Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Cazando mentiras: The New York Times frente a la ética de la salud cubana

| 186 |

Médicos cubanos en Venezuela. Foto: Archivo.

El diario The New York Times publicó el domingo un reportaje de su periodista Nicholas Casey bajo el efectista título  Nicolás Maduro usó a médicos cubanos y a los servicios de salud para presionar a los votantes.

Usando, él sí, el supuesto testimonio de 16 exintegrantes de la Misión Médica Cubana en Venezuela,  Casey apunta a la insólita historia de que los trabajadores cubanos de la salud fueron utilizados para amenazar a pacientes e incluso coercionarlos, negándoles el servicio, si no votaban por Maduro en las elecciones del pasado 2018.

Según el Times:

Se usaban muchas tácticas, dijeron los doctores, desde simples recordatorios para votar por el gobierno hasta denegar tratamiento a los simpatizantes de la oposición que tienen enfermedades mortales.

Los médicos cubanos comentaron que se les ordenó ir puerta por puerta en barrios pobres para ofrecer medicinas y advertir a los residentes que se les cortaría el acceso a los servicios médicos si no votaban por Maduro o por sus candidatos.

Muchos dijeron que sus superiores les instruyeron a hacer las mismas amenazas en consultas a puerta cerrada con pacientes que buscaban tratamiento para enfermedades crónicas.

Una exsupervisora cubana indicó que ella y otros trabajadores médicos extranjeros recibieron carnets de votación falsos para participar en una elección. Otra doctora dijo que les ordenaron dar instrucciones precisas sobre el voto a pacientes de edad avanzada cuyas enfermedades los hacían susceptibles a la manipulación.

El avieso reportaje de The New York Times sólo muestra las fotos de dos de los supuestos 16 médicos informantes del periodista (uno viviendo ahora en Chile y otro en Ecuador). Sus únicas otras fuentes de información son el Alcalde opositor de una pequeña villa pesquera venezolana y un connotado participante en numerosos planes anticubanos:José Miguel Vivanco, director del programa para las Américas de Human Rights Watch.

En un magro ejercicio del periodismo que tanto dice defender, NYTimes se olvida del contraste de fuentes y no entrevista a ningún médico cubano en ejercicio en Venezuela, no habla con ningún paciente, no busca la opinión de la dirección de la Brigada Médica Cubana.

La objetividad no es necesaria cuando el claro objetivo propagandístico es alinearse con las fuerzas retrógadas que en Estados Unidos buscan, por cualquier medio, el cambio de régimen en Venezuela. Las mismas que quieren hacer ver al gobierno de Maduro, apoyado por millones de venezolanos, como un régimen que únicamente se sostiene por el apoyo del mando militar y del gobierno cubano.

Son las mismas fuerzas que promovieron el robo descarado del personal médico cubano por el mundo, con el desfachatado programa de Parole, que ahora Marco Rubio y otros pretenden reactivar, en su feroz y fracasada campaña anticubana.

No es extraño entonces que el Senador Marco Rubio haya salido ayer presuroso a tuitear el trabajo del señor Casey como muestra de la «decisiva influencia cubana en Venezuela». O que se congénere Rick Scott haya puesto en su cuenta de Twitter, en español e inglés, “Utilizar la medicina como un arma política para intimidar a pacientes para que voten por el dictador de @NicolasMaduro es indignante, inhumano y repugnante. Donde vemos caos e inestabilidad en Am. Latina, también vemos las huellas del régimen de Castro. ¡Esto tiene que terminar!”.

Lo repugnante y lo que tiene que terminar es la mentira como práctica política y de comunicación en el imperio; lo que tiene que terminar es el pretendido intento desde Washington de imponer sus designios en el resto del mundo.

Ningún verdadero médico cubano niega el servicio y mucho menos arriesga la vida de un paciente para lograr fines políticos. No lo hacen en Cuba con los mercenarios financiados por Estados Unidos para intentar destruir a la Revolución, ni lo hicieron con los mercenarios que nos invadieron por la Ciénaga de Zapata en 1961; menos lo harán en el extranjero, a donde han acudido decenas de miles a brindar su solidaridad y su conocimiento.

Todo lo contrario, ha sido ejemplar la ejecutoria de los trabajadores de la salud cubanos en decenas de países del mundo, donde han salvado millones de vidas y han curado a otros millones de pacientes. Ninguna otra nación del planeta atiende a tantos pacientes fuera de sus fronteras. Su labor ha sido premiada por gobiernos, parlamentos, ONG y hasta la mismísima Organización Mundial de la Salud.

Desde que comenzó la colaboración médica cubana en Venezuela han trabajado allí más de 140 000 colaboradores de la salud. Gracias a ese esfuerzo, al finalizar el pasado 2018 se efectuaron 127 millones 168 mil consultas médicas en toda la nación sudamericana y a principios del 2019 se incorporaron dos mil nuevos médicos cubanos a la misión Barrio Adentro para fortalecer la atención sanitaria del pueblo venezolano.

En 55 años, Cuba ha cumplido 600 000 misiones internacionalistas en 164 naciones, en las que han participado más de 400 000 trabajadores de la salud, que en no pocos casos han cumplido esta honrosa tarea en más de una ocasión.

Flaco favor se hace The New York Times publicando estas piezas de propaganda al estilo gobbeliano. La extensa y admirable misión de los médicos cubanos por el mundo es mucho más poderosa que las groseras mentiras.

Se han publicado 186 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • buru barara dijo:

    Caballeros pasen a la fase de prepararse para el combate y pasen a denunciar como los de EE. UU por ejemlo copiaron de los facistas sus experimentos conseres humanos y la antidad de enfermedades que indrodujeron en Cuba por ejemplo y la lista de otrs varvaridades , recordar que su idiologia pasa por el BARO

  • DECUBA CON ♥ dijo:

    La verdad era esa por supuesto lo que pasa es que fué mas escrita.

    Si no se vota a Maduro por supuesto que veran morir seres querido sin saber siquiera la causa de la muerte.

    De los testigos, tan solo dos cuando hay millones que difieren de este reportaje habla no más que de un periodista como los hay por aquí también, que hace como que trabaja y está embotellado en el NYT.

    Saludos

  • Misión Médica Cubana en Venezuela dijo:

    Para poder apoderarse de Venezuela, Cuba y toda América son capaces de valerse de cualquier medio llegando incluso a difundir mentiras, pero los médicos que cumplimos Misión Médica en Venezuela con nuestro trabajo diario demostramos que somos capaces de llevar salud a cualquier lugar del mundo ejemplo de ello fueron más de 50 millones de consultas realizadas sin interés y dando lo mejor de cada uno de nosotros para elevar y mejorar la calidad de vida del pueblo Venezolano.

  • Ramona Garrido Cervantes dijo:

    Hasta cuando van a inventar cosas absurda,targibersando la verdad.
    a nuestro médicos lo caracterizan el humanismo y el altruismo.

  • Dieter dijo:

    Coño socio, tu eres Sergio o Pepe?

  • ALP dijo:

    Mentiras y mas mentiras del Imperio y sus secuaces vendepatrias; todavía hay personas ingenuas que las creen, y peor que eso las replican.

  • Javier Medina Miembro de la Brigada Médica de Cabo Verde dijo:

    Todo lo que se plasma en ese articulo es mentira … siempre buscando un segundo culpable para ocultar sus verdaderas intenciones. Médico cubano que se respete no habla esas mentiras pues seguro formaron parte de alguna maniobra títere llevada a cabo por los dueños de tan inescrupulosas ideas. La realidad está dada en lo que hacemos los profesionales de la salud en todos los pueblos del mundo y más con nuestra Venezuela que nos llamamos países hermanos …

  • BE dijo:

    Vamos a entrar al NY Times para responderles desde su propio sitio. A ver si lo publican.

  • Hector dijo:

    El ejemplo esta clarito en Brasil. Utilizaron a un grupo de médicos que se quedaron haciéndole el juego a Bolsonaro y después los dejaron colgados sin empleo. Y así será con cada persona profesional que utilizan para su propaganda

  • Carlos Acosta Mtnez dijo:

    Servicios Médicos es la Industria más rentable del Mundo

  • Dra. Aliuska/ brigada medica cabo verde dijo:

    Todo aquel que conoce de la labor de Los medicos cubanos en el mundo, sabe que no es mas qye yna infame patraña.

  • Malvis .brigada médica de cabo verde dijo:

    Infame mentira ,no faltan las oportunidades para difamar de nuestro pueblo y atentar contra la dignidad de los miles de hombre de batas blancas .somos salud

  • Variche dijo:

    Ya no saben que van a inventar; lo cierto es que las mentiras tienen patas cortas y todo se sabe. Es posible que esos «médicos» cubanos que según el Times se ofrecieron para escena de tan mal gusto lo hayan hecho para que Marcos Rubio lo incluya en el Programa de Parole que quiere reiniciar. Ningún médico cubano que se respete y estoy hablando de miles y miles de ellos se presta para esta payasada. Nuestros médicos en su inmensa mayoría están dotados de amor,sencillez,modestia,desinterés,humanismo,lealtad y sobre todas las cosas de patriotismo.
    Este es uno de los absurdos más grande que he leído en mi vida, por favor hasta las cuantas mentiras.

  • Ruperpatrás dijo:

    Los médicos no se encuentran trabajando por invitación de ningún diputado ni gobernador de derecha. Es un proyecto de la izquierda latinoamericana, Chavez y Fidel, con el fin de mejorar la suerte de muchos excluidos en Venezuela. Apolíticos no existe nadie digan lo digan.

  • Elis Alberto González Polanco dijo:

    Sabemos que tenemos un enemigo mentiroso y dueño de los medios mas polderosos de noticias. Pero como médico que he estado en el desierto del Sahara atendiendo a la población Saharaui en el año 1979-1980 nunca nos ha animado por la nobleza de nuestra profesión y la enseñanza de la revolución que desde la Sierra Maestra primero atendía a los «casquitos» enemigos de los rebeldes y luego a sus oficiales heridos. Nuestra formacion es humanista es apegada a los principios hipocraticos y nuestro mayor placer es poder ayudar a cualquier ser humano, no importa su credo o su ideología.
    Luego en casi 9 años en Honduras atendiamos a todos y de todas las etnias, nadie debía demostrarnos ser amigos de cuba o revolucionario para atenderlos. En los años 2010 al 2016 en Guinea Bissau, allí por igual a todos, no tenian que ser del PAIGC para ser atendido, incluso no tenían que ser guineenses, pues llegaban por dfrnteras gentes de Senegal, Conakry, Gambia e igual eran atendidos.
    Es una gran mentira e infamia que nuestros médicos cumplen distinta misión que las altruistas de ayudar a un pueblo que lo necesita. Me duelen estas mentiraas pero me fortalece saber que nuestros mas de 80 mil médicos actual con los principìos de la medicina.

  • Jorge dijo:

    Hasta cuándo soportar las estupidas mentiras del gobierno norteamericano, no se dan cuenta que los suyos necesitan tambi9én lo que los cubanos hacemos en Venezuela y es la salud de su población, solo algunos la tienen, otros se mueren antes de ser atendidos por no tener seguros para la salud.
    Al New York Times por favor escriban cosas verdaderas del mundo que le rodea y vean lo que ocurre a sus alrededores, es cierto el proverbio que «Ningún Mono se mira su rabo!», mirense ustedes y no critequien más a los demás, es cierto que el que critica la vida de los demás, es porque la de esa persona está sucia.
    No se de quién hay más estupidez, si del periodista que escribió el artículo, si se puede llamar periodista al que escribe mentiras, o el editos qu permitió que saliera al mundo tan inverosimil noticia.
    Sepan ustedes «queridos» estupidos del New York Times, que Cuba seguirá en Venezuela como lo hizo en Angola, Etiopía, entre otros pasíses y lo sigue haciendo en más de 60 países llevando la flor de la sabiduría y la salud que lo más preciado del ser humano.
    Es cierto lo que comentó en una ocasión Albert Einsten «Temo el día en que la tecnología sobrepase nuestra humanidad. El mundo tendrá una generación de idiotas”, eso es lo que son todos ustdes, unidos a su asquero presidente y vicepresidente con sus lacayos seguidores.
    Aprendan de Cuba es lo que deben hacer y nio gastar tanto dinero en armamentos y subverciones cuando los propios paises que los apoyan lo necesitan, tal es el caso de Colombia donde muren cada dia cientos de niños por hambre e insalubridad, o donde matan a diario acrivistas que solo desean el bienestar del pueblo, sumerjanse en esos problemas y traten de resolverlos lo mejor posible, y dejen a los pueblos vivir en paz y como cada uno desee.
    Nuestra democracia es la mejor que ha existido en todo el mundo, bajo la visión del Comandante en Jefe, de Raúl y ahora con Díaz – Canel
    Reflexionen con las mentiras que hablan de los demás.
    Seguimos en combate desde Venezuela

  • berthy dijo:

    Y ellos están cazando los mejores ejemplares de mentirosos para armar sus estados de opinión negativos contra Venezuela y contra Cuba. Con esos perros no tienen que ladrar tanto ellos mismos.

    Tergiversan la realidad para ajustarla a la medida de sus deseos y engañan descaradamente a sus lectores que no van a leer nuestra prensa ni están pendientes de nuestra indignación ni nuestros debates denunciando la verdad que ellos ocultan sobre nuestra ayuda médica al mundo.

    ¿Dónde están los periodistas verdaderos del NY Times, un periódico que se considera liberal?

    Históricamente el pueblo estadounidense no tiene participación en los asuntos del Estado; sus gobernantes deciden con mentiras las agresiones para robar las riquezas ajenas y escogen la carne de cañón que matará y morirá por sus ambiciones.

    ¿De verdad cree el NY Times que por muy acostumbrados que estén a la «democracia» imperialista, su pueblo quiere la guerra con Venezuela o con Cuba? ¿Están dispuestos a que sus hijos vengan a matar y a morir por una mentira colosal que ese periódico alienta?

  • Pablo Diaz Hernandez dijo:

    la desinformacion, en cualquiera de sus variantes, siempre ha sido un arma de los enemigos de la revolucion, para esto se valen de la mentira como es en este caso, pero tambien del no reconocimiento de la gran verdad que constituye el gran ejercito de batas blancas que cuando salimos de cuba, vamos a los lugares mas dificiles y de los paises, mas pobres en funcion humanitaria, eso, nunca lo pueden ver los imperialistas de la informacion

  • la niña dijo:

    Por esas razones tenemos que darles de su misma medicina, la verdad como bandera es lo que nos toca.
    Que poca verguenza tiene que tener una persona, un médico, un profesional formado para hacer el bien y que se preste a estas maniobras, que bajeza, por eso después Cuba les cierra las puertas como castigo por ser pitiyanquis, y acá la familia sufre y se molesta porque no los dejan entrar en 8 años, por Dios, si tú me estás haciendo daño como yo me voy a quedar de brazos cruzados.
    Hasta los hijos de vez en cuando merecen un buen pescozón.

  • María I dijo:

    No son ignorantes quienes se prestan a calumniar a su Patria, son simplemente sumisos gusanos, persiguiendo las migajas que les dejarán caer sus amos. Olvidan que Roma pagaba a los traidores….pero les despreciaba. Son útiles ahora para hacer construir toda suerte de mentiras y propiciar con ellas el sufrimiento de su propio pueblo, de su propia familia. Todos estos apóstatas sufrirán un día el abandono de quienes hoy les aupan. Muerden la mano de la Patria que les formó, que propició su educación y su suerte, olvidan o quieren olvidar que, sin esa Revolución, muchos de ellos habrían seguido el inexorable destino que les estaba destinado por su procedencia humilde.

  • Teresa Mariño dijo:

    Esas son las calumnias del imperio contra nuestro pueblo, no saben como somos los cubanos ni pueden siquiera imaginarse la solidaridad que nos caracteriza.

  • Neudis Vázquez dijo:

    Cuando leo estas barbaridades me siento y recuerdo la conocida frase del Quijote: «Sancho, si los perros ladran es señal de que avanzamos»

  • Susel dijo:

    Que falta de respeto hasta cuando tantas mentiras. Médicos de Cabo Verde

  • Yanet Perez de la Torre. Brigada Medica Cabo Verde. dijo:

    Nadie como el cubano para ganarse el corazon del mundo. Nadie como el cubano para vivir junto a los nacionales en cualquier pais. Nunca tuvimos q ayudar a nadie a tomar decisiones politicas ni fue necesario hacerlo. Somos hijos de una patria, a la q se le respeta, Cuba. Asi mismo respetamos al resto de los pueblos del mundo donde trabajamos. Nuestro sentido internacionalista no es politico y nuestro deber es con el ser humano. Lamentamos mucho q un pais tan hermoso como Venezuela pase por tanto. Es un pais bello con personas muy buenas. Merecen la paz y ayudarlos en algun momento de mi vida fue un placer y lo volveria a hacer con el orgullo q representa ser medico cubana.

  • No me digas dijo:

    Por favor verdad que inventan en el aire los periodistas americanos, si están acostumbrados a mentir a su pueblo está bien pero no pretendan que el resto del mundo se crea esta payasada

  • Yanet Frometa Bring dijo:

    Soy médico CUBANA, nacida con nuestra REVOLUCIÓN, graduada con nuestra REVOLUCIÓN y guiada por los sentimientos de amor, solidaridad, sentimiento del dolor ajeno como propio,bajo la convicción de brindar a los pueblos hermanos no lo que nos sobra sino lo poco que tenemos, y ahora viene este periódico norteamericano a tratar de mostrar una imagen mal formada de nosotros, los médicos CUBANOS, mentiras, patrañas del actuar de los galenos cubanos, yo estuve allí en venezuela y trabajamos mucho sí pero brindando Salud y dejando una huella inolvidable en el hermano pueblo, estuve en el 2013 y viví muchos cambios pero nunca nos dedicamos a otra pasión que no fuera cuidar, curar, prevenir y tratar enfermedades, por esto la mentira no debe ser escuchada y nunca vamos a dejar que el odio y la insensibilidad, dañe la moral, la honra, la razón y la verdad de lo que hacemos en las misiones internacionalistas los MÉDICOS CUBANOS, guiados por las ideas de NUESTRO ETERNO COMANDANTE FIDEL. VIVA CUBA, VIVA LA SOLIDARIDAD CON LOS PUEBLOS. VENCEREMOS.
    Dra Yanet Frometa, Brigada de Cabo Verde. Assomada.

  • Luis Arturo Román Reyes BMC cabo verde. dijo:

    Repugnante mentira que responde a los objetivos de EUA de destruir la revolución bolivariana, tergiversan la verdad,no son capaces de publicar las Miles de vidas salvadas por nuestro ejército de batas blancas en el hermano país bolivariano,no son capaces de publicar que nuestros médicos han llevado la cura,la esperanza y la visión a Miles y Miles de pacientes en ese hermano país, ellos tergiversan la verdad más no podrán opacar el humanismo y el altruismo que nos caracteriza.

  • Caridad Irene Amador de Varona dijo:

    Somos médicos cubanos, no somos títeres de nadie, repudio con mucha fuerza semejante publicación, es mentiras q se utiliza a los médicos y mucho más q un médico cubano digno de la bata q porta se pueda prestar para éstas tareas,si alguien me dijera para tratar pacientes, para ir hasta el lugar donde sea necesario, además es muy digno el Presidente Maduro y su pueblo de Venezuela Para utilizar esas sucias actitudes q sólo se le puede ocurrir a personas sin escrúpulos cómo las personas q hicieron y publicaron ése artículo.

  • Pedro Reyes González ( Gudiya Guda) dijo:

    Soy médico cubano y estoy seguro que está gran mentira es sólo una mentira más para tratar de adueñarse del petróleo venezolano. Nuestros médicos no se someterán nunca a actos como estos.

  • Jorge Del Toro Quintero dijo:

    Yo estuve en Venezuela en el año 2010 al 2013 y jamás deje de atender un paciente independiente de su predilección politica, ni jamás le dije a nadie q votará por Chávez ,atendi muchos pacientes y salvamos muchas vidas

Se han publicado 186 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también