Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

El papel lo aguanta todo… cuando las empresas sobrecumplen

Por: Sayli Sosa Barceló, Katia Siberia
Publicado en: Con Punto y Aparte
| 103 |

La Empresa Provincial de Acopio cerró el 2017 con sus utilidades sobrecumplidas al 730 por ciento. Cuando sus ganancias no prometían llegar al millón de pesos. Foto: Alejandro García/ Invasor.

Y aunque no son falsas las noticias que exaltan el sobrecumplimiento de los planes, casi nunca dicen toda la verdad. Porque detrás del listado de las empresas que reciben aplausos y aplausos, están también las explicaciones; y no todas apuntan a la eficiencia y productividad

Hay un dato que dejaría perplejo a los avileños acostumbrados a perseguir las viandas, al punto de querer sacarlas hasta del surco: la Empresa Provincial de Acopio cerró el 2017 con sus utilidades sobrecumplidas al 730 por ciento. Cuando sus ganancias no prometían llegar al millón de pesos, ellos terminaron “quedándose” con casi seis millones; y eso, en el mismo año de intensa sequía, huracán demoledor y sin que los precios de venta se fueran por encima del tope.

“Na, esa historia está muy mal contá’, ¿de dónde sacaron tanto dinero?”, dice sin tapujos Tomás, el vecino de los bajos, acostumbrado a recibir adelantos de lo que “cocina” Invasor y a recurrir a la placita de su esquina, donde la vendedora, ante el número, abre los ojos… y cierra la boca.

No lo hacen, sin embargo, desde las direcciones provinciales de Economía y Planificación y la de Finanzas y Precios; las dos entidades que observan con lupa los vaivenes de la economía en el territorio y ni así alcanzan, a veces, a divisar la lógica.

“Habría que analizar sus estados financieros por dentro para emitir un juicio acertado, aunque de manera global, la causa fundamental que suele determinar estos comportamientos a escala provincial (y nacional) está asociada a la concepción de un plan con reservas enmascaradas, escondidas, distorsionadas…”, confiesa Ileana Venegas, directora de Economía y Planificación, los sinónimos parecen no alcanzarle.

Una fórmula lo ilustra: “La utilidad es el monto de lo que ingresaste, menos lo que gastaste. Entonces, si aumentas los costos de producción (en el plan) y luego produces más barato, obtienes mayor utilidad y eso hasta te permite pagar más porque los ingresos son superiores”, explica Ricardo Dapía, al frente de la Dirección de Finanzas y Precios, mientras aclara que esa es solo una manera de las muchas que pueden incidir en que se alcancen semejantes indicadores.

Pero ni él ni Ileana se atreven a afirmar que eso sea lo que haya pasado en las entidades que en Ciego de Ávila concluyeron el pasado año con utilidades por encima del 200 por ciento. “Tienen que meterse en esas empresas y preguntar el por qué del porqué, del por qué”. Así le dan el pie forzado a este diario que ya había repasado varios criterios (como el de un experimentado y avezado colega que titulara su artículo de Granma, De la planificación y otros apuros, y el del doctor Oscar Fernández Estrada, del departamento de planificación en la Facultad de Economía, de la Universidad de La Habana —que “enseñara” en uno de sus artículos que “la elaboración de los planes transita por un mecanismo tergiversado que convierte en un campo de batalla el proceso más importante del sistema”— y hurga, no obstante, en opiniones de los implicados, a sabiendas no solo de que el papel lo aguanta todo, sino de que los entresijos de la planificación son tan enrevesados para un equipo de investigación periodístico, como la economía misma.

Acopiando razones

Infografía: Invasor.

Cuando ya estaba hecho el plan del 2017 y establecido que debíamos aportar un impuesto del 70 por ciento para algunos productos, llegó otra resolución que lo modificaba, y debía ser, entonces, el 42 por ciento. Y cuando pensamos que debíamos calcularlo así y ya habíamos confeccionado el plan del 2018, llegó otra y volvió a modificarlo. ¿Te das cuenta?”, pregunta Ariolys Díaz Armenteros, directora contable-financiera de la Empresa Provincial de Acopio, consciente de su retórica.

Por esos desajustes, generados ministerialmente, las cuentas terminaron favorables a Acopio (en este caso). Encima, productos como el frijol, que debían aportar, primero el 70 y luego el 42 por ciento, crecieron en entrega y más guajiros de los pactados acopiaron los granos que la entidad comercializó en más de 6 000 toneladas. El arroz que se distribuyó en los mercados, a causa del huracán Irma, también disparó los márgenes de Acopio y la empresa terminó sumando millones, no previstos.

¿Y por qué no reajustaron el plan?

— «El ministerio no lo permite, solo está concebido que se haga ante situaciones excepcionales; y esa (las resoluciones que lo varían) no está contemplada como tal», refiere Ariolys.

No obstante, la especialista subraya que sí hay resultados generados por su centro y a pesar de que hoy pagan las “culpas” de otros y tuvieran que abonar casi medio millón de pesos en intereses al banco, debido a la falta de liquidez que genera la deuda de más de 30 millones contraída por otros con Ciego de Ávila (fundamentalmente Camagüey). Entre esa cifra y los más de 300 contratos incumplidos que del surco no llegaron a la entidad, la empresa debió sortear tropiezos hasta lograr resultados positivos.

Entre ellos, su director, Roberto Sarmiento Álvarez, señala la eficiencia con que han realizado sus operaciones mercantiles, pues las cuotas establecen que por transportar un millón de toneladas de comida pueden consumir hasta 53 toneladas de combustible, y allí promediaron 46 y llegaron a implantar récord con 33 toneladas. Aunque los remolques de 12 camiones tributaron a ello y se devolvieron al gobierno del territorio cientos de miles de litros de petróleo, el ahorro supone, de alguna manera, que los índices implantados, desde arriba, no fueron todo lo objetivo que debieron.

Como sea, el estado financiero de la empresa, que el año anterior (2016) cerrara con pérdidas, a causa de un desfalco de millones de pesos, concluyó el 2017 con saldos muy positivos, sin que se hayan traducido, en lo fundamental, en más comida transportada del surco a la mesa.

Empresa Materiales de la Construcción. Foto: Alejandro García/ Invasor.

Una cara parecida mostró la empresa Materiales de la Construcción, cuando sus utilidades llegaron al 244 por ciento y el sobrecumplimiento llamó la atención. Ya al cierre de noviembre, la unidad de subordinación nacional (encargada de producir materiales para la Vivienda, la venta en las tiendas de Comercio Interior, la Cayería Norte y otros encargos estatales) tenía en sus cuentas montos superiores a los tres millones de pesos que no estaban planificados y serían el preámbulo de los vítores. Lo “curioso” del caso es que lo bueno para ella resultó dañino para otros, pues esa bonanza se explica por los materiales que, al no ser extraídos por las contrapartes, se comercializaron a precios por acuerdo, mediante nuevos contratos.

Obviamente, y en ello coincide José Ernesto Benítez Torres, su director económico, nadie planifica el incumplimiento; de ahí que los bloques, por ejemplo, que no asumió Comercio Interior y le paga a esa entidad a 1.05 centavos, fueron vendidos a otras empresas a precios que oscilaron entre 2.00 y 2.50 pesos. De tal manera, el costo de la no ejecución de otros terminó favoreciendo a la Empresa de Materiales y a quienes no tienen acceso (contrato) constante a esa industria, debido a la insuficiente capacidad productiva.

A la par de esa inyección, las inversiones en la trituración del rajón de voladura calzó la eficiencia en la fabricación de materiales; la agilidad en los pagos de intereses al banco disminuyó la recarga financiera; la reducción de gastos indirectos hizo lo suyo… Pero de los más de 6 millones de pesos con que la industria excedió sus ventas planificadas, más de la mitad del monto se logró “gracias” a otros; y no, precisamente, porque de las manos de Leonides Degalis (operador de una de las dos bloqueras más modernas del país instaladas en esta provincia, perteneciente a la UEB Hormigón y Terrazas) salieran más bloques, aunque también en ese indicador se creció.

Siete de las ocho empresas con utilidades por encima del 200 por ciento en Ciego de Ávila son de subordinación nacional y solo una rinde cuentas al territorio.

Para la Empresa de Suministros Agropecuarios, otras de las entidades que aparecen en la nómina con altos resultados, la explicación es aún más triste y el delegado provincial de la Agricultura, Orlando Pérez Pedreira, corrige cualquier malinterpretación que se haga del 132 por ciento de sobrecumplimiento. “El huracán mojó muchos sacos de fertilizantes que se vendieron a precios inferiores y en altos volúmenes, que no estaban planificados. También algunos productos, como las cántaras de leche hechas en Cuba, subieron los precios”.

Empresa porcina. Foto: Nohema Díaz/ Invasor.

Sin embargo, es el caso de la Empresa Porcina, uno de los más llamativos (y lo sabe el Delegado): ¿cómo sin cumplir, siquiera, sus planes de producción, pudo cerrar el año con un sobrecumplimiento del 500 por ciento en sus utilidades?.

Si bien Wilfredo Guerra Quesada, Director Adjunto de la Empresa, María de las Mercedes Véliz Díaz, directora contable financiera, y el propio Orlando ahondan en el tema, para los avileños no-entendidos, podría resultar muy contradictorio que una empresa que deje a los consumidores con ganas de comer cerdo a 16.00 pesos la libra, termine el 2017 con aplausos en su gestión financiera.

A la incomprensión podría sumársele el hecho de que este mismo diario publicó, en diciembre pasado, el retiro de los cinco grandes productores de cerdo en esta provincia, que atesoraban más de 20 mil cabezas.

Pero las cifras se justifican en varias aleaciones: Porcino tuvo que disminuir compras a productores porque, tanto el matadero como la industria presentaron dificultades para asimilar la carne. Los márgenes de esa ganancia son menores (compra al productor y vende a la industria) que cuando entrega cerdos de sus propias cochiqueras. Y ahí estuvo el “disparo”, pues tres cochiqueras estatales debieron ser desmanteladas ante el peligro de infestación y el dinero terminó multiplicando ganancias. Fue en la procedencia de la carne y no en su cantidad, donde se asentaron los “resultados” del Porcino.

Aparente contradicción experimentó el sector azucarero que quedó al 84 por ciento de su plan productivo (menos caña molida) y, no obstante, llegó a recaudar utilidades al 299 por ciento de su plan. Después de haberse roto la saga de cumplimientos que caracterizaba a este sector avileño, Eduardo Larrosa Vázquez, director general de la Empresa Azucarera, admite que, desde instancias nacionales, cambiaron la ficha de costo del azúcar, cuando ya los planes estaban hechos. Al pagarse mejor el producto, ellos recaudaron 60 millones de pesos, por encima de lo previsto.

Con el plan de utilidades al 202 por ciento aparece la Empresa Provincial de la Construcción. Quizás, con el ejemplo más fácil de ilustrar (y lógico) porque —aunque su director general, Enrique Ordoñez de la Paz y su director económico, Ismael Ruiz Hipólito, hablen de números, y de millones por encima— el huracán Irma vino a ponerle rostro y agradecimiento a sus producciones, obligadas a crecer.

Estas muestras avileñas no son exclusivas del territorio. Tampoco del 2017. Cada año, varios sitios del país y discursos oficiales dan cuenta de excesos que acostumbran a traducirse en esfuerzo y productividad, casi por instinto.

Y aunque el papel, se dice, lo aguanta todo, en la economía cubana las lecturas entre líneas son más recomendadas; y aun así, casi nunca se entienden, a la primera.

Por eso el criterio de Ricardo Dapía, director de Finanzas y Precios en esta provincia, viene a ser un jarro de agua fría ante el “júbilo” económico: “Cuando una empresa, por las razones que sea, obtiene sumas no planificadas, disminuye el aporte real que el país podría adquirir. Disminuye, entonces, la posibilidad de redistribuir esos ingresos, de usarlo, y aumenta la deuda pública. Se compromete el futuro”.

(Tomado de Invasor)

Se han publicado 103 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carlos Manuel dijo:

    A dónde vamos a llegar?

    Pero esto que se explica muy bien en el artículo sucede a diario en muchas más empresas del país, y no pasa nada.

    Los auditores denunciando todas estas irregularidades, tanto los de la Contraloría General como los que forman parte del Sistema Nacional de Auditoría, y no pasa nada.

    Los ciudadanos, que tienen un elevado sentido común, denunciando todas estas falsedades, y no pasa nada.

    En fin, estamos llenos de engaños, con una economía precaria, llena de vicios y malas prácticas, y no pasa nada.

    Sencillamente cuando podamos abrir de verdad los ojos, será un poco tarde para darnos cuentas que todo esto no es un sueño, que es una muy cruda y peligros realidad que se conoce a todos los niveles gubernamentales del país, y de pronto aparece un artículo como este, muy bueno y bien enfocado, y parece que estamos descubriendo algo nuevo.

  • jose antonio hernandez dijo:

    el articulo suena bien y es una verdad pero es solo eso un articulo periodistico que solo nos gusta xq es verdad mucha verdad pero nada.no resuelve nada.quie tiene la culpa los directotes de CPA.no greo

  • Liborio dijo:

    hasta q no vea os mercados repletos de comida, los establecimientos de venta de materiales con todo ´´a pululo´´, cuando no tenga q esperar horas para el transporte, etc etc etc, podré decir q se estan sobrecumpliendo los planes, de lo contrario todo lo q se publica en la prensa es pura bla, bla, bla
    al menos estas jóvenes reporteras son honestas, por lo q las felicito

  • Mágico dijo:

    Magnífico artículo sobre una indiscutible y fea realidad. Mucho tiempo debieron invertir estas muchachas en escribirlo; pero lograron un producto excelente, para mí, desde todos los ángulos.La penosa situación sobre la que se habla, este engaño autorizado, esta toma de pelo al pueblo, que las comunicadoras sin duda denuncian, es nacional, como lo indican ellas, y no se circunscribe a territorios o ministerios. Por otra parte, el compromiso periodístico de divulgar de la forma más completa posible el acontecer nacional, y que pone a prueba a veces la cordura del cubano por lo indignante de las noticias, se hace cada día más frecuente en la prensa local del país. Cubadebate en sus páginas les está dando paso a estos artículos y los lectores comprometidos, nacionales o internacionles, acabamos respondiendo con irritado agradecimiento a los que divulgan nuestras «verdaderas verdades». Considero que es muy importante sacar a la palestra pública tales miserias; es un gran logro, al menos para que los cubanos estemos algo informados y no desinformados sobre casi todo. Pero me atrevería a plantear otra idea. Esto sólo es posible cuando los periodistas hablan de las deficiencias en los sectores productivos o de los servicios; pero cuando están implicados los asuntos políticos, ahí sí que la censura no permite nada. Y lo digo no porque sea yo periodista y esté sufriendo tal situación de censura. Me expreso así, porque nunca leo algo en la prensa oficial cubana que implique el más mínimo arañacito a los postulados políticos que se mantienen como norma y como brújula hoy en día; y eso me parece muy extraño. Supongo que en los medios de la isla habrá periodistas, jóvenes sobre todo, que sean críticos de los preceptos idelógicos, arcaicos y dasarraigados, que como verdades bíblicas, se le imponen a la sociedad cubana, para su mal. No quiero decir ni mucho menos que los vicios como la mentira, la indolencia, la ineptitud, la hipocresía y la corrupción, presentes todos en el tema que nos ocupa, se originen en el régimen político de Cuba; pero sí digo que este constituye el mejor caldo de cultivo para la intensificación y la multiplicación de tales conductas. Por eso pienso que las críticas debieran ser más profundas, que llegaran a la raíz y no se anduvieran por las ramas de lo que considero el verdadero mal.

    • Salvatore de Monferrato dijo:

      Pues si , sigues hacendo magia!!!!

  • Davo davo dijo:

    Fefa, voy a buscar comida. Estoy frente al televisor para ver las noticias, por favor tráeme una bolsa para guardarla.¿Alguno no habrá escuachado este cuento de una forma igual o parecida en a lo largo de varios años.

    ¿Quien no habrá escuchado o habrá visto la confección de los globos a la hora de redactar informes.

    No solo tienen responsabilidades las emporesas y demás instituciones. Los medios a la ahora de transmitir las informaciones no ejercián un trabajo muy agudo a análitico.

    ¿No existían las condiciones o los deseos por determinadas personas o niveles de dirección? No lo dudo y cuestiono.

    Lo importante es que si comenzamos con una nueva óptica a ver la vida. Por favor, reno vemos y limpiemos constantemente los espejuelos

  • Toni Montoya dijo:

    Debe ser que nos alcanzó el explote de la burbuja inmobiliaria???……. O será por nuestra costumbre de inventar a lo cubano y hacer planes a base de inflar globos que hasta nos creemos que de verdad existen???

  • MPH dijo:

    hay más tela por donde cortar, no solo esto. Si analizamos el método de formación de precio que prima en cuba, que es el de los gastos más un margen comercial, y no el correlativo entonces veremos que para cualquier empresa entre más gasta, ficha de costos más margen comercial tiene: ejemplo si usted puede formar precio tomando como base el 10% de sus costos, pues si el costo es de 100, el margen será de 10, pero si es de mil será de 100, entonces es mejor «gastar más», y se obtiene más márgenes. De ahí que esas fichas de costos diseñadas centralmente, sin rigor, sin control por los órganos encargados de verificarlos, finanza y precios, contraloría etc., son muchas veces ficticios, inflados, lo que pasa que quién se mete a analizarlos objetivamente. Luego vienen esos tributos y aportes que desangran las empresas, que en muchos casos los trasladan en sus facturas los clientes, unido al sistema de apgo por rendimientos, con los indicadores directivos y limitantes, que obligan, si quieren ganar algo a cumplir con las utilidades, los planes a toda costa, pues se tiene un cuadro más o menos objetivo de lo que pasa.
    Sobre la oferta y demanda hay otros criterios: será oferta contra demanda u oferta contra necesidad? que es otra cosa. La oferta y demanda presupone un escenario flexible, objetivo, de buenas prácticas comerciales por todos los actores, la buena fe: es eso lo que prima en el mercado actual cubano?, no se esconden productos?, no se desvían para otros destinos, los campesinos e intermediarios, aplican los precios de temporadas, he visto tomates, frutas y muchos otros productos que han planteado que prefieren se pudran antes de bajarle el precio. Es eso oferta y demanda realmente? o es una variante de aquel capitalismo primario que existió hace más de 200 años?!

  • molesto dijo:

    Estimada periodista no le quedo bien ,esta soberbio su reportaje si dios permitiera estremeciera la raíz de la mata seria muy provechoso para el consumidor y los necesitados q ven sobrecumplimientos q no se reflejan en la vida real, pero ese cáncer esta difícil de extirpar nuestra sociedad le gusta vivir de números y globos….

  • carlos dijo:

    muy buen articulo y ahora que ?

  • ManuelB dijo:

    EL ATÍCULO NOS ALERTA SOBRE LA UNIÓN DE 2 PALABRAS QUE UNIDAS PUEDEN ESCONDER INEFICIENCIA: CUMPLO Y MIENTO. CUMPLIMIENTO. EN UNA SE CUMPLE EN EL INFORME Y EN LA OTRA LA VIANDA NO LLEGA AL VIANDERO. PERO LAS GANANCIAS LLEGAN A LOS BOLSILLOS. TODO ESTÁ EN EL COMIENZO DEL CICLO DE LA ADMINISTRACIÓN, LA ORGANIZACIÓN Y LA PLANIFICACIÓN. QUIEN BIEN PLANIFICA NO DEBE SOBRECUMPLIR TANTO, NI TAMPOCO INCUMPLIR A NO SER CONTINGENCIAS Y CATÁSTROFES , QUE TAMBIÉN PUEDEN SER IMPREVISTAS , PERO ALGUNAS PUEDEN SER CALCULADAS POR EXPERIENCIAS ANTERIORES.

  • Yaniel dijo:

    Planificación irreal, hablamos de los trabajadores por cuenta propia y el pago totalmente irreal a la ONAT y las empresas Estatales están peores y como dice la última línea del artículo la mala planificación en el sector estatal si disminuye, la posibilidad de redistribuir esos ingresos, de usarlos, y aumenta la deuda pública.

    Esta si afecta la mesa y bolsillo del cubano de a pie.

  • Luis Alberto dijo:

    Excelente Articulo y la prensa deberia ser cada vez mas dura e informar asi al pueblo no solo en estas cuestinones sino tambien en los organos de direccion de cada provincia por ejemplo por que no comparar en el caso de Ciego de Avila el funcionamiento de la provincia cuando fue primer secretario del PCC Tapia con el actual secrectario , que pasado en la provincia en que se avanzado mas o habido retroceso donde estas los problemas en Cuba los problemas tienen nombre y muy bueno ademas de un derecho que el pueblo lo sepa

  • Kico Redel. dijo:

    Claro como no, utilidades del 200% las empresas mas sensibles, acopio, la construccion,etc, que pena si lo que aparece es en las carretillas o en los mercados de los chupa sangre que venden a precios altos y que materiales cuando tenemos tantas casas en mal estado, Ese 200% es por lo caro que comercializan las empresas estatales, eso sin nombrar que entre ellas se estan saquiando en las rrelaciones comerciales entre las empresas estatales. Gracias.

  • micky dijo:

    El periodico, Radio Reloj, etc.Realmente creo que este artículo es uno más de los que ya han aparecido reiterando lo mismo y sin embargo los precios de los mercados siguen por el aire, y los que tiene que ver con el tema actúan como los tres monos sabios.

  • Luis Alberto dijo:

    Exelente artículo, este es el periodismo que se necesita en estos tiempos en que se actualiza nuetro modelo económico, solo señalar, que no se menciona los salrios devengados a partir de esos sobrecumplimientos, sería interesante!!!!!

  • Elisabel dijo:

    hace ya 1 mes que en Sancti Spiritus no entra cabilla asi k no se k plan se sobre complio en la empresa de la construcción

  • René Antonio Ruiz Santos dijo:

    Estos son los famosos Planes hechos para cumplir, pues del cumplimientos de estos depende la estimulación de los trabajadores.Digo famosos porque se han hecho tan cotidianos.Esta forma de actuar es mentir, es mentirle al pueblo, y es responsabilidad de todo el cuerpo directivo de la entidad. También es verdad que todos los organismos e instituciones se complacen en escuchar números lindos, bien adornados y así mostrar buenos resultados que en definitiva lo que hacen es fortalecer la ineficiencia y una serie de antivalores en el personal directivo que mucho menos de pensar en su función social miran más su beneficio personal.
    En estos momentos es muy importante a la hora de evaluar una empresa, que tiene que ver con la producción o transportación de bienes materiales, el cumplimiento del Plan Físico. Cuantas toneladas de productos agrícolas debías contratar, transportar y cuantas lograste. Cuantos bloques debías hacer y cuantos hiciste.
    Una valoración integral de los resultados es lo correcto. Lo contrario es falso.

  • Yo que soy parte del pueblo dijo:

    Al final todo esto se revierte en dinero al bolsillo de directivos, y funcionarios de la empresa e ahi los salarios de 4 000 o 5 000 peosos mensuales contra los 250 que gana cualquier obrero en otra entidad.
    Y si que puedes explicame como funciona eso de …. este mes cobramos 7.8 salarios en una empresa transportista que no da respuesa a las demandas y necesidades de la poblacion. 7.8 salarios en un mes sobre un salario de 500 pesos viene a ser como cobrar 3900 pesos en un mes , y que hay con lo del mes 13 me pregunto hasta donde llegan las cosas extrañas en nuestra economia.
    que hay con una empresa de comercio que no comercializa los huesos de res a la poblacion … porque le da perdida…. no sera que da perdida a los salarios de directivos que no los comen pero les engorda el salario. Hay mucha tela por donde cortar

  • Niurka dijo:

    El plan es de 2 cerditos y si tiene 4 sobrecumplen al 200% :-)

  • Omar Prado Martínez. dijo:

    Eso mismo está sucediendo en todo el país, no es exclusivo de Ciego de Ávila; creo que es hora de terminar con tantas falsedades planificadas y tantos dirigentes fraudulentos, todo esto es parte del lastre que alimenta la corrupción en el país y que pudiera destruir nuestro proceso revolucionario; no olviden las palabras del Comandante en Jefe el 17 de Noviembre del 2005, en el aula Magna de la Universidad de la Habana.

  • equalzero dijo:

    Mis respetos para las periodistas, este artículo es lo más cercano a nuestra realidad que he leído en nuestra prensa, necesitamos más como ellas que digan las cosas como son y punto sin secretismos ni intrigas.

  • Jose A. Acevedo Suárez dijo:

    Se necesita cambiar radicalmente los indicadores directivos a las empresas, ya que el cliente que es tambien propietario y destino del objeto social y no se considera. Podemos distribuir utilidades , pero nuestros clientes no disponen de nuestros productos y servicios. Es un error hablar de mala calidad del plan cuando se sobrecumple. El plan es una herramienta para llegar a satisfacer las demandas de la poblacion y la exportacion y no para asegurar altos cumplimientos que nos permita pagar mas a dirigentes y trabajadores. Considero que esta es una de las deformaciones que debemos corregir urgentemente en la implamentación de las políticas de la actualización del Modelo Económico Cubano.

  • Palax dijo:

    Excelente artículo.

  • William dijo:

    Es decir, se incrementan las ganancias, pero no incrementan las producciones. Así seguimos engañándonos.No podemos incrementar las ganancias subiendo los precios de los productos. Así todas las empresas son rentables. Eso no es socialismo, es engañar al pueblo.

  • mauricio dijo:

    Este es el verdadero papel que tiene y debe, por autorespeto, jugar la Prensa y los peridistas para que se sientan ejerciendo su profesión. Felicidades a los autores.

  • yadira veigas dijo:

    se sabe que en las empresas estatales domina la corrupcion desde hace años,pasa que parece que nadie se da cuenta que esta situacion puede dar cuenta del proyecto revolucionario.

  • David dijo:

    Hola: Sobrecumplimiento y en el campo la libra de carne de cerdo está: cuando es con huesos, pellejos y grasa a $27.00 pesos, costillas sin carne y con pelljos y grasas $26.00 pesos, carne limpia $40.00 pesos y el salario medio en Cuba sigue en $425.00 y las coles de 2 o tres libras en 8 o 10 pesos, la malanga a más de $2.50 pesos, no entiendo esos sobrecumplimientos, es como dice el periodista “Tienen que meterse en esas empresas y preguntar el por qué del porqué, del por qué”, trabajé muchos años en diferentes empresas y se hacen maravillas con los estados de resultdos y los estados de situación, a esos antes le llamaban balance o estados fiancieros, pero como se cambian los planes productivos para poder cumplirlos, comenzando con las empresas agropecuarias, pesqueras, de materiales de la cosntrucción, y así sillas, sillas, sillas……. Gracias

  • Roberto UCI dijo:

    Está muy bueno este artículo. Felicidades al periodista, después dicen q en Cuba no hay libertad de prensa, asi debe ser periodistas, el pueblo se los agradece, renocer lo bueno pero tambien lo mal hecho, para cerrar con broche de oro, solo falta q luego de estos análisis se sepan las medidas y respuestas tomadas por la diferentes direcciones del país. Saludos desde la UCI.

  • Yodisney Castro Gomez dijo:

    el probrema esta en el plan, muchas empresas no declaran en su plan las potencialidades reales de produccion que tienen ya sea porque todo lo hacen por una ficha de costo que no recoge las variaciones reales del entorno o porque lo hacen intencionalmente para beneficiarse con los pagos por resultados ya que todos los indicadores estarian favorables a ello.

  • libra dijo:

    … Y nada más que la verdad. Al fin unas periodistas (para más mérito, del interior del país) solucionan el misterio de los «sobrecumplimientos productivos» invisibles. Felicidades !!!!

Se han publicado 103 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también