Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Boteros de La Habana: Entre la "astucia" y el desconcierto (+ Video)

Por: Redacción de Cubadebate
Publicado en: Con Punto y Aparte
| 224 |
El Gobierno de La Habana reguló los precios de los boteros, pero la medida no ha ido del todo bien. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El Gobierno de La Habana reguló los precios de los boteros, pero la medida no ha ido del todo bien. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Nuevamente la vía “suena” y los boteros “protagonizan” las conversaciones en paradas, centros de trabajo y sobremesas. Los “almendrones” y sus choferes son siempre un tema cardinal de la opinión pública capitalina. A veces, porque ellos aprietan el acelerador y deciden subir los precios, y otras, porque medidas institucionales intentan “ponerles freno”. Mientras, al filo de la carretera, sin ver la solución pasar, persiste la población de La Habana.

Desde que se aprobaron las licencias para los transportistas, su regulación sólo ha existido en teoría. A los beneficiarios de las Licencias de Operación del Transporte nunca se les han aplicado, estrictamente, legislaciones locales que reglamenten la circulación de sus vehículos o fijen el precio máximo de las rutas. 

Difícil ha resultado lidiar con un gremio que se rige por la ley de la oferta y la demanda, que contribuye a amainar el déficit del transporte y traslada el 40% de los ciudadanos que diariamente se mueven en la capital. Los boteros son el único medio para viajar con cierta rapidez dentro de La Habana, ni los taxis estatales ni los ruteros ni mucho menos los ómnibus satisfacen la alta demanda.   

Arrancando en contexto

Los taxistas de LA Habana cortan y empatan los tramos según las regulaciones que les impongan. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Los taxistas de LA Habana cortan y empatan los tramos según las regulaciones que les impongan. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Durante varios años, un pacto a fuerza de costumbre establecía la tarifa de las rutas largas a 20 pesos en moneda nacional, las cortas a 10 y trayectos muy pequeños a cinco.

En 2014, los precios comenzaron a subir de manera arbitraria y los tramos de 10 pesos fueron valorados en 20. Un año y medio más tarde, la administración estatal limitó los precios según las rutas, pero los boteros cortaron los recorridos para ganar más. Por ejemplo, si querías ir desde el Capitolio hasta 23 y 26, en el Vedado, resultaba casi imposible, porque todos decían que terminaban su recorrido en Coppelia. Allí volvían a cargar hasta 23 y 26, y así sucesivamente. Por tanto, el mismo tramo (desde el Capitolio hasta 23 y 26) que antes costaba 10 pesos, comenzó a valer 20. 

El miércoles 8 de febrero del 2017, el Consejo de la Administración Provincial de La Habana (CAP) anunció una nueva medida para otorgar “precios referenciales de las rutas según el origen y destino, con los tramos intermedios, ante la necesidad de proteger a la población por el fraccionamiento de las rutas”, decía la nota divulgada. El CAP siguió la misma partición de recorridos que los boteros habían hecho.

Entonces, los taxistas privados volvieron a rehuir a la regulación. Ahora, un gran por ciento de ellos solo monta al que hace el viaje completo y, por lo general, en horario pico no aceptan a quien demanda un tramo de cinco pesos. En la actualidad es más fácil ir del Capitolio a La Lisa, que solo hasta el Coppelia. En fin, cortan o empatan los tramos en dependencia de la regulación. 

Entre la picardía del botero y las infructuosas medidas instituidas para su control, el afectado es el pasajero, que ve como la historia se repite: trabajos publicados en nuestro Sitio en mayo de 2014 o enero de 2016 parecen escritos en la mañana de hoy.

Manos al volante

"Después que se tomó la medida, hace tres semanas, los almendrones hacen igual que los taxis estatales, no paran". Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

"Después que se tomó la medida, hace tres semanas, los almendrones hacen igual que los taxis estatales, no paran". Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Dada la situación existente, el equipo de reporteros de Cubadebate salió a la calle en busca de exponer la diversidad de opiniones que coexisten en la palestra pública. Lino Fernández tiene rentado dos carros, uno de él y el otro a nombre de su esposa, el cuentapropista cree que las tarifas reglamentadas por el Gobierno capitalino no están “en correspondencia con el kilometraje”.

“La del Parque Curita hasta Calzada del Cerro y Boyeros o la Ciudad Deportiva, en cinco pesos, está mal. Y después 10 pesos hasta Fontanar, y cinco pesos de Fontanar hasta Santiago de las Vegas, eso también está mal, son unas cuantas paradas”, ejemplificó. Además, resaltó que en las 30 rutas reglamentadas falta la de Habana Vieja- Paradero de Playa por al avenida 19.

La ruta citada por Lino Fernández, Habana Vieja - Santiago de las Vegas, fue segmentada en cuatro tramos de cinco pesos, divididos en distancias similares: 5,3 Km hasta la Ciudad Deportiva, 3,6 de allí a 100 y Boyeros, otros 5,6 hasta Fontanar y unos 6,7 para llegar a Santiago de las Vegas. Total: 21,2 Km, precio: 20 pesos.  Pero otras rutas como Parque El Curita - Hospital Militar en Marianao tienen tramos muy diferentes valorados en igual cantidad. Por ejemplo, desde el Capitolio al Coppelia son 3,3 Km y cuesta cinco pesos, pero desde esa céntrica esquina de 23 y L hasta el Militar también son cinco pesos y la distancia es de 8,6 Km.

Camino a la Universidad de La Habana, el profesor Irán Marqueti, nos ofreció su parecer sobre la efectividad de la nueva disposición: “A estas alturas se viene a normar algo que desde el principio debieron hacer. No obstante, no se pueden establecer topes de precio en un negocio en el que tú no influyes. El gobierno no asegura combustible ni piezas. Después que se tomó la medida, hace tres semanas, los almendrones hacen igual que los taxis estatales, no paran”.

En un reportaje publicado hace más de un año insistimos en que para topar los precios de los boteros era necesario otorgarles ciertas facilidades en el suministro de piezas y en el mantenimiento de los vehículos. Pero la medida se tomó sin conceder garantía alguna o escuchar a la contraparte.

Uno de los buquenques (gestor de viajes) de las piqueras del parque El Curita, Juan Carlos Rodríguez, alegó: “Lo peor es que no se contó con los boteros para tomar esta medida, no hubo un debate con quienes somos los implicados, y cuando las cosas se hacen sin un consenso chocan. Te puedo asegurar que el nivel de pasaje se ha incrementado, pero el nivel de carros circulando es mucho menor”.

El parque El Curita, principal piquera donde se conectan las rutas hacia varios municipios de la capital, se encuentra en las inmediaciones de los municipios Habana Vieja y Centro Habana, entre las calles Galeano, Reina, Dragones y Águila.

No pocos fueron los dueños que pararon sus autos luego de la divulgación de la medida, negados a trabajar con los nuevos precios. Otros optaron por montar solo al pasajero que realiza el viaje completo.

Así lo afirma el buquenque Yoanis Rodríguez Peregrín: “Ellos solo cargan hasta la última parada y ahí no violan nada, ese es su carro y hacen con él lo que quieren”.

Una de las quejas de los boteros el alto precio de las piezas y las reparaciones. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Una de las quejas de los boteros el alto precio de las piezas y las reparaciones. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Mientras arregla su Chevrolet, Carlos Almaguer aseguró respecto a la reglamentación: “Cuál es el problema, que ahora no hay pico, esa ganancia que iba recuperando el ayudante para ganar dinero, de 10 en 10, ya no existe. Ahora sí que no coge nada”.

A su lado, otro botero que prefiere no identificarse cuenta su estrategia: “A mí no me afecta, porque en Santiago de las Vegas monto cinco personas y voy directo para La Habana (Vieja). Si te interesa quedarte en la Ciudad Deportiva tienes que darme los 20 pesos, porque yo cargo directo, de cabeza a cabeza”, afirma categóricamente.

¿A partir de qué estudio se decidió establecer las nuevas tarifas? Los precios referenciales otorgados se corresponden con trayectos de origen y destino y tramos intermedios creados por los propios boteros. 

Según Carlos Almaguer, como la mayoría de los autos de alquiler no los manejan los dueños, sino los ayudantes, “son ellos los que están generando el malestar. En el caso mío no, porque yo soy el dueño y el chofer. A ellos les perjudica, porque son menos ingresos los que tienen, porque tienen que entregarle al dueño del carro la misma cantidad de siempre, que oscila entre mil y mil 500 pesos diarios” (otros entrevistados hablan que el costo del alquiler puede ser menos en dependencia del tamaño del carro y si funciona con diesel o gasolina).

"Era mejor mantener los precios de 10 y 20 pesos como estaban antes. Ahora no hay carros y los pasajeros están botados en la calle". Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

A la caza de almendrones Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Daniel González, taxista retirado, reconoce que el chofer se convierte en una especie de esclavo del dueño del carro, quien gana más con mucho menos trabajo.

“En este negocio tienes un día de vacaciones a la semana, que lo puedes coger para descansar, o para sacar el dinero que no te buscaste. Pero lo más indignante a veces es que el dueño real no es el que está en Cuba, sino en Estados Unidos u otro país. Entonces el que maneja ese negocio aquí te ‘exprime’ a ti para ganarse más dinero. Se cree dueño de todo, incluso, le roba al que está afuera diciéndole que los carros están rotos y se embolsan la mayor parte del dinero”, concluyó Daniel.

La mayoría de los taxistas no son los propietarios de los autos, por tanto deben cumplir con el pago del alquiler y luego hacer su ganancia del día. Como también decíamos en el trabajo titulado Boteros de La Habana, ¿un mal necesario? la remuneración de este oficio es bastante alta en comparación con otras profesiones igual de necesarias y complejas. La subida de los precios no obedece a una necesidad de primer orden. El costo de las piezas y reparaciones es alto, pero no ha aumentado mucho con respecto a 2014, cuando la situación en este sentido era estable.

Almaguer reclamó: “En los talleres de reparación hay que pagar el precio que los mecánicos le pongan a sus servicios. Por ejemplo, una reparación de una céntrica te cuesta 20 CUC. El taller que tiene el Estado es el de Carlos III y Boyeros, que es un taller que atiende a los particulares pero apenas tienen nada para resolver los problemas, no tienen fresas, no tienen torno, no tienen torneros. El problema principal que tenemos en el país es que los salarios son muy bajos y la demanda de transporte muy alta”.

“Los que tienen que bajarles la cuota a los ayudantes son los dueños de los carros. Porque si yo le pongo una tarifa al ayudante de mil pesos más el combustible, ¿qué gana él que trabaja ocho y hasta 10 horas?”, se pregunta el taxista Almaguer.

El precio del combustible sí ha aumentado, el del mercado negro, que es el usado por los boteros. Hace tres o cuatro años atrás el litro de petróleo “se conseguía por la izquierda” a unos cinco u ocho pesos, el año pasado aumentó hasta los 12 o 15.  

Fuentes oficiales revelan que el promedio de venta de combustible a los particulares en los servicentros estatales no llega siquiera a un litro diario. El litro de diésel cuesta 1.00 CUC (25 pesos en moneda nacional) y el de gasolina a 1.20.

En La Habana Vieja, Marqueti recordó una práctica que décadas atrás dio buenos resultados y que la población recuerda con agrado, “cuando existía ANCHAR, una asociación de servicio de taxistas era otra cosa, se debió explorar experiencias pasadas y no dejar que ese fenómeno se reprodujera solo y que los precios se fueran multando en dependencia ‘del mercado”, lamentó el profesor.

La experiencia de la Asociación Nacional de Choferes de Alquiler Revolucionarios (ANCHAR) evidenció que los taxis pueden funcionar de manera organizada, pero a ello le dedicaremos otro reportaje que ya está en producción.

Los taxis estatales no contribuyen a reducir la demanda de los boteros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Los taxis estatales no contribuyen a reducir la demanda de los boteros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

No obstante, una ejemplo más reciente sobre acuerdos entre el transporte privado y el Estado se llevó a cabo con algunos camiones particulares de la ruta del PC (Hospital Naval – Paradero de Playa). A estos vehículos de transportación masiva se les vende el combustible a un precio diferenciado y se les entrega neumáticos todos los años. A cambio “sólo pueden cobrar 60 centavos, si no lo hacen son multados por alterar el precio. De cada pasaje pagan la cuarta parte al estado para reponer el dinero de los subsidios. Además, tienen derecho a entrar a una terminal de ómnibus y allí los revisan. Son los únicos que están vinculados al estado, junto con los autos convertibles que pertenecen a una agencia”, declaró a Cubadebate el pasado año, Maribel Poulot, directora de la Unidad de Trámites de la Dirección General de Transporte.

Desde que comenzamos a tratar este tema, planteamos que una alianza similar con los boteros podría ser una alternativa para garantizar la estabilidad de los precios, pero no toparlos y esperar a que un tema tan complejo se resuelva de manera inmediata y sin consenso con los implicados. La medida del Gobierno de La Habana busca hacer justicia y proteger a la población, pero lamentablemente no lo ha logrado.  

Incluso, “el pasajero sigue pagando lo mismo, cuando entran dos o tres carros aquí y le dicen que hasta el final ellos se montan y pagan”, dice el gestor de viajes Rodríguez Peregrín. “Es cierto que hubo un momento en que ciertos choferes comenzaron a picar los recorridos, pero la solución adoptada no fue la mejor. Era mejor mantener los precios de 10 y 20 pesos como estaban antes. Ahora no hay carros y los pasajeros están botados en la calle”, agrega el buquenque.

Al respecto, coincide Damaris Padrón, quien espera por un taxi en una piquera de La Habana Vieja: “La gente que está adaptada a coger carros, ve los 20 pesos como algo normal, nadie está haciendo caso de esa medida”.

Ante el desespero que provoca esperar por un taxi casi lo mismo que por una guagua, los pasajeros prefieren seguir pagando las tarifas habituales (10 y 20 pesos), antes de que los boteros se vuelvan más esquivos.

Con el aumento del turismo en Cuba, no pocos boteros se han “mudado” a los servicios en moneda convertible (CUC). Cada vez son más quienes “maquillan” el almendrón para “agenciarlo” y transportar extranjeros, lo que les permite ganar todavía más con menos esfuerzo, opción que es razonable y legal.

Otra alternativa con la que obtienen más remuneración es la del “taxi directo”, que te lleva hasta la puerta de la casa por un precio acordado in situ con el cliente, según la distancia, pero con una tarifa bastante elevada.

Llegar al destino

Con el aumento del turismo en Cuba, muchos boteros han arreglado el carro para dedicarse a transportar extranjeros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Con el aumento del turismo en Cuba, muchos boteros han arreglado el carro para dedicarse a transportar extranjeros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

La nueva regulación ha derivado en ciertos efectos negativos, que es necesario tener en cuenta por las autoridades competentes. Al fijar el precio máximo sin tener mecanismos eficientes de control gremial, se ignora el punto de equilibrio entre la demanda y la oferta, y se se crea escasez, dado que la demanda es mayor que la oferta y que los transportistas se sienten empoderados ante la inexistente alternativa estatal y el déficit del transporte público.

Al existir dicha escasez, la población se tendrá que enfrentar al coste de oportunidad al perder tiempo y recursos para conseguir en qué transportarse. Por un lado habrá pasajeros dispuestos a pagar más, dado que hay otros factores que influyen en la demanda, como la urgencia por llegar al destino. Y por otra parte, los ciudadanos que no lo pueden hacer se sentirán decepcionados.

De igual modo, fomenta aún más la aparición de las actividades ilegales y justiprecia el mercado negro. Dado que si el comprador está dispuesto a pagar más que el precio legal, puede hacerlo para conseguir ventaja sobre quienes se niegan, aunque tengan la misma necesidad de transportarse.

Ni los boteros deben desobedecer las reglamentaciones con sus "estrategias" de cortar y empatar los tramos según los beneficios, ni se deben topar los precios sin una estrategia integral que lo respalde. El Estado debe y tiene que ejercer su autoridad, pero sus decisiones deben ser efectivas para evitar que sean burladas con subterfugios. La solución estará en el consenso y en retomar lo todavía vigente de estrategias para la organización del transporte particular que tuvieron éxito en el pasado.

El tema sigue en nuestra agenda y lo retomaremos dentro de poco.

Las deficiencias del transporte público agravan la problemática con los boteros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Las deficiencias del transporte público agravan la problemática con los boteros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Conozca los precios de las rutas reglamentados por el Gobierno capitalino

Gobierno de La Habana pone precios máximos a rutas de los "boteros"

Nube de etiquetas basada en los comentarios recibidos en Cubadebate sobre los boteros

Fotos de los taxis y el transporte en La Habana

En video, opiniones sobre los boteros de La Habana

Otras imágenes y las rutas de los boteros

Se han publicado 224 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Mario dijo:

    Una licencia de táxi, en España, cuesta 150 mil euros.

  • Mario dijo:

    Totalmente de acuerdo con Eduardo Gonzalez S.

  • chino10 dijo:

    Y EL TRANSPORTE PUBLICO??????

  • Juan carlos dijo:

    Es tan dificil entender que la soluciòn esta en la venta a precios razonables ;como se venden en el mundo sin esos precios astronomicos y adsurdos ; con tecnologia que protejan el medio ambiente;creando una aseguraciòn como esta establecida en los paises europeos y garantizando un pago del peaje por cada equipo que circule ;esto garantizaria un mantenimiento de nuestras carreteras.

  • Ariel dijo:

    El gran problema de nosotros los cubanos lo definió el Generalísimo: o no llegamos o nos pasamos. Detrás del análisis de este reportaje se evidencian muchas lagunas pero a mi entender lo más preocupante es la falta de efectividad de la medida tomada por el Gobierno local. No podemos entregar al juego de la oferta y la demanda servicios tan sensibles para la población: es nuestro deber y más una obligación exigir y velar por el cumplimiento de las políticas y disposiciones que se adopten con el fin de beneficiar al pueblo trabajador.

  • marina dijo:

    lO QUE SI ESTA CLARO es que el Estado no puede resolver este problema..con el devenir de los dias los kilometrajes apara caminar se han hecho mucho mas grandes.. es imposible darles precios preferenciados a los boteros para su reparacion y combustible y tambien los que subalquilan su auto no tienen que con que pagar al famoso ayudante..por lo cual el Estado podra aplicar estas u otras medidas cuando tenga alternativas. Por favor mientras tanto dejemos la tarifa de 10.00 como estaba antes de tener que irnos a pie desde el Vedado a la Lisa o estar sin poder salir mas de dos horas en una parada.

  • jorge dijo:

    Saquen toda esa cacharreria de la habana que afea y contamina el medio ambientey no permitan circular carros en la habana fabricados antes del 60, esto seria un buen comienzo.

  • Joan dijo:

    Cada vez que se elimina algo de lo tradicionalmente establecido, se crea un problema.
    La eliminación de la burocracia en 1963 eliminó los controles... en 1968 las cuotas a los particulares... que han tenido que ser INVENTADOS o los materiales "RESUELTOS"... ¿Que se ganó realmente? Las guaguas a 8 centavos se bajaron a cinco, para que ahora estén a 40... y cuidado... porque posiblemente no cubre los costos, pero nadie con un salario estatal puede pagar el transporte público a un dolar, como es en otras partes con mayores salarios. La solución para las distancias es el taxímetro, o precios discretos y proporcionales a la distancia entre puntos de referencia, como hacían las guaguas intermunicipales o interprovinciales... en las playas se eliminaron las taquillas... para que no vayas o te pasas mas tiempo cuidando la ropa que disfrutando de la playa... hay que tener mucho cuidado con las simplificaciones que terminan complicándonos más la vida.

  • Rafa dijo:

    Que los Boteros han subido la tarifa a 20 CUP en los tramos y pagan su gasolina que tambien ha subido en los CUPET se puede entender pero los Taxis Estatales que la gasolina se las da el Estado para cumplir un deber social en las Piqueras de Hospitales, y en los Hospitales ni siquiera entran por que no tienen control por su Empresa CUBATAXI y para subir a estos Taxis Estatales hay que cantar como ellos mismos dicen como burla con el pueblo tabajador y en CUC y no te llevan por menos de 5CUC o 10 CUC, hasta cuando vamos a acosar a los boteros mientras estos bandidos autorizados que son los TAXIS ESTATALES sigan robandole al Estado y al pueblo, si quieren lo editan.

  • LFK dijo:

    PROFE, ESTOY DE ACUERDO CONTIGO, LA SOLUCIÓN ES HACERLE LA COMPETENCIA A LOS BOTEROS INCREMENTANDO LOS TAXIS RUTEROS, TENIENDO EN CUENTA QUE ESE ES EL MEDIO MÁS ECONÓMICO PARA NOSOTROS LOS TRABAJADORES QUE VIVIMOS DEL SALARIO Y TENEMOS LAS MISMAS NECESIDADES QUE LAS DEMÁS PERSONAS.

  • yon dijo:

    Solución General:
    Encontrar las rutas más transitadas, la cantidad de autos particulares y los viajes que dan diario.
    Conocer el gasto de mantenimiento, combustible y salario "diferenciado" para un chofer. Estos datos los tienen los mismos boteros en años de experiencia acumulada con diferentes tipos de autos, motores, neumáticos, combustibles...etc.
    Conocer la ganancia neta que puede tener un botero a diario así como los pagos de impuestos establecidos.
    "Para obtener datos correctos hacerlo con una cámara de seguridad" en las piqueras.
    Entrevistas con la mayor cantidad de boteros y mecánicos particulares.
    Entrevistas con la dirección de la ONAT para conocer los detalles de impuestos y demás información necesaria.

    Una vez obtenidos estos datos viene la parte compleja, procesarlos. Para ello podemos usar las universidades, específicamente Departamentos de Matemáticas y Economía y Administración. Y usar estas investigaciones de forma correcta según los resultados arrojados.

    Mi solución rápida:
    Si por ejemplo tenemos regularmente un total de 40 autos particulares en una piquera debemos disponer de al menos 15 autos estatales para cubrir esas rutas a la mitad de cualquier precio que estos boteros establezcan. Para que no haya fraude en los chóferes estatales poner GPS en cada vehículo, y de ser posible una cámara de seguridad.
    Con esto resolveríamos una gran parte de la situación pues los boteros con seguridad se desplazarían a otras rutas donde se debía hacer algo parecido.
    Así, aumentando la oferta de transportación y con estudios económicos de profesionales es como único pudiéramos encontrar un punto de equilibro donde la renta del trabajador no se viera absorbida por el pago del pasaje diario.

  • Jesus dijo:

    Saludos, dejen al sector privado dar servicios según la oferta y demanda. Es al sector estaral , que lo tiene todo, al q hay que investigar por el desabastecimiento y la ineficiencia generalizada.

  • niu dijo:

    por favor cuando saldra un articulo asi sobre las tiendas recaudadora de divisa ..hace falta que las personas digan sus opiniones..pienso que puede ser muy interesante.

  • Marino dijo:

    No me explico porque tanta lucha y guerra con los boteros,la explicacion que dan ellos las conozco desde que se libero esa opcion de trabajo,el gobierno tiene una sola decision al respecto y vera con que facilidad resuelve el problema...es sencillo....identifiquen y eliminen la corrupcion y el bandidaje de algunos directivos y no directivos tanto drl cupet como de las empresa.es un secreto a voces que muy la mayoria se abastece de ese mercado negro,me indigna que siempre esas personas responsables del combustiblesy piezas siempre tienen respuesta que no llevan a nada¿porque los boteros subieron precios sabiendo que en los cupet sigue el mismo precio? Hasta mi nieta de5 años sabe la respuesta....mientras siga estos debates opiniones y demas cosas es por gusto para que escribir siempre de lo mismo si se conoce las causas condiciones que generan ese problema. Soy adicto a cubadebate pero por FAVORRRRRR uds saben que hacer algo mejor que redactar lo mismo con diferentes enfoques

  • Jorge Vicente dijo:

    He leído aquí opiniones revolucionarias INTELIGENTES y patrióticas y otras que desafortunadamente no son productivas no van a la esencia del problema. SI FIDEL estuviera vivo dedicaría un extenso análisis de este problema por eso tenia fama de dar extensos discursos y con ello contribuyó a educar y concientizar al pueblo, pero por suerte veo sus ideas en la opinión de algunos OPINANTES.
    La esencia de nuestros problemas está en mayor grado en el bloqueo y la guerra económica e ideológica, porque el bloqueo de diseño para destruir y afectar en lo más mínimo la económica y la vida del país y de las personas y sólo una parte de nuestros problemas está en nuestras manos.
    Los problemas que posee Cuba los tienen también muchos países de América y del mundo y ahy son peores y la diferencia es que en Cuba son producto de la guerra fría económica y en estos países es producto de la sociedad dividida en clases y el saqueo de las transnacionales junto a las burguesias nacionales.Esa es la gran diferencia, y los cubanos tenemos que desarrollarnos y preservar nuestro sistema socialista dentro de un mundo globalizado atroz y cruel o volver a la esclavitud. Esto no es un juego y tenemos que hacerlo dentro de una sociedad que se beneficia de la bondades del socialismo mientras hay quienes se comportan como capitalistas despiadados.
    Lo difícil es actualizar nuestro sistema socialista, sin renunciar a nuestras conquistas sociales; crear un socialismo de marcado con cultura científica económica, algo parecido a un híbrido compuesto de socialismo y capitalismo todo un reto.
    Los enemigos critican que no vamos rápido y exitoso pero lo que quieren es que cometamos errores y entreguemos nuestra soberanía económica y volvamos a ser lo que son hay muchas naciones de América con enormes riquezas y llenas de hambre miseria conflictos sociales guerras políticas pandillerismo, narcotrafico,trata de blancas esclavitud laboral y sexual explotacion de menores violencia intrafamiliar desintegración de la identidad nacional y de los valores humanos.
    Para resolver nuestros problemas podemos tomar muchos ejemplos buenos de otras naciones como en países bajos donde la bicicleta reemplaza a los tradicionales medios y todo se transforma de manera futurista y poner nuestra propia creación.

    • Evaristo dijo:

      Jorge, esto no tiene que ver absolutamente nada con el Patriotismo. Si seguimos echándole la culpa a los demás ,al bloqueo, a la indolencia de algunos, jamás vamos a resolver un problema que si es complejo, pero que esta en manos del Gobierno resolver. Sabes por que? Porque es el mismo Gobierno quien lo ha creado.
      Jorge, te has puesto a pensar por que es en cuba el único lugar del Mundo donde autos de la primera mitad del siglo pasado siguen rodando, llevando pasaje o carga según sea el caso, y gastando tres veces mas combustible que un carro moderno de la misma cilindrada? No es, por supuesto, porque los cubanos tenemos una inclinación natural por esos autos, ni porque somos coleccionistas, ni porque somos tontos. Ha sido el Gobierno quien durante décadas ha impedido, absurdamente, la importación por parte de particulares de autos de todo tipo, quien ha impedido durante décadas la venta de autos entre particulares a menos que fueran autos anteriores a 1959, quien contra toda lógica sustituye una medida "absurda" por otra al valorar los autos nuevos y de uso, ahora por fin a la venta, a precios tan locos que hasta fue noticia en periódicos internacionales. Todavía , a pesar de la aguda crisis de transporte, el Gobierno continua con la prohibición de importar autos y motos , haciéndome recordar aquella obra inmortal de Lopez de Vega " El Perro del Hortelano", si ese mismo, el que no come ni deja comer. En la actual situación debería imponerse la cordura, si de verdad queremos resolver el problema, y eliminar esas prohibiciones, poner los precios de los combustibles acorde con la situación actual del mercado mundial (tres veces mas barato que hace tres años), incrementar las cooperativas de transporte para acercar mas a los trabajadores a los resultados, en fin, Gobernar en lugar de prohibir !

  • zion dijo:

    Tremenda jodedera con los boteros, si permitieron las licencias y les cobran los impuestos ellos tienen su derecho a pedir un precio por sus servicios.

    Miren es sencillo por que el estado no se fija en los taxis de CUBATAXI que cobran hasta 30 cuc a los cubanos por trasladarlos.

    recuerden que la trampa la inventa el que no pasa trabajo y puedo asegurar que el que hace estas regulaciones tienes carro .

    Ah y eso de que la regulacion es para ayudar al pueblo, expliquenme K paso con el tramo de la habana a la palma antes era de 10 pesos y ahora es de 15 pesos jaja

    esto es una comedia sin fin, mejor la historia sin fin version cubana.

  • Amatista dijo:

    Excelente artículo.
    Mi opinión, es que, además de los concensos y regulaciones, debe existir un plan para proporcionar no solo a La Habana, sino también, al país, de transporte alternativo estatal. Cuba cuenta con un ejercitos de innovadores talentosos, que podrían ayudar a resucitar algunos equipos descontinuados. Si se incrementa el transporte estatal, por logica, los boteros sese verán obligados a bajar los orecios.

  • MEDARDO MARIANO RIVERO P dijo:

    todo parece indicar que los boteros cubanos, quieren algo mas que reconocimiento social por lo que hacen y no se han dado cuentas de que estan en un pais, dondce ofertas y demanda, no pueden interponerse con el interes del poder popular de dar un servicio correcto y de acuerdo con la remuneracion exigida, que no eds poca. Es posible que creanque todos los cubanos ganan igual que ellos y hay que esclarecerles. ¿o es que quieren hacer de este problema de servicio a la poblacion un problema central de la politica del pais?

  • Alejandro dijo:

    Lo de la siguiente forma: Sencillamente el Estado no puede inmiscuirse en un negocio regido por la ley de la oferta y la demanda. Los cubataxi cobran tarifas por las nubes y no se han bajado dichas tarifas. Ni nadie protesra por ello. Las TRD cobran por los productos que venden el 240 % por encima del valor real, por qué el Estado no regula esos precios, los precios de Etecsa, etc, etc, porque siempre contra los trabajafores privados, hace poco los productos del agro, ahora con los transportista privados, tomar un almendron es una opción, el que pueda lo toma, puede ser que un obrero no pueda usarlo todos los dias pero ante una necesidad el servicio existe, lo peor es lo que ocurre ahora mismo.

  • Yohan dijo:

    Cito esta parte, errónea:"No obstante, una ejemplo más reciente sobre acuerdos entre el transporte privado y el Estado se llevó a cabo con algunos camiones particulares de la ruta del PC (Hospital Naval – Paradero de Playa). A estos vehículos de transportación masiva se les vende el combustible a un precio diferenciado y se les entrega neumáticos todos los años. A cambio “sólo pueden cobrar 60 centavos, si no lo hacen son multados por alterar el precio. "
    Esos camionesm cobran todos 5 pesos, ojalá fueran 60 centavos, véanlo diariamente. yo cojo el pc para ir y regresar d ela Cuaje, y nunca cobran menos de 5 pesos

  • groki dijo:

    Fuera los alendrones contaminantes e inseguros... Esta bueno ya tener las calles lleda de estos artefactos y de los delincuentes que los manejan! Transporte público eficiente es lo que hace falta lo demas es muela vizca!

  • Maikel dijo:

    Quien controla esto!!! Nunca he viajado a ningún país fuera de cuba, sin embargo tengo referencias de amigos que si lo han hecho y les digo que Cuba es el único país del mundo donde las leyes se incumplen y no pasa nada. Desde que se publicaron las tarifas de nuevos precios, los boteros han hecho caso omiso al respect, siguen cobrando por tramos de 5 pesos el doble y mi pregunta es la siguiente: dónde están las autoridades que velan por esto? Todo se lo han dejado al pueblo para que resuelva su problema sin embargo hay un cuerpo de inspectores que ganan un salario por ello, o sera como se dice en otro comentario el salario de los inspectores se lo pagan los boteros. Seguimos en las mismas y no es dificil comenzar a quitar chapas y licencias a todo aquel que incumpla, el proceder es sencillo, montese en cualquier tramo de 5 pesos de cualquier ruta vestido de civil(no con chaqueta de inspector o uniforme de oficial) digamos Esquina deTejas a Vibora y al llegar pague 5 pesos como está establecido, hagálo durante todo un día y verá cuantas infracciones encuentra.

  • Miron dijo:

    Un solo y escueto comentario: por favor, revisen las cifras, ¿cómo es posible que los boteros transporten el 40% de los pasajeros que se mueven diariamente en La Habana? Su peso es importante e incuestionable y es cierto que es casi la única alternativa para llegar rápido a un lugar determinado, pero afirmar que mueven casi la mitad de las personas que diariamente viajan en La Habana es un soberano disparate.

  • yoel amed dijo:

    Esperamos y espero que la proxima vez que saquen un articulo respecto a tema lo hagan con otro enfoque, con soluciones y que no caiga en el mismo cliche de los otros que solo le tiraban las culpas de los achaques a los taxistas privados y nunca puso en tela de juicio la gestion del Estado respecto al tema no solo en la capital sino que en todo el pais. Por favor hagamos una prensa que a traves de la critica logre edificar una solucion y no crear divisiones dejando a los culpables sin mencionarlos.

  • Patricia dijo:

    Vivo en el Vedado y la mayoría de las veces lo que pasan son guguas de a 5 pesos, y muy pocas veces pasan los de a peso, pero nunca he cogido los de 60 centavos, esos no los conozco, creo que las guguas de los centros de trabajos deberían ayudar recogiendo pasajeros pues pasan vacías y no paran, no importa que cobren un peso, yo creo que es justo que lo cobren, pues no todos podemos para pagar 5 pesos diarios para ir al trabajo y el transporte está muy malo, por favor que obliguen a esos transportes que pasan vacío recojan en las parada público y así ayuda a todas estas personas que tenemos que llegar temprano al trabajo y a los niños a sus escuelas.

  • LAURO dijo:

    Como he expresado en otros comentarios la tarificación de los recorridos es una necesidad, lo de oferta y demanda es una excusa para poner precio desorbitantes, en otros países con economía de mercado, las tarifas de los pasajes las determina y ajusta el gobierno regional ya sea alcaldía, prefectura o como se llame, y en base a ella los trabajadores viajan, por qué tanto revuelo por una regulación que siempre debió existir, ahora le toca al gobierno provincial y municipal controlar lo establecido y en base a ello dejar trabajando a aquellos que se acojan a la regulación y al que no le convenga pues que se retire o que lo retiren, pero lo que si no se puede permitir es el lucro de un grupúsculo minoritario a costas del pueblo trabajador, gracias

  • Ireneo dijo:

    A este tema no hay que darle muchas vueltas. Basta con que el Estado asuma a su responsabilidad con el transporte público y a los boteros les queda un mercado residual. Si suben los precios es mejor esperar el público, si lo bajan entonces me monto en el almendrón. Pero eso no es posible si la empresa de transporte tiene 50 % de los omnibus de baja.

  • Arturito dijo:

    Ya la falta de respeto es tan grande, que el sábado estoy en 100 y 51 y voy hasta el parque de la Fraternidad, tomo para llegar rápido una máquina, cuando ya me voy a bajar le doy los 10 pesos, me dijo que no que ese tramo era 20 pesos que yo no había leido ni interpretado bien lo del periódico, pero no eso a los demás que también iban los estafó. Quiero saber cuál es el número de teléfono para llamar y que lo circulen pues si me pasó a mí, hay personas que también les ha pasado. LA Chapa P178377, almendrón blanco.

  • minerva dijo:

    Pena y verguenza da este tema , vean tambien el sector estatal

  • Cruz Roja dijo:

    Las debilidades en nuestra infreaestructura y dentro de ella la no concreción de una armonía entre el sector privado y estatal, ha implicado desde su arrnaque concepciones gremiales en todos los espacios del sector privado. Si bien se señala los intentos del Estado de topar los precios del sector No estatal, este último a su vez topa los precios en más de una manifestación digase gastronomía y transporte por ser los más destacados. Es visible en más de un negocio de gastronómico con precios similares o iguales y simplemente cambia el entorno al consumidor. Si hablamos tanto de la "oferta y demanda" me pregunto: ¿Donde queda la COMPETENCIA en este sector? En estos espacios cuando tienen los mismo precios por servicios muy similares. Por supuesto, en ello incide la no existencia de un mercado mayorista como suministrador, o la no existenciaasistencia técnica y piezas en el caso del transporte. Pero me pregunto: ¿ Se debe aceptar que los choferes del transporte no estatal expresen que subieron el pasaje porque simplemente se redujo la asignación de combustible a las instituciones estatales? Declaran abiertamente la disminución de un robo como causa del aumento de la tarifa? Lo cierto es que los más afectados en este pulseo entre boteros y el gobierno de la Habana, es el pueblo y no se pierda de vista que es un pueblo que en su mayoria trabaja al sector estatal. Un pueblo con una capacidad adquisitiva limitada y en no pocos casos disminuida. Todo ello en una compleja piramide social invertida, sin movilidad lógica posible en sus vértices.

Se han publicado 224 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Redacción de Cubadebate

En la realización de este trabajo intervino el siguiente equipo de reporteros de Cubadebate: Dianet Doimadios, Dinella García, Arlet Castillo, Ismael Francisco, L. Eduardo Domínguez, Oscar Figueredo, Aynel Martínez y José Raúl Concepción.

Vea también