- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

¿Des-activando el carbón de Baracoa? (+ Fotos)

La Fábrica de Carbón Activado de Baracoa en proceso productivo. Foto: Miguel Ángel Sánchez Pineda.

El bloqueo interno nos hace más daño que el norteamericano, dicen muchos cubanos con suspicacia. Es una exageración –cualidad cuasi intrínseca de la idiosincrasia nacional- que demuestra desconocimiento ignorante, intencional o malintencionado de la brutal política y ejecutoria del poderoso vecino; pero solo si se toma como expresión literal.

La frase acuñada más bien pretende llamar la atención sobre esos frenos cotidianos que enfrentamos en este país asediado desde afuera, pero también desde adentro por nuestras propias limitaciones, incapacidades y temores. Y es que la realidad discurre muchas veces a contrapelo de la lógica y el sentido común.

Por esos recovecos divaga mi mente mientras converso con Alexis Delgado Ortiz, Jefe de la Planta de Carbón Activado de Baracoa, acerca de los ya reiterados y conocidos problemas de comercialización que malogran el propósito de la única industria de su tipo en Cuba.

"Estamos negociando también una exportación para los países europeos. Hay varios clientes interesados, entre ellos un turco. Toda la documentación está entregada y esperamos que se materialice antes de finalizar el año”.

¿No hay demanda del carbón activado en el mercado nacional?

“Sí hay demanda, lo que pasa es que en Cuba se está importando el carbón, se estima que unas 600 toneladas al año. Hay muchos viejos clientes nuestros que hoy están trabajando con carbón importado”.

¿A qué crees que se deba la preferencia por el carbón importado al de producción nacional?

“Es complejo. No a la calidad del producto. Los estudios de posventa realizados han arrojado evaluaciones satisfactorias de los clientes. Se nos han hecho algunos señalamientos, por ejemplo sobre embalaje, pero de inmediato adoptamos medidas para satisfacer esas expectativas.

Y en cuanto al precio tampoco ha habido cuestionamientos. Cuando el país paga muchas veces por encima de tres mil dólares la tonelada de carbón activado, nosotros comercializamos en ambas monedas y el componente en pesos convertibles queda por debajo de los 1500 CUC.   

Hemos expuesto nuestra preocupación a todos los niveles hasta llegar al Ministerio de Planificación que es el que autoriza las importaciones. La situación se conoce y vamos a ver si en algún momento se resuelve.

Otra cosa. Debe ser una preocupación de la empresa certificar nuestro producto, para eso hay que certificar primero los medios de trabajo y después la fábrica como tal. Cuando tengamos certificado el carbón activado de Baracoa estaremos en mejores condiciones de competir en el mercado, sobre todo en el terreno de las exportaciones”.

¿Repercuten en las condiciones salariales de los trabajadores estos problemas de comercialización?

“Por supuesto que sí. El salario depende de la producción y de las ventas. Hoy tenemos indicadores económicos deteriorados y no se puede pagar estimulación, sobre todo el incentivo en moneda nacional, solo cobramos salario escala. El pago en moneda convertible sí se ha mantenido, con ligeras afectaciones entendibles, porque la empresa en general está cumpliendo sus planes.

Y también están las interrupciones laborales. Ahora mismo casi la mitad de nuestros 36 trabajadores están interruptos. Como las producciones no tienen salida, algunos meses no se planifican, y otros se hace muy por debajo de nuestra capacidad, por lo que parte del colectivo no tiene contenido de trabajo; aunque se ha tratado siempre de reubicarlos en otras actividades de mantenimiento constructivo, inversiones, de apoyo al programa de construcción de viviendas…”. 

Alexis Delgado, jefe de la Planta de Carbón Activado de Baracoa. Foto: Miguel Ángel Sánchez Pineda.

Me hablabas de paralización de la industria…

“Es una expresión figurada. Se trata más bien de cuestiones organizativas que definieron liberarnos directamente de la comercialización y dejar esa responsabilidad a cargo de la Unidad Empresarial de Base de Producciones Varias de Guantánamo (UEB-PROVARI), a la cual pertenecemos. Ya no tenemos especialista comercial en la planta.

Para que se tenga una idea en el 2017 solo se vendieron 20 toneladas de las casi 69 producidas. Este año vamos por 13 cuando la producción en existencia supera las 93 toneladas hasta la fecha. De ellas tenemos 73 en nuestro almacén y tuvimos que transferir 20 a almacenes en Guantánamo porque nos quedamos sin capacidad aquí. Si se nos autoriza producción en el mes de octubre vamos a tener que seguir mandándola para la cabecera provincial.

En realidad nuestra industria no ha dejado de producir, con altas y bajas, aunque sus producciones sí parecen estar congeladas. Ni siquiera paramos en el 2017 cuando fue objeto de un proceso inversionista”.

Parece contradictorio, se vende menos y aún así se sigue invirtiendo…

“Como resultado de la ejecución del proyecto de encadenamiento productivo del coco recibimos un financiamiento de 500 mil dólares que aprovechamos para comprar varios equipos y modernizar el proceso productivo. Incluso duplicamos algunos de ellos porque son los que sufren roturas con mayor frecuencia y ocasionan un cuello de botella en la cadena fabril. La inversión la asumimos con nuestros propios trabajadores y sin paralizar la industria.

La fábrica desde el punto de vista tecnológico ha mejorado bastante y como consecuencia este año hemos aumentado la producción; lo que ha sido a partir de la madera como materia prima, y no de concha de coco. Es más difícil, el proceso productivo es mucho más complicado porque la madera pesa menos, casi la mitad de lo que pesa la concha de coco. Cuando para procesar una tonelada de carbón activado a partir de la madera necesitamos un día, si usamos concha de coco podemos producir de 1,2 a 1,3 toneladas diarias.

A pesar de estas afectaciones de rendimiento, en lo que va de año hemos producido más de 40 toneladas de carbón activado”.

Es obvio que por las afectaciones que produjo el huracán Matthew hoy no se dispone de la materia prima ideal, pero a partir de la inversión realizada aquí ¿qué capacidad productiva tendrá la planta cuando rindan fruto las plantaciones de coco actualmente en fomento?

“Alrededor de 1,3 toneladas diarias. Después del paso del ciclón se dijo que las condiciones estarían listas para la entrega de la materia prima que necesitamos para alcanzar esos volúmenes de producción, a los cinco años, y que las primeras entregas se realizarían a partir de los tres años. El coco ha venido recuperándose, así que estamos a tiempo.

Nosotros ya hemos producido con anterioridad carbón activado a partir de la concha del coco, incluso lo hemos comercializado. Esta fábrica que es única en el país está en Baracoa por el carbón del coco, no por otra cosa. Hemos tenido que trabajar con la madera porque no se ha podido garantizar la materia prima, pero la producción de coco se va a triplicar en Baracoa y nosotros nos vamos a beneficiar mucho como industria”. 

*Agradezco a Pedro Luis Blanco Galano, especialista en contabilidad de la Planta de Carbón Activado de Baracoa, su asesoría para la realización de este trabajo.

Trabajadores de la Planta de Carbón Activado de Baracoa en plena faena. Foto: Miguel Ángel Sánchez Pineda.

La única fábrica de carbón activado en Cuba se encuentra en Baracoa. Foto: Miguel Ángel Sánchez Pineda.

(Tomado de Radio Baracoa)