Imprimir
Inicio » Especiales, Educación  »

Vocacionales: La Lenin, ¿tiempo de definiciones? (+ Fotos y Video)

| 157 |

Cubadebate prosigue su recorrido por las Vocacionales más antiguas del país, y llega a la Lenin, tras su paso por Pinar del Río, Matanzas, Villa Clara y Camagüey.

Cuarenta y cuatro años después, la Lenin aun es la casa de muchos, el nexo invisible entre miles de graduados y un sello indiscutible de identidad. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Una escuela es más que las columnas que la sostienen, más que un punto en las coordenadas de algún mapa. Sus muros son testigos y pilares del acervo cultural que ella transmite de generación en generación. Es escudo y fragua, e intenta ser reflejo del país que representa.

En el km 3½ de la carretera del Globo, en Las Guásimas, se levanta un monumento ejemplar de la educación cubana, un sueño edificado por Fidel: el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Vladimir Ilich Lenin.

Sembrar escuelas

Fidel inaugura la Lenin en 1974 junto al entonces mandatario de la URSS, Leonid Brezhnev.

“Esta escuela que inauguramos hoy, es del tipo que llamamos vocacional. En ella ingresan los alumnos mediante selección rigurosa, basada en las altas calificaciones que obtengan en la enseñanza primaria y en su expediente escolar.” Fidel, 31 de enero de 1974

Corría el año 1971 cuando en el sur de La Habana una nueva escuela tomaba forma desde sus cimientos. La estructura de prefabricado Girón, modelada por el arquitecto Andrés Garrudo, transformaría el ambiente campestre cercano a las Tetas de Managua en un centro educacional único de su tipo en Cuba hasta la época.

En el primer año estuvieron listos los talleres de mantenimiento automotor, los almacenes generales, el primer edificio docente, los dormitorios y la cocina comedor de secundaria (actuales Unidades 1 y 2).

Los primeros mil alumnos de preuniversitario, llegados de la Escuela Vocacional de Monitores de Vento, se incorporaron en septiembre de 1972. Un año más tarde comenzó el curso escolar con la obra constructivamente terminada y una matrícula general de más de tres mil 200 estudiantes, tras la incorporación de los alumnos de la escuela Raúl Cepero Bonilla.

El IPVCE capitalino surgía entonces con seis unidades, gracias al esfuerzo de constructores, trabajadores y sus propios alumnos. Sin embargo, no fue hasta la tarde del 31 de enero de 1974 que quedaría oficialmente inaugurado por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Inauguración del IPVCE Vladimir Ilich Lenin.

Aquel momento quedó recogido a través de fotografías. Durante su visita a Cuba, Leonid I. Brezhnev, primer secretario del PCUS de la extinta URSS recorrió, junto al Comandante en Jefe Fidel Castro, las instalaciones y tras un vistoso acto cultural nació el primero de este tipo de centro, modelo de escuela y enseñanza en el país.

“A decir verdad, en ningún país de América, incluyendo Estados Unidos, hay una escuela de nivel medio como esta.”

(Fidel Castro Ruz, 31 de enero de 1974)

Corazón Azul

Gabriela Fernández viste el uniforme azul a dos tonos de lunes a viernes. Para ella “la Lenin es mucho más que una casa, una escuela o un centro estudiantil”. Habla del IPVCE y las “familias de egresados”, como esa hermandad que se crea con el paso del tiempo. “Cuando entré –afirma– sabía que no iba a ser lo mismo que mi papá me contaba, pero igual seguía siendo la Lenin.”

Ese sentimiento no le es ajeno a Alejandra Izquierdo. Sentada sobre el césped del anfiteatro natural, rememora las razones por las que un día decidió entrar a la Gran Casa Azul, como cariñosamente se le conoce al IPVCE. La atrapó la idea de todo lo que la escuela enseña y cuánto te cambia como persona, “porque aquí se lleva al mismo nivel tanto lo académico como el crecimiento de uno como ser humano.”

A Daniel Rodríguez, el primero de su familia en ingresar a esta vocacional, fue una vecina que le habló de su experiencia. Daniel la veía llegar feliz cada día de pase. Incluso después de graduarse, ella y su grupo se reúnen y hacen fiestas. “Yo quería eso para mí, –confiesa– amigos que me duraran toda la vida.”

La adolescencia de Tony García Álvarez, hoy estudiante de ingeniería informática de la CUJAE, también tuvo su marca azul. “Era la primera vez que me desprendía de mi familia y de alguna manera tenía que valerme solo de mí. Esto me hizo crecer, y sobre todo independizarme. Me ayudó a salir de mi zona de confort, pero eso era precisamente lo que buscaba.”

Cuarenta y cuatro años después, la Lenin aun es la casa de muchos, el nexo invisible entre miles de graduados y un sello indiscutible de identidad. Si bien ha sufrido cambios con el tiempo, para un joven como David González Hernández, estudiante de noveno grado de la secundaria Manuel Piñeiro de La Lisa y ganador del concurso provincial de Geografía, representa “la mejor escuela en la que (puede) cursar la enseñanza preuniversitaria.”

El tiempo pasa…

La Lenin tiene hoy mil 110 estudiantes divididos en dos unidades. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Para quienes recorrieron sus pasillos alguna vez, la escuela lucirá algo diferente. Solo dos unidades de estudio y poco más de veinte albergues brindan servicios en la actualidad.

La Lenin tiene hoy mil 110 estudiantes divididos en dos unidades. La número 1, con alumnos de décimo y onceno grado, y la unidad número 2, que acoge a estudiantes de onceno y doce grado”, explicó a Cubadebate Mercedes Ávila Alfonso, directora General del IPVCE Vladimir Ilich Lenin.

Según declaró la profesora, ambos bloques de estudio y los dormitorios en funcionamiento satisfacen la demanda que hoy posee la escuela. Igualmente resaltó que se cuenta con el claustro suficiente para garantizar el proceso docente-educativo.

“Tenemos tres laboratorios de física, tres de química y tres de biología que aseguran la calidad de la formación de los estudiantes. Las dos unidades docentes y sus albergues se encuentran en proceso de reparación. La unidad número 1 emplea nueve albergues y la número dos, 12 dormitorios.

“Poseemos un solo comedor general divido en cuatro segmentos donde se ofrece desayuno, almuerzo y comida, además del comedor modelo para aquellos estudiantes destacados en la emulación de la FEEM”, acotó Ávila Alfonso.

Sin embargo, en los últimos años la “parte habitada” de la escuela no escapó de los efectos del paso del tiempo y algunos padres y alumnos mostraban inconformidades con las condiciones de vida del lugar.

“Una de las acciones constructivas que se ejecutaron en la reparación fue el montaje de una bomba para que llegue con mayor sistematicidad el agua a los albergues y las aulas. También se han suprimido los salideros. En estos momentos se pone el agua tres veces al día para que el estudiante la disfrute en los momentos claves de su jornada”, aseguró la directora general de la escuela.

Contrario a lo que algunos decían, la Lenin continúa siendo un centro de subordinación provincial. No obstante, el presupuesto erogado a la escuela en los últimos años ha disminuido en correspondencia a la matrícula y a la cantidad de profesores.

Escuela grande, ¿matrícula “chiquita”?

La matrícula ha decaído en los últimos cursos. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Uno de los grandes retos que enfrentan los IPVCE en Cuba es la escasa demanda de ingreso desde la enseñanza precedente. Desde la reaparición de los “preuniversitarios en la calle”, menos estudiantes se ven tentados por la vida internada. La mayoría de los directivos y profesores encuestados señalan esta como la causa fundamental de la abrupta caída en la demanda.

“Al conversar con estudiantes de secundaria básica, sobre todo con aquellos de noveno grado, nos dicen que sí quisieran estudiar acá; sin embargo, al ser un centro interno, los padres no les dan esa posibilidad. Si a esto le sumamos que en La Habana existen 35 pre urbanos que quedan mucho más cerca, el estudiante suele escoger esa opción”, advirtió la directora del IPVCE.

David González Hernández, estudiante de noveno grado y futuro alumno del centro, confirma que este hecho “no es solo con la Lenin; en sentido general se ha perdido el interés por la enseñanza preuniversitaria porque los muchachos creen que “las carreras profesionales” no son fructíferas. La gente se enfoca en el corto plazo”, apuntó el joven.

Antonio García Brigos, egresado de la graduación número 4 de la Lenin, también conversó con Cubadebate sobre el tema. Para él, los preuniversitarios urbanos no son la causa fundamental del declive en la matrícula pues “cuando se crea la Lenin existían los pre de la Calle y así se mantuvieron aproximadamente hasta 1982”.

Gabriela, sin embargo, no renuncia a ver nuevamente su escuela llena de uniformes azules.

“Una de las actividades que hicimos por el 44 aniversario fue ir a las secundarias a captar muchachos. Es mentira que hay alumnos que no quieren esta opción, es mentira que no tenemos los suficientes alumnos para entrar. Sin embargo, la influencia de los padres es uno de los principales problemas: que dicen que no hay agua, que la comida está malísima, que vas a estar becado”, explica la estudiante de onceno grado.

Por su parte, para Juan Carlos Albizu-Campo Piñera, padre de una de las estudiantes del IPVCE, la pérdida de la matrícula tiene otras muchas aristas.

Durante algún tiempo se dijo que la Lenin era solo para estudiar ciencias, pero eso es un concepto muy reduccionista de las ciencias que solo se aplicaba a la matemática, la física y la química. Esa idea afectó mucho la captación de estudiantes”, afirmó.

“No todos los que se gradúan de la Lenin quieren seguir en ese tipo de carreras naturales o exactas, pues hoy las ciencias son muchas, desde las ciencias jurídicas, psicológicas o filosóficas y que tienen que ver con la propia organización del sistema de grados científicos en Cuba”, explica Juan Carlos.

Futuros profesionales

La orientación vocacional es una tarea permanente en el centro. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Aunque su directora afirma que el centro “tiene la misión de fortalecer el estudio hacia las carreras de ciencias exactas, pero también (formar) hombres de una elevada preparación política”, ahora enfrenta desafíos vinculados a la formación vocacional.

“En la actualidad –explica la directora del IPVCE– mantenemos relación con todos los centros del polo científico donde los estudiantes participan desde décimo grado. Igualmente se realizan intercambios con los trabajadores, en su mayoría los propios egresados de esta escuela”.

Además, el centro mantiene el convenio con la Universidad de La Habana, donde “realizan mensualmente encuentros sobre Matemática y Física, para que el estudiante se motive por estas carreras de acuerdo a la necesidad que tiene el país de crecer en este campo”, afirma Ávila.

Durante la última semana de enero, los estudiantes realizaron algunas actividades extraescolares como parte del aniversario 44 de la escuela. Anabel Antúñez, estudiante de onceno grado, cuenta que los llevaron a centros de investigación, hospitales y lugares culturales.

El ingreso a la Lenin supone, desde lo académico, un reto permanente. Ávila Alfonso explica que para entrar a este preuniversitario el estudiante debe hacer las pruebas de ingreso de matemática e historia y escoger entre química, física o biología. “Al cambiar el sistema de ingreso a los IPVCE el alumno se siente más seguro, porque escoge la asignatura de ciencia en que esté mejor preparado”, asegura.

Otro elemento que atenta contra la percepción popular de la escuela es que “ya no es tan Vocacional la cosa”, como argumenta Albizu-Campos, “y allí hay otra tergiversación de la realidad”, como él mismo sostiene.

“En primer lugar, para estar allí hay que tener vocación por las condiciones de vida que tienen los IPVCE y sobre todo la Lenin. Eso hay que hacerlo por amor a la carrera, por amor a las ciencias, por amor a la formación que allí se les da. Nadie puede creer que en la Lenin estarían más cómodos que en sus casas. Están ahí porque saben lo que representa esa formación.

El movimiento de los IPVCE fue la respuesta al emplazamiento que nos hizo Fidel que el futuro de este país tenía que ser necesariamente de hombres de ciencia, y si no fuera por los IPVCE, esa consigna hubiese quedado vacía. Eso solo pasó porque no surgieron con ese criterio que nos domina hoy de eficiencia económica, sino que el criterio sobre el cual se crearon estas escuelas fue el de eficiencia social.

“Esto no tiene nada que ver con ser elitistas o ser mejores que el resto de los estudiantes. Ellos son como otros cualquiera: escuchan la misma música o bailan cualquier ritmo.”

Juan Carlos considera que “sería una inversión social aceptar a todos los estudiantes que estén dispuestos y aptos a pasar por ella, independiente del campo al que se dediquen con posterioridad. Tan es así, que hoy no se podría hablar de una institución en Cuba que no cuente con egresados de los IPVCE”.

La directora lleva apenas dos años frente a la escuela, pero reconoce que la Lenin es una de las canteras de graduados de las universidades, con una formación académica muy sólida. También defiende que “lo fundamental es formar hombres y mujeres útiles a la sociedad, que puedan ser desde escritores hasta ingenieros”.

¿Calidad en la enseñanza?

La matrícula de los IPVCE se ha deprimido, pero eso no significa que el rigor y la calidad de los alumnos que entran a nuestra institución decrece. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

El centro cuenta con 209 trabajadores entre docentes y no docentes. De ellos 70 son profesores: ocho maestros reincorporados, 23 docentes recién graduados.

Si algo destaca ante los ojos de muchos es el gran sentido de pertenencia y la vocación que desarrollan los estudiantes. “Allí hay profesores que fueron estudiantes de este centro y que regresaron por amor y por vocación, u otros fundadores que pueden estar en su casa descansando, pero que prefieren estar allí porque ese es su espacio vital”, afirma Albizu-Campos.

María Luisa (La proto) Moracén Arango es uno de esos ejemplos. Llegó a la escuela el primero de noviembre de 1984.

“Le he dado clases a muchas generaciones y cada una tiene su historia. Fíjate si la Lenin es importante para mí que yo me retiré en el año 2007 y no pude estar ni un mes lejos de las aulas. Es mi escuela, es mi casa, mi vida. Hace poco estuve enferma y la doctora me decía que estaba ‘loca’ por volver a trabajar.”

“La preparación de los estudiantes y del resto de los profesores le impone a uno la superación constante. Cuando uno se para frente a un estudiante tiene que saber de todo un poco, porque no sabe qué duda pueda asaltar a ese educando en el medio de un turno de clases”, dice la profe María Luisa.

Antes de volver al aula, después de la entrevista, “La proto” recuerda con orgullo que acaban de ganar la copa inter-IPVCE por segundo año consecutivo.

La historia de Rafael León Pérez, profesor de química, comienza también en el año 1984:

“Empecé en la escuela cuando era muy joven, era la graduación número diez. En aquel momento todavía era escuela vocacional. Era secundaria y preuniversitario, y se hacía pruebas de aptitud para poder ingresar.

“Como la mayoría de los alumnos, siento un gran sentido de pertenencia por la escuela. Es algo que jamás se olvida. Aquí hemos pasado por situaciones muy difíciles, por el Período Especial, pero a pesar de eso me mantuve aquí. En esta escuela me hice maestro. Yo llegue a la escuela graduado de pedagogía, pero reitero, aquí supe qué era aquello.

“La matrícula de los IPVCE se ha deprimido, pero eso no significa que el rigor y la calidad de los alumnos que entran a nuestra institución decrece. Continúa la misma calidad de los estudiantes y el mismo rigor en las evaluaciones”.

Estudiantes de este centro terminaron recientemente en el octavo lugar de la región caribeña de la final de la ACM-ICPC, entre decenas de equipos de nivel universitario.

Limitaciones que pasan factura

Mercedes Ávila Alfonso, directora general del IPVCE Vladmir Ilich Lenin. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

“El Centro Nacional de entrenamiento se traslada para la Escuela Eduardo García Delgado. Esa institución tiene mayor capacidad para recibir a los jóvenes de todo el país. Aquí (en la Lenin) se mantiene el centro provincial. Allá hay mayor espacio”, aseveró Mercedes Ávila Alfonso, directora general del IPVCE Vladmir Ilich Lenin.

Juan Carlos Albizu-Campo Piñera lamenta esta situación. Su hija, Sofía Albizu-Campo, fue ganadora de oro perfecto en las Olimpiadas Centroamericanas de Matemática el pasado año. Para ella, como para el resto de los concursantes, esta decisión implica salir temporalmente del IPVCE para recibir entrenamiento de cara a eventos internacionales.

“Recuerdo la historia de un muchacho de la preselección que decía que su mayor satisfacción era haber entrado a la Lenin por lo que ella significaba, porque la Lenin es un momento raigal de la educación de un país. ¿Dónde mejor que allí para tener ese centro?”, afirma Piñera.

“Es cierto que la Eduardo García Delgado es una escuela con mejores condiciones, con un claustro de profesores muy preparado. Pero dónde mejor estaría sería en la Lenin o en cualquier otro IPVCE”, acuñó.

De cara al futuro: Un mismo nombre, dos escuelas

A pocos años de una reparación capital, una parte de la Lenin muestra este panorama. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

La disminución de la matrícula en los últimos años ha traído aparejado el desaprovechamiento y descuido de las instalaciones académicas. Lo que en el 2009 terminó siendo una escuela totalmente remozada gracias a una reparación capital por la Operación Milagro, deja mucho que desear a poco menos de diez años.

De las seis unidades con que cuenta la Lenin, solo dos funcionan. El resto del espacio se encuentra en avanzado estado de deterioro. La otrora unidad número uno, el anfiteatro de esa ala, el complejo comedor y el hospital son las áreas más afectadas.

La solución, antes de dejar destruir completamente esa parte inalienable de la escuela, apunta entonces a destinarla a otro uso. ¿Pero a cuál?

“A mí no me preocupó tanto la reducción, sino el rumor de que la escuela iba a desaparecer. Yo creo que esta transformación había que hacerla, porque duele más ver como estaba –yo que comencé en la unidad número uno– y ver cómo se iba deteriorando. La única escuela que seguía “pura” éramos nosotros, el resto de los centros se han mezclado”, dijo con añoranza María Luisa Moracén Arango, profesora de Geografía.

¿Qué pasará entonces con el IPVCE? La directora confirmó a Cubadebate que se decidió entregar el resto de las unidades a otro organismo, para la preparación de jóvenes de la aduana.

“El futuro de la escuela no se pone en riesgo porque en el segmento que tenemos hay capacidad para recibir a los estudiantes que hoy optan por la Lenin y hay espacio para un incremento futuro. A diferencia de otras provincias, la Lenin queda más alejada de la ciudad y quizás por ese motivo no se evaluó crear una ciudad escolar”, dijo.

¿Mi Lenin sigue aquí?

Si en la manga se lleva orgulloso un monograma, a la escuela se le guarda siempre en el lado izquierdo. Foto: Irene Pérez/ Cubadebate.

Para el profe Rafael León, “no sería una idea descabellada que la parte “abandonada” de la escuela la retomara la secundaria básica; no sería una idea descabellada que esa parte de la escuela lo asuma otro centro de educación. En el caso de otros IPVCE hay otras enseñanzas, aunque es cierto que la distancia de la ciudad influye en esa situación”.

Sofía Albizu-Campos explica desde su visión de concursante que “las secundarias básicas del país necesitan un centro como este. En general, en el mundo es así. La preparación para concursos, olimpiadas, es desde secundaria. Para mí eso también era un sueño, que volviera a ser secundaria. Y en el “pedacito” que tenemos ahora no va a poder ser”.

Al conversar también con egresados del centro es curioso escuchar disímiles ideas sobre cómo preservar la Lenin tal cual abrió sus puertas aquel enero de 1974.

Tony García Álvarez sostiene que “las edificaciones que no se están poblando de estudiantes, se les podrían dar a las instituciones que recibirían el producto final de este centro para que instalen ahí sus círculos de interés, sus laboratorios, sus centros de formación. Esto resolvería en buena parte los problemas de mantenimiento de estas zonas, porque lo que se vive se arregla, por decirlo de alguna manera”.

“Estas instituciones serían, en primer lugar, las universidades a la que van a parar los egresados de la Lenin en su cien por ciento o en un número bastante cercano”, sugiere.

Con la nueva modificación estructural, la Lenin cedería además el anfiteatro natural, el Bosque de la Amistad, la piscina olímpica y el tabloncillo. Todas las edificaciones del bloque central hacia el hospital quedarían en el nuevo centro que seguirá llamándose Vladimir Ilich Lenin, pero no será más IPVCE.

Según se informó a Cubadebate, el hospital prestará servicios a ambos centros. De ser así, necesitará acciones de mantenimiento por parte de Salud Pública debido a las condiciones actuales de deterioro que solo le permiten prestar hoy el servicio de cuerpo de guardia.

Cuidar la Casa

El patrimonio histórico, según la RAE, “es el conjunto de bienes de una nación acumulado a lo largo de los siglos, que, por su significado artístico, arqueológico, etc., son objeto de protección especial por la legislación.” La Lenin, con sus cuarenta y cuatro años, podría parecer distante de ese concepto, pero aspira, al igual que la Revolución que la forjó, a ser guía y referente de historia y futuro.

“El mejor homenaje a los símbolos es la preservación de su obra, y para restaurar esa obra hay que ponerla en el nivel que debe estar y de lo que la sociedad demanda de ellos”, afirma Juan Carlos Albizu Campos.

Si en la manga se lleva orgulloso un monograma, a la escuela se le guarda siempre en el lado izquierdo. Como Gabriela, muchos aspiran a cuidar la Casa, a preservar el sueño de sus fundadores. Que “los esfuerzos –como ella misma dice– sean solo para rescatarla, para volverla grande, como siempre ha sido.”

En video, Cubadebate visita la Lenin

Se han publicado 157 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Victor Manuel dijo:

    Es una pena que un centro tan enblemático para la educación cubana y que tantos profesionale svaliosos ha dado a e país se encuentre en este estado . Conocemos las difucultades económicas y el desestímulo que representan los pre urbanos para los jovenes que ne lagún momento vieron el IPVCE como una opción . Debemos mantener estos centros y especialmente la Lenin mi escuela querida . Hay que buscar maneras de incentivar, de motivar el esfuerzo, el talento y las vías para que se enriquezca .

  • Yaniris dijo:

    Soy egresada de la Vocacional Lenin, esta vez de la Graduación 25 Aniversario. Guardo con recelo la noche de esta graduación en el capitalino teatro Karl Marx, la sorpresa agradable dada por el claustro de profesores al levantar la cortina del teatro y tener junto a nosotros a nuestro indiscutible Comandante en Jefe, recuerdo que esa noche se encontraba afónico, por su gripe, con toda la humildad que le caracterizaba nos pidió disculpas por casi no poder hablarnos, pero siempre su esfuerzo inigualable, le hizo conversar por más de hora y media junto a nosotros, nos charlo de la idea de la vocacional, de su proyección inicial, de la idea de Celia Sánchez, de porque inicialmente una escuela de monitores, luego una vocacional para desarrolar al joven científico...de como fue identificada la localización de esa área, en fin...toda una clase de historia, pero más que nada de lo que la Revolución necesitaba de nosotros, jóvenes que en ese entonces contábamos con 18 años, pero que al menos mi generación ya rondamos los 36.
    Es increible la cantidad de comentarios, y más que eso, como logra afectarnos a todos los que una vez paseamos por sus pasillos, formados en sus cátedras, laboratorios, no podemos dejar que se pierda este espacio...hoy estamos en dísimiles lugares, fuera y dentro de la Lenin, pero todos, los de una generación u otra, nos regocijamos siempre al decir....YO ESTUDIÉ EN LA LENIN!!!

  • Vivian Cruz dijo:

    En Cuba tenemos la mala costumbre de cambiar todo continuamente, en todos los paises hay escuelas que existen hace años y hasta siglos, lo que era Escuela Vocacional, donde muchos pasamos secundaria y pre, despues lo hicieron Pre, así mismo se destruyeron los preuniversitarios urbanos como el de la Víbora que lo hicieron tecnológico, arrancaron de cuajo los laboratorios bellisimos que habia, destruyeron la biblioteca, para ahora volver a hacerlo pre, una locura!!!!!.Por eso nos quejamos de la pérdida de valores, de la falta del sentido de pertenencia, etc, pero nos encargamos diariamente de destruir instituciones, tradiciones, costumbres y todo lo que crea la identidad de un país o de un territorio

  • Lil_Cuban dijo:

    Se me aprieta el pecho con lo que está sucediendo en la Lenin, yo soy de la 35 (como mismo es Oscar y Raul Concepcion si mal no recuerdo) y fuimos de esa generación que tenía una escuela con unas condiciones bastante elevadas (dos aires acondicionados por cubículo por ejemplo) gracias al ''legado'' de la operación milagro que terminó antes no en el 2009 como indican. Es un dolor tremendo ver a mi Unidad 1 deteriorada como está, realmente da pena...pero bueno lo importante ahora es tomar las acciones necesarias para rescatar la escuela aunque se tenga que ceder la mayor parte de la misma. Pero ahora, en serio van a ceder EL TABLONCILLO, EL ANFITEATRO NATURAL, EL BOSQUE DE LA AMISTAD Y EL CLAVADO a la Aduana?? en serio?? contra si esos son símbolos de la escuela, forman parte del lenguaje común ese que entiende un egresado del 80 y otro del 2010, no hagamos eso por favor....además se habla de que no hay matrícula pa llenar la Lenin, ahora yo pregunto cuantos estudiantes de Aduana van para allá que van a llenar 4 unidades (4000 estudiantes de aduana??) si en los tiempos de los trabajadores sociales y PGI esos no ocupaban mas de dos bloques de albergue.

  • Lisy 43 dijo:

    Soy recién graduada de La Lenin, de la graduación 43 del año 2017, y me duele mucho tener que leer noticias como estas. Yo se exactamente las condiciones de vida (pésimas) que tiene pues todavía no hace un año de que salí de allí, y me duele el corazón saber que van a mezclar esta escuela. Los mejores años de mi vida, las mejores amistades, la mejor preparación (gracias a esta estudio primer año en la Facultad de Turismo, en la Universidad de La Habana, carrera nada fácil de coger), los pase allí. Los propios profesores que mencionan en este artículo me impartieron clases, como La Proto, de Geografía, que fue mi maestra guía en el 10mo grado en el grupo 10, además de uno de los profesores que sale en la foto, profesor de Español-Literatura. Quiero mencionar a la profesora de Química Susette, quien fue la mejor profesora que me ha impartido clases en toda mi vida, realmente una excelente profesora!!!

  • Mancilla dijo:

    Ahora importa más la preparación aduanera que las Ciencias Exactas.Hemos caída en la trampa del corporativismo y eso a la larga es estancamiento económico para el país.Si no formamos gestores sociales, alumnos comprometidos con la sociedad y el país no vamos avanzar, seguimos cometiendo errores de bulto.

  • yadira dijo:

    Buenos dias yo estudie en la Vocacional Ernesto Guevara,en Santa Clara, Villa Clara de 1983 a 1989, pero como era alumna de concurso pude visitar la Lenin de la Habana y la Federico Engels de Pinar del Rio y siempre existia la competencia de cual era mas bonita, es increible el grado de deterioro de estas escuelas, donde la mayoria llegaba a la universidad y se graduaba, con una formacion academica de primera y tambien con grandes valores humanos, que ha pasado que nuestra junventud no ha podido disfrutar de estos tipos de centros, me da una gran tristeza esto, saludos a todos,

  • Qba 38 dijo:

    Yo comencé en la Lenin el mismo año en el que empezaron los preuniversitarios urbanos, fue un poco difícil no lo voy a negar porque casi todos mis amigos se quedaban en ``la calle´´ y yo me iba a becar. Pero cuando entre y fue pasando el tiempo ya me sentía como en casa porque en esa escuela no solo hacemos amigos, más bien formamos una nueva familia, conocemos personas con las que convivimos 5 días a la semana, incluso a veces más, con ellos lo compartes todo las tristezas, las alegrías, los problemas, las soluciones, las bromas, los momentos de ocio, las tardes de Champions en la piscina, las conversaciones en el trampolín, las ``excursiones´´ por el bosque de la amistad en fin TODO………. Cada rinconcito de ese lugar está lleno de un millón de recuerdos. Todos los que han caminado por esos pasillos saben de lo que hablo, porque es imposible vivir en la LENIN y no amarla.
    Es muy triste ver como la dirección de la escuela y el gobierno se dieron por vencido con nuestra CASA AZUL, todavía no puedo creer que vayan a regalarle a otro sector tantas memorias, si porque la grandeza de la LENIN no solo está formada de concreto sino también de memorias. El IPVCE V.I. Lenin es una referencia para todos los centros educacionales del país, y todos los que estudiamos allí nos sentimos orgulloso de ello. No solo contábamos con una instrucción y educación excepcionales, sino que adquirimos experiencias inolvidables, no todo fue color de rosa pero VALIO LA PENA, muchos aprendimos que si de verdad quieres llegar a ser alguien en esta vida debes luchar y sacrificarte para conseguirlo, aprendimos a no rendirnos ante la primera dificultad, a no escoger el camino fácil. En fin, no es solo una escuela para enseñarnos matemática, física, química, biología….Es también una escuela para la vida.
    Si quieren que la matricula aumente MOTIVEN a los estudiantes, más que querer, a desear vivir la experiencia de estudiar en la LENIN. Dedíquenle un poco de tiempo y piensen una manera de mantener completo este sueño de FIDEL, créanme será un homenaje a su memoria y pensamiento, incluso mejor que hacerle un monumento, un pedacito del corazón de nuestro COMANDANTE EN JEFE también está en esta escuela tan especial. Yo sé que si lo meditan de nuevo con amor encontraran una solución para que el IPVCE V.I.LENIN no sea ni un milímetro menos de lo que fue, porque ella le ha dado mucho a este país, por ejemplo hombres y mujeres muy bien preparados. Así que no creen que lo más justo es que este país le devuelva el favor??
    Yo estoy segura que:
    MI LENIN SIGUE AQUÍ!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • ReneKings dijo:

    Es una verdadera Lástima que esto este sucediendo y les aseguro que la creación de estas escuelas IPVC por nuestro Líder Fidel constituyó un gran salto en el mejoramiento de la Educación en nuestro pais . Soy graduado del año 86 de la Vocacional "Jose Martí Perez" de Holguín y siento mucho Orgullo de haber cursado los mejores años de mi vida en esa Majestuosa Escuela, hoy estoy eternamente agradecido de todos los conocimiento que adquirí en los 6 años que estuve: rigor, disciplina, motivación, hábitos de estudios, estos y otros tantos valores que nos fueron impregnados por un claustro maravillosos y bien preparados, hoy por hoy nosotros estamos eternamente agradecidos de este centro con sus "profes" que nos hicieron mejores personas desde todos los ámbitos. Decirles que los de ese año nos reunimos con regularidad en Bayamo, contamos de nuestras vidas personales, de la familia , de los trabajos, chistes de las disimiles sucesos de la Vocacional y es verdad con gran Nostalgia y con deseos, si la vida nos los permitiera, volver a ella. Hoy por hoy lo que somos se la agradecemos en gran medida a esa escuela, hoy somos Ingenieros, médicos licenciados, profesionales con una alta preparación y que servimos a la patria. Saber que en las Universidades que asistimos nos fué fácil por la gran preparación que tuvimos tanto en Secundaria como en el "pre" Hoy en día nosotros notamos grandes diferencia con otros centros dónde la preparación no es la misma. Decirles que la "José Martí" era una escuela muy bella, inmensa, con todos los requisitos, buenísima alimentación, preparación el los deportes, atención Médica de excelencia, instrucción en el mundo de las Artes, todo fue muy maravilloso. Creo que faltaría tiempo y espacio para comentar sobre lo que está sucediendo, pero si considero loable que se revise este tema y a las "Vocacionales" no le cambien la Idea Original por lo que fueron creadas, " Formar Hombres Y Mujeres de Ciencias" que Tanto lo necesita la Patria. Quisiera que se reportara de la "José Martí"

  • spider dijo:

    No estudie en la Lenin, pero si en una escuela vocacional en pleno periodo especial del 91-94 y nos enseñaban a cuidar nuestra escuela, ha pasado mucho tiempo de aquella hermosa experiencia y les puedo garantizar que esa escuela sigue igual incluso mucho mejor de cuando yo estudie en ella, es cierto que la lenin es muy grande y es un poco complicado lograr mantenerla al día sin el apoyo de los organismos competentes y de todooos lo insiden en ella. Aaaah se me olvidaba estudie en la EMCC de Ciego de Ávila.

  • uno ahí de graduación la 32 dijo:

    hay que ser realista señores, los momentos cambian, cada cosa tiene sus prioridades, de sobra se sabe que el ministerio de educación no puede asumir el simple mantenimiento de una instalación de esa envergadura imagínense una reparación como la que se pretende hacer.
    Los que convivieron conmigo saben que esas reparaciones fueron EN la Lenin pero no PARA la Lenin. Para ser mas preciso, convivimos con médicos que se iban de misión, trabajadores sociales y todo el que necesitaba albergue, teniamos que luchar con "Randori" para montarnos en las Girones que manejaban Coto, Osiris, Jesus, Luisito etc mientras que casi 30-35 Yutones new estaban aparcadas dentro de la escuale a solo metros de nosotros pero solo para nuestros invitados. Sencillamente no era para nosotros nada de lo que se hacia.

    Nótese que precisamente esas zonas "prestadas" o "cedidas" son las que ahora están como en ruinas, la escuela, con sus carencias, se levantaba por si sola, se arrastraba pero se movía al menos, no es esa cosa estancada que es ahora.

    Le toca bajar, como todo lo que sube teniendo mas lastre que elevación.

  • Luis dijo:

    Yo estudié en uno de los IPVCE en su época dorada, ciertamente era un élite de estudiantes buenos, nos los únicos, porque había otras escuelas buenas, y había estudiantes excelentes en todas las escuelas, pero sin dudas las vocacionales eran algo especial en todos los sentidos, hay que destacar también las buenas condiciones de vida, alimentación, recreación, etc. pero en primer lugar estaba la disciplina y los deseos de estudiar, hace apenas 6 años mi hija decidió seguir mis pasos e ingresar en ese IPVCE, había muchos comentarios negativos, muchos ciertos, pero mi hija finalmente entró y tuve la oportunidad de visitar la escuela en innumerables ocasiones durante esos tres años, la verdad es que ha cambiado mucho, es lamentable, es cierto que muchos docentes buenos se fueron o se jubilaron, pero entraron otros, buenos también, y los estudiantes siguen siendo excelentes a pesar de todo, menos condiciones, más sacrificios, pero hay algo especial todavía, se mantiene ese respeto, esa tradición, esa veneración por la escuela y las honran con buenas calificaciones, nada que ver con la mayoría de los llamados Pre Urbanos actuales, sin dudas los del IPVCE salen mejor preparados, con mejores hábitos de estudio, yo estudié ingeniería eléctrónica, mi hija cursa la carrera de medicina y para nada se arrepiente de nuestra Vocacional, todo los contrario, me dice que siente que la base que adquirió allí y los métodos de estudios le sirven todos los días, no podemos dejar que se pierdan esas escuelas, sería como arrancarle un pedazo a nuestro sistema educativo, claro, hay que insentivar la matrícula, igual a los docentes, mejorar las condiciones de vida, alimentación, transporte, que no sea la última opción, lograr que entren los buenos, para que salgan mejores, para que los IPVCE sigan siendo nuestro orgullo.

  • brasileirao2012 dijo:

    Muy facil de explicar, unos como nacen con el don de crear y otros con el don de destruir lo creado, viva la graduacion 28 de la lenin, epd a la mejor escuela de este pais,,

  • brasileirao2012 dijo:

    Saludos a mis colegas de la graduacion 28, lamentable pero nos quedamos sin la Lenin, sin palabras...

  • PACO dijo:

    ak 50 yo tambien me gradué en 1975

  • capitalinadeapie dijo:

    Capitalinadeapie

    Soy de la VI Graduación, año 1976-1980, o sea la llevo en pura sangre, fueron 6 años de convivencia en una etapa y una época (tristemente pasada) donde casi todo éramos iguales, no había grandes diferencias, ni tanta pérdida de valores como muy a mi pesar observo ahora. Por supuesto no quisiera que desapareciera, pero por favor recuerden que esté presente, es solo el futuro que en un pasado se planificó, disculpen el juego de palabras, me haré entender. Si cuando el periodo especial se entronizo, y aún después cuando la reparación se hizo efectiva en el 2009?, se hubieran tomado las medidas para mantener la edificación y su matrícula (por supuesto algo reducida, pues recuerden que la población cubana no crece, y nosotros los casi fundadores somos producto de la explosión demográfica de los años 60, y no ha habido más explosión demográfica, por lo que considero que sería imposible mantener 4500 estudiantes en la actualidad), no estaríamos en la situación de ahora donde es casi imposible salvar tanto destrozo. Durante años era un problema latente, que los ex graduados hablábamos en nuestros encuentros, se veía como se destruía cada día pero no es hasta finales del 2017 que se da la información, y como casi siempre pasa fue botar el sofá.
    Una recomendación al MINED, por favor lean los artículos del ex leninero profesor Néstor del Prado que aprendan de forma muy popular a aplicar la investigación científica a la solución de problemas y no dejen nunca de entrevistarse y encuestar al pueblo que son fuente infinita de información. Gracias y buenos días

  • Mandy_32 dijo:

    Soy generacion de la 32, y es cierto que muchos de mis compañeros y yo pasamos momentos claves desde la llegada de los medicos de colaboracion e incluso los instructoresb de arte (la idea del momento) , y con ellos reparaciones que eran sumamente necesarias para optar por una vida con mayores condiciones en mi Lenin, pero es muy duro conocer tu historia, la historia de mi Lenin y saber la repercucion que siempre tuvo en el desarrollo de mi patria y no exista nadie con el coraje de mantener este santuario de educacion profesional y educacion para ser hombre y mujeres con grandes valores, los lazos de amistad y amor que se crearon en esos 3 años son muy fuertes y escribo tambien en nombre de todos los otros IPVC,no se como espresar cuanto me entristece ver el camino que va tomando nuestra educacion y como consecuencia como las banalidades, groserias desrespeto hacia la mujer se van apoderando de la nueva forma de vida estos adolecentes de ahora,los mismos que desboradan los 'preuniversitarios en la calle', como en nuestras Universidades llegan cada dia mas jovenes con carencias de educacion basica, soy de los que abogo que todos los egresados de este simbolo de cubania, Lenin, aprovechemos todos los espacios y aportar en ideas y presionar para no dejar morir nuestra Lenin,tengo la esperanza de aue alguien en la elite de nuestros ministerios tenga la capacidad de hacer lo correcto y sacrificarse par rescatar uno de los baluartes de nuestra patria , que era la educacion..

  • Jose dijo:

    Creo que esta situación de la Lenin es el reflejo de lo que pasa en otras instituciones del país y que pasa por la falta de la cultura del mantenimiento y la sistematicidad en el trabajo, es muy doloroso ver como Instituciones de varios sectores, creados por esa gran obra del Comandante en Jefe, la falta de cuidado y atención por parte de los responsables, han provocado que lleguen a esta situación en que está la Lenin, es verdad que el Comandante no quiso que se le hicieran monumentos, pero nuestro país está repleto de monumentos a nuestro Comandante en Jefe, porque cada obra ideada por él y que están presentes en todos los sectores de la economía y la sociedad, y en todo el territorio nacional, constituye un Monumento a su memoria y por tanto, no se puede permitir que estén en esas condiciones, soy graduado de la Vocacional de Pinar del Río, inaugurada por él en Enero de 1978 y para todos los allí egresados fue muy gratificante la
    celebración del 40 aniversario de la Engels, rectificar a tiempo es de sabios, y esta situación es extensible repito no sólo a Instituciones de Educación, sino a todas las esferas del país, no le echemos la culpa a los temas económicos y financieros del país, porque hay ejemplos positivos, donde la situación es diferente y están en Cuba, no es posible que en menos de 10 años, esa escuela se haya deteriorado tanto.

  • Antonio dijo:

    Me parece muy poco serio justificar el deterioro de la Lenin con el supuesto de que ha disminuido la cantidad de estudiantes con interés de estudiar allí. Yo diría que es lo contrario: por el abandono y destrucción de la Lenin es que ha disminuido el interés, si es que realmente es así como dicen.
    Yo pregunto: qué diferencia hay entre los llamadas escuelas de camilitos y la Lenin? Las primeras tienen buenas condiciones y la Lenin le han dejado en el abandono.
    Seamos serios y que asuman las responsabilidad del deterioro de esa escuela quienes son los responsables. Basta de justificaciones ...

  • gaviota dijo:

    Coincido con lo que han escrito muchos compañeros, causa tristeza y un dolor tremendo ver en lo que se ha convertido la Lenin de muchos. Yo soy de la 8va graduación, cuando ella estaba en su explendor y allí pasé los mejores años de mi vida, las amistades de la Lenin son para toda la vida, nos reconocemos aunque hayan pasado mil años y todos guardamos los mejores recuerdos. Es realmente horrible en lo que se ha convertido, ahora tratar de arreglarla es practicamente imposible, era más fácil impedir que llegara a este punto de no retorno. Siento mucho que las nuevas generaciones no puedan disfrutar de una gran escuela como era mi Lenin.

  • Velaris Star dijo:

    Y no solo ha sido La Lenin la que ha sufrido los embates de la emegencia. Yo soy graduada de la especialidad de Teatro como Instructora de Arte en la EIA Eduardo Garcia Delgado, la cual mencionan en el articulo, diciendo que tiene mejor infraestructura y mas capacidad. Si bien es cierto lo de la capacidad quiero resaltar que la misma existe por que de esa escuela no se graduan mas instructores de arte sino que primero se donó una parte de los dormitorios de varones para el pre urbano de la zona y luego cuando se llego a la cantidad de graduaciones reuqeridas por el Comandante decayo en una suerte de todo en uno de varias enseñanzas. Es una escuela que ha pasado por varias especialidades, primero electronica, luego arte y ahora... pues ya ni se. Deeberian de preservar estas instituciones como buques insignias de la Educación cubana.

  • LHA dijo:

    Soy graduado del año 2004 en el IPVCE José Martí Pérez en la ciudad de Holguín y me da mucha trsiteza ver como se ha detariorado tanto la parte material como la parte espiritual y conceptual que envulven estos centros de tan alta calidad de estudios, y si bien me duele ver el deterioror que sufren las edificaciones más me duele ver como la sociedad detracta de estas escuelas por sólo decir que en los Pré de la calle se pasa menos trabajo y ¨al final se logra el mismo resultado¨ con lo que por supuesto no estoy de acuerdo, a los padres no les importa los medios y la realidad, lo que les importa es el fin, y puedo decir que por mi propia experiencia que nunca va a ser ni parecida la educación que se da en los Pré de la calle a la que se recibe o recibó en un tiempo en los IPVCE, de donde han salido tantos hombres de ciencia, a mi me incitaron mis padres y mi hermano que pasó también sus tres años de Pré en esta escuela, y les digo la experiencia de esta etapa de la vida en el IPVCE es inolvidable independientemente de condiciones de alimentación o para estudiar. Aclarar quiero a los que en nuestro país puedan hacer algo por esto, se está perdiendo más con este cambio que lo único que se ahorra son uno cuantos recursos que se emplean para mantener los pre becados cambiados por un intelecto real que ha dando tnto fruto en nustro país, y si no es así que hagan un estudio y vean donde estudiaron los grandes científicos de nuestro país en su mayoría, esos que aún están pero que no estarán siempre, y hoy hablamos de nanotecnología y otros proyectos más para lo que se necesita verdaderos hombres de ciencia. No dejo de reconocer algunas personas que han estudiado en otros tipos de Pré y por ser buenos de verdad tienen tanto talento y coeficiente intelectual como los que si estudiamos en ellos, pero realmente, son los menos.

  • adelante dijo:

    MIS DOS HIJAS ESTUDIARON EN LA LENIN, YA ESTAN GRADUADAS HACE 6 AÑOS, IGUAL QUE SU TIO ES CIENTIFICO, AMBAS LLORARON AL VER LAS FOTOS DEL DETERIORO....

  • adelante dijo:

    A YAYO,
    TE RESPONDO TUS PALABRAS Y ESTOY DE ACUERDO CON LO QUE DICES///Parece que el MININT es el unico que tiene “presupuesto” para arreglar la escuela. Preservar la Lenin como una base del desarrollo cientifico del pais no seria una mala inversion, por lo menos a largo plazo.//// LO LAMENTABLE ES QUE EL 50 POR CIENTO UTILIZAN ESTE PRE CON EXCELENTES CONDICIONES, PARA COGER OTRAS CARRERAS, NO SE QUEDAN EN EL MININT, NO COMO EN LA LENIN, SE HA CONVERTIDO EN UN PUENTE HACIA LAS UNIVERSIDADES. MIENTRAS EL MININT AGOTA SUS RECURSOS EN ALUMNOS NO INGRESAN A LA INSTITUCION Y LES DA GRANDES PERDIDAS...

  • Carmen dijo:

    Cuánto me alegro que se hagan estos comentarios sobre la Lenin, me alegra además que se haya hecho este amplio escrito sobre esta escuela histórica, pero existen otras en el país de las que no he visto ni la primera palabra, al parecer ni se sabe que en Ciego de Ávila existe una escuela que en estadísticas quizás aparezca como IPVC, desde luego muy distante de lo que significan estas siglas, hace poco se ha estado divulgando por la televisión la situación de otros centros de este tipo en el país y es allí donde nos damos cuenta lo mal que está nuestra escuela, pues a pesar de que se han tratado temas de relacionados conque ha mermado la matrícula en estas escuelas, nos hemos percatado que las condiciones en todas son mucho mejores que en la Cándido González Morales, estudié en una vocacional en la que afortunadamente transité por la transformación de ésta en IPVC y me siento orgullosa de esto, así se lo sembré a mi hijo que hoy estudia en la de Ciego de Ávila, pero he quedado insatisfecha con las espectaivas de ambos, no me refiero solo a condiciones del centro (se "convirtió" un pre en el campo en IPVC) sino además a la calidad humana de profesores y personal de apoyo (sin generalizar) cuando vemos la preparación de aquéllos que nos están preparando a nuestros hijos como futuros hombres de ciencia, vemos frustradas nuestras aspiraciones, de seguro los jóvenes que allí estudian lo hacen por puro compromiso con sus aspiraciones futuras pero no porque la institución los enamore ( si no fuera por las actividades que organiza la FEEM, no sé que sería de ellos), esto sin hablar de la crítica alimentación que reciben estos estudiantes, aún cuando entidades productivamente rentables la rodean, es cierto que la Lenin tiene difícil situación constructiva pero la preparación de sus estudiantes es indiscutible, la hemos comprobado en la reciente copa en la que nuestros niños quedaron tristes al ver sus "resultados", a pesar de haber estado "entrenando" durante un período prolongado....... continuaremos

  • Jose dijo:

    Me ha dado mucha tristeza leer lo que han escrito la mayoría de los foristas que han sido egresados de la Lenin, yo no tuve esa oportunidad pero la vida quiso que mi hijo de 16 años ahora fuera un alumno de esa escuela, por demás concursante nacional en Química. Realmente las condiciones en que viven esos alumnos y profesores son bien difíciles, la mayoría renuncia a muchas cosas desde el punto de vista material para estar ahí, en el caso de mi hijo lo que más le motiva es precisamente la preparación de concursos, los preparadores son muy buenos, el tiene una excelente opinión de ellos y lo están preparando muy bien, les enseñan a razonar, a pensar algo que ya no abunda desgraciadamente en nuestro sistema educacional.
    Creo que se está a tiempo para revirtir la situación, porque darle la Lenin a otra institución que no sea de educación??? aún no han comenzado las obras de envergadura y aunque se comiencen porque no se hace un estudio serio de la cantidad de alumnos de secundaria que quisieran estudiar allí si las condiciones materiales fueran más aceptables, fijense que solo digo aceptables, que no falte el agua en los baños, que mejore la comida, que las aulas estén en mejores condiciones, es mucho pedir???. Como profesor universitario de ciencias estoy convencido que nuestro país necesita a los alumnos que se forman en los IPVCE no tengo ninguna duda, hay chicos talentosos que en estos IPVCE pueden comenzar a sentirse realizados y darse cuenta que a través del conocimiento se puede llegar a ser una persona plena, eso lo necesita nuestra sociedad y nuestro país con urgencia.
    Felicitaciones a los periodistas, me ha gustado mucho el artículo y el contrastar las opiniones entre profesores, alumnos y padres es algo que agradecemos los que leemos estas páginas.
    Saludos

  • Elector dijo:

    Un trabajo periodistico a la altura de estos tiempos y sin medias tintas, las causales del deterioro constructivo de la Escuela Lenin no es secreto para nadie, pero ahi estan sus profesores y estudiantes defendiendo el mas sagrado deber de la educacion cubana. Pero lo mas triste de la historia, es que cada vez menos adolescentes optan por las vocacionales. Seria bueno buscar las causas que las originan. Hay retos bien importantes en los proximos años que hay que tirarle y no tirar por la borda lo que hemos conquistado.

  • Eduardo dijo:

    Cuánto lamento por el deterioro de la escuela. Tan solo hace dos cursos, al enterarse de que no habia presupuesto para una fiesta de graduación los estudiantes que dicen hoy "..amar su escuela Lenin..." lanzaron taquillas a la piscina, rompieron puertas y todo lo que se les pudo ocurrir. Como era destruir lo que amaban lo filmaron con sus móviles. ¿cuántos padres se preocuparon por las condiciones en que quedaron las áreas de la escuela de sus hijos? ¿cuál se acerco a la dirección de la escuela para ofrecer su ayuda para reparar, restaurar o al menos ordenar la escuela. No conozco a ninguno y no me parece justo ser categórico. Pero para exigir al Estado que use los fondos de todos para reparar la escuela aparecen por cientos. Justo es que se formen jóvenes en cualquiera sea la especialidad que se decida, Justo es exigirles que cuiden la escuela, Justo es preparar a los jóvenes en las especialidades que necesita el país no en las que desean los jóvenes para emigrar. No se moleste por mis criterios solo pongale razón y no corazón.

  • EPY Graduación 1980 dijo:

    Lo primero que hay que entender para no seguir repitiendo lo mismo que, además, no es cierto, es que el 31 de enero de 1974, Fidel NO inauguró un IPVCE sino una Escuela Vocacional y que las seis unidades se crearon al comienzo del curso 1978-1979. Las malas decisiones posteriores distorsionaron esa magnífica idea fundacional, cuando decidieron inventar el Preuniversitario de Ciencias Exactas. Fidel no inauguró una escuela para científicos sino una escuela para preparar jóvenes en el camino hacia una vocación. Una escuela para preparar profesionales en todos los ámbitos de conocimiento humano. De no ser así no habrían abogados, profesores, diplomáticos, escritores, cineastas y actores, egresados de la que todavía sigue siendo "la escuela" para los que en ella vivimos lo mejor de nuestra adolescencia. La decisión de entregar a la Aduana una buena parte del inmueble es la más fácil y se hace acompañar de las justificaciones más ridículas. Si la escuela ofrece una imagen de destrucción es porque la dejaron destruir y la sometieron a varios experimentos que aceleraron su destrucción. Me pregunto qué pasará ahora cuando algún alumno enferme y quiera ir al hospital de la escuela, que quedará dentro de la parte ocupada por la Aduana. ¿Cómo van convivir adolescentes y adultos? ¿Irán a inventar muros también allí? Ya basta de querer convencernos con argumentos que no aceptamos, porque allí también nos enseñaron a pensar. Cercenando la escuela van a causar males mayores. Devuélvase nuestra casa grande a su origen y podrá seguir rindiendo los frutos para la que fue concebida. Vuélvase sobre el pensamiento de Fidel y de Martí, para que no parezca que los están olvidando, o algo peor.

    • capitalinadeapie dijo:

      Gracias, EPY: Como buena ex leninera y jurista has expresado el sentir de muchos y has aclarado conceptos que lamentablemente los jovenes periodistas no manejan y algunos entrevistados de más años tal vez prefieran olvidar. Te reitero las gracias y buenas tardes a todos

    • cubana100% dijo:

      Suscribo totalmente lo que ha dicho EPY. Soy también, como ella, jurista, y egresada de la VI Graduación. Estuve en la "Escuela Vocacional Lenin" desde septiembre del año 1974 hasta julio de 1980, cuando nos graduamos. Comenzamos con 12 años, siendo apenas unos niños, y salimos de allí con 18. Como ella dijo, hoy tenemos un arcoiris de profesiones y oficios, pero seguimos siendo una familia, nos comunicamos, nos reunimos, celebramos los aniversarios de la escuela, los que estamos en Cuba y los que están fuera también. A ser así nos enseñaron allí, nos inculcaron valores que hoy nos permiten andar por la vida, y por el mundo, como hombres y mujeres de bien. Considero como ella que la escuela está en ese estado deplorable porque los que tenían la responsabilidad de cuidarla y mantenerla, constructiva y académicamente, no cumplieron con su responsabilidad. Si los jóvenes de hoy no quieren estar en ella hay que buscar las razones, revertirlas, y no "botar el sofá" desapareciendo la escuela y su espíritu fundacional. Y sé que hay jóvenes que quieren estar en ella y no han podido por diferentes causas, entre ellas las escasas "cuotas" que se asignan para la matrícula. Tiene que volver a ser un orgullo para los jóvenes ser estudiante de esa escuela. Para mí sigue siendo un orgullo haber sido por 6 años integrante de esa gran familia.

      • Abelardo Mena (VI Graduación) dijo:

        Estimada ViceMinistra Margarita McPherson:

        Aprovecho las posibilidades que ofrece la red para compartir con ud un mensaje de URGENCIA y de PREOCUPACiÓN.

        Mi nombre es Abelardo Mena Chicuri, graduado Lenin del curso 1975-1980, ciudadano cubano, en La Habana, Cuba.

        A través de un amigo leí su respuesta ante el comentado cierre de la Lenin.

        Esta institución, como ud conoce, es el símbolo no sólo de la utopía pedagógica y social de la Revolución.

        %l de 4500 educandos) la cantidad de más de 180 00 cubanos y cubanas.

        Y no podemos olvidar a los valiosos profesores y profesoras, personal docente y administrativo, que lejos de sus casas, con horarios y guardias, hicieron de su tarea un esfuerzo meritorio e inolvidable, que habla de la calidad de la tradición pedagógica cubana.

        Es por ello, nuestra extrema preocupación con las noticias sobre el cierre de la misma, y nuestra alerta ante su mensaje de su “remodelación”.

        Debe el MINED comprender que la Lenin La Lenin es YA un símblidad de la tradición pedagógica cubana.

        Es por ello, nuestra extrema preocupación con las noticias sobre el cierre de la misma, y nuestra alerta ante su mensaje de su “remodelación”.

        Debe el MINED comprender que la Lenin La Lenin es YA un símbolo-monumento que -por expresar con excelencia su contexto ideológico-cultural- es patrimonio cultural y arquitectónico del proceso histórico en la Revolución.
        Como son la ENA, la CUJAE, y el Pabellón Cuba.

        Concebida por el arquitecto cubano Andrés Garrudo (vivo y en Cuba, cucogarrudo@cubarte.cult.cu ), fue concebida como una ciudad dentro de la ciudad, mediante códigos racionalistas, y la ayuda del sistema de prefabricado, como ud puede ver en el documental “La Nueva Escuela”, filmado por el ICAIC, con música de Silvio Rodríguez.

        Dicho de manera exacta: su perfil como obra de arte NO puede ser modificada de manera inconsulta: es PATRIMONIO arquitectónico de la nación.

        A lo largo de los años, ha sufrido Ya numerosas adiciones y modificaciones, de baja calidad, que amenazan su integridad cultural.

        Creo que, por tales razones, sugiero firmemente- como Historiador de Arte y promotor cultural, que el MINED debe abrir contacto inmediato con el Consejo Nacional de Patrimonio, entidad del Ministerio de Cultura, y la OHC, de Eusebio Leal. Para abrir un proceso de análisis desde la Arquitectura y la Restauración, que no sólo devuelva La Lenin a su configuración original: la inaugurada por Fidel Castro y Leonid Brezhnev en 1974. Sino que que facilite con calidad, buen gusto, y proyección de futuro los nuevas funciones que el tiempo ha determinado para dicho espacio.

        Precisamente el Proyecto 2030 de la nación, aprobado por el PCC y la Asamblea Nacional del Poder Popular en Abril del presente año, establecer la necesidad de cuidar y proteger las infraestructuras creadas.

        Mantener, rehabilitar La Lenin desde su concepción original, devolverá al país un ejemplo único. Y permitirá a visitantes, y generaciones futuras, encontrar la huella de un inmueble ya conocido y registrado en numerosos libros de Arquitectura Cubana y de América Latina.

        Puede ud contar conmigo, y con los miles de egresados y profesores, que somos la memoria viva de este proyecto revolucionario.

        Le saluda,
        Abelardo Mena Chicuri
        Teléfono 76990295, email: menaabelardo@gmail.com

    • Prof. Luis Matos dijo:

      EPI, coincido contigo. Sin leer este comentario tuyo envié el mío con algunos criterios similares. Grave error van a cometer si dentro de la instalación ponen otro tipo de institución que no sea educacional, aunque pongan muros, que sería también un desastre desde el punto de vista ético, estético y moral, y en ese caso ni yo, que hablé de padres de mente estrecha, refiriéndome a los que no dejaban ir a sus hijos allí, los dejaría entrar, y no por desconfianza en él o ella, sino del ambiente que se puede formar en aquello que en mi época se combatía dentro de la escuela, la “práctica de pareja”, a veces con extremismo, pues regañábamos a los novios que se paseaban abrazados. Si el Estado puede invertir para acondicionar un bloque para otros fines, por qué no esa inversión para la Escuela, si es el presupuesto sale del mismo lugar.

  • EPY Graduación 1980 dijo:

    Bravo por la capitalinadeapie. Somos de la misma graduación. Nos duele e indigna todo lo que está pasando

Se han publicado 157 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oscar Figueredo Reinaldo

Oscar Figueredo Reinaldo

Coordinador Editorial de Cubadebate. Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2015.Periodista del programa televisivo Mesa Redonda. Contacto: oscar@cubadebate.cu En Twitter: @OscarFigueredoR

Leysi Rubio A.

Leysi Rubio A.

Periodista, graduada en 2015 en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana. En twitter: @leysirubio

Irene Pérez

Irene Pérez

Fotorreportera de Cubadebate. Graduada de Periodismo en la Universidad de La Habana (2014). Contacto: irene@cubadebate.cu, en Twitter: @irenepperezz

Vea también