Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

¿Por dónde le entra el agua a la leche?

Por: Carmen Rodríguez
| 57 |

El montaje de un nuevo pasteurizador mejorará el proceso de producción de leche. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

En sus buenos tiempos, Sancti Spíritus llegó a ser la segunda provincia que más desarrollo alcanzó a nivel de país, después de Camagüey, hecho que le permitió, además, contribuir con el balance lácteo nacional al enviar diariamente unos 25 000 litros para La Habana, con una producción total de leche de 62 209 900 litros, superior a lo planificado en un 21 por ciento, cifra que resultó récord productivo.

El recién estrenado director general de la Empresa de Productos Lácteos Río Zaza, Boris Cancio Felipe, desempolva números que hacen tragar en seco: esa entidad generó pérdidas superiores a los 12 millones de pesos e incumplió su plan de producción con unas 10 000 toneladas dejadas de producir, volúmenes que tropiezan con trabas productivas tanto en el sector agropecuario como en el industrial.

La cadena transita por un inadecuado sistema de comercialización, la demora en el acopio de la leche, las tradiciones incorrectas en la forma de ordeño, la falta de algunos recursos, en el campo y en la industria, para mantener la calidad de este producto y los muestreos poco confiables que realiza la Agricultura a sus ganaderos, entre otros elementos.

En aras de hurgar en los baches de un escabroso camino, Escambray desanda la ruta de la leche que se distribuye de forma fluida y escarba en los detalles que influyen en una deficiente calidad, así como en otros sinsabores del producto desde el potrero hasta que se hierve y en los corcoveos de una industria obsoleta que intenta sobrevivir en dependencia de nuevas inversiones y la llegada de un moderno equipamiento.

El camino de la Industria

¿Puede un territorio elevar la calidad de la leche si no se eliminan las causas que la deterioran, como los envases inadecuados de camiones y acarreadores? ¿Cómo evitar que la leche que llega a los consumidores tenga menos agua? ¿Qué función desempeña la bodega, que es la responsable de su punto? ¿Habrá que esperar porque se embolse toda la leche que se expende para que esta tenga buena calidad?

Según los directivos del Lácteo en la provincia, no se distribuye la leche fluida en bolsa por las afectaciones que provocaba a los consumidores la cantidad de roturas, y a su vez daba lugar a un sobreconsumo del alimento por concepto de reposición, al punto de que se perdían alrededor de 70 toneladas cuando el envasado no salía bien.

El 2018 sorprendió a esa industria inmersa en una reparación capital del área productiva, donde se colocaron en menos de un mes más de 1 500 metros cúbicos de losas de mármol, vitales a la hora de mantener aséptico todo el lugar donde se procesa la leche junto a nuevos equipos, en aras de hacer más efectivo el proceso de recepción y distribución.

“Por ello —asegura Niurka Espineira, directora de producción, en toda el área productiva y de procesamiento—, se enchaparon paredes y pisos por todo el camino que recorre la leche dentro de la industria y se instaló un nuevo pasteurizador que procesará 10 000 litros por hora, equipo que deberá estar conectado a los otros tres con que cuenta la fábrica, lo que incrementará su capacidad hasta 20 000 litros por hora.

En los puntos de recogida se comprueba el nivel de acidez del producto. (Foto: Vicente Brito/ Escambray)

“De igual modo quedaron instalados tres intercambiadores del proceso de agua que aportarían 50 000 litros del líquido para la limpieza de los conductores, lo que humaniza el trabajo, reduce el tiempo de enjuague y protege la calidad de la materia prima”, precisa.

De acuerdo con los directivos de la industria espirituana, continuarán las inversiones, de modo que en la segunda quincena de abril la planta sufrirá otra parada planificada para el montaje y certificación de nuevos compresores de amoníaco pertenecientes al sistema de enfriamiento, y de un condensador, ambos con tecnología china.

Las muchas rutas de la leche

En la UBPC Niña Bonita, en el municipio de Sancti Spíritus, hay ganaderos de esos que se las saben todas, de los que no se esconden para decir que no creen en leche mala. “Esa no existe y te digo que la mía tiene que llegar buena aquí, por eso la traigo yo. Y te aclaro, el problema no es del vaquero”.

Quizás ninguno de los vaqueros sepa de las quejas de Dulce Valdivia y Andrés Jiménez, dos jubilados espirituanos que tres veces a la semana caminan cuadras para buscar la dieta de leche, esa “que ya ni sabemos si alimenta”, precisa Dulce. “Mira, mi esposa la pone a hervir y no se bota; como dicen los guajiros: la leche que no mancha el vaso no sirve”, acota Andrés.

Su criterio coincidió con el de cientos de espirituanos que se suman al reiterado planteamiento de la adulteración del producto en un grupo de puntos expendedores, ubicados en bodegas y mercados. Los ordeñadores, por su parte, concuerdan en eso de que “la vaca siempre da leche buena” y, según Michel Madrigal, un acarreador con más de 12 años de experiencia, el agua no sale del campo: “Siempre hay gente que da su cabezazo, pero los viejos tienen vergüenza y eso no se da”.

La mayoría de los productores llevan bajo sus sombreros soluciones que van desde la forma en que se ordeñe la vaca, se traslade y manipule la leche y se maneje el ganado, hasta las dificultades en su comercialización. “El combinado no nos da nada para garantizar la higiene, ni los filtros que nos garantizaban antes para colar las impurezas”, aclara Vladimir Bandomo, un jefe de vaquería.

Los hechos demuestran que, aun cuando por parte de la industria se realizan algunos muestreos, son pocos o nulos los que se hacen por parte de la Dirección Integral de Supervisión, y por veterinarios de Higiene y Epidemiología.  A la hora de las dudas, cada quien defiende su tramo de la cadena y la responsabilidad queda en terreno de nadie.

En opinión de los productores, la leche sale del campo con calidad. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

“De hecho, nosotros no disponemos del lactosímetro, instrumento que nos permite medir la densidad de la leche, y por eso no realizamos inspecciones de ese tipo ni tenemos la certeza de que los bodegueros le echen agua. Hemos dado seguimiento a bodegas en Colón, Camino de Las Cañas y el centro de la ciudad, pero solo verificamos cómo se tiene que hacer el despacho. Se pudieran tomar las muestras y llevarlas a un laboratorio, pero no es lo normal y, al llevar muchos requisitos, al final ese método no resulta eficaz”, explica Deivy Calderón, jefa del Grupo Provincial de Inspección y Supervisión.

Aunque los expertos aseguran que Sancti Spíritus promedia uno de los mejores pesos del país, la leche que llega al consumidor casi siempre está pasada por agua. Sobre el asunto es lapidario el criterio de Boris, el director general de la empresa: “Por su naturaleza, es muy vulnerable a la adulteración, y pierde calidad si no se hace lo correcto, desde el alimento animal hasta que llega a la bodega. Es un producto muy complejo que depende de muchas personas. Desde que se ordeña hasta que se hierve pasa por muchos procesos y por una cadena donde intervienen unos nueve sujetos; aunque uno solo la adultere, ya no estamos tomando leche buena”, precisa el directivo.

¿Y cuándo la población de Sancti Spíritus volverá a recibir la leche en bolsa para evitar afectaciones en la calidad y la higiene?, pregunta Escambray.

“Insistimos en reparar las viejas máquinas y después de muchas pruebas se comenzó la distribución de yogur en bolsa al ser un producto que se envasa en menor cantidad y tiene menos frecuencia de distribución, no así la leche, que es muy líquida y son unas 21 000 bolsas para la población.

“Con la ayuda de la Empresa de Servicios Automatizados de Villa Clara, se trabajó para en el menor tiempo posible distribuir la lecha de la misma forma, pero no dio resultado. No obstante existe una proyección del Grupo Empresarial nuestro de que este año se entregarán dos máquinas de llenado que garantizarían, definitivamente, la distribución estable de leche y yogur en bolsa ”, asegura Boris.

En lo que llega la nueva tecnología y se estabilice el flujo de leche en una industria que tiene que enfrentar picos de producción como los que trae la primavera, nunca está de más advertir que, aunque lleguen mejoras tecnológicas y los carros tengan GPS y certificado de calidad, hay que seguir velando por que no se adultere un producto que debía ser intocable por su exiguo y especial destino: enfermos y niños menores de siete años.

(Tomado de Escambray)

Se han publicado 57 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • María la jabá dijo:

    "La cadena transita por un inadecuado sistema de comercialización, la demora en el acopio de la leche, las tradiciones incorrectas en la forma de ordeño, la falta de algunos recursos, en el campo y en la industria, para mantener la calidad de este producto y los muestreos poco confiables que realiza la Agricultura a sus ganaderos, entre otros elementos." " “De hecho, nosotros no disponemos del lactosímetro, instrumento que nos permite medir la densidad de la leche, y por eso no realizamos inspecciones de ese tipo ni tenemos la certeza de que los bodegueros le echen agua..." El Limtel, las intimas ( artículo anterior, por falta de suministros por dificultades en pago a proveedores), cuando el mango porque faltan latas para envasar, los medicamentos por falta de suministros exteriores por deficiencia en pago, así un largo etcétera. Hasta cuándo nos preguntamos todos. Ésto ya todo el mundo que vive en el mundo real lo sabe. Pero vamos a elevar tanto las quejas a instancias superiores que terminaremos rezando a Dios ( con perdón de los creyentes) porque lo que es aquí parece que nadie con capacidad para dar solución y seguimiento, hacer cumplir las leyes y terminar de una vez por todas con ésta calamidad lee las opiniones de los cubadebatientes y a mi ver, y es mi opinión, ésto es sabotaje, ni estafa ni corrupción, porque cualquier acto que dañe la estabilidad económica o política de un país es sabotaje. Gracias.

  • Amaury II dijo:

    Agua pa mayeya

  • Vivi dijo:

    Buenos días
    Disculpen si mi comentario está un poco fuera de lo que propone este articulo pero aquí en la ciudad de Matanzas lo que debería es dar pena y vergüenza que la leche fluida para niños, embarazadas, ancianos y personas que precisan dietas especiales por varios tipos de enfermedades la traen a las bodegas a la hora que ellos entiendan o no la traen como fue el caso del domingo dejándola para ayer lunes que después de las 8 de la noche es que repartieron la leche en Versalles la zona en que vivo. ¡Señores! Tengo un niño de apenas un año y un mes que de más está decir consume esta leche pues la leche en polvo que le daban todos conocen que esas 6 bolsas son nada más hasta cumplido el primer año, en fin. Debería dar pena Sí ni siquiera dar una explicación de porqué pasa esto cuando es algo tan delicado y de suma importancia, recuerdo cuando era un aniña en pleno periodo especial que fueron tiempos tan difíciles pero el litro de leche no dejaba de estar en la bodega a primera hora de la mañana. ¿No hay explicación para esto? Pero como duele ver en las tiendas antes llamadas recaudadoras de divisa las cajas de leche de todos tipos y muchas veces un producto nacional abarrotándose y no menciono la leche en polvo porque ayer en la tarde tuve que recorrer casi todas las tiendas de mi ciudad buscando para poder darle a mi hijo la tan ansiada leche y no la encontré suerte fue que aún existen personas, vecinos y amistades humanas y generosas que em regalaron una traída de otro municipio. ¿Yo me pregunto entonces, es esto justo?, nadie puede decir porqué pasan estas cosas y más encontrar soluciones para que esto no suceda más o tener una reserva garantizada? ¿O bueno la opción es explicarle a mi nene de un año y un mes que no puede tomar leche como tantos otros niños y personas que la necesitan?

  • Tonia dijo:

    Muy buenos todos los comentarios pero hace tiempo siento gran curiosidad .Tengo 49 años y recuerdo perfectamente que antes cuando la leche venía a las bodegas envasada en botellas de cristal la misma tenia un rendimiento de 4 vasos por botella o litro como lo conoce la población, como es posible que al cambiar el envase por la bolsa de naylon haya desparecido uno de esos vasos ,y ahora una bolsa de leche fluida (De
    Bodega) solo traiga 3 vasos.No recuerdo que se le haya informado en ningun momento la reduccion de la cuota en un vaso de menos a la poblacion que recibe este importante producto.

  • RESPETO dijo:

    Les voy a decir algo yo no se si los campesinos le hechan agua a la leche mi abuelo tienen 75 años y nunca lo he visto hechandole agua a la leche, si siempre lo e visto lavandole las tetas a la vacas antes de ordeñarlas y dejandole una teta al ternero para que mame, tambien les hecha comida en el ordeño al contrario de lo que veo hacer otros campesinos que tienen terneros muy pero muy atrasados y flacos, lo triste es que todos los demas lo critican, dicen que vale mas la leche que aportan que el ternero cuando este de vender, esto es un tema delicado hace decadas que este problema existe y no pasa nada nuestros niños tomas agua en ves de leche.saludos

  • cesar enrique moreno guerra dijo:

    creo que el grupo de inspeccionar la calidad dela leche sobre todo en la parte industrial ,debe jugar su papel pues ningún productor de leche quiere perder ingresos por baja calidad de la misma,es en las procesadoras donde se producen estos hechos delictivos y donde el agua le entra a la leche.así nuestro pueblo es el mas afectado.

  • Ernesto dijo:

    Como es posible que el nuevo Director el recibir la Dirección Lácteo Rio Zaza encuentre 12 000 000 de peso en perdida y si le sumamos los 24 000 000 que viene a rastrando el Lácteo Rio Zaza de perdida cómo es posible que el Director saliente que fue liberado de su cargo se le allá hecho una despedida por todo lo alto.
    ALABAO SEA EL SEÑOR CON LAS BARBARIDADES QUE SE VEN

  • SASS dijo:

    En Cuba, el problema de la producción ganadera va mas allá de simples conjeturas, llenas de mucha razón, pero que son solo parte del problema. Lo primero, y mas difícil de resolver, es el rescate de aquella gran masa de ganaderos, de verdaderos ganaderos conocedores de la actividad. Luego, sacar de las gavetas muchos de los resultados científicos, validados, que realmente aportan resultados tangibles al mejoramiento de la producción pecuaria en el país y hacerlos llegar a los productores de manera efectiva. Tercero, el excesivo, muy excesivo, uso de estructuras de direccion y control, que no han resuelto nada. Las cooperativas deben ser estructuras autónomas, estatales o privadas, con convenios pe-establecidos con la industria. La industria debe tener participación en la produccion primaria y el productor debe tener participación en la industria. Así, cada una de las partes puede y debe sentirse identificada con lo que se hace la otra, en función de la cantidad y calidad de los productos. Las empresas estatales, salvo las genéticas, solo deberían funcionar como prestación de servicios, proporcionar recursos (venta) y otras gestiones pertinentes. Algunos pueden decir que funcionan de esa manera, pero no es así.

Se han publicado 57 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también