Imprimir
Inicio » Especiales, Educación  »

Vocacionales: IPVCE villaclareño, puertas abiertas cuatro décadas después (+ Fotos)

Por: Javiel Fernández Pérez, Alejandro Gavilanes
| 55

El Máster Elio Jorge Rodríguez Delgado sabe que en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) villaclareño las cosas han cambiado y para darse cuenta no hay que hurgar mucho en los archivos, “hoy tenemos una matrícula total de 710 estudiantes mientras que hace quince años solo una unidad docente de las dos con las que cuenta el IPVCE actualmente reunía alrededor de 800 educandos”.

Haber sido profesor, jefe de unidad docente y ahora llevar las riendas del IPVCE como Subdirector General de la Ciudad Escolar Comandante Enresto Guevara le permiten al Subdirector Elio, como lo llaman sus alumnos, hablar con dominio de los aciertos y desaciertos del plantel villaclareño en la formación de estudiantes de preuniversitario con vistas a su inserción en carreras universitarias del perfil de las ciencias exactas.

Cubadebate va más allá de las oficinas de la dirección del centro e invita a un recorrido por los pasillos, las aulas, laboratorios y la beca de la vocacional villaclareña para establecer diálogo franco con sus estudiantes sobre el proceso formativo y poner el lente sobre una infraestructura que si bien ha mejorado necesita que se continúe invirtiendo en ella.

En el andar, el Subdirector General continúa su diálogo sobre las particularidades del centro que en octubre de 2018 celebrará 41 años de fundado, “la génesis de nuestro IPVCE está en la Escuela Vocacional Ernesto Che Guevara fundada en el Valle del Yabú, luego este centro se convierte en el IPVCE Comandante Ernesto Guevara, que abrió sus puertas dentro de la Ciudad Escolar de igual nombre en el año 1977, para ese entonces contaba con seis unidades de estudio que asumían a unos 4000 estudiantes de las provincias de Sancti Spíritus, Cienfuegos y Villa Clara”.

Según Elio en aquellos años la totalidad de los alumnos que estudiaban en el IPVCE optaban luego por una carrera de ciencias exactas, así lo concibió el Comandante en Jefe Fidel Castro, pero esa formación exclusiva ha sido desplazada.

“El IPVCE hoy oferta el mismo plan de plazas para el ingreso a la Educación Superior que cualquier otro preuniversitario de la provincia, desde carreras de las ciencias sociales y humanísticas hasta carreras de ciencias naturales y exactas; por eso, en aras de rescatar los hombres de ciencia de los que habló Fidel, hace dos años trabajamos en la selección por especialidades de nuestros estudiantes en las secundarias básicas”.

“Para el ingreso al IPVCE los estudiantes de noveno grado que reúnan los requisitos de índice académico están obligados a vencer tres exámenes, Matemática e Historia de forma obligatoria y tienen la oportunidad de escoger entre las asignaturas de Física, Química o Biología para la tercera prueba”.

Si bien esta iniciativa, implementada desde hace dos años en todos los IPVCE del país y cuyos primeros frutos cursan actualmente el onceno grado, constituye un filtro que ha aumentado la posibilidad de que los egresados de la vocacional en los próximos cursos opten por una carrera universitaria de ciencias exactas, no garantiza que todos los estudiantes lo hagan.

La mayoría de los educandos de onceno grado encontrados en nuestro recorrido optan por carreras de las ciencias médicas y muy pocos por carreras de las ciencias sociales y humanísticas, lo que sí es evidente que las aspiraciones de buena parte de ellos no está en correspondencia con la especialidad por la que entraron al IPVCE.

Alaín Alfredo Arévalo y Daniela Sotolongo Sureda son dos de los estudiantes de onceno grado que mantienen las aspiraciones de acuerdo a la especialidad por la que ingresaron al IPVCE, él entró por Química y ella por Física y pretenden continuar estudios universitarios de Ingeniería Química y Física Nuclear respectivamente.

Ellos viven en la misma ciudad de Santa Clara y prefirieron becarse en el IPVCE porque consideran que “la preparación recibida en este centro es superior a la del pre en la calle y podemos aprovechar mejor el tiempo para estudiar y pedir ayuda a profesores y estudiantes de años superiores, sobre todo en el horario nocturno de estudio individual”.

Muy parecido piensa Reidel Martínez, también de onceno grado, quien decidió becarse para obtener una buena preparación “a pesar de los problemas con el agua, porque de vez en cuando hay que cargarla en cubos hasta la residencia estudiantil”.

En este punto Cubadebate retoma el diálogo con el Subdirector General de la vocacional villareña, quien sabe que en cuanto a infraestructura las cosas han mejorado y ya no corren los tiempos en que el IPVCE se recordaba más por el agua que no llegaba a las duchas que por cuestiones propias de la formación académica de los estudiantes.

“En comparación con siete u ocho años atrás nuestra infraestructura está en mejores condiciones para sostener al proceso docente. En esa época en la que yo era director de unidad docente había mucho problema con el abastecimiento de agua, le llamábamos la milagrosa, como la bautizó el entonces alumno de nuestra vocacional Yoerky Sánchez en sus “Décimas a la milagrosa”.

“Si hoy la ciudad de Santa Clara tiene agua a través de sus redes y esquema de distribución nosotros no tenemos problema con el agua. Hoy nuestros estudiantes se bañan en ducha, tienen que bañarse rápido porque el agua se pone 30 minutos por la mañana y por la tarde en dependencia de la situación de abasto en la que nos encontremos”.

“Cuando existe problema con el abasto por las redes tenemos una cisterna que nos da para trabajar hasta siete días y la alternativa de las pipas, aquí es donde se complejiza el proceso, cuando nuestros estudiantes tienen que cargar el agua”.

La infraestructura del IPVCE Comandante Ernesto Guevara también tiene sus luces gracias a un proceso inversionista iniciado hace cuatro años y cuya ejecución está vigente.

En este sentido se ha sustituido gran parte de la carpintería de madera por carpintería de aluminio en las aulas y en los nueve laboratorios de Física, Química y Biología con que cuenta el IPVCE y “que disponen del equipamiento, las sustancias y los reactivos para que en ellos se impartan el 90 % de las clases de estas asignaturas, reto que nos obliga a repensar constantemente el horario docente para que todos los estudiantes tengan acceso a la práctica”, agregó Elio.

“Todas nuestras aulas están iluminadas y en la residencia hay buenas condiciones higiénicas gracias a la sustitución de las redes hidráulicas y sanitarias”, sentencia del Subdirector General ratificada por nuestro lente al llegar de imprevisto a varias de las becas del IPVCE que en 2018 también será beneficiado por varias inversiones, entre ellas la reparación del área deportiva y la puesta en funcionamiento de las piscinas.

Sostener el IPVCE con iniciativas propias

El IPVCE cumplirá 41 años de fundado en octubre de 2018. Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate

Sobre el decrecimiento en el ingreso de estudiantes de Secundaria Básica al IPVCE villaclareño, Elio responsabiliza en parte a la apertura de los Institutos Preuniversitarios Urbanos (IPU),“antes los estudiantes de preuniversitario de la ciudad de Santa Clara tenían que ir a estudiar a un pre en el campo y veían en el IPVCE una buena opción de estudio, en primer lugar por el prestigio ganado en la formación académica , pero también favorecida por la cercanía a su casa, no tenían que becarse y esto de alguna forma era un incentivo para algunos”.

“Muy parecido pasa en los municipios de la provincia, todos tienen preuniversitarios urbanos donde los alumnos pueden acceder exactamente al mismo plan de plazas para el ingreso a la universidad que desde aquí, además sin necesidad de enfrentarse a exámenes de ingreso al IPVCE en noveno grado ni becarse”.

Este contexto ha obligado a quienes llevan las riendas de la vocacional a buscar alternativas para garantizar la entrada de estudiantes al IPVCE una vez concluyan el noveno grado.

“Cada Secundaria Básica de esta provincia está atendida por un profesor del IPVCE y por grupos de estudiantes con una alta preparación y calidad humana, ellos realizan encuentros sistemáticos con los estudiantes de noveno grado y le explican cada detalle de nuestra escuela”, asegura Elio, quien también destaca la realización de puertas abiertas para acercar a los escolares de Secundaria Básica al centro educacional.

En este sentido los mejores resultados están en la atención a la Secundaria Básica que está dentro de la propia Ciudad Escolar, donde, de 47 estudiantes pertenecientes a un grupo de noveno grado, 43 han asegurado su ingreso al IPVCE el próximo curso y solo les falta aprobar los exámenes de ingreso para los cuales la vocacional villaclareña también ejecuta estrategias desde ya.

La cobertura docente es un tema resuelto del todo gracias a varias alternativas, entre ellas, el contrato por horas a profesionales de experiencia y la labor del Contingente Pedagógico Universitario “Ernesto Guevara”.

De acuerdo con el Doctor Ramiro Ramírez, metodólogo del Vicerrectorado Primero de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, 32 estudiantes de esta casa de altos estudios imparten clases de Matemática, Física, Biología, Cultura Política y otros cursos optativos en el IPVCE.

En cuanto al claustro, añadió el subdirector de la vocacional, “el mayor reto está en que los profesores puedan llevar a los estudiantes desde décimo hasta duodécimo grado en la misma asignatura, lo que nosotros llamamos ciclar, esto se revierte en una mejor preparación de los alumnos, pero con las alternativas que estamos utilizando no es posible lograrlo”.

“Otro desafío del IPVCE está en el fortalecimiento de la asignatura Historia de Cuba, por lo que representa en la formación en valores y por ser la de mayor decrecimiento en los resultados académicos de los educandos durante los últimos años dentro del preuniversitario vocacional”.

Aspiraciones

Sobre el futuro del IPVCE, Elio piensa muy parecido a la Doctora Eraida Campos Maura, quien, aunque conduce hoy el Departamento de Periodismo de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, está unida a la vocacional como profesora, metodóloga, tutora de tesis de maestría de muchos profesores, y sobre todas las cosas, como madre.

Ambos confían en recuperar algún día la matrícula inmensa que otrora tuvo la escuela, esperan que todos quienes entren opten por carreras del perfil de las ciencias exactas y sueñan con llenar las aulas de la universidad con alumnos de una alta preparación académica y los mejores valores posibles puestos en función de un país mejor.

Para resumir sus consideraciones sobre el IPVCE, Eraida prefiere evocar a su hija, aquel día cuando dijo: “Mami, si vuelvo a nacer y tú ves que soy yo en el ultrasonido, compra un cubo que yo vuelvo a cursar el IPVCE”.

El IPVCE villaclareño está insertado dentro de la Ciudad Escolar Comandante Ernesto Che Guevara.Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate

En la vocacional Ernesto Guevara estudian hoy 710 estudiantes de todos los municipios villaclareños.Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate

La figura de Ernesto Guevara está presente en la cotidianidad de la vocacional.Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate

La mayoría de las residencias estudiantiles tienen buenas condiciones constructivas e higiénicas. Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate

La carpintería de madera de gran parte del IPVCE fue sustituida gracias a un plan de inversiones. Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate.

El plan de inversiones de este año pretende revitalizar el área deportiva. Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate

Alrededor del noventa por ciento de las clases del IPVCE se imparten en los laboratorios. Foto: Javiel Fernández/ Cubadebate

Vea la primera parte de esta serie sobre las vocacionales en Cuba

Vocacionales: IPVCE Federico Engels, referente en materia educativa

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ipeveciano dijo:

    Estudie en esa escuela entre los años 2005 y 2008, el nivel de deterioro era ya bastante grande, y la falta de agua ni hablar…pero mas alla de eso tengo recuerdos inolvidables, de compañeros, del super claustro q habia en aquel entonces, todos los profesores de primer nivel y con basta experiencia, es un lugar donde la vida te cambia 360 grados, aprendes el habito de estudio, el valor de la amistad, la responsabilidad y pasas de ser un adolescente a comenzar a ser mas hombre y mejor persona, sin duda una escuela en todos los sentidos, me siento afortunado de haber cursado estudios ahi, un saludo para todos los de mi generacion en especial para los del grupo 1 de la unidad 1, desde 10mo hata 12mo.

    • jd dijo:

      Hola Ipeveciano, parece que la matemática del IPVCE no te hizo mucho efecto, si das un giro de 360 grados caes donde mismo!!!

  • laritza dijo:

    creo meritorio el trabajo de los profesores pero porque no les damos prioridad en su atencion y asi lograremos los mejores en esas escuelas porque con ellos pasa lo mismo que con los estudiantes, es mejor cerca de casa.

  • Asiel UCI dijo:

    Yo estudie una parte de mi preuniversitario en este IPVCE, la verdad me alegra mucho que esté teniendo cambios, aunque la residencia la veo igual, y es la primera que deberian haber cambiado su carpinteria, pues recuerdo que no estaba en tan buen estado. Recuerdo el problema del agua y la cargadera de cubos en la Milagrosa, como le llamaban. Ojalá este centro mejore aun mas por el bien de VC y Cuba

  • DRG dijo:

    Estudié en esa escuela el último año de preuniversitario. Fui la generacion villaclareña marcada por la decision de cerrar el IPVCE Jesús Menéndez Larrondo y cambiar a los estudiantes a la Che Guevara. Nos disgustó la decisión, nunca la entendimos pq nunca se dieron muchas explicaciones, pero luego la Che Guevara volvio a ser una excelente opción para nosotros. Las vocaciones jugaron su papel histórico, el que les dió Fidel cuando las concibió, formar las generaciones de científicos y profesionales de la Ciencia que garantizaran el desarrollo científico y tecnológico del país.
    Hoy, tenemos que garantizar que estas escuelas mantengan este prinicipio, junto al de la formación integral y de valores. Siempre le digo a mis hijos que estar becado en la vocacional es una experiencia que todos los jovenes deberían tener, porque a los que la hemos tenido, nos marcó para toda la vida. Los mejores recuerdos son de allí, las mejores amistades y la mejor formación para la vida profesional.

    • Lester Gonzalez Duarte dijo:

      Cuantos recuerdos…!! Alli aprendimos a bañarnos con un cubo dos y tres compañeros. Con un pomo de agua se lavaba la boca medio albergue. A veces nos teníamos que bañar con el agua de las piscinas y a la hora de comer el olor del cloro inundaba el comedor. Ni hablar de las tandas de trabajo productivo 3 veces a la semana que nos sacaban hasta la ultima gotita de sudor y luego a comer arroz blanco y dos naranjas. Pero saben, no cambio por nada del mundo esa etapa de mi vida. Ah.. yo también venía del IPVCE Jesús Menéndez …

  • Nayle Seijo Marimon dijo:

    Ojala pueden devolverle la vida a las piscinas y el tabloncillo abandonados ya hace decadas y centro del deporte y la recreacion en nuestra querida vocacional. Miles de historicos juegos de basket y boleivol perdidos por el deterioro y abandono total que lo han convertido hoy en una triste ruina. Tengo la esperanza que ellos puedan resurgir para futuras generaciones.

  • Oscar dijo:

    Yo estudié en esa escuela, en el tiempo que había que cargar el agua en cubos en la milagrosa, a pesar de eso fueron los mejores años de mi vida he hice amistades de toda la vida, hoy soy Ingeniero Informático.

  • Tamara dijo:

    Estoy muy feliz por haber estudiado en esta vocacional (00-03)… muchos recuerdos llegan a mi mente con este artículo, sin dudas, una época preciosa que guardo con gran cariño pues aprendí mucho y salí mejor preparada para enfrentar la universidad. Tuvimos muy buen claustro de profesores que no solo nos enseñaron matemáticas, física, química e historia, también nos enseñaron a ser mejores personas, a hacer más y de formas más ingeniosas con los recursos que teníamos…Del agua, ni hablar, en mi época nunca subió al cuarto piso y cuando no llegaba a los primeros pisos de los albergues, además de “la milagrosa”, teníamos a “la gerrillera”; a veces faltaba tantos días que debíamos ir a las casas de los vecinos cercanos a buscarla… Los compañeros de aula éramos como familia y siempre desde el principio nos ayudamos y luchamos para llegar juntos a 12 y poder subir la Loma de Caballete como prueba de haber logrado el objetivo…en fin, como ya dije, son muchos recuerdos pero todos felices… estoy muy orgullosa de mi vocacional.
    Espero que continuen trabajando por mantener abierta esta escuela, con altos niveles de excelencia docente para que sus estudiantes sigan estando en la vanguardia

    • talco dijo:

      eres Tamara la de la Xetid?

  • El lobo dijo:

    Pase mi secundaria básica y el Pre que en ese momento paso a ser IPVCE en esta maravillosa escuela no merece otro calificativo. Nostalgia siente cualquiera al ver como esta al pasar los años. Ojalá pongan su empeño y la puedan reparar pero pienso que la matricula que había en aquellos años no llegaran jamás pues las condiciones han cambiado. Uno hoy conoce tanta personas de Sspiritus, Cienfuegos y Villa Clara gracias a la convivencia durante tanto tiempo allí. Magnifica preparación pero problemas con el agua siempre existió. Las áreas deportivas y las Piscina tan ganas de salir corriendo. Recuerdo a Pedro Cid Subdirector Internado Unidad 3 en aquel entonces corriendo detrás de todos.

  • josevcl dijo:

    Me siento superorgulloso de haber estudiado en esta instalación, fue un experiencia inolvidable, 6 años que recordare toda mi vida, empecé desde Septimo grado siendo aún Escuela Vocacional y terminé en el año 1987 ya como IPVCE, gran claustro de profesores, grandes amigos, eramos las tres provincias centrales unificadas en 6 unidades docentes, 3 de secundaria basica y 3 de Preuniversitario, también salian de allí grandes deportistas, gracias a las buenisímas áreas deportivas que existían. Hoy en día sufro inmensamente cada vez que paso por la carretera de Camuajaní y la veo destruida y muy descuidada. Que sea lo que dios quiera

  • codeman dijo:

    El mejor IPVCE del pais en estos momentos es el Luis Urquiza Jorge de Las Tunas.

  • yadira dijo:

    Buenos dias yo estudie en esta escuela desde 1983 hasta 1989, 6 años de mi vida donde aprendi de todo comparto la opinion del josevcl, soy de cienfuegos, cuando aquello recibian estudiantes de Cienfuegos, Villa Clara y Santi Spiritus.saludos Yadira

  • al dijo:

    Soy de los que ingresó a la Vocacional Che Guevara después de haber terminado el 6to grado. Aún se construía, por eso pasamos dos años en Yaguaramas, 7mo y 8vo grados. Ya, a partir del 9no, estabamos en la Gran Escuela, la segunda de ese tipo que existía en el país, creo, después de la Lenin. Fue al finalizar la década del 70 y comienzo de los 80 del siglo pasado. Qué escuela! Eramos cuatro mil y tantos estudiantes entre secundaria y pre repartidos en 6 unidades. El claustro de profesores de excelencia, aunque muchos de ellos solo nos llevaban unos años y vestían aún el uniforme del Contingente pedagógico. Ellos no enseñaron sus asignaturas pero también nos prepararon para la vida, eran , si, nuestros profesores, pero eran padres y amigos a la vez. Mucho tenemos que agradecer, al menos así lo creo yo, el haber estudiado en ese centro. He visitado la escuela en un par de ocasiones después de haberla dejado. Nada es igual, sobre todo lo mal cuidada que está, y eso me entristece grandemente. Ojalá la Vocacional Ernesto “Che” Guevara, vuelva a ser lo grande, en toda la extensión de la palabra, que fue algún día.

  • Lídice dijo:

    Me alegra mucho saber que Elio continúa haciendo una buena labor en ese centro, primero fue mi profesor de Preparación Militar en el Yabú 3 y después tuve la oportunidad de trabajar con él en el IPVCE. Hoy nadie puede dudar que aún con todos los problemas que pueda tener esta institución desde el punto de vista constructivo y alguna que otra deficiencia material, tiene que se considerado como un centro formador de los mejores estudiantes de la provincia villaclareña. Muchas han sido las generaciones de estudiantes que han pasado por allí desde su fundación. En la actualidad algunos de mis estudiantes son maravillosos doctores, ingenieros, periodistas, por ello es que se merece la mayor felicitación todo el claustro de profesores que se mantienen allí y a los nuevos que llegan a realizar su servicio social. Y lo repito nadie puede dudar que dar clases allí te hace crecer como persona y como profesional porque detrás de todo ese trabajo hay cientos de estudiantes que te agradecen haber aportado un granito de arena a su formación.

  • yadira dijo:

    Buenos dias estudie desde 1983 hasta 1989 en esta escuela,los 6 mejores años de mi vida, hice muchas amistades que le siento mucho cariño entre compañeros de aula y profesores, soy de palmira Cienfuegos

  • Celia López Martinez dijo:

    Estos logros los tenemos gracias a nuestro invicto Comandate Fidel, ahora lo que nos toca es seguir sus ideas y cumplir con nuestro deber como un buen revolucionario, mantener el legado y que esta juventud que hoy tenemos en camino nunca se olvide jamás de nuestra Historia.

  • Alex SS dijo:

    Soy de los estudiantes como expresa el Subdirector General d la Ciudad Escolar Ernesto Guevara, que ingrese en esa prestigiosa escuela en septimo grados en el 1980, y culminé en 1986, cursé la secundaria básica y el preuniversistario en la antigua Escuela Vocacional Ernesto Básica, recrodando esos bellos años, de forma escueta, les diré allí grandes conviví con mis amigos de toda de la vida, nos queremos como hermanos, nos preocupamos de nuestros problemas como hermanos, en esa escuela no solo obtuve conocimientos de las materias ya sea de la ciencias exactas y humanisticas, por supuesto me han servido para ejercer mi profesión de abogado, también me formé politicamente , por solo recordar algo muy imporante en ea etapa, es la Caminata del Che por el Escambray, como premio de haberme graduado de doce grados, pero aprendimos de arte y deportes, pues en esa deterioradas áreas deposrtivas, se celebraban interesantes eventos entre las diferentes unidades docentes, y en el Teatro y Anfiteatros, ocurrieron festivales culturales, también entre unidades, para culminar fueron los mejores años de mi vida.

    Deseo que esa bella escuela sea remodelada capiltalmente para que recupere su belleza de antaños. Todos las generaciones de estudiantes, ya sea de la antigua Escuela Vocacional, IPVCE o la Ciudad Escolar, estamos deseosos devolverle la belleza que se merece, y se podemos ayudar, nada más que nos soliciten en que podemos ayudar, represento la opinión de generación, como dije antes, de los encontramos en Cuba y los están fuera del país.

    GRACIAS A LA VIDA POR HABERME DADO LA POSSIBILIDAD DE ESTUDIAR EN LA ESCUELA VOCACIONAL ERNESTO CHE GUEVARA

    • GDV dijo:

      ALEX, YO TAMBIEN ESTUDIE EN LA VOCACIONAL ENTRE LOS AÑOS 76 AL 80, Y SON LOS MEJORES AÑOS DE MI VIDA EN TODOS LOS SENTIDOS , FIJATE QUE TODAVIA LOS QUE NOS CONOCIMOS Y FUIMOS AMIGOS EN AQUELLOS AÑOS AUN LO SOMOS

  • Yadira dijo:

    Estudié entre el 1999 y 2002. Pasé trabajo, sobre todo con el agua para un cuarto piso. Pero esos tres años no los cambio por ninguno. Los mejores de mi vida. Gracias IPVCE por abrirme tus puertas.

  • GAP dijo:

    Cuantos gratos recuerdos me viene a la mente con este artículo, estudie igual que Yadira del 83 al 89, hoy somos todos los de esa época grandes amigos, después de años de separación, aun los que viven en el extranjero y los de acá se encuentran y rememoran los momentos que vivimos, la falta del agua nos hacía en aquel entonces bañarnos hasta en los pozos de los guajiros de la zona, los panques y las maltas a granel de la merienda, el chicharro frito.
    Soy de Cienfuegos, comencé en la unidad dos y luego ya para el IPVCE pasé para la uno, quien no recuerda aquel dtor de la dos que le decíamos MICROBIT y las cosas que hacía, Emerio, el sdtor de actividades extra clases, Silvio Guerra (Física) y Conchitaaaa (literatura), Gustavo (matemáticas) de ya en la uno, Robertico el de matemáticas, Maribel la de Física, la Gorda, como le decíamos a María de los A, la de literatura, al Kafka, Lalita la de español, Magui la de biología y otros muchos que no tendría fin en una lista.
    Aún conservo la foto de fin de curso de 12 grado, que se hizo en la entrada, la publiqué en Facebook en 2017 y los comentarios fueron miles y todos de añoranza, hoy todos los que pasamos por esa experiencia coincidimos que fueron los mejores años de nuestras vidas, pregunten y verán…

    • yadira dijo:

      Buenas tardes , GAP por favor digame mas informacion sobre su persona ,pues tuvimos los mismos profesores, saludos

      • GAP dijo:

        Yadira, convencido estoy que nos conocemos, en la unidad 2 estaba en el grupo 3 que era de cfgos y de Esperanza en VClara, si tu eras de Palmira puede estuvieras en el 4 con Mirta Martin

  • alemán dijo:

    Necesaria una aclaración, soy fundador de la escuela y comenzó a funcionar el 8 de octubre de 1975, cuando se iniciaron las actividades docentes en la Unidad No 1, con alumnos de sde 7mo a 10 mogrado provenientes en su mayoria de la “Julio Pino Machado” de Manacas y completada con los alumnos que les correspondia cursar 10 mo, de la “Gustavo Machin” de yaguaramas y la “Roberto Rodriguez” de Sancti Spiritus, de hecho ya hemos realizado un encuentro de estudiantes fundadores en el 2015 al cumplirse 40 años, sí oficialmente se considera 1977 es mi opinión que falseamo la historia y no me dejaran mentir los compañeros que ingresaron al V Contingente del Pedagogico y los que siendo los primeros egresadoos, subimos a Caballete de Casa en Julio dee de 1978. contingente del Destacamento Padagogico

    • Vitikin dijo:

      Las Jimaguas de Directoras de la unidad 1 y Olga Durán de Directora General.
      Nosotros no tuvimos problemas con el agua. Había suficiente hasta para baldear los albergues. Y las piscinas siempre azulitas y llenas. El tablón ollo lo terminaron en el ’80 y era de abedul Siberiano.
      Ahhhhh! Qué recuerdos! Pan con mantequilla y café con leche en el desayuno y queque con malta en la merienda.

  • Jluis Rodríguez dijo:

    Seis años de mi vida estudié en esa escuela, creo es un gran recuerdo , de los buenos d everdad. pues luego de 49 años mira la hisotria para atrás a como corren los tiempos hoy y creo fue y creo siga siendo un gran proyecto de educación sea ESVOc o IPVC. de esa escuela como de muchas vocacionales del país han salido los hombres y mujeres que construyen hoy el país, que empujan y llevan a delante este país. restaurar con un claustro de profesores de excelenecia es el mejor regalo que se puede hacer a un centro donde miles soñaron desde sus aulas, y llegaron a serlo real. Un médico, que siente orgullo de haber estudiado y vivido en esa gran escuela.

Se han publicado 55 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Javiel Fernández Pérez

Estudiante de tercer año de periodismo de la UCLV

Alejandro Gavilanes

Estudiante de tercer año de periodismo de la UCLV

Vea también