Imprimir
Inicio » Especiales, Economía  »

Ultimátum en las tarimas: Del surco al plato en Cabaiguán

Por: Dayamis Sotolongo, Vicente Brito
| 130 |

El irrespeto a los precios establecidos y la reventa conspiran contra la mesa familiar.

A boca de jarro y apostados detrás de carretillas que exhiben tomates, ajíes pimientos, ajos, malanga, cebolla y hasta raquíticas manos de plátano burro, los pocos vendedores ambulantes que quedan en las cercanías del Mercado Agropecuario Estatal (MAE) La carpa roja, en Cabaiguán, esgrimen una verdad para ellos irrefutable: vender a menos precio no da negocio.

Lo sustentan con más vehemencia desde que a fines del pasado año el Consejo de la Administración Municipal (CAM) plantó ultimátum en las tarimas y comenzó a exigir, rigurosamente, que no se venda ni a un peso más de lo establecido en las resoluciones que regulan el tope de los precios de los productos del agro.

Han sido toneladas de gardeo estatal. Tanto que, recientemente, se rescindió más de medio centenar de contratos a quienes vendían en puntos móviles de la Agricultura Urbana, se mudaron las carretillas de las cercanías de La carpa roja, se limitaron las licencias de los vendedores ambulantes de productos agrícolas y se decomisaron no pocas libras de mercancía.

Mas, de un lado de la báscula siguen pesando los alimentos exclusivos por cuenta propia, los costos elásticos, la ley de la oferta y la demanda…; del otro, producciones que no van del campesino a las plazas, los impagos de Acopio, los esfuerzos para abaratar y sustentar las ferias dominicales, el vilipendio a los consumidores… Con tales aderezos, Escambray sopesa argumentos —desde los mostradores hasta las jabas— y se sienta a la mesa.

De Carretilla

El tomate llegó a cotizarse hasta a 25 pesos la libra. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

“Quieren que vendamos el tomate a 2.10 pesos la libra y, sin embargo, el domingo en la Feria el Estado lo vendió a 5 pesos en La carpa roja”, sostiene Elgio Moya Camacho, el único de los vendedores que se atrevió a respaldar con nombres y apellidos sus palabras.

“Llevo 20 años con patente y dos años sin multa —asegura— y de ahora para ahorita nos quitaron la licencia. Los productos que se venden aquí se traen de otros lados; por ejemplo, la malanga y el boniato, de La Habana, y si el campesino te vende el boniato a 1.70 pesos la libra tú no lo puedes vender a peso. Con licencia es y estamos como bandoleros. Los que quedan son cuentapropistas, pero están en el filo del cuchillo”.

Gratis caen por ristras, en la agenda de este semanario, otros argumentos: que si el cese de los contratos llegó sin avisos, que si el campesino prefiere venderles a ellos porque Acopio no paga, que si por ser vendedores ambulantes no pueden almacenar mercancía, que si deberían hacer como en Santa Clara que toparon, por ejemplo, el tomate a 8 pesos, que si ellos se acogen solo a la ley de oferta y demanda, que si a nadie cogieron violando precios…

¿Pero ustedes saben que la malanga tiene un precio topado aunque se haya vendido hasta a 12 pesos?, indaga Escambray. Y lo admiten, como mismo lo reconocía aquel muchacho que prefirió el anonimato por temor a represalias: “Hay precios que se han disparado, es verdad, pero el listado de precios que hay tampoco es coherente, es absurdo”.

Por años se le ha puesto límite a los costos —vigente aún en la Resolución 127 del Ministerio de Finanzas y precios o en la reciente Resolución 908 del Consejo de la Administración Provincial— y por años se ha violado. En el 2015 estas mismas páginas daban fe de  aquella incipiente iniciativa local que intentaba contener los importes de los alimentos solo en las ferias dominicales; a la postre, el encarecimiento abofetea más allá del mostrador. Pero la añeja permisividad también ha servido de terreno fértil para no pocas infracciones y justamente ahora se pretenden contener.

“Empezamos a trabajarlo hace dos años —afirma Carlos Puentes Molina, vicepresidente del CAM a cargo de la distribución de bienes y consumo—. En diciembre tomamos la decisión, coordinado con la Agricultura Urbana, de no hacer más contratos con los puntos móviles de ese organismo y dejar solo los puntos fijos que habían hecho una inversión, un local.

“Se hizo debido a violaciones de precios, fundamentalmente, y porque no estaban cumpliendo con el reglamento de la Agricultura Urbana que establece que son carretilleros móviles, que no pueden estar a menos de 200 metros de una entidad estatal —y estaban frente a La carpa roja— y que deben vincularse a un organopónico porque su razón era vender las producciones de esos lugares”.

Desde entonces solo quedó una treintena de puntos fijos y se le suspendió el contrato a más de medio centenar de trabajadores de la Agricultura Urbana que, a despecho de la legislación y a sabiendas de las autoridades, vendían desde acelgas hasta papas.

Y las carretillas que minaban la calle aledaña al MAE se han ido sembrando a cuentagotas en entrecalles contiguas. Y los productos que se comercializaban antes siguen cotizándose a veces, en susurro, a similares costes.

Mas, ni los carretilleros con patente están inmunes. Según la Dirección Municipal de Trabajo y Seguridad Social, nada los exime de regirse por la lista de precios vigente. “Ninguno se acoge a la ley de la oferta y la demanda —precisa Elianni Silot López, al frente de dicho órgano—. Se decidió que estos vendedores de forma ambulatoria debían moverse del área de la feria, ya que estaban violando el alcance de la actividad, descrito en la Resolución 42 del 2013, que decreta que no pueden establecerse en un área fija. Solo en esa área tenemos seis que fueron apercibidos y se les hizo el trabajo profiláctico”.

Tres años atrás, por acuerdo del CAM —según asevera la propia fuente—, ya se había suspendido temporalmente el otorgamiento de licencias para ejercer este oficio y en la actualidad, a tono con las recientes regulaciones para el trabajo por cuenta propia, no se aprobarán nuevas patentes.

Aseguran las autoridades estatales que las regulaciones no pesan únicamente en los hombros de las instancias gubernamentales ni de la policía, sino que se ha convocado a los ciudadanos a denunciar el timo en sus bolsillos.

La ley y el orden

Los carretilleros se han mudado a las entrecalles. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

Dicen que aquel sábado de diciembre, cuando las patrullas se parquearon frente a las casas almacenes en las narices mismas de La carpa roja, ya la gente había empezado a marcar cola. Dicen que el domingo posterior, cuando aquellos mismos tomates, malangas, guayabas, yucas… cruzaron la calle hasta el MAE cabaiguanense, a precios “pagables”, la venta no duró ni una hora.

Solo en Cabaiguán, la Policía Nacional Revolucionaria en esa ocasión intervino tres casas almacenes, cuyas mercancías llenaron dos camiones. Según el capitán Yosvany Hernández Castro, jefe de la Estación de la Policía en esa localidad, el accionar no ha terminado. “No hemos bajado la guardia. Todos los domingos en la feria seguimos realizando estos operativos para verificar que se venda de acuerdo con la lista de precios”.

Pero tales acciones no son exclusivas de Cabaiguán; en toda la provincia la Policía Técnica Investigativa y la Unidad de Patrullaje han escrutado con lupa desde los productores hasta las carretillas, han radicado denuncias, se han apostado en las tarimas para que se venda como la ley manda, han interceptado camiones de mercancías intentando salir del provincia, han impuesto multas…

Es un campo sitiado. Tanto, que los inspectores estatales de la Dirección Integral de Supervisión también impusieron, al cierre del 2017, 84 multas por violaciones de precios —de acuerdo con el Decreto Ley 227, artículo 1, inciso b—, lo cual reportó un importe de 9 000 pesos. Asimismo, a tenor del Decreto-Ley 315 se recaudaron 25 000 pesos debido a las multas impuestas a personas que ejercían el trabajo por cuenta propia sin patente.

La batalla no termina en el mostrador, y se sabe, sobre todo si al cerrar los talonarios de multas los alimentos siguen cotizándose por las nubes, si quien compra sigue encontrando en las carretillas lo que no se halla en las placitas.

Ante tales carencias no faltan defensores de quienes venden en carretillas. Así lo sustenta Isidro Martínez: “Para qué quitaron los carretilleros si tú vas a la placita y lo único que hay son latas, entonces tienes que venir aquí a comprar aunque sea más caro”. Más allá, con una jaba tan menguada en tomates como su propio bolsillo, la pensionada Rafaela Rodríguez discrepa: “Lo que tenían era un descaro con el pueblo. Usted cree que con una pensión yo puedo pagar 30 pesos por cinco o seis tomates”.

Increíble, como igual de sorprendente es que un municipio eminentemente agrícola con más de 3 000 productores y 54 bases productivas no pueda llevar la producción del surco a las placitas. Y es la sequía que afecta y el ciclón Irma y Acopio, que sigue pretendiendo que le lleven las producciones casi gratuitamente hasta la ciudad.

No será eterno. Por lo menos así lo cree Puentes Molina: “Queremos que Acopio sea el mayor comercializador, que vuelva a ser lo que era antes. Ya tenemos tres tractores con tres carretas, un camión y en este mes entra otro tractor con carreta y otro camión; ya acopio tiene transporte y puede ir al campo”.

Para abaratar los costos también se abonan otras estrategias: el traspaso de 19 placitas a los dominios de Acopio —ya dispone de 11 y de dos mercados estatales— y llevar la comida a cada Consejo Popular como lo delinea el novel programa de autoabastecimiento.

La golondrina de Cabaiguán no hará primavera si en el resto de los territorios —pienso, por ejemplo, en Trinidad— los alimentos continúan comercializándose a precios galácticos, si las papas solo se venden en aquellos sacos camuflados debajo de las carretillas, si los campesinos guardan la mercancía de primera para los revendedores.

La carestía de los alimentos no se resuelve con pararse en la esquina de La carpa roja y ver la calle aledaña despoblada de carretillas que han pasado a estacionarse cuadras más allá. Eso solo es otro cultivo en el fértil campo de los flexibles costos. Lo verdaderamente trascendente es que tantas estrategias persistan y den frutos y que, a la postre, no resulte poco menos que agónico llevar un plato de comida a la mesa.

Tales productos, por lo general, son exclusivos de las carretillas. Foto: Vicente Brito/ Escambray.

(Tomado de Escambray)

Se han publicado 130 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • David dijo:

    Hola: Saludos a todos los litigantes, soy abogado jubilado y estube como unos 11 años atendiendo parte del sector campesino y otras entidades del sector agrícola (UBPC, CPA, CCS), el primer gran problema consiste en el precio de los insumos que tienen que pagar los pequeños agricultores y los ubpecistas, todos los del sector agrícola productivo. ¿Cómo el Ministerio de la Agricultura va a emitir una resloución con los preecios de todos los insumos desde un clavo de herrar caballos hasta una algallarda para los postes de los potreros, fertilizantes, hervicidas, plaguicidas, etc, etc, etc,,,, con unos precios exhorbitantes, donde decía que GELMA, el organismo de venta de los insumos de la agricultura podía elevar el precio de los productos hasta en un 60% del valor de los mismos, no pongo en No. de la norma porque me da verguenza que todos la conozcan, un pequeño ejemplo un plaguicida que no voy a decir tampoco el nombre, un litro de ese producto le costaba a culquier campesino o entidad agrícola $1980.00 pesos cup, un Kg de fórmula completa $4.50 pesos, se utiliza para la papa, boniato, frijoles, bueno para casi todos, un Kg de URea, $6.70 pesos, y así, así, así, valores y valores elevados.
    Hoy ya las UBPC han salido de la casi quiebra que poseían, hubo momentos en que se tuvo que disolver varias porque no se le veín condicones de rescatarlas y como en la ley de de Hipotecas no se permite hipotecar las tierras ni las fincas ni sus bienhechrias, todo eso sucedía. Pero en la actualidad las UBPC mayormente las de cultivos varios, solo siembran en el año la papa que da mucho dinero, para liquidaciones de los miembros, frijol, porque Acopio o el estado lo paga a $900.00 pesos cup el quintal, maíz seco, para semillas o para hacer piensos, un poco de boniato, no más que un cuadrante de fregat, aproximadamente de 13 a 16 hectáreas, muy poca malanga, casi ninguna, yuca solo los campesinos usufructuarios porque se la exigen, sino le quitan la tierra, además para la yuca no existe el paquete tecnológico de insumos, entonces viene la mano negra amiga y le ofrece algo para que el cultivo se de, y ahí comienza a elevarse el precio, además a los pequeños agricultores consagrados en muchas ocasiones les cuesta trabajo y dinero sacar una producción a flote, y si es cuando las inclemencias del clima y el tiempo que en ocasiones pierden las cosechas y todo lo que invirtieron en la misma. Pero también el estado ha tenido su pequeña culpa en ocasiones para incentivar la producción de algunas cosas, como por ejemplo el pago de $5.00 pesos cup para el litro de leche de vaca que producen los campesinos, el pago de $900.00 pesos cup para el quintal de frijoles negros y mil y pico para los frijoles colorados y blancos y así con otros productos, ej. el tomate $110.00 pesos cup el quintal, así lo paga Doña Delicias a los productores por mandato del estado, !ah! y dándole los insumos necesarios para ello, «el paquete tecnológico», que es como se llama.
    POdríamos estar analizando miles de cosas en cuanto a la agricultura, siembra, atención, cosecha y comercialización, pero sería para hacer un doctorado con todas las deficiencias sin eficiencias del proceso de los alimentos en Cuba. Pero lo más sencillo es prohibir, cerrar, etc,… desde que quitaron las carretillas en mi pueblo no he podido comer ni zanahorias, remolachas, acelgas, no veo los limones, que yo se que están escasos pero se veían a $1.00 peso cada limón, pero estaban, aqui donde vivo no se siembra limón, los carretilleros los traían de Cienfuegos y Matanzas pero los traían ahora no se ven ni para remedio, que a mí me hacen falta para ello, la cajita de zumo de limón en las TRD están mucho más caras y con poco Ácido Cítrico, entonces que cvamos a hacer, algo hay que hacer, exigirle más a las UBPC que son estatales, porque ellos piensan que son particulares, comenzando con su adminidtrador, que no siembre más porque la Asamblea de cooperativista, no quiere u otras alternativas o porque las Empresas Agropecuarias, que existe una en cada municipio del país, no los obligan a sembrar otros cultivos y que cosechen el año entero, increible, pero cierto, una UBPC que queda cerca de donde vivo en los meses intermedios del año 2017, no estaban haciendo nada, como en los periodos de tiempo muerto en tiempos antaños antes de las zafras, hasta que comenzó el tiempo del frijol y de la papa, así de esa forma nunca va a existir productos en cantidades suficientes para ofertarles a la población a precios normales y acequibles para el pueblo. GRacias.

  • baby dijo:

    para q hablan de s,s cabaigua si pinar del rio esta pero q en cabaiguan, e la carretillas de toos y en la placitas nadas, pq llegan los carros de cooperativas y bajan toda la mercancia en la carrettilla, pq yo los he visto , a si q eso esta regado en todo el pais y hace falta q tambien esas leyes se hagan cumplir en pinar del rio.

  • Juan Carlos Moya Colina dijo:

    HASTA CUANDO SERA ESTA PROLEMATICA, DE QUE ALGUNOS QUIERAN VIVIR A COSTA DE LA MAYORIA O ES QUE EL ESTADO NO PUEDE RESOLVER ESTE PROBLEMA, PORQUE EN TODOS LADOS ES UN DESASTRE, AQUI EN CIENFUEGOS LA VIDA SIGUE IGUAL CON LOS PRECIOS POR LAS NUBES, PIENSO QUE EL ESTADO A RESUELTO OTROS PROBLEMAS MAS COMPLICADO, PORQUE ESTE NO, HASTA CUANDO LOS CARRETILLEROS VAN A SEGUIR EN LA CALLE ABUSANDO DE LOS TRABAJADORES QUE VIVEN DEL SALARIO Y TIENEN UNA FAMILIA QUE MANTENER

  • Alex dijo:

    Ya que introdujeron el tema de la cerveza y la malta, es bastante notorio como en La Habana se ha puesto de moda que todos estos productos (refrescos, maltas, cervezas) sean comercializados por los establecimientos particulares al doble del precio de las tiendas que por si ya es caro en comparación con los salarios cubanos, y como si fuera poco en los establecimientos estatales no hay el producto. Este tema parece no importarle a nadie y hasta da la impresión que se ha institucionalizado.
    Refresco: 0.50CUC (precio en tiendas)— 20 o 25 CUP (cuentapropistas)
    Malta: 0.60CUC — 35 CUP
    Cerveza: 1.00 CUC — 40 CUP, en este último cabe resaltar que en los bares y discotecas nocturnas de la habana se comercializa a 2.00 CUC, tema que no se entiende si el costo de producción es el mismo, por ejemplo en el café cantante en horario de matine 1.00 en horario de la noche 2.00CUC alguna explicación??

  • alexandr dijo:

    si el estado fuera eficiente en su produccion y le vendiera al pueblo alimentos a bajo costo, no existieran ni carretilleros ni la madre de los tomates…pero para prohibir y mandar autoritariamente si es muy efectivo……hasta cuando?

  • olegario dijo:

    En la Habana lo que impera es la impunidad, pero no solo en las carretillas y en los agros y las casas almacenes, donde además todo el mundo lo ve y lo permiten las autoridades. En la misma calle 17 entre L y M se para una carretilla al lado de una casa Almacén donde se ve a diario cargar y descargar y no pasa nada. Vas al Agro de 17 y G y aquello parece una boutique, los precios por no se sabe donde, y no pasa nada. Creo que hay que topar e incluir tambien a las TRD y las tiendas CIMEX porque dan verguenza los precios de productos en esos lugares tambien.

  • cabaiguan dijo:

    Soy de cabaiguan y realmente el tema este de los carretilleros funciono unos dias cuando los sacaron de la calle habitual donde revendian y les fueron decomizado algunos producto, pero ya hace dias que se reubucaron en calles aledañas y sigue todo igualitico que antes, los mismos precios que son una burla a la dignidad humana y los mismos trapicheros vendiendo, al parecer los que tienen como contenido de trabajo velar porque se cumplan estas regulaciones salieron de vacaciones.

  • YLL dijo:

    Al final nada se resuelve,esto es una cadena, por donde quiera que te vires estan los infladores, eso de revender malta, refrescos y cervezas es un negocio redondo a la VISTA DE TODOS, compras y revendes sin gastos, solo buenas ganancias y el Estado no se da cuenta de esto??
    solo se que estamos habla que te habla hace años y el tema de la comida y los precios es cada vez peor.Al final todos estos abusadores se imponen

  • PRAETORIANS dijo:

    ES CIERTO QUE LAS COSAS CON ACOPIO NO VAN COMO SE QUISIERA, PERO EN MI EXPERIENCIA PARTICULAR DE TRABAJAR CON PARTICULARES, ESTOS SIEMPORE Y CUANTO TENGANN ESCRUPULOS LE SON BENEFICIOSOS A LA SOCIEDAD, ESTA DEMOSTRADO QUE EL ESTADO CARECE A VECES DE INSUMOS PARA EL TASLADO DE SUS PRODUCTOS Y ESTO GENERA PERDIDAS PARA QUIEN LOS PRODUCE Y TIEMPO QUE SE PIERDE, LO QUE SE DEBE HACER ES UNA NUEVA POLITICA EN CUANTO A ESTOS VENDEDORES, LAS TAREAS DEL FISCO, Y NUCLEARLOS EN COOPERATIVAS ASI COMO A LOS QUE SE DEDICAN A LA VENTA DE ROPAS Y DEMAS, HAY QUE DEJARSE DE BROMAS, LAS COSAS QUE LAS TIENDAS RECAUDADORAS DE DIVISAS NO OFRECEN, LAS HACEN LOS QUE VIAJAN DE MULAS A OTROS PAISES, SOLUCION, UNA POLITICA TRIBUTARIA DE ESTOS HACIA LA ONAP, Y

  • Ing.Luis Enrique Fuentes Salas dijo:

    CITO.»Mas, de un lado de la báscula siguen pesando los alimentos exclusivos por cuenta propia, los costos elásticos, la ley de la oferta y la demanda…; del otro, producciones que no van del campesino a las plazas, los IMPAGOS DE ACOPIO, los esfuerzos para abaratar y sustentar las ferias dominicales, el vilipendio a los consumidores…» Primero se crea el problema y despues ¿ se busca ? la solución. saque Ud su propia conclusión…!!!

  • N. Ortíz. dijo:

    Y cuando le van a dar un ultimátum a los precios de los vegetales en conservas que se venden en las TRD. Es escandaloso solo críticar a los particulares cuando en nuestras tiendas, las tiendas del pueblo se venden en CUC conservas y vegetales a precios astronómicos.
    Hagan un artículo sobre eso, los reto.

  • Juanca dijo:

    Es bochornoso lo que está ocurriendo con el asunto de los alimentos agrícolas, cada día la situación es peor, es una situación muy lamentable y los precios son cada día peores.
    Hay que ver y tomar medidas con los precios de estos producto desde que salen del campo, se debe tener en cuenta el precio del campesino para que los vendedores se vean obligados a vender a un precio razonable. Hay que tener en cuenta que incluso la revolución está entregando tierra para que el que la ponga a producir viva bien y además que contribuya con la alimentación a la población.
    Hay una cantidad de personas intermediarías que están lucrando a costilla del pueblo, esos individuos muven los productos en sus transportes y se lo venden a los carretillero y establecen una cadena especulativa que cada día es peor y es el pueblo humilde y trabajador el que más sufre las concecuencias al no poder acceder a estos alimentos.
    Es necesario que nuestro gobierno revolucionario tomme carta en el asunto, estos individuos viven a costa de la necesidad de los más pobre.

  • Kiuver Ochoa Cruz dijo:

    Cuando hay sequía lo paga la sequía y ahora que llueve ¿quién lo paga? No hay control sobre los productores por parte del ministerio de la agricultura, no se les exige. Los carretilleros se pasean por las calles y los compañeros de la DIS no ven nada,¿por qué será?.Es mentira que el campesino vende caro, ellos son los que le ofrecen esos pagos al campesino para obtener jugosas ganancias. Esto es seguridad nacional y no se troma en serio. Este es el mayor descontento de la población.

  • IVAN GARCIA dijo:

    MENOS PALABRAS MAS ACCION EL QUE SUFRE ES EL PUEBLO…DEJEN LA BOBERA Y A METERLE MANO A ESTOS DESCARADOS….SON COMO DICEN EN VENEZUELA BACHAQUEROS O REVENDEDORES……

  • lazaro. dijo:

    alguien sabe cuanto cuesta una botella de aceite, o una cajita para la señal digital o un televisor atec de alta defincion, o un par de zapatos o un pantalon y el que vende esos productos que son necesarios no son revendedores, es el mismo estado que dice que el salario minimo de este pais es de 9 cuc, alquien se ha dado cuenta que todo aquel que vende algo tiene que obligatoriamente acercarse al cuc porque es la moneda fuerte de este pais, todos buscamos esa moneda y es porque existe y tiene valor desgraciadamente es asi. podran tomarse cuanta medidas se nos ocurran que mientras exista esa moneda y mientras la demanda este tan por encima de las ofertas seguiran los precios elevados

  • Luis dijo:

    Una vez mas la lucha contra la riqueza y quienes o que generan riquezas en vez de luchar contra la pobreza y quienes o que generan pobreza.

  • omar eires dijo:

    De hecho en cuba hay gobierno,solo pienso esto se resuelve de dos medidas estrategicas,primero potenciar las producciones,logico el campesino sin recurso no puede producir mas,los bueyes y tractores viejos del paliolitico,estamos en la decada del 60,hoy que venderle por que tambien ganan cuando producen ,equipos nuevos con tecnologia de avanzada,que conviertan su dinero y los compren en divisa sea en cuba o en exterior ,quien no sabe que en cuba un litro de insecticida en el mercado negro ronda los 2000 pesos ,vendeselo al campesino ,con un 30 porciento por encime del mercado internacional,son estrategias que aqui hay bastante intelecto para resolver,y la otr hasta en paises capitalista hay productos con precios topados ,los productos de caldero,como decimos los cubanos ,le doy un precio maximo limite nacional teniendo en cuenta ,las caracteristicas de cada provincia,analicen esta mas cara la malanga en villa clara que en la habana,todo debemos hacerlos por ue el objetivo final es cuidar la revolucion que tanto a costado,y revolucion es cambiar ,pero en cuba lo primero que hay que cambiar es la mente de muchos dogmaticos ,que no hacen cumplir lo que el partido y gobierno orientan,si no es asi seguiremos hechandole la culpa al bloqueo de aqui a 100 años mas ya nos acostunbramo a vivir del cuentooooooo

  • Aguilucho dijo:

    Fumar daña la salud amigo!!!

  • Pantaleon Garcia Bravo dijo:

    Lo mismo pasa en Cienfuegos, se rien de las autoridades, por acuerdo de la APPP se toparon los precios, y eso no hizo nada ya todo esta normal o sea mas anormal y las autoridades no hacen nada al respecto y todos ahora son diputados no queren al Pueblo.

  • JLop dijo:

    Fijensen si este problema es interesante y complejo que genera mas comentarios que la pelota cuando juega industriales. Para mi los precios topados pueden funcionar sobre la base de los costos reales que nunca se tienen en cuenta, en algunas partes del mundo se fija un 30% sobre costo pero se aplica uniformemente, sin embargo cuando ese carretillero va a una TRD paga los productos a un precio minimo del 240% sobre el costo y con muy mala calidad entonces se genera el proceso inverso. Mientras el campesino que no tiene tiempo ni acceso a estas páginas para escribir su opinión cuando el precio no cubre su espectativa o los abusos que recibe son tantos no produce o solo cultiva lo que se va a comer con su familia; he visto a una cooperativa con el costo de producción a 18 pesos vendiendo la libra de boniatos a 2 pesos para complacer precios topados en una feria. Nada amigos capitalismo y socialismo no se llevan bien en este tema, por algo Einstein dijo » la locura es hacer una y otra vez la misma cosa esperando optener diferentes resultados.»

  • pedro pablo dijo:

    si pero aca en la habana muchas veces los mercados estatales venden carisimo,,,,,y estan desabastecidos y tienes que morir con los privados,,,ahora mismo para poder comer platanos,,,,,pasa eso Mientras exista Acopio existiran esos problemas,,,ese es un viajo problema,,,,,,si no hay produccion y buena distribucion existiran sobre precios,,,,al final quitas los carretilleros y con la escases quien tiene que lidiar somos los que vivimos de un salario Si no visiten la plaza de marianao da pena los productos y el mal servicio que hay ahi al menos en la planta baja

  • P@po dijo:

    De verdad q los precios estan por las nuves, la solucion no es quitar los carretilleros, la verdad es que ahora no hay nada en ningun lado y mucho menos en las famosas «placitas del estado», vayan a los campos para q comprueben una libra de pepino $3, malanga a $6 la libra, platano macho a $1,50 y asi por nombrar muchos mas….todo producto a la subida dell precio porque un jornal en el campo esta a $80 la mañana y $120 el dia y con esto los luiquidos y productos necesarios para el cultivo estan por los cielos. Con esto no quiero decir q los precios no deben estar topados porque como mismo el campesino lo vende caro el carretillero o el del punto lo vende mas caro de lo establecido…..

  • joaquin dijo:

    Cuando se daran cuenta que con precios topados, ni con restricciones,y mucho menos con policias se resolvera el problema de los altos precios, que no son altos, son los precios para lo que se produce. Si hubiera mas produccion de alimentos, que sobrara, los precios no serian altos. El problema esta que el sistema economco de nuestra agricultura, y no solo de ella no funciona. Vayamos a la raiz del problema y comenzaran a surgir las soluciones

  • FChe dijo:

    Se pueden tomar cualquier cantidad de acciones legales contra los especuladores, revendedores o como se les quiera llamar. La concreta esta en que hasta que no se estructure un adecuado sistema de acopio, encargado de recolectar la mayor cantidad o la totalidad de los productos cultivados por los campesinos y colocarlo en los mercados con acceso a la mayoría (en precio y cantidad), no se va a resolver este problema, el campesino necesita vivir y si acopio o el que sea no le recoge la cosecha, el campesino se la vende al primero que pase, porque no va a permitir que el trabajo de meses se malogre por una traba burocrática o la indolencia de un administrador. Ese es el principal problema que a mi modo de ver sigue lastrando los precios y el abastecimiento de alimentos, nada mas hay que ver lo que sucede año tras año con las cosechas de mango y tomate, por poner 2 ejemplos; el resto de los productos les sucede de igual forma. Cuando acopio cumple sus planes ya no le interesa seguir recogiendo y entonces entran los revendedores y es cuando se afecta el cubano de a pie.

  • JORGE TAVEL dijo:

    Oferta y demanda no tiene cabida en el socialismo, es una formula prohibida, la formula es demanda y solucion, lo otro es pura especulacion con la necesidad del pueblo. Cuanto es una ganancia apropiada? 10%, mas, es robo.

  • jorge dijo:

    si, pero el jefe de todos estos carreterilleros que no hacen nada y que solo piensan como engañar los inspectores,, bueno si se les puede decir asi, ahora venden la mercancia en otros horarios mas tarde y por lugares alejados de la vista de los : inspectores¨

  • Ignacio Cobas Marsal dijo:

    Me dirijo a usted; por ser un medio de comunicación para darle divulgación y quizás posible solución una situación que está ocurriendo en mi municipio, desde que se aprobaron como trabajo por cuenta propia los llamados carretilleros (Qué no son más que revendedores de productos agropecuarios básicos para la población), si esas personas que compran en muchas ocasiones los mismos productos que venden las placitas estatales y luego los revenden explotando al pueblo para poder enriquecerse, mi inconformidad radica en que la semana pasada en la placita estatal, más conocida como capta roja, del Municipio de Cabaiguán, Provincia de Sancti Spíritus, se le vendió a la población solamente 5 libras de harina de maíz la libra a un precio de $2.00 MN, racionada para que todo el personal pudiera adquirirla, lo veo muy bien, sin embargo no habían pasado ni 24 horas de eso y ya en la calle de atrás de la placita ya estaban los llamados carritelleros con sacos a boca abierta con la misma harina de maíz revendiéndola a $10.00 MN, la libra ahora mi pregunta es????, de donde los carretilleros obtuvieron esa harina… acaso ellos son los productores de ese maíz o los trilladores del mismo para obtener sus derivados…. No nos engañemos…. las respuestas son muy fáciles de la misma placita donde se la vendieron a un costo un poco mayor que beneficiará al administrador o dependiente de la placita y al carretillero para ganarse unos pesos… y como estos atropellos y falta de respeto hacia el pueblo, trabajador, jubilado o ama de casa no cesarán hasta que la dirección del país elimine de raíz esta actividad de cuenta propia que no hace mas que explotar al mismo pueblo. Gracias

Se han publicado 130 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también