Imprimir
Inicio » Especiales, Deportes  »

Roberto Hernández, de las puertas de Grandes Ligas a un batey espirituano

| 163 |

Roberto Hernández logró un contrato con los Indios de Cleveland, pero decidió regresar a Cuba. Foto: Elsa Ramos/ Facebook.

Con 15 años de edad y un montón de sueños a cuestas, Roberto Hernández Navarro, salió de Cuba con su brazo de lanzar enfocado hacia las Grandes Ligas de Estados Unidos. Tras lograr un contrato de 320 mil dólares con un equipo de la gran carpa, Robertico, como le conocen, volteó su viaje.

Cerró las puertas del llamado paraíso beisbolero del mundo y abrió otra vez las de su casa en Batey Colorado, un anónimo caserío de Yaguajay. ¿Qué motivó a un niño de 17 años a un cambio tan brusco? Subimos al box e intentamos lanzar con él.

“Decido salir del país con mi papá, todo fue legal, en busca de sacar a mi familia adelante, en busca del béisbol profesional”, cuenta.

La historia de Roberto comienza cuando con solo 15 años, hizo el “Cuba” y fue noticia al ganarle a Estados Unidos en el Panamericano juvenil. Luego hizo lo que otros tantos peloteros cubanos: enrumbar sus pasos hacia República Dominicana, uno de los emporios de las Ligas Mayores.

“Comencé a entrenar en un área en la provincia de Bonao, estuve como un año y tres meses, ahí me vieron los scouts que viajan por todo América Latina buscando prospectos, me hacían mucho seguimiento. Lo hacen cada vez que llega un venezolano o cubano que sabemos jugar. Me hicieron varias pruebas de velocidad contra bateadores, videos, entrevistas para hablar de la familia, vieron mis condiciones, resultados y me firmaron con los Indios de Cleveland”.

“Tenía varias ofertas, pero como los Indios hay pocos, no solo se basan en el desarrollo del pelotero sino en el bienestar, en el aspecto de la familia. El contrato fue de 320 mil dólares y las perspectivas siempre fueron desarrollarme para llevarme a las Grandes Ligas en el menor tiempo posible”.

Su caso no se inscribe en el de varios peloteros cubanos, más de treinta, que en los últimos tiempos han regresado por no conseguir un contrato o por no vivir el sueño que imaginaron.

“Sí, se oyen muchos casos de peloteros con problemas, pero conmigo no fue así, después que firmé estuve de lleno en la organización, en la Academia Chiki Mejías, que se encargaba de toda la alimentación, las proteínas para mantenerme saludable”.

En Dominica jugó la última temporada. Archivó seis salidas como abridor, con dos triunfos y dos reveses, 2.15 de pcl y 49 ponches en 45 ining por lo que participó en el Juego de las Estrellas.

“En ese juego retiré un inning con cuatro lanzamientos, que decir eso allí es increíble. Estando en Cuba llegué a tirar 90 millas, allá llegué hasta 93-94 y sostenida de 90-92. Al principio no era un lanzador que tiraba duro, ni de gran velocidad, mi plato fuerte era el control, estaba flaquito, chiquito. Al segundo año en la EIDE me lesioné en el codo, perdí un año entero, entonces me fortalecí, regresé un poco más grande y fuerte”.

Quedarse en República Dominicaba y apostar por millones de dólares en Estados Unidos o regresar a Cuba diciendo adiós a todo: ese fue el dilema que le desveló por unos dos años.

“No es secreto que el béisbol norteamericano es el mejor pagado del mundo y que con mis condiciones podía tener un buen contrato, pero para mí lo más importante es mi familia, estar en mi casa, por eso decidí regresar a mi país y no alejarme más de él”.

Roberto Hernández logró un contrato con los Indios de Cleveland, pero decidió regresar a Cuba. Foto: Elsa Ramos/ Facebook.

¿Contaste bien los miles que te dieron y los millones posibles?

Pensé que, sí, podía tener toda la fama del mundo, dinero, carros, joyas… pero no iba a tener el apoyo de mi familia tan cerca como aquí cuando pitchaba en los juveniles, en el Cuba, tengo un niño de unos dos meses, eso también me llevó a tomar esa decisión, no quiero que mi bebé pase su infancia lejos de su padre…

Pero con tanto dinero podías llevártelos después…

Hubo esa mentalidad, pero mi abuelita nunca quiso abandonar la casa donde creció en el bateicito, por ella creo que también regresé y le agradezco porque luego de casi dos años me abrió los ojos y me hizo entender que mi futuro no estaba allá.

¿Qué tanto te desveló ese pensamiento?

Es algo difícil, había muchas perspectivas trazadas a nombre de Roberto Hernández, la de los entrenadores de todo aquel que me siguió y puso su vista en mí. Pero gracias a Dios, todo salió bien, tuve la oportunidad de sentarme con los altos jefes de mi equipo, entendieron mi situación. Me quedé con todo el dinero, pensé que me iban a perjudicar, pero me dieron la oportunidad de estar libre, me dijeron que me cuidara el brazo y que jugara en el béisbol cubano que tenía mucho futuro, al final vieron que era un muchacho de casa, que podía tener todas las condiciones del mundo para llegar a las Grandes Ligas, pero si no tenía el apoyo de mi familia era algo imposible, entonces rompí el contrato y ya.

¿No pensaste que se iban de la mano millones de pesos y se te cerraban para siempre las puertas de las Grandes Ligas?

Claro que eso le pasa por la cabeza a todo el mundo, pero para mí no es lo más importante, nunca he tenido nada, me críe en el seno de una familia humilde y aunque tenga que seguir así lo principal es que voy a estar con ellos en las buenas y en los malas. Fue algo que con el paso de los días fue chocándome en la mente. No fue algo que decidí solo, porque como dices soy un muchacho de 17 años, fue algo que hablamos entre familia, con mi esposa y llegamos a la conclusión que lo principal es estar unidos.

Sé que con esa decisión se me iban a cerrar las puertas del béisbol norteamericano, fue algo que analicé bien, pero… Allá muchas veces con mi papá nos trancábamos a llorar dentro de un cuarto, pensaba en lo difícil de dejar la familia, los amigos, los viajes para la playa…eso que uno disfruta mucho estando aquí.

Como la libertad de este país no la hay en ningún lado… es como que uno se aburre de aquellas cosas, los primeros meses está bien. El Internet… tenía muchas condiciones que no tengo aquí, pero cuando chocas de lleno con la realidad es muy fuerte.

¿Qué realidad?

¿La realidad…? Eso de no estar con la familia, de no ir al río o jugar dominó, que me encanta, no tenía la libertad de poder salir por ahí, son cosas que uno dice ¡coño! No hay comparación porque allá hay más desarrollo, pero yo no soy así.

Fueron difíciles los primeros meses cuando decidí salir con mi papá, después uno se va adaptando, pero luego él regresó y no es fácil llegar a una habitación en la noche y no tener con quién hablar de los éxitos, de los fracasos, estar comunicándonos por correo o con lo que pueda. Cuando me dijeron que iba al Juego de Estrellas no tuve con quien disfrutar bien esa noticia. A veces uno quiere darle un beso y un abrazo a esa persona que quieres para poder celebrar juntos y tuve que conformarme con enviar un correo para decirlo a la familia.. Eso de ver a mi gente por Facebook y no poder abrazarlos es algo que no le deseo a nadie”.

¿Sabes que muchos dicen que estás loco?

Muchas personas piensan de esa forma, es porque son así. No puedo meterme en sus cabezas y abrirle el pensamiento, yo tenía ese pensamiento cuando decidí salir de aquí. Pero cuando caí en la realidad y me conocí bien, tomé esta decisión.

¿Tu primer pie en Cuba?

Fue como soltar un peso…me sentí libre de nuevo, regresé a mi casa, me quité los zapatos y salí descalzo a saludar a todo el mundo, estaba hasta con los ojos aguados porque fue algo increíble. Desde que puse un pie en el aeropuerto ha sido todo alegría. Conocer a mi bebé fue una sensación única en la vida.

Vi un partido de los gallos de Sancti Spíritus contra Ciego de Ávila en Trinidad y al estar con los muchachos… fue algo que hacía tiempo no vivía y me recordó quién soy en verdad, qué le debo al equipo de Sancti Spíritus. Quiero regresar con ellos, poner de mi parte, mi esfuerzo, a tratar de ayudarlos y sentirme en familia como siempre fue.

Uno viene pensando ¿Cómo me recibirán?, pero desde que llegué fue: «Robe, estamos contentos porque regreses e integres el equipo». Incluso con Nelson Ventura, el comisionado provincial, al principio me dio un poco de pena saludarlo, pero me dijo: “Robe, no tienes que tener pena con nadie, siempre has sido un buen muchacho, una persona de bien, estamos contentísimos con tu regreso, no te cohíbas». Eso me subió lo ánimos para entrenar más fuerte y enfrentar cualquier cosa.

¿Hablaste con las autoridades?

Tuve la oportunidad de sentarme con el comisionado y varios jefes del béisbol. Sé que no es una cosa solo de la dirección de la pelota, que tiene que ver con la seguridad nacional.

Pero tienes que empezar de cero, en un estadio que nada tiene que ver con el que tenías allá…

Estoy entrando desde hace varios días en el “Luis Torres” de Yaguajay. No tengo las condiciones que tenía cuando estaba en la organización, pero cuando salí de mi casa tenía menos todavía. Algunas veces no tuve pelotas para tirar y tiré hasta con naranja agria como dicen los guajiros. Siempre he luchado con lo que tengo, hago mis cositas solo, sin dejar atrás nada. Estoy más que ansioso porque los Gallos me den la oportunidad, hasta sueño con eso.

Tengo a Roberto Hernández frente a mí. Desenvuelto, alegre, altísimo, fuerte, tierno. Recuento los miles de dólares e imagino los millones. También al estadio de los Indios de Cleveland y al diminuto Batey Colorado, de Yaguajay…. Intento entender y me vuelve el mismo montón de preguntas que él responde igual, de adelante para atrás, de atrás para adelante.

Cuando me vi con todo eso en la mano, dije «¡ño! Nunca tuve nada y tengo todo eso en tan solo un momento». Pero me di cuenta de que eso no iba a solucionar nada. Iba a seguir con los malestares por las noches, con el mal dormir, no por una cama incómoda, sino por estar lejos de la casa, sin tener a mi abuelita que me prepara la leche todas las noches para dormir… Esa viejita, Fidelina, quería salir por el techo cuando regresé. Ella fue la que me llevó al béisbol. Iba conmigo a los topes, se albergaba conmigo, igual que con mi hermano de once años…Ojalá cada muchacho como yo tuviera el apoyo de una abuelita como la mía.

Se han publicado 163 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • EAB dijo:

    Te aplaudo CAMPEON por tus desiciones. A los que te critican, no los entiendo, pero tranquilo, que se muerdan la conciencia, estoy seguro que aquí triunfarás.

  • GGA dijo:

    GGA
    Sara Luaces es increíble como con relación a nuestras acciones queremos ser justos y conocedores y respetuosos de leyes y compromisos y que tolerantes somos cuando lo que se hace es persuadir y llevarse a nuestros talentos, considerando el contrato con el INDER sin validez legal, como si el ser pobre no te da derecho a tener celebridades

  • Juana Enrique dijo:

    Solo decir que tengo tu foto frente a mi ,que me sacastes las lagrimas y que cuides mucho a tu familia y en especial a tu abuelita,que algún dia quiero verte jugando en Cuba frente a los Cazadores en el estadio de Artemisa.Mucha suerte y te felicito por tu gran decisión.

  • fernuco dijo:

    Salistes siendo practicamente siendo un niño buscando el sueño que buscan la mayoria de los Cubanos que abandonan el pais , pero te chocastes con la realidad de ese pais , perp para alante muchacho , te queremos ver en nuestros terrenos , no solamente representando a los gallos si no que tambien quisieramos verte representando a CUBA,

  • Nelson vinueza dijo:

    Mi hermano roberto yo.tanbien hubira echo la misma decision, mas oprtunidades vendran por ahora pasala chevere con tu nino y saludes a tu abuelita me hisiste recordar ala mia abuela q no esta ya con migo,y no dejes el baseball.

  • Cornelio dijo:

    Regreso por que extrañaba la Revolucion Cubana y sus conquistas que no las tenia en Cleveland.

    Adelante Roberto, la patria os contempla orgullosa.

  • Futurible dijo:

    Cada cual puede y debe tomar la decisión que más le convenga pq al final somos seres humanos y estamos prestados por unos años..Ahora; este es un caso aislado contra cientos que decidieron seguir adelante y siempre digo qué: «tanta gente no puede estar equivocada» .Miren dónde se encuentran ahora grandes peloteros retirados que eran «incondicionales » y algunos de ellos hasta con sus hijos.Nada es estático en esta vida.Tiempo al tiempo para este pelotero…

  • 111+ hbl dijo:

    Felicidades chama, estas donde quieres estar, admiro tu decencia y madurez, nada es más inportante q la familia, cuando no la tienes, la amas o no la quieres con sus virtudes y defectos nunca podras ser nada, aunque cuentes con millones. Un abrazo doble por como piensas y lo q tu decidistes hacer por ti y por tu familia, además por ser cubano y por demás mi coterraneo

  • Adriano dijo:

    Hola
    Lo más interesante de este artículo no es si este jovencito se fue o se quedó, sí no que por fin se habla abiertamente de este dilema de los jóvenes cubanos.

  • Oneforall dijo:

    Bien por ti, muchacho. Te felicito. Sal con el orgullo de haber tomado una decisión propia y sabia, la que con los años marcará el momento en que dejaste de ser un niño y te convertiste en todo un hombre, leal a ti mismo y a los tuyos. Jamás te faltará el Felicidades y el gracias papá de tu hijo.

  • Migue dijo:

    Bueno respeto tu decisión aunque no esté de acuerdo, y se que te marcará de por vida el hecho de no respetar un contrato aunque te dijeran que no era necesario el reembolso, eso lo cargaras siempre contigo, espero que las autoridades te permitan seguir desarrollandote como pelotero, y veremos en un futuro cercano si valías o no el ser un pelotero estrella, respeto y admiración a los valores de mantener a toda tu familia unida y pido a Dios que derrame sus Bendiciones sobre todos ustedes, la madre Teresa de Calcuta decía, la familia que ora unida siempre permanecerá unida, bello valor.

  • Guillermo dijo:

    Heremos cuanto tempo pasa hasta que se arrepienta.en unos 3 anos esta de vuelta

  • Maritza Sayu Savón dijo:

    Me dejósin palabras, Exitos donde quera que este.

  • Adriàn dijo:

    Si este chico llega al equipo Cuba, y no se pierde bebiendo o engordando por ahí, tenemos un pitcher para lo que se venga

  • Yunher dijo:

    Creo que el muchacho apartir de este momento hay saberlo guiar y cuidarlo no sólo en su provincia también la dirección del deporte en Cuba estamos en presencia de un gran talento sólo espero que a nadie se le ocurra troncharle su carrera

  • Cofresi Ramirez dijo:

    Que gran corazon tiene este muchacho,escogio ser feliz,antes que millonario y lleno de verdaderos problemas,como a muchos,que tuvieron millones y hoy viven una vida miserable,acaso no sabian muchos esa situacion que se da mucho en el basebal?
    No existe riqueza ni millones,que puedan competri con la felicidad en una vida tan corta,como es nuestra existencia……….TE FELICITO JOVEN….ERES UN GRAN SER HUMANO…..

  • Yunher dijo:

    Todavía no es mayor de edad ya le han marcado 94 millas ojo comision nacional y directivos del inder

  • Aroldo dijo:

    Tranquilos, ya tendrá tiempo de arrepentirse.

  • Rolo dijo:

    Muy bien la familia es lo primero y para nosotros los seguidores de los gallos excelente noticia suerte Roberto

  • jglez dijo:

    A Miguel Ortega: ¿Ud. no ve muchas películas norteamericanas?, dinero es dinero. Está por ver (o por creer) que le van a regalar tanto dinero a un «pobre muchacho», latino y mestizo, y de «a corazón» no le van a reclamar nada. Como guión para un film, de esos de domingo por la tarde, esta bueno pero en la concreta habrá que ver.

  • San Juan dijo:

    Todos los que han triunfado en la vida han tenido que sacrificar algo (y no estoy hablando solo de deporte) ejemplos hay muchos, si usted ve la historia de los futbolistas africanos que juegan en Europa han tenido que separarse de sus familias a edades tempranas, asi como muchos peloteros latinoamericanos que han triunfado en Grandes Ligas, incluso los Despaines , Moinelo, Gracial, Cepeda y compañia han tenido que separase de sus esposas, hijos y abuelitas para imponerse en otras ligas, así que no me digan que lo que hiso el muchacho es digno de admirar, por cierto que malos son esos directivos de los Indios de Cleveland, le dejaron todo el dinerito.

  • NHM dijo:

    Roberto Felicidades por tu decisión, somos coterráneos, soy de Jarahueca aunque hace muchos años vivo en Sancti Spíritus, entiendo lo que has hecho porque valoro mucho lo espiritual y al igual que tú considero que la familia es lo primero, con tu poca edad nos has transmitido una hermosa lección de vida, sensibilidad infinita has mostrado con tu actuar. Sigue la marcha con la cabeza en alto, eres grande porque tienes muy buen corazón. Dios te bendiga siempre al igual que a tu familia. El pueblo de Cuba te lo agradece y está orgulloso de ti.

  • lazaro miranda dijo:

    desaprovechando una oportunidad que tal vez nunca se les de a otros que la dese
    an. asi es la vida.

  • Jacmel dijo:

    Dice Maury que las palabras le sacaron las lagrimas. Hay q lindo. Quisiera conocer la historia completa.

  • Jarahueca dijo:

    Robe soy coterraneo tuyo, de Jarahueca y quiero regalarte esta décima que escribí el día que pasaron los restos de Fidel por Sancti Spírutus:

    En Sancti Spíritus Fidel
    hasta el Yayabo lloró,
    más yo se que usted extrañó
    la ausencia de los Gurriel.
    Como disfrutaste aquel
    jonrón del heroe de Palma.
    Desde su apasible calma
    sepa comprender espero
    quien me enseñó que el dinero
    es la enfermedad del alma.
    Esta enfermedad se está haciendo más contagiosa que el dengue pero por suerte no somos los únicos que estamos inmunisados. No es un problema de política, menos aún del deporte, es la esencia egoista del ser humano .

  • Ernesto dijo:

    Bueno uno siempre debe ser fiel a lo que desea en su vida, si es lo que quería y es donde se siente feliz, pues la mejor de las suertes y que todo le salga bien en la vida

  • Andrés dijo:

    Es como dices Roberto. La vida del emigrado, incluso si exitosa, es dura. Lo sé por experiencia propia. Yo todos los días pienso con La Habana a las cuatro o las cinco de la tarde. El sol a esa hora, el cielo azul, los chamas saliendo de la escuela pa´ la casa, los olores a chuchería, las mujeres… Extraño todo eso…

    Tienes todos mis respetos. Todo te va a salir bien.

  • ra dijo:

    lo siento amigo(a) q escoges lo q publicas pero sin dudas no te gusto lo q te publique de q me pongas como le van a los cubanos que juegan en grandes ligas. sabes q seran muchas mas mejores noticias q peores. entonces estas noticias q ustedes publican solo son un 10 porciento creible. publica lo q te pregunte y seras 100 porciento creible. o entonces para q sirve esa locacion en la artes graficas federico engels 1er piso mirando via blanca. 1 puerta despues despues de economia y 2 despues de randy alonso. viste…. jajaja. te tengo localizado.

  • julio tanquero dijo:

    Bravo Robertico nada hay en este mundo como la patria y la familia y si cumplio o incumplio el contrato se minimisa con la actitud asumumina emanada de los mas puros sentimientos familiares

  • jorge dijo:

    Aqui hay un párrafo que dice «…tuve la oportunidad de sentarme con los altos jefes de mi equipo, entendieron mi situación. Me quedé con todo el dinero, pensé que me iban a perjudicar, pero me dieron la oportunidad de estar libre, me dijeron que me cuidara el brazo y que jugara en el béisbol cubano que tenía mucho futuro, …» me parece entender calramente que no tuvo que devolver el dinero, pero uno de los puntos esenciales es que independientemente de su país de origen hay buenas personas en ambas orillas del estrecho de la Florida

Se han publicado 163 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también