Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Sucesos en Politécnico de La Lisa: Asalto a la paz de una escuela

Por: Roberto Suárez, Margarita Barrios, Yuniel Labacena
| 468 |

Sabrina y Thalía aseguran que les duele mucho lo sucedido en su escuela, pues en ella todos se sienten bien y en armonía, una tranquilidad que JR encontró durante su visita al centro. Foto: Roberto Súarez/ JR.

Parecía que iba a transcurrir como un día habitual el pasado lunes 17 de septiembre en el Instituto Politécnico Olo Pantoja, del municipio de La Lisa, en la capital del país, cuando unos gritos se interpusieron en las explicaciones de la clase de Historia y en otras de la institución docente.

«Empezamos a sentir gritos de los estudiantes y algunos pasaban corriendo», recuerda Sabrina Quintana Acosta, estudiante de segundo año de la especialidad de Construcción civil. Al salir del aula casi no podían dar crédito a lo que estaba ocurriendo.

«Vimos como uno de los agresores hirió en la mano a uno de nuestros compañeros. Enseguida me acerqué a él, para ayudarlo», repasa con la voz aún entrecortada y nerviosa Thalía de la Caridad Silva Fernández, compañera de grupo de Sabrina.

Con apenas 15 y 16 años, respectivamente, ambas muchachas cuando hablan de lo ocurrido aquel día, señalan que les duele mucho, porque en su escuela nunca habían sucedido incidentes de semejante naturaleza. Según explican, el ambiente es todo lo contrario, pues se sienten muy bien, en armonía.

—¿Y no tuvieron miedo?

—Bueno, un poco, pero más bien fue la sorpresa. Todo ocurrió tan rápido que no tuvimos mucho tiempo para pensar, asegura Sabrina. Mientras Thalía añade: «Yo no. De inmediato fui a auxiliar a mi amigo herido. Él es un muchacho bueno, que no se mete con nadie. Me dio mucha lástima verlo así. Y si había que defenderlo lo hubiera hecho; pero nos llamaron rápidamente para el comedor y allá nos fuimos todos, para estar bien seguros junto con los maestros».

Georgina Llorente Barbastro señaló el sitio por donde irrumpieron los sujetos. Además, mostró el estado de la cerca perimetral de la escuela. Foto: Roberto Suárez.

—¿Qué dijeron sus padres?

—Ellos estuvieron aquí en una reunión, y no se puede culpar a la escuela. Esto nunca había ocurrido ni nada parecido, destaca Sabrina.

Thalía refiere que su mamá estaba al principio muy preocupada, «incluso me comentó que me iba a cambiar de centro, y le dije que no, pues no había que tomar decisiones apresuradas. Ya está más tranquila».

Todavía con nerviosismo, Georgina Llorente Barbastro recorre con estos reporteros el sitio por donde irrumpieron el lunes último personas ajenas al sistema nacional de educación y causaron lesiones leves con tratamiento médico a nueve estudiantes.

«Estaba abriéndoles el aula a los muchachos cuando ellos entraron y, de pronto, se formó tremenda algarabía. Cuando ven a alguien desconocido ustedes saben cómo se ponen los alumnos. De pronto siento a los estudiantes alterados saliendo del aula y veo a aquellos tipos con cuchillos en las manos.

«Yo también me alteré y traté de sacar a los muchachos para protegerlos; les indiqué que corrieran, pues vi que era algo peligroso, fuera de lo común», cuenta esta mujer, quien custodia la escuela. «Ellos no entraron por la puerta principal, sino por la cerca del fondo. Cuando los vi, ya estaban dentro de la escuela, pero jamás pensé que podrían cometer esa locura».

Como explicó la nota oficial de la Dirección Provincial de Educación de La Habana, se trata de un hecho inusual y lamentable. Por suerte, como señala el texto, las acciones investigativas permitieron en corto tiempo dar captura a los autores, quienes confesaron haber participado en la agresión y se encuentran bajo un proceso investigativo aún sin concluir.

Las autoridades de Educación resaltaron en su comunicado que hechos inaceptables y repudiables como estos, ajenos a nuestro sistema de enseñanza no quedarán impunes, y sus autores enfrentarán el rigor de nuestras leyes, conforme al Código Penal.

Ese es el mismo sentimiento que comparte por estos días la población ante lo ocurrido. Lo hacen también en las redes sociales y los espacios de opinión de nuestros medios de prensa. Un lector nombrado Alexis Bandrich Vega apuntó que se debía aplicar la ley con todo el rigor posible: «Asisten muchas agravantes, la primera el peligro para la vida de nuestros adolescentes. Es un hecho muy inusual, pero a nadie se le debe ocurrir repetirlo… Las sanciones deben ser informadas para que contribuyan a la prevención», subrayó.

Otro cibernauta, bajo el nombre de Daisy Rivero León, dijo que «hay que actuar fuerte. Nuestros centros educacionales tienen que respetarse y los alumnos tienen que sentirse con tranquilidad. La educación es una de las mayores obras de la Revolución». Por su parte, Bárbara pedía: «Que se tomen las medidas necesarias y pertinentes para la seguridad del politécnico y que los autores del hecho paguen por sus malas acciones», remarcó

Aquí estoy con mis alumnos, dando clases

Georgina Llorente Barbastro señaló el sitio por donde irrumpieron los sujetos. Además, mostró el estado de la cerca perimetral de la escuela. Foto: Roberto Suárez.

Con más de 40 años de trabajo en Educación, la maestra Juana Castillo Torres no había vivido nada igual. Hace un año que trabaja en el Olo Pantoja; anteriormente ejerció en Santiago de Cuba. «Tengo la costumbre de estar siempre con mis alumnos, pues soy profesora guía de un grupo.

«Cuando ocurrieron estos sucesos mis muchachos estaban en la clase de Educación Física. Me percaté de que había un hombre agrediéndolos y traté de entrarlos al aula. Uno de los asaltantes se acercó a nosotros, me tiró al suelo y me dijo con guapería: “¡Esto no es con las mujeres, es con los hombres!”. Rápidamente me incorporé para tratar de proteger a mis alumnos. Estaba desesperada. No tenía nada con qué defenderlos, porque nosotros somos maestros de tiza y borrador, nunca se ha visto un arma en una escuela cubana.

«Él había herido con una chaveta a uno de mis alumnos en un muslo. La policía vino enseguida. Por suerte se pudo controlar rápidamente la situación. No me separé del estudiante, le dieron cinco puntos, se recupera y está bien anímicamente. He hablado con su mamá y me dice que se incorporará a clases en cuanto pueda, pues la herida es en un lugar un poco incómodo para venir hasta aquí.

«Declaré en la PNR, ayudé en todo cuanto pude en la investigación y estoy dispuesta a prestar todas las declaraciones que sean necesarias. No se pueden permitir estas cosas. Aquí vivimos en paz y nuestra educación es sagrada. Fue una experiencia pésima, que nunca olvidaré; pero aquí estoy, como siempre, con mis alumnos, dando clases», subrayó.

Arianni Lays Welman, subdirectora docente del politécnico, destacó que luego de los hechos organizaron a los estudiantes. «A los heridos los mandamos con urgencia para el hospital, para que los curaran y vieran la complejidad de las lesiones. También les pedimos a los muchachos que llamaran a sus padres, para que vinieran a apoyarnos ante la compleja situación.

«Aunque todos estábamos en shock, nos mantuvimos a la viva, con nerviosismo y un poco de miedo, pero logramos salir de aquello. Lo vivido fue muy desagradable, y más cuando uno de los individuos regresó al comedor donde protegíamos a los estudiantes. En ese momento sacamos a los alumnos por la puerta contraria», manifiesta.

Recuerdos de un director

Yohandis Cueria Angulo, director del politécnico. Foto: Roberto Suárez.

Yohandis Cueria Angulo, director del politécnico —el cual tiene una matrícula de 728 estudiantes y un claustro de 44 profesores—, también narra lo ocurrido. «Había terminado el primer turno de clases cuando estos sujetos entraron con armas blancas a una de las aulas y empezaron a cortar a los muchachos. Se formó un gran desorden. Los estudiantes salieron asustados, los profesores comenzaron a combatir con fuerza a los agresores, quienes se vieron obligados a salir huyendo, pero ya habían dejado varios heridos.

«La policía llegó de inmediato. Cuando los asaltantes regresaron al centro ya estábamos en el comedor. Uno de ellos se acercó corriendo a este lugar y ahí mismo fue apresado. Según nos informó la policía, a las 12:15 del mediodía ya estaban todos detenidos».

El Director destacó que las autoridades municipales y provinciales del Partido, el Gobierno y Educación llegaron pronto a la escuela, así como los compañeros de Menores. Además, enfatizó que a los heridos se les socorrió y les avisaron a los padres para que se incorporaran con sus hijos a los centros de salud.

—¿Había algún vínculo de los asaltantes con la escuela? ¿Se conoce el motivo?

—Ellos no buscaban a una persona específica, agredían al que se les ponía delante. Lo hacían al azar, incluso los lesionados son de distintas especialidades. Entraron por el fondo, donde la cerca perimetral está deteriorada. Hubo profesores y alumnos fuertes que combatieron bastante, les lanzaron sillas a los asaltantes.

«Los agresores son jóvenes de entre 19 y 24 años de edad, y los alumnos de este centro tienen entre 15 y 17 años. Esta experiencia ha sido muy fuerte… Hay que ver este incidente desde todas las aristas, desde el impacto en los docentes hasta en la familia. En la escuela se hizo una reunión, pues los familiares solicitaban que se les aclararan muchas cosas, y en ese encuentro participó Ena Elsa Velázquez Cobiella, nuestra ministra de Educación.

El estado de opinión era muy negativo. Con el tema de la seguridad se indicó que se le pusiera mayor atención a las guardias docente y estudiantil, porque aunque tenemos custodios en las dos entradas, esta escuela es muy grande. Después del suceso, el politécnico se mantuvo funcionando de manera normal, con una buena asistencia», resaltó.

Rigor legal contra los agresores

Juana Castillo Torres, una de las profesoras. Foto: Roberto Suárez.

Cuando llamaron a su casa y les dijeron que su hermano había sido herido en la escuela y estaba en el policlínico docente Cristóbal Labra, quedaron asombrados porque «él es un joven muy tranquilo», afirma la hermana de uno de los lesionados.

Toda la familia, en particular su mamá, está muy impactada «Yo fui para el policlínico, continúa la hija. Mi hermano estaba sentado junto a otro niño, también herido, y un enfermero los estaba atendiendo. Como tenía una herida en la frente y otra en el cuello lo remitieron al maxilofacial. Requería de puntos, pero no se los dieron en ese momento porque había que hacer una radiografía y lo llevaron para el hospital pediátrico Juan Manuel Márquez.

«La situación para mi hermano era más compleja, porque tiene una operación de cadera reciente y algunas de las heridas fueron justamente donde están los dos tornillos que tiene colocados en el muslo. También tenía otra herida en el codo».

La joven recuerda que, cuando estaban en el policlínico llevaron allí a uno de los agresores. «Parece que en el forcejeo él también estaba herido en una rodilla; pero a pesar de estar esposado, daba patadas, escupió a una enfermera, aquello no tenía fin», añadió.

«El lunes, después de lo sucedido, nos llamó el director de la escuela, y el martes vinieron muchos de sus amiguitos. Tengo que destacar la actitud de la profesora Camila, que lo recogió del suelo, lo llevó para el policlínico, lo acompañó y protegió todo el tiempo. Fue muy valiente. Ella nos llama para saber cómo sigue. Ha sido muy atenta.

«Yo asistí el miércoles a la reunión de padres de la escuela. Allí hice varias preguntas respecto a la organización interna del centro. En este encuentro se aseguró a los padres que podían estar tranquilos, que no volvería a suceder, que habían tomado medidas importantes para la seguridad del politécnico. Esperamos que así sea.

Su hermano, «el Iyabó», como le dicen los muchachos de la escuela, dijo a Juventud Rebelde que se siente bien, con deseos de continuar con sus estudios y vida habitual aunque, como es lógico, el impacto de la agresión lo ha marcado profundamente. «Quiero mandarle un saludo a mis amigos de la escuela y transmitirles las gracias por venir a visitarme. También mis saludos a los otros muchachos que fueron agredidos y mis deseos de que se recuperen pronto», comentó.

Hechos como los ocurridos en este centro, que han merecido el repudio de todo nuestro pueblo, no quedarán impunes. Aunque es un acontecimiento inusual en las escuelas cubanas, deja lecciones de alerta, y ratifica la necesidad de continuar formando valores imprescindibles en la sociedad que construimos.

Los agresores confesos continúan detenidos para posteriormente ser juzgados por los tribunales competentes. La investigación aún no ha cerrado. Mientras tanto, allí, en la Lisa, el politécnico Olo Pantoja desarrolla normalmente sus clases y desde cada aula sigue preparando a futuros técnicos y obreros calificados.

Confesiones de un «policía» en serie

«Estaba dentro de la oficina junto a otros compañeros preparándome para irme al trabajo, pues soy jefe de brigada de la cooperativa Dos Ríos, aledaña al centro escolar. Entonces sentimos una gritería en la escuela. Nos asomamos a la puerta de la oficina y vimos a los muchachos corriendo. Pensábamos que estaban jugando y seguimos en lo nuestro. Poco después la efervescencia aumentó y salimos a ver qué sucedía.

«Los muchachos seguían corriendo y algunas niñas estaban llorando. Desde lejos vi a la maestra Juana y le grité: “¡Juana, qué pasa!” Ella me respondió que había un hombre con un cuchillo allí. Entonces salí corriendo, tratando de averiguar dónde estaba el agresor. Los muchachos me dijeron que camino a la puerta, y salí disparado hacia ese lugar. Pero al llegar no era cierto, había ido hacia otro punto, el puesto de mando. Imagínese la intranquilidad de los alumnos.

«Cuando llegué vi al sujeto —quien vestía un pulóver azul— con una chaveta en la mano izquierda. Entonces le dije: ¿Qué cosa estás haciendo? y comenzó a “boconearme”, a decirme que no lo tocara… Cuando los dos comenzamos a caminar hacia la puerta de salida, no le vi sangre ni nada, pensé que solo estaba asustando a los muchachos, formando alboroto. Pero lo mío era sacarlo de la escuela, para que no siguiera allí. Logré que saliera y cuando regresé fue que me enteré de lo que ya había pasado.

«Pensé que todo terminaría ahí, pero casi al instante sentí a la gente gritar: “¡Viraron, viraron!”, y volví a correr junto a un policía que ya había llegado a la escuela.

«Tenía tremendo dolor, porque ya sabía lo que habían hecho en la escuela. Le dije al policía: “¡Ahora sí que no se me va!”. Corrimos y el agresor nos vio. Brincó la cerca, pero cayó en el área de nuestra cooperativa. Se equivocó de lugar, pues aquí estaban mis compañeros. Cuando iba llegando vi que tiró la chaveta y pude advertirle a la policía para que la encontraran.

«Él quiso confundir a la policía diciendo que no tenía que ver nada con el hecho, que venía pasando en ese momento por allí. Le dije que no fuera sinvergüenza, que yo era quien lo había sacado de la escuela con la chaveta en la mano.

«Realmente fue muy triste, triste… Fue algo bien deplorable, para mí son unos sujetos inescrupulosos. Sé que la ley revolucionaria es lo más justa posible, pero pedimos de verdad que sean severos con ellos, no puede ser que personas así con esa conducta antisocial entren a nuestras escuelas y ocasionen daños.

«Los padres saben que sus hijos están en las escuelas seguros y esto no puede cambiar. No podemos permitir que un grupo de personas creen estas situaciones. He desmentido, hasta donde he podido, todas las bolas que hay en la calle. Me duele que haya sucedido esto».

(Tomado de Juventud Rebelde)

Dirección Provincial de Educación informa sobre sucesos en Politécnico de La Lisa

Se han publicado 468 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Blackday dijo:

    Como expone blue eyes white dragon, se debe imponer a estos delincuentes una sanción bastante fuerte, pues como casi todos sabemos hay personas que estuvieron presas por una u otra causa y no les importa volver a caer en prisión, ¿el por qué?; pues se debe a que allí adentro tiene derecho a la educación y salud gratuita, alimentación si esfuerzo; y hasta se les permite obtener un nivel escolar. Entonces cunado salen camina por la calle impunemente con su conciencia tranquila y los familiares de sus víctimas; sufriendo la perdida de un ser querido. ¡¡Hasta cuando se va a seguir permitiendo hechos tan lamentables como este!!, ¡¡esta bueno ya!!. Hay que acabar de tomar medidas drásticas para atenuar al punto de desaparecer, este flagelo de violencia que aún perdura en nuestra sociedad.

  • wendy dijo:

    Soy mamá y decidí no escribir en este blog mi opinión, hasta conversar con mi hija que estudia en 1er año de Medicina, realmente está horrorizada y su pregunta fue, Mamá si pasa esto en mi escuela ¿Qué hago?, que deseos me dieron de decirle, corre, corre y corre, coño es mi hija, para mi su seguridad es mas importante que mi propia vida, después de respirar y contar hasta casi mil, le conteste, mi amor en momentos de stress, las personas actúan como menos uno se imagina, pero hay cosas que nunca debes olvidar, primero, ayudar a los demás, no dejar solo, desamparado o herido a nadie, segundo, cuidar tu seguridad, no exponerte por gusto, tercero, ayudar a calmar la situación y hacer lo que digan los profesores.
    Mi hija me pregunta casi a diario, ¿Qué se sabe de los niños, ya se incorporaron a la escuela? O ¿Mamá una herida en el cuello no puede ser mortal? En fin pregunta mucho y la veo pensativa, anoche me dijo ¿Qué le van a hacer a los otros?, si los definió así a los otros, llevaba dos días esperando esa pregunta, mi respuesta fue: No sé, y si de algo estoy segura es que el castigo tiene que ser muy, pero muy severo, ante ella reconocí que nunca he estado a favor de la pena de muerte, soy médico, mi lucha, mi vida ha sido siempre y será defender la vida, la esperanza. Pero si alguien me toca a mi propia hija, si sé cual es mi respuesta y así se lo dije, corazón, si alguien te pone en peligro con un cuchillo o lo que sea, lo mato, lo mato yo misma, no sé de donde salió esa rabia, no sé de donde salió el coraje acumulado, se me acabaron ahí mismo los títulos, los pacientes y ni se que más, estoy avergonzada de mi reacción, pero por dentro la guardo y le temo, sé que matar a quien te mate un hijo o te lo agreda, es pura venganza y no me gusta ni pensar, que he sentido y expresado que soy capaz de hacerlo.
    Por lo que trato de ponerme en el lugar de las madres de los otros como les dice la niña y me es muy difícil, se que también deben estar sintiendo miedo, dolor, deben estar sufriendo, también se estarán preguntando ¿Por qué?, sé que deben también quererlos de alguna manera y les preocupara que va a pasar con ellos, y pensando en las madres de los agredidos y de los agresores, hoy llegué a la única conclusión que es posible ante un hecho tan cruel, violento y sin sentido como este que nos conmociona a todos por no estar ni acostumbrados y porque jamás pasó por nuestra mentes que pasara en Cuba. Las madres de todos incluyéndome a mí, podemos estar seguras, de que ante todo se va a hacer justicia, que nadie va a permitir impunidad ante la posibilidad de que los niños y jóvenes, no estén seguros en las escuelas y que el estado cubano decidirá que es lo que ajustándose a la ley corresponde en este caso.

  • Michel dijo:

    Ante hechos de esto tipo la figura de Fidel se engrandece nuevamente en el recuerdo. Si el estuviera con nosotros la medida sería SUPER ENERGICA y lo haría para preservar la seguridad de nuestro pueblo, para que sirva de escarmiento a la delicuencia o los mercenarios ( no se si serán las dos cosas) .Todavía no se sabe, nadie lo ha dicho las razones por las cuales estos individuos agredieron a los alumnos. EL PUEBLO NECESITA CLARIDAD MERIDIANA, LA VERDAD TIENE QUE DECIRSE Y LAS SANCIONES TIENE QUE SER EJEMPLARIZANTES Y RADICALES. No me queda claro si dentro de la escuela había algún o algunos elementos antisociales que motivó a la jauría de delicuentes a agredir.En esa escuela NO todos los alumnos son buenos. Por la calle hay como siempre mil bolas, se habla de drogas, religión, fanatismo, terrrorismo, deudas etc,etc,etc. Espero que las autoridades HABLEN CLARO Y TOMEN ESTE HECHO COMO UN EJEMPLO PARA ALERTAR A LA DELICUENCIA QUE CON EL PUEBLO Y SU SEGURIDAD NO SE JUEGA

  • fernando dijo:

    Muy preocupado con estos hechos ocurridos, ya habia oido de su existencia, pero en la vercion escuchadapor la calle, habian muertos, por lo que se hace MUY importante que los medios de difucion se encarguen de trasmitir estas noticias y no la poblacion que siempre le ponen mas al cuento.
    Por otro lado, esto debe de activar las alarmas de la seguridad en estos centros, no sabemos cuales son los principales motivos de estos personajes para que llevaran a cabo este tipo de conducta, pero pudieramos pensa:
    – ¿Estaran copiando lo que sucede en las escuelas de Estados unidos, solo que alla se dan con armas de fuego?
    – ¿Alguien les pudo pagar para tratar de desacreditar a nuestro pais como un pais seguro ?
    De cualquier manera, el estado debe tomar todas las medidas posibles para que hechos como estos no se vuelvan a repetir, las escuelas deben tener sus cercas perimetrales en buenas condiciones, el sistema de proteccion debe existir y trabajar correctamente con personal calificado y apto para enfrentar situaciones como estas.
    Los circulos infantiles deben tomar similares medidas, la ministra de educacion debe crear un sistema de trabajo encaminado a la seguridad de sus centros educativos.
    La aplicacion de la ley debe ser severa para evitar nuevos casos, y de paso rectificar en las modificaciones de la contitucion las, leyes que se aplican hoy en cuba por la agresion con arma blanca, hecho este que sucede todos los dias en cuba, con finales muchas veces funestos, y antes de que en cuba se introduzca por alguna via , las armas de fuego. Estamos a tiempo de rectificar muchas cosas, el enemigo de la Revolucion no descanza, y me imagino que le estan hechando mano a cualquier cosa con el fin de destruirnos a partir de nuestra ineficiencia.
    Recordemos que en venezuela se les ocurrio realizar un atentado al Presidente, por la incapacidad de no poderlo derrotar.
    Saludos.

  • Arelys dijo:

    esto fue algo fuerte que da miedo deberian de existir suguridad en todas las escuelas porque estos incidentes se estan siendo repetitivos y todos tenemos hijos estudiantes y seria doloroso pasar por algo asi.

  • citizen dijo:

    Pienso que el hecho primeramente tenía que haber sido publicado por todos los medios de prensa el mismo día en que tuvo lugar, para evitar precisamente falsas noticias y especulaciones como aún sigue ocurriendo, ya que el tema no ha sido tratado con la importancia que debe. Las medidas deben ser severas y se debe trabajar por mejorar la seguridad en muchos centros escolares a los cuales es muy fácil el acceso, pero no solo en esos lugares puesto que la violencia cada vez es mayor y no entiende de lugar o de las personas que estén allí.

  • Aslay dijo:

    100 % de acuerdo con lo que lolita expresa en su comentario. Está bueno ya de manos flojas. Existe un artículo en el proyecto de Constitución que se refiere al trabajo y por ahí tenemos que comenzar. Tiene que ser obligatorio trabajar para que las personas empleen tiempo en cosas útiles y no estén cometiendo barbaridades como estos sucesos. Quien sabe si hasta fueron pagados para realizar estas acciones.recuerden que esa es una vía de las que usa la contrarrevolución para desestabilizar los pueblos. Ojalá no sea el caso pero no podemos confiarnos. Si queremos mantener las conquistas hay que tener manos duras con estas manifestaciones.

  • Circe dijo:

    Considero que la nota de prensa no describe bien los hechos. Se debe de, en algún espacio, explicarle a la población qué ocurrió, con datos y elementos suficientes. No vaya a ser que cuando comiencen a pasar los días, la noticia se quede en el éter. Y después comienzan las bolas por tronera. Es importante entender la seriedad de estos hechos y la sanción que el pueblo de Cuba espera para los culpables. Me da tristeza pensar en el rumbo que pueden tomar las cosas si permitimos que hechos como estos ocurran sin que se les de el castigo que merecen. También opino que hay que aumentar la disciplina en los centros de enseñanza, cultivas los valores, dando el ejemplo los profesores primeramente. Hay jóvenes valiosos, estudiantes admirables que demuestran que la obra fecunda de la enseñanza en Cuba tiene frutos útiles. Pero hay lunares que afean la obra grande y esas son las tendencias que hay que combatir, desde el hogar, desde la cuadra. Estos hechos nos han mostrado una brecha, sobre ella hay que accionar, tomar el aspecto positivo que tiene todo evento y tomar medidas para evitar que se repita algo tan espantoso como esto.

  • roynel dijo:

    Existe un refrán que el mal se corta de raíz, y en código penal cubano están la soluciones a todas las indisciplinas sociales, y hechos violentos que están ocurriendo en nuestro país, lo que le corresponde dictan las sentencias ponerle todo el rigor que la ley les permite para que hechos como estos, nunca antes visto en nuestro país no se repita, de lo contrario se corre el riesgo de que se degrade el que para mí es el principal merito de la revolución que es la tranquilidad ciudadana. Todos los cubanos trabajamos sin preocupaciones, por la seguridad y confianza en nuestro sistema de educación, no permitan que nadie ni nada nos quite esa tranquilidad.

  • maryblues dijo:

    No sé si se publicó mi comentario, pues no lo veo, pero en fin deseo exponer mi criterio. A pesar de las «bolas» en la calle, lo que si es cierto que desde hace unos 8 años hay una fuerte tendencia en nuestros jóvenes de 14 años en adelante en formar parte de las sociedades «secretas» ABAKUÁ, no tengo nada en contra de la misma, pero ya no son lo que eran antes, tengo familia que todos juntos hacen 200 años de edad y nunca se supo si algun tio mío era de esta sociedad secreta, ahora ves por ahi adolecentes gritando a viva voz que son de tal juego y que se comen a nicolás por un pie, y te lo dicen en la guagua, los ves sentados en las afueras de los centros escolares, y para que contar en el periodo de vacaciones de regreso de la playa. otra cosa es que por las redes sociales se ha hecho fuerte lo de videos de muchachas de secundarias fajandose a golpes.
    En mi epoca estudiantil (tengo 42 años) teniamos que estar tanto tiempo en la escuela, haciendo TSU (algunos se acordaran Trabajo Socialmente Útil) que consistia en cuidar, limpiar la escuela y sus alrededores, recoger materias primas, pero además exisitian talleres de artesanía, agricultura, corte y costura, o sea, la permanencia en la escuela era tal que era el tiempo en el que maestro te inculcaba valores y respeto a la sociedad, el cuidado a la propiedad social, etc, hoy estamos viviendo un desajuste en estos jovenes, que si bien es cierto parte la educación y formación de valores desde la familia, la escuela tiene que potenciar y ver donde hay fisuras. Pienso tambien que ya es hora de que el MININT y la PNR haga algo con estos dicen que «jurados» y tienen 16 años y andan a lo loco. Y por favor olvidénse si fueron pagados por los EUA o que estaban drogados. la realidad es la «guapería juvenil» que está brotando en nuestras escuelas y los padres con hijos adolecentes saben muy bien de que hablo. ojalá y me publiquen.

  • NGM dijo:

    ¡Larga vida a los cuatro reyes!…… tras la REJA

  • J@vier dijo:

    Hechos como estos no pueden ocurrir. Pore eso las leyes y quienes las aplican tienen que ser todo lo severos que requiere la situación. Esto me recordó el caso del joven camagueyano que asesinaron a sangre fria a unos metros de mi trabajo, cosa que hicieron así como quien dice «por amor al arte». En aquel momento recuerdo los comentarios generalizados de disgusto y desaprobación de la población respecto a las sanciones contra los agresores.
    Necesitamos que la ley verdaderamente responda a los intereses del pueblo y para ello, quienes deben aplicarla no se pueden mostrar pasivos.

  • Rogelio dijo:

    Muy bien, aunque falta prontitud e inmediatez, lo que se deriva en respeto al pueblo, lo que significa que nuestros medios de deben responder con la profundidad y prontitud que este pueblo necesita y demanda, la teoría del “silencio” en los medios solo dio paso a habladurías y más habladurías desinformadoras y mal intencionadas por todos lados creándose pánico en los padres, estudiantes y en la población en general precisamente por falta de información fidedigna porque al final ¿para qué tenemos tantos periodistas y órganos de prensa?.

  • Táloc dijo:

    Esto es un hecho de puro terrorismo, tan grave como el secuestro de aeronaves. Se le debe aplicar la pena máxima a los terroristas. Ya en Cuba hay un precedente sobre la aplicación de esta pena ante hechos de una grave naturaleza. ¡Mano firme!

  • Jean Carlos dijo:

    Apollo en la totalidad el comentario de Lolita, estos actos de violencia deben terminar. No es un secreto para nadie que estos actos de violencia ocurren a diario en nuestras localidades. Ya no se puede salir a disfrutar con tus familiares e amigos por q lejos de disfrutar lo q tebuscas es un problema sin comerla ni beberla, hay que ponerle freno a estas barbaries. Espero nunca más se vuelva a repetir un suceso como este, y mucho menos en un centro de educación.

  • Jean Carlos Brito dijo:

    No es un secreto para nadie que estos actos de violencia ocurren a diario en nuestras localidades, ya no se puede ni salir a disfrutar con tus familiares e amigos por q lejos de disfrutar lo que haces es buscarte un problema sin comerla ni beberla hay que ponerle freno a estas barbaries. Espero que nunca más se vuelva a repetir un suceso como este, y mucho menos en un centro de educación.

  • Armando Gonzalez dijo:

    Pienso que comentar el hecho y lo que se piensa esta bien, pero que pensarian o comentaran si fueran sus hijos los que esos cuatro mayores de edad, no jovencitos que incitados quizas por dinero o quien sabe por que corten a sus hijos que estan dentro de una escuela estudiando, haciendolos tranquilos y seguros, pienso que el castigo debe de ser ejemplarizante y fuerte, una respuesta que no deje dudas al que trate de volver a intentarlo y asi con toda manifestacion de violencia juvenil que se esta dando en nuestros tiempos y que ya se nos va de las manos.

  • ulises dijo:

    Cuando se daran a conocer nuevas noticias sobre este hecho grave y lamentable, ya hay muchas especulaciones en torno al suceso,pero lo concreto nada, por favor informen a este pueblo.

  • wilfredo dijo:

    Dudo si mi comentario alguien lo lee,pues pasa del 440,lo que si digo es que hay que tener mano dura con estos incidentes,recordemos que a nuestra revolución,en otros casos, no le temblo la mano cuando tuvo que frenar los asaltos ocurridos para llevarse lanchas y aviones,donde delincuentes mataban a quienes tuvieran que matar con el afán de lograr el sueño americano,recordemos a Quincosa,Pedro Ortiz y otros que desgraciadamente nos los mataron para irse del país.Ojo,porque sean jovenes NO,jovenes eran los que mataron y violaron a la muchachita en Cienfuegos y jovenes eran los que mataron en Camagüey salvajenmente a un joven músico de esta tierra.
    No podemos descartar que por cuatro Kilos hay muchachos que se venden y no es por necesidad,ni pobreza,Están imitando lo que ocurre en E:U y otras partes del Mundo.Cuidado,que a esa edad NADIE ES INGUENUO,fijense en la declaración del compañero de la cooperativa,..voto la chaveta y después decia que el pasaba por allí,LOCO NO ESTA y BOBO NO ES,para emitir eso en su defensa.cuando lo atrapo la policia.SI NO PONEMOS MANOS DURA,a donde van nuestras conquistas sociales.En cuanto a la prensa,duele que sigamos con el secretismo y no publicar porque daña la imagen del país y la Revolción,más daño hace que yo en lo personal me entere por un vecino y para él ya había hasta muerto y todo,damos pies a las BOLAS,si las cosas desde un principio se dicen y se aclaran se acaba la especulación,EL CHISME Y EL BRETE.Además,con las nuevas tecnologias,no hay NADA OCULTO ENTRE CIELO Y TIERRA:,y viajan las noticias más rápido que la luz..

  • abogado dijo:

    a los que han opinado, la pena de muerte sigue en el Código Penal Cubano, aunque se esta tratando de no usarce hesta vigente

  • José dijo:

    No sé qué está pasando en la sociedad, nos estaremos volviendo todos locos …Ayer me ocurrió algo impactante mientras me montaba en la ruta A40 la antigua 400, en la primera parada que está en la Habana Vieja .. Detrás de mi había un grupo de jóvenes de entre los 16 y 21 años de edad ,todos se montaron en el ómnibus muy tranquilos, pero entre ellos había una muchacha minusválida que andaba en silla de ruedas , los muchachos querían que el chofer abriera la puerta de atrás para poder montar a la muchacha ,cuál fue mi asombro al escuchar que el chofer les respondió que no, porque según él la silla de ruedas no cabía en el ómnibus, el personal que estaba encima del ómnibus se sobresaltó y todos comenzaron a decirle al chofer que abriera la puerta pero él no lo hizo ,una de las muchachas del grupo le explica que ellos van a sentarla en el asiento de impedidos y van a cerrar la silla, pero el chofer seguía diciendo que no al punto que arranco el ómnibus dejando a la muchacha de la silla en la parada, todo el grupo que andaba con ella le gritaban al chofer que parara para ellos poder bajarse y el chofer lo único que hizo fue bajar la velocidad y abrir la puerta de atrás para que ellos se bajaran pero nunca freno…hasta ayer nunca había visto tal escena …generalmente los cubanos somos muy solidario y no discriminamos a nadie… cuando logre quitarme un poco el insulto que tenía saque mi teléfono y le tire una foto al chofer y apunte el número del ómnibus (5550) todo ocurrió a las 7:55 pm de la noche …me dije que estas cosas no se pueden dejar pasar …así que decidí denunciarlo para que se tomen medidas con este chofer tan deshumano …..

  • DPV dijo:

    Buscar la causa de este hecho bandalico no es dificil, lo dificil es eliminarla si seguimos perdiendo terreno en la falta de exigencia por el cumplimiento de lo establecido en ley. Cada dia en nuestro pais se manifiesta la perdida de valores y si no lo combatimos a tiempo nuestra generacion futura esta en riego.La indolencia ante lo mas sencillo por ejemplo en las manifestaciones de indisciplina social como las famosas bocinas en las calles y los carros que parecen autoparlantes, con las actuales canciones denigrantes a todo volumen, los juegos de futbol,de pelota, y otros juegos en las calles acabando con todo Y NO PASA NADA,.Yo pregunto donde estan las autoridades que hagan cumplir la ley y garantizar la tranquilidad de nuestras calles. ES URGENTE TOMAR ACCIONES Y EXIGIR A CADA CUAL CUMPLIR CON LO QUE LE CORRESPONDE, MAESTROS,FAMILIA Y AUTORIDADES. CUIDADO AQUI HAY UN TRASFONDO, ESTAN USANDO A NUESTROS JOVENES QUE SON LOS MAS VULNERABLES Y REBELDES.
    EL TRABAJO ESCUELA-COMUNIDAD-PNR SE HA PERDIDO.EL JEFE DE SECTOR ES EL MEDICO DE LA COMUNIDAD PARA PREVENIR TAN AGRAVANTE ENFERMEDAD QUE ES LA DELICUENCIA.ESPEREMOS NO SE REPITAN HECHOS COMO ESTOS.
    ES CIERTO NO PODEMOS SEGUIR CON EL SECRETISMO PUBLIQUEMOS RAPIDO LOS HECHOS Y LAS MEDIDAS TOMADAS, ESTO NOS FORTALECERA MAS

  • Francisco dijo:

    Pido PENA DE MUERTE.
    Sin contemplaciones….

  • Pitirre dijo:

    Cero tolerancia, medidas ejemplares para que se arrepientan por el resto de sus vidas que si por mi fuera seria para siempre, entre rejas.El cáncer se saca de raíz para que no haya metástasis.

  • Julian dijo:

    Me siento muy indignado, deben ser condenados muy duramente, con el mayor rigor, en esa escuela pudiera estar en ese momento mi hijo, espero que las Leyes cubanas deban actuar de acuerdo a la gravedad de estos sucesos y asegurarse que hechos como estos no se repitan nunca mas.

  • Minerva dijo:

    Todo el peso de ley para esos antisociales y delincuents.

  • yai75 dijo:

    Hechos como estos y mas graves nos enteramos por las «bolas en la calle» no se informa nunca a la poblacion por temor a crear panico pero es peor las versiones q se escuchan deben tomar medidas mas severas con los delincuentes en nuestro pais hay muchos q son reincidentes en delitos por los q van presos pero por tener buena conducta dentro (estrategia muy bien pensada por ellos) los sueltan y vuelven otra vez a hacerlo, fue una suerte q la policia llegara a tiempo pues casi nunca es así, yo lo he vivido. Es mi opinion y deben respetarla.

  • Sancti dijo:

    Solamente quiero abordar en dos aspectos que pienso sean muy importantes,
    • En primer lugar nuestra prensa, tanto la plana radial o televisiva debe tener la inmediatez para informar hechos, aunque sean de índole desagradable, para que la población lo sepa de personas autorizadas y no por “radio bemba”. No quiero en ningún momento afirmar que la prensa sea amarillista ni nada que se le parezca, pero se tardan un poco.
    • Considero que en nuestro código penal no está la figura de pena de muerte, pero a estos delincuentes les toca por ley cadena perpetua para que estos hechos como estos no se repitan.
    Confió en nuestro sistema social y me molesta que cosas así pasen. HAY QUE ARRANCARLAS DE RAIZ.

  • Juan Angel dijo:

    Ojo con la guerra de cuarta generación. Cuidado y esos bandidos no sean sicarios enviados para palidecer uno de las fortalezas mas grandes de la Revolución , una educación de calidad y en paz. Se debe investigar seriamente y buscar autores intelectuales y si ese es el caso dar un escarmiento que resuene en las redes sociales para que se lo piensen dos veces para profanar esa obra sagrada de la Revolución que se llama educación.

  • Mary de Marianao dijo:

    ARTÍCULO 94. La persona a la que se le vulneren sus derechos y sufriere daño o perjuicio por órganos del Es¬tado, sus directivos, funcionarios y empleados, con motivo de la acción u omisión indebida de sus funcio¬nes, tiene derecho a reclamar, ante los tribunales, la restitución de los derechos y obtener, de conformidad con la ley, la correspondiente repa¬ración o indemnización.

    ¿ Qué diferencia hay entre reclamar y demandar ? Creo que quedaría mas claro si dice DEMANDAR. La opción de reclamar ante autoridades competentes (dígase atención a la población, atención al consumidor, etc), no funciona para nada. En mi experiencia personal un problema que tuve solo fue atendido y medianamente resuelto cuando escribí mi problema al periódico Juventud Rebelde y me lo publicaron. Ahí si se movilizó todo el mundo y hasta el Ministerio vino. Pero si no es asi, atención a la población no funciona en casi ningun lugar para no ser absolutos. Esos puestos de trabajo de personas “atendiendo a la población” son una botella según mi opinión y experiencia personal

Se han publicado 468 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Roberto Suárez

Roberto Suárez

Fotorreportero. Trabaja en el diario Juventud Rebelde

Margarita Barrios

Periodista del Diario Juventud Rebelde

Yuniel Labacena

Periodista del Diario Juventud Rebelde

Vea también