo de un guionista, o de un grupo de actores, ni siquiera de un equipo creativo; es el resultado de un ejercicio del sistema de comunicación-percepción-creación artística, que en esta manifestación se degusta especialmente con el aplauso, la risa, la sonrisa y hasta el estado de gracia.

He querido tomar como punto de partida estos elementos, para ayudar a entender que el humor nunca es en un solo sentido, sino que a diferencia del manejo que se hace de la información en los medios de comunicación, incluido internet, sobre las masas, el humor tiene que operar ineludiblemente con referentes identificables y creíbles que les pertenezcan a esas masas, de lo contrario no tendrá el impacto deseado; rápido y feo, no funcionaría.

Así encontramos en nuestro panorama humorístico disímiles propuestas que rápidamente se identifican con el público en la plástica, la literatura, el cine, pero sobre todo en la televisión y por supuesto, en la madre de todos que es el teatro.

Varios son los ejemplos, que desde el siglo XIX hasta hoy han ido calando en la gente con gran impacto popular, sobre todo por la impronta de personajes que se identifican muy rápido dentro de la sociedad y a los que el arte no puede renunciar.

Así llegamos, por ejemplo: al programa más popular, hoy, en nuestra televisión que perfectamente puede ilustrar lo que se expresa en los párrafos anteriores.

Personajes principales de Vivir del Cuento.

Cada semana encontramos las peripecias de Pánfilo y sus vecinos en un entramado de diálogos y situaciones que operan con la inmediatez -un hecho heredado del más auténtico teatro vernáculo cubano-, representados por personajes que nos circundan en la Cuba actual, lo que les garantiza el éxito del espacio.

Así encontramos al protagonista, un señor mayor noble y servicial que tratando de ayudar casi siempre termina enredado por su amigo Chequera, músico de poca monta, es más pícaro y se aprovecha, yo diría que abusa de la amistad del protagonista; está el personaje de Ruperto Marcha Atrás que nos enseña el lado retrógrado de la sociedad en un pensamiento patriarcal y homófobo; encontramos también a Chacón en su pose de maceta, Aguaje como vaga rata callejera y otros entre los que destaca Facundo, representación del dirigente que practica la doble moral y el oportunismo en función de su propio beneficio, para él los medios en función del fin pueden ser variopintos aunque haya que mentir o sacrificar valores éticos, lo importante es salir airoso en su empresa.

Como podemos ver, estos personajes no son más que la asunción de arquetipos a partir de los cuales se moldean conductas y modos de pensar de los individuos y que son manifiestos en nuestra sociedad, más allá de que sean representados o no.

Asumir que los personajes son creados para desacreditar las instituciones o para agredir a las personas que asumen la vida de manera disciplinada, es seguirle el juego a los que realmente se alejan de lo que queremos como sociedad, es quitarle el mérito a los que, de manera honesta y altruista, que en Cuba son muchos, trabajan por llevar adelante este país.

Los personajes reflejan actitudes que subsisten en los hombres; afortunadamente para los creadores del humor, desafortunadamente para la sociedad, esas actitudes y esos hombres que las asumen están ahí siendo material de estudio de los creadores y blanco de críticas del pueblo, que es al final, quien se perjudica con su accionar.

Trabajar el humor a partir de referentes ajenos lo convierte en un ejercicio vacío e inútil, ya de eso tenemos bastante y bien sabemos que no son los creadores los responsables de ello.

Recientemente en una conferencia sobre el surgimiento del humor, el intelectual cubano Francisco López Sacha expresaba: “No se puede condenar el acto cómico porque se remita a los problemas sociales, porque el nivel referencial del acto cómico es la propia sociedad. Por eso no es condenable”.

Y es que el humor va a contrapelo para mostrarnos el lado que la sociedad no quiere que sea mostrado, es arena y no aceite en el funcionamiento de las dinámicas sociales, por eso, al decir de Patrice Pavise: “…es corrosivo con la sociedad”.

Por otra parte, es lamentable que no contemos en nuestro país con el concurso del ejercicio de la crítica atinada sobre esta área de la creación. Los esfuerzos del Centro Promotor del Humor, la UNEAC y en especial de la UPEC tendrán el inmenso desafío de formar especialistas capaces de destacar referentes de opinión adecuados para los creadores, los críticos y los públicos.

En una sociedad que enfrenta grandes desafíos en su lucha por ser próspera y sostenible, habrá que pensar que esa prosperidad tendrá que ser materializada –también- en función de la creatividad y del uso responsable de los medios de comunicación para evitar confusiones innecesarias en las dinámicas y el desarrollo del pensamiento social.

Tendremos que venir sobre estos temas en el teatro, los centros nocturnos del Ministerio de Cultura y los que pertenecen a la red extra hotelera del turismo.

Ya hablaremos de eso en otros espacios.

Se han publicado 260 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Maria dijo:

    Muy buen artículo, inteligente y muy atinado. Aplausos para Kike.

  • Jorge Alvarez dijo:

    Totalmente de acuerdo con el artículo. No por gusto el programa tiene el rating que tiene.

  • Plutarco Tuero dijo:

    Señores, acaso lo publicado de Granma no habría que entenderla como un acto de humor surrealista, en su vertiente más acabada?. Y a los cómicos qué les pasa, acaso no tienen el suficiente sentido del humor para asumir una crítica... acabáramos, iahora sí que la puerca botó el sancocho!.

  • jorgemica.077 dijo:

    Leí un artículo días atrás en un medio de presa, que es muy lamentable que haga lo que está haciendo cuando debiera ser guía del pueblo. Sorpresa me llevé cuando me di cuenta que el mayor problema no era el artículo en sí, sino los comentarios, que todos parecían un coro unificado en favor de algo con lo que yo estoy seguro la mayoría de nuestro pueblo esta en contra. Pero bueno, no voy a enfatizar en algo que no tengo certeza, de lo que si tengo certeza es que al ver aquello escribí mi comentario, creo que como siempre haciéndolo con el mayor respeto del mundo, pero eso si, expresando mi desacuerdo con aquel artículo y expresando ideas muy similares a las que escribe Kike en este, claro, sin tanta genialidad, pero con la misma esencia. Como ya me lo sospechaba, revisé en varias ocasiones ese día el artículo a ver si me lo publicaban y se generaba algún debate, incluso al otro día con cierta esperanza volví a revisar, pero el resultado fue el mismo, crecía el coro y nadie en contrapeso, o quizás en algún momento vi alguno expresar su desacuerdo pero prácticamente sin explicar sus argumentos. Evidentemente en Cuba, cubadebate es uno solo. Muy penoso que nuestro periodismo continúe así, a pesar de los llamados de nuestros dirigentes. Yo pienso que el trabajo de nuestros humoristas es muy bueno, no creo que sean los que creen las ideas, pues muchas veces veo en programas como Vivir del Cuento ideas que ya he escuchado en la calle, cosas que suceden en nuestra cotidianidad, y que lamentablemente en muchos trabajos periodísticos o informativos de la TV cubana no aparecen. Eso que cuando uno quiere ver un tomate, una papa o un platano de calidad tiene que ir a ver el noticiero, no lo inventó ningún humorista, eso sale de la gente. Muchas veces con la errónea idea de que le estamos dando armas al enemigo dejamos de exponer nuestros problemas, mostrando total ingenuidad en estos tiempos donde nuestros enemigos cuentan con los elementos necesarios para conocerlos y exponerlos como botín triunfador, cautivando muchas veces a nuestros jóvenes al llevarse la primicia. Entonces nuestros humoristas han ocupado el espacio de nuestro periodismo, además de ofrecerlo con mucha creatividad. Pero es el humorismo el problema? Por esto los humoristas atacan la institucionalidad? Nada mas alejado de la verdad que esto, es como el cuento de la mujer y el sofá, por qué ese artículo no criticó que nuestro periodismo debiera estar más cerca de nuestra realidad? Por qué el periodista no ve que el problema no es hablar del problema, sino el problema en sí, en buscar formulas para resolverlos y que no solo quede como una crítica? Eso es lo que debe hacer un periodista o un medio de prensa de estos tiempos, exponer los problemas, ayudar a la búsqueda de soluciones, no intentar ocultarlos, no continuar censurando comentarios que no sigan sus ideas, sino seria seguir guardando la basura debajo de la alfombra.

  • Casabdra Leal dijo:

    Bueno, bueno pero por què ese ataque en masa a una opiniòn que no se comparte. Cada vez que se ejerce el criterio sobre algo expresa las apreciaciones que tiene el autor de su sujeto de anàlisis, es su manera de ver las cosas. Igual ocurre con el que hace los guiones humorìsticos y todo el mundo pide crìtica y los humoristas critican todo lo que les parece `pero no se puede señalar ninguna inconformidad con lo que hacen porque enseguida ripostan que si es un asunto polìtico, que si no es un especialista el que hace el juicio. Muy bien elaborado el arìculo de Kike pero estarìa bien un poco de autocrìtica porque tampoco son infalibles los espectàculo y programas humorìsticos.

    • Cavafy dijo:

      Excelente, lo que expresa, atinado, no hay asomo de autocritica en lo expresado por Kike, y muchos de los que debaten expresan el nivel de aceptación del programa, algo que es real, pero igual el regetton goza de salud en el gusto de gran parte de la población y no por ello tengo que asumir que son los Mozar, de estos tiempos, estos fenomenos no son de tan simple análisis, como mucho de lo que se expresan por esta via, hay oportunismo en dirigentes, funcionarios, y hay tambien y mucho ...oportunismo en los humoristas pues este humor la abre determinadas puertas...a que precio?, no se...Por otro lado un humor donde no se evidencie creatividad alguno, que sea solo expresar en pantalla o teatro, lo cotidiano del cubano de hoy, no es humor, el facilismo tambien es criticable

  • Jorge dijo:

    Me parece oportuno el texto pienso que al diario Granma deberian de actualizarle su equipo de redacción al parecer esta obsoleto. Como pretende un periodista desconocido por muchos emitir criterios de juicio de esa manera? La sociedad evoluciona hacia otras conquistas no se queda inerte antes propuestas como la que sugiere dicho "profesional". Muy bien por el humor cubano y recordemos el monólogo de nuestro siempre entrañable Carlos Ruiz de la Tejera quien citaba a Marti xuando dijo el humor es como un látigo con cascabeles en la puntas

  • EL TITÁN DE BRONCE dijo:

    EXCELENTE ARTÍCULO..........¡BRAVO!...MUY INTELIGENTE KIKE

  • Raciel dijo:

    no teníamos un programa haci.hace muchos años.dejen el extremismo.aora es lo mejor que tiene la televisión cubana

  • Andrei Tarkovsky dijo:

    Concho Kike, no sabes cuanto me alegro al leer este artículo. Me alegra que un humorista de tu calibre eche por tierra, de manera respetuosa, el artículo del Granma.

  • Barreras dijo:

    Excelente artículo el de Kike. Sería bueno que el periodista de Granma reconociera en Cubadebate que al menos en Vivir del Cuento si están representados los negativos, claro pudieran incorporarse otros...Ese programa acepta guiones, con todo respeto!

  • Tomas Valdes dijo:

    Felicito al equipo de Cubadebate por tener nombre propio y estoy de acuerdo con lo antes expresado.

  • Lyn Leon dijo:

    Es lamentable ver como a las pocas horas de emisión de un programa de TVC surgen "los aludidos" que reclaman justicia hacia el gremio por la mera aparición de un personaje o una situación en la que se notan involucrados. Aparecer en la TVC ha sido utilizado como un mérito o reconocimiento, esa no es la función de la TV. Imagine, si la mención viene entonces de un programa de comedias. Muy interesante y necesario articulo de Kike Quiñones.

  • Nicanor dijo:

    El humor cubano, o lo poco que queda de él, no se televisa. Lo siento por no coincidir con el público mayoritario. El día que dejen entrar a Nicanor a la TV, entonces sabré que algo se mueve a favor del futuro.... Mientras nos embrutecen con flojeras pseudohumoristicas

    • TM.61 dijo:

      La recomendación viene de demasiado cerca Nicarnor. No, gracias.

  • Roberto dijo:

    Hay un viejo refrán
    Al que le sirva el dato que se lo ponga

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    He aprendido mucho de este debate con sus dos articulos como ejes de opinion. Gana el humor porque convoca a una reflexion profunda de lo que hacemos y no hacemos tanto en la produccion como en la critica. Se reconoce el buen humor que parte de una solida tradicion sin omitir las criticas y preocupaciones en muchas direcciones y espacios.

  • Jano dijo:

    Lo que pasa es que a muchos ya le sirve el traje y la verdad siempre duele, de ahí el artículo en el Granma. Buen artículo Kike, saludos.

  • David dijo:

    Recientemente leí el artículo del periodista Miguel Cruz Suárez del 8 de agosto, al que respondí:
    Miguel, parece que está picando en algún pellejo las afiladas críticas (sanas) de nuestros humorista y estoy casi seguro que han apoyado tu furiosa crítica algunos de los simuladores o mejor dicho algunas personas que disfrutan más el beneficio que el sacrificio del cargo que ocupan, desgraciadamente a este sitio no accede la mayoría de los cubanos de a pie, los que tropiezan por necesidad con los burócratas, egocéntricos que no perciben el dolor ajeno para que escuches la respuesta que necesitas, baja a las calles y te darás cuenta que los dirigentes valiosos, revolucionarios, entregados a nuestro proceso, los que ponen por delante los intereses de todos a los propios se ríen a piernas sueltas las noches de lunes (cuando su trabajo se lo permite) porque están convencidos que a ellos no se refieren, a este último grupo pertenezco, por ello Panfilo FELICIDADES, sigue así que los oportunista están saliendo.

  • Ana Aragon dijo:

    Excelente reflexión, si todos fueron críticos con el corazón tal vez ya se hubieran silenciado todos aquellos que quieren hacer ver realidades que solo existen en su propia imaginación. Penoso que en el 2019 que se vive aún haya quien quiere manipular el intelecto y silenciar las realidades, palpables por toda una sociedad. Felicidades a Kike que logró definir y evaluar con exactitud el humor y de alguna forma responder a un artículo que dista mucho de ser un buen trabajo periodístico. Deberían analizar por qué muchas personas se sienten identificadas y algunas irrespetadad con estos personajes de Vivir del Cuento. Por qué es un excelente programa con fieles seguidores, el #1 de la TV. Si analizaran esto hubiesen podido ver que cada uno de los personajes existen en la sociedad y lo encarna cada persona que se siente identificada con ellos, Vivir del cuento no asigna los personajes a nadie real, sino aquellos que se ven reflejados son los que se autotitulan solos. Pobre de los Facundos que se sientan heridos por la crítica respetuosa y atinada, es hora de cambiar y felicidades a los Panfilos que luchan casi sin armas para que todo sea correcto, solo desde su inocencia, amor y bondad.
    Asumir que los personajes son creados para desacreditar las instituciones o para agredir a las personas que asumen la vida de manera disciplinada, es seguirle el juego a los que realmente se alejan de lo que queremos como sociedad Asumir que los personajes son creados para desacreditar las instituciones o para agredir a las personas que asumen la vida de manera disciplinada, es seguirle el juego a los que realmente se alejan de lo que queremos como sociedad

  • Un tipo ahí dijo:

    La polémica desatada en torno al desafortunado artículo publicado en Granma me recuerda las polémicas culturales de los sesenta, en especial la desatada en torno a los filmes que debería o no exhibir el ICAIC. Allí, el señor Blas Roca Calderío expresaba criterios en la misma cuerda que los de Miguel Cruz y que, de haberse seguido, impediría a los cubanos de aquellos años disfrutar, por ejemplo, del cine de un maestro como Buñuel.
    El artista necesita libertad para crear. No competencia a un periodista sugerirle lo que debe o no reflejar en su obra.
    Si los razonamientos de Cruz se aplicarán al resto de manifestaciones volveríamos al marasmo del realismo socialista.
    Vivir del cuento es, sobre todas las cosas, el reflejo de un grupo etario cada día mayor. Grupo diverso, heterogéneo como la propia sociedad cubana. Y ojo, el desplazamiento del centro del discurso ocurre en nuestro país desde los noventa.
    Vivir del cuento triunfa porque los cubanos nos sentimos identificados, porque en las tribulaciones de Pánfilo reconocemos las nuestras. Porque la Cuba de ese barrio se parece más a la que conocemos que a la del noticiero.
    El lunes pasado, no sé si por casualidad o a propósito, el programa dio una sonora bofetada a esos Miguel Cruz que añoran el gris y se alarman ante la multiplicidad de colores que, por suerte, acompaña a nuestra sociedad.
    El diario Granma debería, en ejercicio democrático, publicar como réplicas las respuestas de Kike Quiñones o Ulises Toirac si los autores de los trabajos lo consideran oportuno.
    Una última cuestión. Creo que existen en Cuba funcionarios y cuadros honestos en todos los niveles. Personas que atienden los reclamos de la población con un sentido ético, que asumen sus deberes a cabalidad. Dicho en cubano, gente que no exige sobornos, no juega contigo al volleyball, no roba de ese dinero que llamamos del Estado y que en realidad es de todos.
    Disculpen la extensión y me gustaría que otros foristas opinaran a favor o en contra, como muestra de respeto al ejercicio del criterio y la libertad de expresión.
    A principios de la Revolución un humorista parodiaba a Fidel en el teatro. El propio Fidel fue a verlo. En España Buenafuente, David Broncano y otros humoristas comienzas sus programas con breves monólogos en los que, dicho en castellano, ponen a parir a la clase política. Buenafuente tiene más de tres millones de seguidores en Twitter, por algo será, creo.

  • Eduardo Alberto dijo:

    A Kike Quiñones:
    Gracias Kike por tu labor al frente del Centro Promotor del Humos y por esta inteligente y valiente respuesta a un artículo que hace recordar los fundamentos del triste *trinquenio gris*; que parece subyace semivivo en algunas conciencias que no se resignan a ese cambio convocado por el concepto de Revolución y que finalmente sentimos que se está materializando en nuestra amada tierra.
    Pero, *porque siempre hay pero*, sin dudas hay humoristas cuyas actuaciones en teatros y sobre todo Centros Nocturnos dejan mucho que desear porque basan * las gracias* en la burla y planteamientos muy similares a los trasmitidos por toda la prensa enemiga de la Revolución y los serviles del patio, lo hacen con toda impunidad, rebajan su reconocida calidad un muchos casos e irrespetan al público que paga por ver un espectáculo de calidad. Luego pienso que existe otro pago mayor detrás del telón como fin que justifica los medios, porque tampoco podemos ser ingenuos, la vida nos ha enseñado que el camino del infierno está empedrado con *buenas intenciones*.
    Ojalá este debate saludable, abierto, democrático, sea el preludio de un análisis del humor actual cubano desde dentro, en el marco de la institución que decidan.
    Muchas gracias.

  • Clara dijo:

    A los pseudohumoristas ,que no son más que aprovechados.....sin quitan el programa Vivir del cuento...no hay más opciones en la TV cubana...qué lástima me da!!!...

  • Ricardo dijo:

    Para el autor del artículo y otros. Si de citar se trata: "Tiene, además, el chiste, su decoro literario, y el buen ingenio desdeña esa barata jocosidad que está en hacer alusiones a cosas deshonestas". (José Martí, julio de 1884).
    (...) el chiste ha de ser como el jerez, y no como el vino grueso de Aragón; (...) José Martí enero 27 de 1882. Nueva York.

  • ReyM dijo:

    Excelente artículo Kike. No se trata de poner en "tela de juicio" como ya han hecho otros que sí Viven del Cuento y usan la prensa para dar sus concideraciones. Vivir del Cuento es el puro reflejo de la sociedad cubana actual en todas sus aristas y que no quede duda, todos estos personajes son muy conocidos por nosotros a diario.

  • yoyi dijo:

    Vivir del cuento el mejor programa humoristico actualmente.Lunes 8.30 muchas familias despues de un largo dia de trabajo y enfrentar las dificultades que nos agobian,disfrutamos del programa.

  • ChinoG dijo:

    Látigo con cascabeles: eso es el humor al criticar lo negativo de la sociedad.
    ¿Para criticar a los Facundos Correctos, o a su jefe, hay que esperar sean sancionados? Es preferible señalar y criticar esas actitudes y mejor con risas reflexivas de fondo.
    Gracias, Kike por tu artículo.

  • YOYÓ dijo:

    HAY QUE PARTIR DE UNA SOLA COSA Y ES QUE TODO DEPENDE EL COLOR DEL CRISTAL CON QUE SE MIREN LAS COSAS, NO DEBEMOS VER LAS COSAS DE MANERA NEGATIVA Y SI HACER DE ESAS SUPUESTAS CRITICAS UN MODELO PARA SER MEJORES CADA DIA , PARA ERRADICAR MALAS ACCIONES, MOROSIDADES .POR MI PARTE APOYO LA MANERA EN QUE KIKE QUIÑONES HA DEMOSTRADO SER UN EXCELENTE DEFENSOR DEL HUMOR CUBANO, QUE ES MUY IMPORTANTE EN ESTOS TIEMPOS QUE ENFRENTAMOS TANTAS DIFICULTADES, SEÑORES YO LLORO CASI CUANDO NO PUEDO VER VIVIR DEL CUENTO, ASI QUE DEMOS UN VIVA AL HUMOR CUBANO.

  • Galeno. dijo:

    Muy bueno Kike su relatorio, pero hay que tener tacto a la hora de abordar temas espinosos en nuestra sociedad y no es el humor quien tiene que denunciar o poner a relieve estas situaciones.El pueblo se ríe mucho, pero está el prestigio de alguna persona o institución en juego. Cuidado !!! A los humoristas no les gustaría que les digan que "viven del cuento" sin trabajar, sin producir, viajando, hoteles, transporte y un buen sueldo. Sigan su trabajo y que el pueblo diga la última palabra. Saludos cordiales.

  • Victoria Almira dijo:

    "o no llegamos o nos pasamos”. ese es el kid de la cosa...¡¡¡¡¡ en terminos comunicativos considero muy oportuno este publicacion de Kike Kiñones que para mi gusto personal,muy poco entendible para un publico medio que desconces a profundidad el exito del humor ¡¡¡¡, realmente no me esta gustando que todo los programas reflejan lo problemas existente que todos conocemos,y que para nada estan ocultos pero no es la base ni el centro de un buen humor ¡¡¡ tengamos un humor con mas sentido , mas inteligente , pk reirnos de los problemas, o de los males que hoy prevalecen en la sociedad acaso no es mas logico , luchar contra ellos , pk no buscamos intensionalidad y una manera mas armonica de revertir desde el humor lo que hoy esta mal ..¡¡¡¡

  • Dunel dijo:

    Kike Quiñones,buen trabajo la pusiste en donde va la bala,ya ahorita le ponen "Topado",a los chistes o humores como si fueran los precios topados de Agro,es la realidad de nuestra isla no ver el mal trabajo y los manejos es el reflejo cotidiano

  • ana dijo:

    Muy de acuerdo con todas las opiniones vertidas en favor de que continue el humor y muy atinado el artículo de Kike Quiñones
    Ana

Se han publicado 260 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Kike Quiñones

Humorista. Director del Centro Promotor del Humor.

Vea también