Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

Boteros de La Habana: Entre la "astucia" y el desconcierto (+ Video)

Por: Redacción de Cubadebate
Publicado en: Con Punto y Aparte
| 224 |
El Gobierno de La Habana reguló los precios de los boteros, pero la medida no ha ido del todo bien. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

El Gobierno de La Habana reguló los precios de los boteros, pero la medida no ha ido del todo bien. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Nuevamente la vía “suena” y los boteros “protagonizan” las conversaciones en paradas, centros de trabajo y sobremesas. Los “almendrones” y sus choferes son siempre un tema cardinal de la opinión pública capitalina. A veces, porque ellos aprietan el acelerador y deciden subir los precios, y otras, porque medidas institucionales intentan “ponerles freno”. Mientras, al filo de la carretera, sin ver la solución pasar, persiste la población de La Habana.

Desde que se aprobaron las licencias para los transportistas, su regulación sólo ha existido en teoría. A los beneficiarios de las Licencias de Operación del Transporte nunca se les han aplicado, estrictamente, legislaciones locales que reglamenten la circulación de sus vehículos o fijen el precio máximo de las rutas. 

Difícil ha resultado lidiar con un gremio que se rige por la ley de la oferta y la demanda, que contribuye a amainar el déficit del transporte y traslada el 40% de los ciudadanos que diariamente se mueven en la capital. Los boteros son el único medio para viajar con cierta rapidez dentro de La Habana, ni los taxis estatales ni los ruteros ni mucho menos los ómnibus satisfacen la alta demanda.   

Arrancando en contexto

Los taxistas de LA Habana cortan y empatan los tramos según las regulaciones que les impongan. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Los taxistas de LA Habana cortan y empatan los tramos según las regulaciones que les impongan. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Durante varios años, un pacto a fuerza de costumbre establecía la tarifa de las rutas largas a 20 pesos en moneda nacional, las cortas a 10 y trayectos muy pequeños a cinco.

En 2014, los precios comenzaron a subir de manera arbitraria y los tramos de 10 pesos fueron valorados en 20. Un año y medio más tarde, la administración estatal limitó los precios según las rutas, pero los boteros cortaron los recorridos para ganar más. Por ejemplo, si querías ir desde el Capitolio hasta 23 y 26, en el Vedado, resultaba casi imposible, porque todos decían que terminaban su recorrido en Coppelia. Allí volvían a cargar hasta 23 y 26, y así sucesivamente. Por tanto, el mismo tramo (desde el Capitolio hasta 23 y 26) que antes costaba 10 pesos, comenzó a valer 20. 

El miércoles 8 de febrero del 2017, el Consejo de la Administración Provincial de La Habana (CAP) anunció una nueva medida para otorgar “precios referenciales de las rutas según el origen y destino, con los tramos intermedios, ante la necesidad de proteger a la población por el fraccionamiento de las rutas”, decía la nota divulgada. El CAP siguió la misma partición de recorridos que los boteros habían hecho.

Entonces, los taxistas privados volvieron a rehuir a la regulación. Ahora, un gran por ciento de ellos solo monta al que hace el viaje completo y, por lo general, en horario pico no aceptan a quien demanda un tramo de cinco pesos. En la actualidad es más fácil ir del Capitolio a La Lisa, que solo hasta el Coppelia. En fin, cortan o empatan los tramos en dependencia de la regulación. 

Entre la picardía del botero y las infructuosas medidas instituidas para su control, el afectado es el pasajero, que ve como la historia se repite: trabajos publicados en nuestro Sitio en mayo de 2014 o enero de 2016 parecen escritos en la mañana de hoy.

Manos al volante

"Después que se tomó la medida, hace tres semanas, los almendrones hacen igual que los taxis estatales, no paran". Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

"Después que se tomó la medida, hace tres semanas, los almendrones hacen igual que los taxis estatales, no paran". Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Dada la situación existente, el equipo de reporteros de Cubadebate salió a la calle en busca de exponer la diversidad de opiniones que coexisten en la palestra pública. Lino Fernández tiene rentado dos carros, uno de él y el otro a nombre de su esposa, el cuentapropista cree que las tarifas reglamentadas por el Gobierno capitalino no están “en correspondencia con el kilometraje”.

“La del Parque Curita hasta Calzada del Cerro y Boyeros o la Ciudad Deportiva, en cinco pesos, está mal. Y después 10 pesos hasta Fontanar, y cinco pesos de Fontanar hasta Santiago de las Vegas, eso también está mal, son unas cuantas paradas”, ejemplificó. Además, resaltó que en las 30 rutas reglamentadas falta la de Habana Vieja- Paradero de Playa por al avenida 19.

La ruta citada por Lino Fernández, Habana Vieja - Santiago de las Vegas, fue segmentada en cuatro tramos de cinco pesos, divididos en distancias similares: 5,3 Km hasta la Ciudad Deportiva, 3,6 de allí a 100 y Boyeros, otros 5,6 hasta Fontanar y unos 6,7 para llegar a Santiago de las Vegas. Total: 21,2 Km, precio: 20 pesos.  Pero otras rutas como Parque El Curita - Hospital Militar en Marianao tienen tramos muy diferentes valorados en igual cantidad. Por ejemplo, desde el Capitolio al Coppelia son 3,3 Km y cuesta cinco pesos, pero desde esa céntrica esquina de 23 y L hasta el Militar también son cinco pesos y la distancia es de 8,6 Km.

Camino a la Universidad de La Habana, el profesor Irán Marqueti, nos ofreció su parecer sobre la efectividad de la nueva disposición: “A estas alturas se viene a normar algo que desde el principio debieron hacer. No obstante, no se pueden establecer topes de precio en un negocio en el que tú no influyes. El gobierno no asegura combustible ni piezas. Después que se tomó la medida, hace tres semanas, los almendrones hacen igual que los taxis estatales, no paran”.

En un reportaje publicado hace más de un año insistimos en que para topar los precios de los boteros era necesario otorgarles ciertas facilidades en el suministro de piezas y en el mantenimiento de los vehículos. Pero la medida se tomó sin conceder garantía alguna o escuchar a la contraparte.

Uno de los buquenques (gestor de viajes) de las piqueras del parque El Curita, Juan Carlos Rodríguez, alegó: “Lo peor es que no se contó con los boteros para tomar esta medida, no hubo un debate con quienes somos los implicados, y cuando las cosas se hacen sin un consenso chocan. Te puedo asegurar que el nivel de pasaje se ha incrementado, pero el nivel de carros circulando es mucho menor”.

El parque El Curita, principal piquera donde se conectan las rutas hacia varios municipios de la capital, se encuentra en las inmediaciones de los municipios Habana Vieja y Centro Habana, entre las calles Galeano, Reina, Dragones y Águila.

No pocos fueron los dueños que pararon sus autos luego de la divulgación de la medida, negados a trabajar con los nuevos precios. Otros optaron por montar solo al pasajero que realiza el viaje completo.

Así lo afirma el buquenque Yoanis Rodríguez Peregrín: “Ellos solo cargan hasta la última parada y ahí no violan nada, ese es su carro y hacen con él lo que quieren”.

Una de las quejas de los boteros el alto precio de las piezas y las reparaciones. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Una de las quejas de los boteros el alto precio de las piezas y las reparaciones. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Mientras arregla su Chevrolet, Carlos Almaguer aseguró respecto a la reglamentación: “Cuál es el problema, que ahora no hay pico, esa ganancia que iba recuperando el ayudante para ganar dinero, de 10 en 10, ya no existe. Ahora sí que no coge nada”.

A su lado, otro botero que prefiere no identificarse cuenta su estrategia: “A mí no me afecta, porque en Santiago de las Vegas monto cinco personas y voy directo para La Habana (Vieja). Si te interesa quedarte en la Ciudad Deportiva tienes que darme los 20 pesos, porque yo cargo directo, de cabeza a cabeza”, afirma categóricamente.

¿A partir de qué estudio se decidió establecer las nuevas tarifas? Los precios referenciales otorgados se corresponden con trayectos de origen y destino y tramos intermedios creados por los propios boteros. 

Según Carlos Almaguer, como la mayoría de los autos de alquiler no los manejan los dueños, sino los ayudantes, “son ellos los que están generando el malestar. En el caso mío no, porque yo soy el dueño y el chofer. A ellos les perjudica, porque son menos ingresos los que tienen, porque tienen que entregarle al dueño del carro la misma cantidad de siempre, que oscila entre mil y mil 500 pesos diarios” (otros entrevistados hablan que el costo del alquiler puede ser menos en dependencia del tamaño del carro y si funciona con diesel o gasolina).

"Era mejor mantener los precios de 10 y 20 pesos como estaban antes. Ahora no hay carros y los pasajeros están botados en la calle". Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

A la caza de almendrones Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Daniel González, taxista retirado, reconoce que el chofer se convierte en una especie de esclavo del dueño del carro, quien gana más con mucho menos trabajo.

“En este negocio tienes un día de vacaciones a la semana, que lo puedes coger para descansar, o para sacar el dinero que no te buscaste. Pero lo más indignante a veces es que el dueño real no es el que está en Cuba, sino en Estados Unidos u otro país. Entonces el que maneja ese negocio aquí te ‘exprime’ a ti para ganarse más dinero. Se cree dueño de todo, incluso, le roba al que está afuera diciéndole que los carros están rotos y se embolsan la mayor parte del dinero”, concluyó Daniel.

La mayoría de los taxistas no son los propietarios de los autos, por tanto deben cumplir con el pago del alquiler y luego hacer su ganancia del día. Como también decíamos en el trabajo titulado Boteros de La Habana, ¿un mal necesario? la remuneración de este oficio es bastante alta en comparación con otras profesiones igual de necesarias y complejas. La subida de los precios no obedece a una necesidad de primer orden. El costo de las piezas y reparaciones es alto, pero no ha aumentado mucho con respecto a 2014, cuando la situación en este sentido era estable.

Almaguer reclamó: “En los talleres de reparación hay que pagar el precio que los mecánicos le pongan a sus servicios. Por ejemplo, una reparación de una céntrica te cuesta 20 CUC. El taller que tiene el Estado es el de Carlos III y Boyeros, que es un taller que atiende a los particulares pero apenas tienen nada para resolver los problemas, no tienen fresas, no tienen torno, no tienen torneros. El problema principal que tenemos en el país es que los salarios son muy bajos y la demanda de transporte muy alta”.

“Los que tienen que bajarles la cuota a los ayudantes son los dueños de los carros. Porque si yo le pongo una tarifa al ayudante de mil pesos más el combustible, ¿qué gana él que trabaja ocho y hasta 10 horas?”, se pregunta el taxista Almaguer.

El precio del combustible sí ha aumentado, el del mercado negro, que es el usado por los boteros. Hace tres o cuatro años atrás el litro de petróleo “se conseguía por la izquierda” a unos cinco u ocho pesos, el año pasado aumentó hasta los 12 o 15.  

Fuentes oficiales revelan que el promedio de venta de combustible a los particulares en los servicentros estatales no llega siquiera a un litro diario. El litro de diésel cuesta 1.00 CUC (25 pesos en moneda nacional) y el de gasolina a 1.20.

En La Habana Vieja, Marqueti recordó una práctica que décadas atrás dio buenos resultados y que la población recuerda con agrado, “cuando existía ANCHAR, una asociación de servicio de taxistas era otra cosa, se debió explorar experiencias pasadas y no dejar que ese fenómeno se reprodujera solo y que los precios se fueran multando en dependencia ‘del mercado”, lamentó el profesor.

La experiencia de la Asociación Nacional de Choferes de Alquiler Revolucionarios (ANCHAR) evidenció que los taxis pueden funcionar de manera organizada, pero a ello le dedicaremos otro reportaje que ya está en producción.

Los taxis estatales no contribuyen a reducir la demanda de los boteros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Los taxis estatales no contribuyen a reducir la demanda de los boteros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

No obstante, una ejemplo más reciente sobre acuerdos entre el transporte privado y el Estado se llevó a cabo con algunos camiones particulares de la ruta del PC (Hospital Naval – Paradero de Playa). A estos vehículos de transportación masiva se les vende el combustible a un precio diferenciado y se les entrega neumáticos todos los años. A cambio “sólo pueden cobrar 60 centavos, si no lo hacen son multados por alterar el precio. De cada pasaje pagan la cuarta parte al estado para reponer el dinero de los subsidios. Además, tienen derecho a entrar a una terminal de ómnibus y allí los revisan. Son los únicos que están vinculados al estado, junto con los autos convertibles que pertenecen a una agencia”, declaró a Cubadebate el pasado año, Maribel Poulot, directora de la Unidad de Trámites de la Dirección General de Transporte.

Desde que comenzamos a tratar este tema, planteamos que una alianza similar con los boteros podría ser una alternativa para garantizar la estabilidad de los precios, pero no toparlos y esperar a que un tema tan complejo se resuelva de manera inmediata y sin consenso con los implicados. La medida del Gobierno de La Habana busca hacer justicia y proteger a la población, pero lamentablemente no lo ha logrado.  

Incluso, “el pasajero sigue pagando lo mismo, cuando entran dos o tres carros aquí y le dicen que hasta el final ellos se montan y pagan”, dice el gestor de viajes Rodríguez Peregrín. “Es cierto que hubo un momento en que ciertos choferes comenzaron a picar los recorridos, pero la solución adoptada no fue la mejor. Era mejor mantener los precios de 10 y 20 pesos como estaban antes. Ahora no hay carros y los pasajeros están botados en la calle”, agrega el buquenque.

Al respecto, coincide Damaris Padrón, quien espera por un taxi en una piquera de La Habana Vieja: “La gente que está adaptada a coger carros, ve los 20 pesos como algo normal, nadie está haciendo caso de esa medida”.

Ante el desespero que provoca esperar por un taxi casi lo mismo que por una guagua, los pasajeros prefieren seguir pagando las tarifas habituales (10 y 20 pesos), antes de que los boteros se vuelvan más esquivos.

Con el aumento del turismo en Cuba, no pocos boteros se han “mudado” a los servicios en moneda convertible (CUC). Cada vez son más quienes “maquillan” el almendrón para “agenciarlo” y transportar extranjeros, lo que les permite ganar todavía más con menos esfuerzo, opción que es razonable y legal.

Otra alternativa con la que obtienen más remuneración es la del “taxi directo”, que te lleva hasta la puerta de la casa por un precio acordado in situ con el cliente, según la distancia, pero con una tarifa bastante elevada.

Llegar al destino

Con el aumento del turismo en Cuba, muchos boteros han arreglado el carro para dedicarse a transportar extranjeros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Con el aumento del turismo en Cuba, muchos boteros han arreglado el carro para dedicarse a transportar extranjeros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

La nueva regulación ha derivado en ciertos efectos negativos, que es necesario tener en cuenta por las autoridades competentes. Al fijar el precio máximo sin tener mecanismos eficientes de control gremial, se ignora el punto de equilibrio entre la demanda y la oferta, y se se crea escasez, dado que la demanda es mayor que la oferta y que los transportistas se sienten empoderados ante la inexistente alternativa estatal y el déficit del transporte público.

Al existir dicha escasez, la población se tendrá que enfrentar al coste de oportunidad al perder tiempo y recursos para conseguir en qué transportarse. Por un lado habrá pasajeros dispuestos a pagar más, dado que hay otros factores que influyen en la demanda, como la urgencia por llegar al destino. Y por otra parte, los ciudadanos que no lo pueden hacer se sentirán decepcionados.

De igual modo, fomenta aún más la aparición de las actividades ilegales y justiprecia el mercado negro. Dado que si el comprador está dispuesto a pagar más que el precio legal, puede hacerlo para conseguir ventaja sobre quienes se niegan, aunque tengan la misma necesidad de transportarse.

Ni los boteros deben desobedecer las reglamentaciones con sus "estrategias" de cortar y empatar los tramos según los beneficios, ni se deben topar los precios sin una estrategia integral que lo respalde. El Estado debe y tiene que ejercer su autoridad, pero sus decisiones deben ser efectivas para evitar que sean burladas con subterfugios. La solución estará en el consenso y en retomar lo todavía vigente de estrategias para la organización del transporte particular que tuvieron éxito en el pasado.

El tema sigue en nuestra agenda y lo retomaremos dentro de poco.

Las deficiencias del transporte público agravan la problemática con los boteros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Las deficiencias del transporte público agravan la problemática con los boteros. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Conozca los precios de las rutas reglamentados por el Gobierno capitalino

Gobierno de La Habana pone precios máximos a rutas de los "boteros"

Nube de etiquetas basada en los comentarios recibidos en Cubadebate sobre los boteros

Fotos de los taxis y el transporte en La Habana

En video, opiniones sobre los boteros de La Habana

Otras imágenes y las rutas de los boteros

Se han publicado 224 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Eduardo dijo:

    Al fin un reportaje serio!!!!!!!!!!!!!

  • Eduardo dijo:

    ahhhh y no le echen más la culpa al Imperialismo!!! que la culpa es sólo nuestra!!! Cuando uno es cojo, no se pasa la vida echando la culpa a la cojera, se supera, se esfuerza y logra lo que desea, si es sordo, aprende a hablar por señas, si es ciego, con bastón y si estamos bloqueados, a buscar alternativas no impedimentos como siempre hacemos. Sí, es difícil, llevará más esfuerzo, se necesita ser más inteligente, no tanta quejadera y echadera de culpa. Un saludo

  • Rafael dijo:

    hace rato deberían abrir nuevas bases de taxis ruteros ,autorizar mas cooperativas de estos y darles estos micros del turismo que ya fueron bastante utilizados y deben renovarse, ampliar el servicio de ruteros aumentaría la oferta de transporte pero incrementando las existentes y creando rutas nuevas

  • Cuentapropista100% dijo:

    Queridos hermanos desgraciadamente nuestro transporte publico no funciona eficientemente y no podemos seguir pretendiendo obviar la objetividad de las leyes economicas
    mientras existan conciudadanos nuestros dispuestos a pagar 10 y 20 pesos por los tramos nada ni nadie podrá controlarlo y ademas no olvidemos que son taxis y tampoco podemos pretender que nuestra masa trabajadora vaya a todos los dias a trabajar en TAXI o es que acaso nos hemos vuelto locos, desde cuando un salario promedio que no alcanza los 650 pesos mensuales puede permitirnos esto? Hasta cuando vamos a seguir permitiendo las ilegalidades??Al final el estado es quien tiene que ofertar una alternativa como las tarjetas de combustible a un precio justo matando dos pajaros de un tiro el precio no puede subir y ademas evitas la evasión fiscal pues pudes controlar por la cantidad de Km recorridos el beneficio obtenido y no seguir asignando excesivamente a las empresas estatales que son las lo introducen en el mercado. El botero al final se adapta a las mejores condiciones que el mercado le ofrece. Ganar dinero doblando el lomo es la mejor manera de ser fieles marxistas lo otro es puro bla bla bla. Un saludo a todos y ojala pronto aparezca una solución que tenga un impacto real.

  • JML dijo:

    Siempre me ha pasado una idea por la mente. Si hay que modificar la tarifa que cobran los boteros porque es muy caro, haciéndolo inclusive por tramos y todo lo que se ha dicho sobre ese tema, y creo que esta muy bien la medida, hay que también reducir la tarifa que cobran los taxis estatales que te buscan a la casa directo (los llamados 55) porque son caras también y cobrar los ruteros de 5 pesos por tramos (porque yo tengo que pagar 5 pesos si me bajara mucho antes que se acabe el recorrido). No se han puesto a pensar en ello?

  • Evaristo Pascual dijo:

    Bueno, era lo esperado y sobre eso puse aquí mismo un post. No se puede limitar por decreto la oferta y la demanda, ni del transporte, ni del mercado. Si hay alguien verdaderamente preocupado por los altos precios, por que no investigan a los precios de las TRD? Por que los precios del combustible en los CUPETS son los mismos que hace anos, mientras que en el mercado mundial el precio del petróleo es la tercera parte de lo que fue hace solo tres anos?
    Pero volviendo al tema, si de verdad quieren bajar los precios del transporte, hay que
    hacer los siguientes:

    1.-Ajustar los precios en los CUPETS.

    2.-Aumentar el transporte por omnibus , ya sea estatal o operativo.

    3.-Vender autos a particulares a precio de mercado, y no a esos precios exorbitantes que ponen a un Peugeot al mismo precio que un Ferrari (absurdo),. Esta medida ayudara muchísimo a mejorar la vialidad y sacar poco a poco a los almendrones de circulación. Los autos modernos consumen tres veces menos combustible que un almendron .Creo que le han dado una concesión a LADA para hacer una fabrica de ensamblaje en Mariel, pero caramba que nostalgia !!

    4.-Que permitan la importación de autos y motos de cualquier cilindrada, con un pago de derechos de aduana razonables, para aliviar en corto plazo la situación del transporte. La tozudez en esta prohibición yo diría que es casi psicopática !

    5.-Que se proyecte y se establezcan trenes de cercanía , o quizás tranvía, todo eléctrico, que tienen una larga vida de uso allí en las zonas donde sea posible.

    6.-Que se mejoren las lanchas de la bajo de la Habana, aumentando las frecuencias, con el fin de aliviar el transporte , de carga y pasajeros, entre la Habana Vieja y los Municipios de Regla y Guanabacoa.

    7.-Que se restablezca el peaje en el Túnel de La Habana para garantizar los fondos a las reparaciones del propio túnel y la monumental (ojo, esto es estratégico).

    8.-Que se le den licencias de importación a las cooperativas para la importación de piezas de repuesto.Que se formen cooperativas por rutas de ómnibus , liberando al Estado del mantenimiento y gastos correspondientes .

    En fin, que mas se puede hacer?

  • Danilo dijo:

    Pienso que la medida esta bien tomada, a lo mejor no bien Fundamentada. Los boteros estaban apretando mucho, lo digo por experiencia. Solo estudiar bien los tramos y establecer un precio justo para ambas partes, establecer mecanismos para fomentar el transporte privado (Piezas,mantenimiento, etc). Establecer los precios justos y hacerlos cumplir: Ahora mismo Nuestro Gobierno tiene vigente una LEY y no se esta cumpliendo, analizar esto con detenimiento; como es posible que este vigente una Ley del Gobierno y no se cumpla. Ej: Coppelia-41 y 42 puede costar 5 pesos, Coppelia-Capitolio 5 pesos, etc.

  • civil00 dijo:

    hace unas semanas transmitieron en pasaje a lo desconocido un documental sobre las maras. Un amigo me decia que en Cuba eso no existe al cual yo respondi y los boteros de Cuba que son, el amigo cayo, yo sufro las consecuencias de estos abusivos todos los dias en Bayamo para viajar a mi monte

  • el electron dijo:

    Aunque ya una vez opiné y a pesar de cumplir con los requerimientos del sitio no me publicaron, me vuelvo a lanzar porque el objetivo es un aporte más para que entre todos logremos la mejor solución así que dejo al censor la responsabilidad.
    Opino que aunque es real que el Estado no corre con ningún gasto de los almendrones, ni siquiera las vías están en buen estado, al combustible en virtud de su bajada mundial, se le bajó bastante el precio para todos los tipos de Empresa que existen en Cuba y a los boteros ni a la población se le rebajó un céntimo, repito a pesar de todo eso se palpa abiertamente en la gran mayoría de los boteros la acción egoista, antisolidadaria con la población ya sea una anciana/o, una familia con niños o situaciones realmente que dejan mucho que desear entre conciudadanos. En las piqueras por ejemplo de donde salían los autos con destino a la Villa Panamericana, no aparece ningún botero y sí, pasan de largo aparcando dos cuadras mas adelante esperando que alguien les dé 4 cuc ó si no no se mueven, o sea que de 10 cup personales que nunca habían estado en discusión incluso cuando se formó todo este problema en otras rutas, ahora de momento quieren que les paguen 20 cup por personas. Y he aquí donde quiero comentar que estos hechos:
    Primero - Desarman totalmente a estos boteros ante cualquier reclamación, que pudiera ser justa o no, porque nadie! ninguna persona honesta de este mundo encontraría en esa causa valores que defender.
    Segundo - Han comenzado una cruzada contra muchos ciudadanos honestos, trabajadores, doctores, enfermeras, ingenieros todos de a pie, que incluso muchos han abogado con que se tomen medidas en favor de dichos boteros, y se comportan haciendo fila con los tradicionales antisociales que abiertamente quieren pasar por encima de las colas de usuarios que esperan un taxi para poder regresar a sus hogares
    Y Tercero y mas importante!- El Estado, después que con su medida improvisada ha creado una situación desastrosa para poder capturar un almendrón, entonces ahora no imterviene dejando a los necesitados de este servicio totalmente desamparados.
    Pensamos por último que sí el Estado se decidió a dar ese paso, y atendiendo a lo expresado que la mayoría de los boteros han dejado mucho que desear con su actitud, debe llevar la solución hasta el final. Por eso proponemos que se creen piqueras para cada municipio, con las tarifas establecidas por el estado, con un trabajador estatal al frente, que controlará la entrada de cada taxi con la frecuencia adecuada, con la puntualidad diaria adecuada etc y el que no lo acepte que se le retire la licencia para botear. Al fin de cuentas en estos momentos la población está sin boteros y la mayoría se enriquece sin dar el servicio que se necesita. Dejémos el paternalismo a un lado con quien no se lo merece.

  • JUSTA dijo:

    POR FAVOR DEJEMOS O CONTINUEMOS CON LOS BOTEROS CUANDO SE LES HALLA DADO POR EL ESTADO UN MINIMO DE RESPUESTA A SUS INQUIETUDES,,,,,,,,,,EL COMBUSTIBLE, LAS GOMAS , LAS BATEERÍAS Y DEMÁS,,,,,,,,,,,,,,NADIE HABLA DE ATRACO DE LAS EMPRESAS ESTATALES ETECSA PARECE MAS UNA EMPRESA PRIVADA QUE PARA SATISFACER LAS NECESIDADES DEL PUEBLO, LOS PRECIOS EN LAS TIENDAS EN CUC POR FAVOR............SON INFLADOS QUIEREN GANAR EL 200 PORCIENTO DE LO QUE CUESTAN LOS PRODUCTOS EN FIN PORQUE NINGUN PERIODISTA O EL GOBIERNO DE LA CAPITAL HABLA DE ESTAS COSAS,,,,,,,,,,,,,,,EN FIN HASTA CUANDO COGEREMOS DE CHIVOS EXPIATORIOS A UNOS CUANTOS Y NO A OTROS CIENTOS,,,,,,,,,,,,,,,SALUDOS JUSTA

  • el negro dijo:

    cuando van a hablar de los omnibus nacionales, los empleados de las terminales, los choferes de la yutong, los taxis estatales, etc etc. los boteros son niños de teta.
    a mi en la terminal de la coubre, me cobraron 10 cuc x encima del precio del pasaje para poderme ir rápido x problemas personales y ademas tuve q arrodillarme y darle las gracias a la empleada q se hizo de rogar!!!!!
    los choferes recogen pasajeros en la carretera en puntos estratégicos y trasiegan con los equipajes ´´especiales´´ queso, café , mariscos etc etc ¿quien no sabe eso?
    cuanto pagan los ´´traficantes´´ q llevan a la Habana sus productos ´´prohibidos?
    ¿Y eso no lo saben las autoridades de transporte? bah!!!!!!!!!! a otro con ese cuento.

  • Villa clara dijo:

    felicidades para el gobierno de la habana que esta en constante lucha para para beneficio de la poblacion, que obligado tiene que servirse del transporte por cuenta propia, ademas es un ejenplo que nos ayuda a pensar que hasta el cuenta propista tiene un limite de ganancias y no como lo hacen de aprobecharse de la necesidad del pueblo. soy de villa clara y aqui no existe ninguna regulacion de precios, no con los almendrones sino con las motonetas famosas, que el precio desde la zona hospitalaria hasta el centro de villa clara cuesta $3 y los sabados y domingo por ser fin de semana cuesta $5. jusgue usted hasta donde el cuenta propista se aprobecha de la necesidad de la poblacion que en su mayoria (95%) somos medicos que viajamos a los hospitales.

  • un cuento dijo:

    Estamos como el cuento,un ruso,un japones y un cubano,los tres van al cielo ahi dios le pregunta al ruso que es lo que quiere y este le dice una gran fabrica de telefonos para que los angeles se puedan comunicar y el poder prosperar,el japones plantea que el quiere una gran fabrica de autos para que los angeles se puedan trasladar y el tambien prosperar,cuando le preguntan al cubano este dice:¨que le quiten las fabricas al ruso y al japones¨?????????

  • esculapio dijo:

    Sr Calejo , usted es una de las personas mas inteligente q ha opinado en este forum, si , es buena idea darle bicicleta a todos, incluyendo a las embarazadas para q cuando vayan a parir tengan medio de transporte. a los enfermos para q lleguen rápido a los hospitales. a los viajeros para q dejen sus bicis en la terminal a buen recaudo y en su regreso vayan a sus casa nuevamente. a los ancianos para q ejerciten sus rodillas artrósicas, en fin , TODOS QUE SE MONTEN EN SUS BICIS, TOTAL, NO IMPORTA asi eliminamos a los boteros. resuelto el problema !!!! que facil Calejo!!!!!

  • mario dijo:

    HASTA CUANDO VA A DURAR ESTO , EL BOTERO ES OFERTA Y DEMANDA , USTEDES SABIAN QUE UN PONCHE VALIA 10 CUP Y AHORA VALE 50 CUP , Y ASI ES TODO , USTEDES SABEN QUE UNA GOMA VALE 80 CUC , PARECE QUE NO SABEN QUE TODO AUMENTO , LA CARNE PUERCO QUE ES LA PEOR DE TODAS SIGUE EN MAS DE 40 CUP , DEJEN TRANQUILO A LOS BOTEROS , CADA VEZ QUE EL ESTADO SUBE ALGO , AL FINAL EL QUE LO PAGA ES EL CUBANO QUE ANDA A PIE , MAS NADIE PAGA ESO . EL ESTADO YA SE DEMOSTRO QUE NO PUEDE RESOLVERLO , MI SUGERENCIA ES QUE LE ENTREGUEN LAS MILES DE OMNIBUS QUE ESTAN PARADAS EN LOS PARADEROS POR FALTA DE PIEZAS A LOS PARTICULARES Y USTEDES VERAN QUE NUNCA MAS ESA GUAGUA SE PARALIZARA , SI NO ESPEREMOS MAS AÑOS CON ESTE MISMO PROBLEMA , SOBRAN AÑOS DE EXPERIENCIA PARA DARSE CUENTA QUE POR ESTA VIA EL TRANSPORTE NO VA A MEJORAR Y SEGUIREMOS EN EL VIEJO DEBATE

  • Cubanisimo dijo:

    y por qué el estado no busca en el mercado mundial y compra un millón de taxímetros y exige para las patentes de taxis que los propietarios de la patente compren el aparato y pone la tarifa por kilometraje?
    Así fueron en los años 80 los taxis del estado y los inspectores o policía de transito chequeaban los taxímetros.

  • pan duro dijo:

    Una solucion , apartir de ahora se debe coger los taxi 5555 son muchos mas comodos .

  • pituforojo dijo:

    Creo este tema hace un resumen de muchos otros en nuestra cotidianeidad.Por ejemplo:

    Supuestamente este es un proyecto social colectivista, humanista, marxista... y todos esos cuadros que dirigen la capital o el transporte son militantes y deben contar con esos valores, cierto? Pues lo cierto es que no veo dirigentes dando "botella". Al último que vi hacerlo fue a ... Lage, que con su Ladita blanco llevaba gente.

    Tampoco he visto ninguno cogiendo guagua, tren o almendrón, para retroalimentarse de lo que dirigen, a lo mejor es porque se camuflan o no hemos coincidido. No veo tampoco a los autos estatales dando botella, ni a los de organizaciones políticas o sindicales. Deberían ser los primeros en dar el ejemplo en este momento. Y me pasan por el lado.
    Les hago señas. Pero no me ven, algunos hasta se ponen ceñudos, molestos,
    ¿tendrán problemas visuales, cómo es que mantienen la licencia?

    En Cuba un auto vale... lo que un apartamento o más. Según precios estatales. Los precios del combustible, ya no siguen la oscilación de precios internacionales, cuando empezaron a bajar, lo quitaron. Recuerdan que lo publicaban en el Granma?

    También según tarifas estatales, es evidente que un cubano trabajador que gane 600 pesos no puede pagar 20 pesos diarios por 24 días laborales para ir a su trabajo, porque serían 480, el 80% de su salario.

    O sea, que los boteros dependen de que el cubano cobre estimulación, gane mucho dinero, robe o reciba remesas y regalos o sobornos, o se les reduce el mercado potencial. Esto no es una ofensa, es matemática.

    También es evidente que el cubano de a pie no puede comprar una bicicleta a más de 200 CUC en la shopping, mucho menos una moto eléctrica. La mayoría no pueden ir muy lejos en patines o patineta, además de que son muy caros.
    A ello le sumamos el aumento de la edad de jubilación.

    Se imaginan una maestra de 58 años en patineta? Cómo llega a la secundaria?

    Nótese que aquellos que no he visto casualmente en tren, guagua o almendrón, decidieron eliminar los ciclo-carriles, bici-parqueos y la oferta barata de bicicletas.
    Ahora que lo pienso... tampoco los he visto montar bicicleta!

    Por tanto, el problema del transporte urbano depende, una y otra vez, de las guaguas.
    Existen unos microbuses que cobran 5 pesos, a los que casi nadie menciona, tal vez para que no se vayan a "chivar" pero son una cooperativa, y la gente puede pagarlos.

    Su extensión sería ideal, toda vez que existen suficientes ruinas y solares yermos para crear parqueos y bases, otorgar más licencias, no esperar a que lo demanden sino ofertar a quien quiera, licitar, hacer más cooperativas de este tipo.

    Todas las ideas de hacer una ANCHAR, venderles piezas a los boteros, controlar más, pueden estar ok, pero... el problema real es de valores. de corrupción moral:

    -corrupción moral de los boteros y dueños de flota: ud. puede bajarles los impuestos, darles combustible e igual intentarán cobrar lo mismo o más. vivir por ver. el capitalismo es el capitalismo y la meta es la mayor ganancia. mucho más en un país subdesarrollado. al introducir pedacitos de capitalismo, introducimos sus "valores".

    -corrupción moral de los que dirigen el transporte y la capital: no viven con el pueblo, no se identifican con el pueblo, e incluso cuando toman una medida para proteger al pueblo, la toman como desde una torre elevada, sin analizar causas y condiciones, efectos, no prueban como pueblo los servicios que regulan, no brindan sus vehículos y recursos para atenuar esta situación... Eso pasa por desconexión de la realidad y las masas.

    -corrupción moral de las organizaciones políticas y de masas, que actúan como si no fuera con ellos. todos los autos del pcc, ctc, anap, ujc, cdr, fmc, y demás hierbas aromáticas serían una flota enorme si dieran botella. Cuántos autos no hay en esas organizaciones, asignados a cuadros, en vez de ponerlos de piquera y a circular.
    Deberían halarle las orejas en público a los responsables de todo este embrollo.
    Porque son los trabajadores, las mujeres, los jóvenes, los más afectados por esto.
    Y no se ve que sus organizaciones se ocupen de estos asuntos, no solo en la Habana, sino en el resto de Cuba. Ya en Santa Clara las motorinas están haciendo lo mismo.
    Así se irán creando mini-crisis en la medida que avance la economía de mercado, a través de los sectores privados, bajo oferta y demanda, y acumulen capital y poder.

    Creo que Santiago es una excepción honrosa, gracias a qué? No a precios y leyes diferentes, sino a un partido y un gobierno más lógicos y comprometidos en ese tema.

    -corrupción moral de quienes implementan la ley de aduanas y formación de precios y tarifas salariales, que impiden la iniciativa personal y familiar (no dije privada) de adquisición de vehículos económicos a precios más accesibles, sean autos, motos eléctricas o bicicletas, al punto que una persona comprándolos al por menor, pagando todo el envío de carga, y ganando una amplia comisión, los vende más baratos que ellos.

    Tampoco dotan de salarios adecuados a los precios actuales a quienes sustentan esta sociedad, ni establecen políticas de precios flexibles, créditos atrayentes, pagos a plazos.
    Cambian cualquier tarifa y uno no tiene a quien quejarse, sea lo que sea.
    Es increíble que casi nadie pida créditos, si acaso subsidios. Por qué será?

    Al final, en esta aldea de pitufos, el principal problema es, como casi siempre, la falta de valores, de ejemplaridad, de responsabilidad, la impunidad, la carencia de iniciativas, el aferramiento al cargo traducido en no tomar riesgos, la falta de austeridad, y por ahí...

    Mientras no coloquemos personas con valores morales sólidos en esos puestos, personas coherentes con su estilo de vida, como Martí, el Ché y Camilo, con los carnet que portan y las ideas que dicen profesar, todas las ideas por geniales que sean seguirán siendo mancas y cojas. Espero me publiquen, a ver si esos recapacitan, les da vergüenza y hacen algo aunque sea para demostrar que estoy equivocado.

    Y esas personas con valores existen, están en el pueblo, se sobran personas así.
    Muchos están decepcionados, otros olvidados, otros no tienen "socios"...
    Eso sí, no espere nadie que le digan que sí a todo o acaten todas las órdenes.

    • Enano dijo:

      Pituforojo, Buena descripción y casi buen análisis, te recomiendo que leas un libro que se llama "La ley de hierro de la Oligarquía" y te darás cuenta que tu tesis ni es válida, ni se sostiene.

      • pituforojo dijo:

        de pitufo a enano, que es como decir de enano a enano:
        Muy bueno el material de Robert Michels sobre las organizaciones, pero es arcaico.
        Las cosas no serán siempre así, precisamente debemos trabajar por su cambio, por evitar que se conviertan o atenuar su conversión en cosas negativas. Le invito a ser más optimista y menos escéptico. Es posible el mejoramiento humano y moral. Es posible la unión de voluntades, siempre y cuando éstas tengan o alcancen los medios.

  • oscar dijo:

    no la cojan mas con los boteros y que saquen para la calle todos los taxis estatales que estan en el aereopuerto parados esperando que salga un turista para cobrarles 50 o mas CUC y se pasan el resto del dia parados ahi sin hacer mas nada

  • Abel dijo:

    Lo mejor de todo el reportaje es la foto tomada por Ismael Francisco. Genial excelente fotógrafo, Felicidades

  • el eléctrico dijo:

    Tenemos que acabar de admitir una realidad, los boteros son parte del sistema de transportación masiva de este pais, y ver su importancia. hasta que no asumamos esta realidad todas las medidas destinadas a regularlos serán fallidas, es imposible creer que se les va topar un precio por su pasaje si el estado no les garantiza nada de lo que necesitan para prestar su servicio, por ejemplo por que no se les entrega una tarjeta de combustible a cada uno de ellos con una asignación según su volumen de tráfico previamente acordado con cada tranportista con un precio igual al combustible que se le vende a las empresas estatales que se dedican a este servicio , de esta forma el estado podrá controlar y garantizar que al menos una cantidad del combustible que ellos utilisan sea adquirida de forma legal y a un precio inferrir al minorista esto de seguro ayudará y disminuirá el desvío de combustible estatal asignado a otras empresas que tanto daño nos etsá haciendo.

  • alex dijo:

    Hasta que no se vendan carros en el mercado libre y a precios justos como en todos los países el problema del transporte en Cuba no se acabará, en fin la culpa no es de los boleros sino de la escasez auto impuesta....

  • Fidel Antonio dijo:

    El transporte es esencial para el desarrollo de cualquier país y el Estado no puede transportar al 100 % de la población. Una parte de la solución radica en comenzar a vender carros a un precio razonable. Es mejor que hayan más carros en la calle, a pesar de los problemas de la infraestructura vial, a que un grupo pequeño tenga todos los autos e imponga sus intereses. Si se vendiesen carros a precios módicos, habrían, incluso, más boteros, por lo que el dominio de la "Cofradía" actual se vería debilitado. Saludos.

  • Rubén dijo:

    Temas como este, generan enardecidas opiniones desde varios ángulos. Esto demuestra cuánto importa a la población debatir sobre temas que le afectan en lo inmediato, y cuán necesario resulta facilitar un debate profundo y amplio, por todos los medios posibles, y todo lo que el tema reclame; en aras de aprovechar el conocimiento colectivo y que así se puedan generar mejores soluciones.
    Ahora comento mi percepción en el asunto: Tengo por ahora, 2 cosas que decir:
    1. Siento que de forma general, el servicio que ofrecen los taxistas privados, es de mala calidad.
    2. Un servicio como este, genera consecuencias de peso en la sociedad.

    Me explico:
    1. Primero mis apreciaciones sobre la calidad del servicio:

    INCOMODIDAD: En el almendrón nunca voy parado, pero a menudo voy muy incómodamente sentado, porque le adaptan un asiento delantero continuo para que vayan 2 pasajeros donde debería ir 1, y cuando el vehículo es suficientemente grande, le adaptan asientos adicionales en la zona del maletero, de modo que, dado el caso, quedamos exprimidos unos contra otros; y con mucho esfuerzo para entrar y salir. Aun así, la incomodidad en el almendrón, es menor que la del viaje de pie, en una guagua llena.

    MAL ESTADO DE LOS VEHÍCULOS: No es raro que los almendrones presenten problemas técnicos y de comodidad, que ponen en peligro la integridad, salud y supervivencia del pasajero: motores ruidosos, escape de gases al interior del carro, escasa protección contra la lluvia, frenos defectuosos, problemas en la dirección del vehículo, remates de soldadura con filos y puntas metálicas, sin protección; por mencionar algunos. Por cierto, muchos de los autos con varios de estos problemas, tienen sistemas de audio-video que cuestan más entre $200 CUC y $500 CUC. Y uno se pregunta: ¿por qué el dueño no ha gastado dinero en resolver los problemas que afectan al pasajero, y gasta mucho más en proporcionarse status y confort a sí mismo?

    TRATO DESCORTÉS CON EL CLIENTE: El chofer del almendrón habitualmente, dista de ser amable. Además, con mucha frecuencia, el cliente tiene que soportar el reguetón que el botero pone, al volumen que le place.

    VELOCIDAD vs SEGURIDAD: Los boteros en sus almendrones, se mueven con mayor rapidez que las guaguas: en verdad, a exceso de velocidad siempre que pueden (para hacer más viajes en el día), invadiendo la vía del vehículo que adelantan, y que, por cierto; adelantan por la izquierda y por la derecha sin distinción, y respetando los semáforos a discreción, oportunidad y estilo del chofer. De modo que el ciente ahorra tiempo, siempre que no lo involucren en un accidente.

    RELACIÓN CALIDAD/PRECIO: Cuando hago el viaje en guagua, me cuesta ¢40 CUP, y en almendrón, me cuesta $20 CUP. ¡Cincuenta veces más caro! Ahora, cuando arrecia un temporal u ocurre alguna situación que pone al cliente en mayor apremio, la guagua sigue costando 40 centavos, pero el costo del pasaje privado, en un insultante oportunismo, sube al instante. Y lo suben sin muchos remilgos: llega a costar $50, $100 y hasta $150, dependiendo solo de cuán desvalido se presente el cliente. Esto último no lo hacen por el momento y por las regulaciones recientes.

    En resumen, en el transporte privado encuentro molestias y peligros adicionales al público; pero es más rápido (en tal relación que no llega al doble) y es ligeramente más cómodo que ir de pie en la guagua. Sin embargo, no resulta el doble de caro, ni el triple, ni 10 veces más caro; sino 50 VECES MÁS CARO. Es cosa de risa y tristeza a la vez. La relación calidad/precio del transporte privado es entonces, muchísimo más baja, que la del público. Es, además por su carestía, un servicio que no está al alcance de la mayoría de la población. una alternativa muy mediocre; aunque sea la única que hay al escaso transporte público.
    ____________________________________

    2. LA OTRA ARISTA DEL ASUNTO: “La conveniencia para el conjunto de la sociedad, de un servicio privado como este”.
    Si bien tal servicio tiene una calidad deplorable, el asunto realmente grave lo constituyen sus consecuencias sociales: no tanto lo que supone para el pasajero en el momento en que consume el servicio, sino lo que implica para el resto de las personas del País.

    EFECTO SOCIAL 1: Menor disponibilidad de transporte público
    [Pido discuplas de antemano, por la probable inexactitud de algunas de las cifras utilizadas. Aún así, las utilizo porque no creo que invaliden el argumento, si distan algo de las reales]
    Un almendrón transporta 5 pasajeros, gastando 0,0625 litros en 1 Km, y una guagua puede transportar 200 personas gastando 0,25 litros por Km; es decir que EL COSTO DE TRANSPORTAR A UNA PERSONA EN ALMENDRÓN (en combustible solamente), ES 10 VECES SUPERIOR, al de transportarla en guagua.
    Pero algo primordial en esto es, no obviar la realidad: EL DIESEL QUE UTILIZAN LOS TAXIS DEL SECTOR PRIVADO, ES ROBADO AL ESTADO, prácticamente en su totalidad. No solo el combustible, por cierto.
    La administración del estado, en situaciones de crisis de combustible, restringe el número de viajes de las principales rutas de la ciudad, provocando que las guaguas estén más llenas y más esporádicas; y forzando en último lugar, que mucha gente se abstenga de viajar, si no le es imperioso. Mellándose así, la calidad de vida de la población.
    Si contrario a lo que sucede, los boteros compraran el combustible al estado, se pudiera entender la existencia de tal servicio privado, como un complemento al transporte público, y no como lo que actualmente es: UN ATRACO A LA SOCIEDAD POR PARTE DE UNOS POCOS.
    Y que, de no existir tal SERVICIO, en alguna medida DELICTIVO; y si todo el combustible que compran los boteros, en el MERCADO NEGRO y que el estado “gasta” igualmente, aunque sin recibir rembolso financiero; se utilizara en el trasporte público; la restricción de los viajes estatales podría ser menos severa. Y por cada persona que se traslada hoy en almendrón, se pudieran transportar diez.

    EFECTO SOCIAL 2: Distorsión brutal de la justicia, en la repartición de bienes.
    Un botero dueño de un almendrón, que lo explote eficientemente; consigue un ingreso mensual que resulta entre 40 y 60 VECES el ingreso del MÉDICO que atiende gratuitamente, a cualquier miembro de su familia; o bien entre 100 y 200 VECES mayor que el salario de la MAESTRA que le enseña gratuitamente también, a su hijo, en la escuela. Pudiera decirse que gana unas 150 VECES más, que muchos profesionales altamente calificados, que laboran en sectores estratégicos de la sociedad y de cuyo esfuerzo, se beneficia tremendamente, el botero. Sería interminable la lista de ejemplos similares.
    Desproporciones tan enormes, y donde tal desigualdad invertida, está a favor de los que menos aportan; genera una situación extremadamente aberrante y contraproducente; con las inevitables desviaciones que van todas, contra el individuo honesto, a favor de la corrupción y en contra de cualquier justicia social.

    • Dani JR dijo:

      Muy interesante y esclarecedor su análisis Rubén, sobre todo me quedo con uno de sus planteamientos que no había pensado, y es que con todo el combustible que consumen los boteros del mercado negro, se pudiera destinar a las guaguas y articulados del transporte en masa, mejorando el servicio considerablemente.

  • Santiago dijo:

    Parece que los que opinan aqui a favor de los boteros on boteros o familiares y no tienen que moverse diariaemente de un lado al otro en la Habana, la solucion es hacerle competencia, poner mas taxis y a ver que van a hacer los boteros

  • renericardocintas dijo:

    TENGO UN SUEÑO. VIENE DEL PASADO EN LA HABANA Y EL PRESENTE EN TODO EL MUNDO. TAXI TAXI, BUENOS DIAS VOY PARA...... Y SOLO MIRAR EL TAXIMETRO.

  • juan dijo:

    "se ignora el punto de equilibrio entre la demanda y la oferta, y se se crea escasez, dado que la demanda es mayor que la oferta " se mencionaba, pero aun con la oferta mayor a la demanda el descaro sigue. A mi entender el concepto Oferta-Demanda en este pais nunca se ha seguido por parte de los particulares, y lo he vivido en carne propia, de ahi mi opinion. Por otra parte este articulo esta tan interesante, y los comentarios igual o mas calientes que los que se generancuando ponen una noticia de Etecsa. Y lo mejor, con datos reales, asi es como se hace un reportaje!!! Felicidades al equipo de Cubadebate. POr otra parte y por ultimo, aun no concibo que un chofer o el dueno de un carro que no hace nada gane mil pesos diarios, y los ingenieros en este pais no valgan nada, porque con un salario tan bajo, desgraciadamente no se puede vivir, y no culpo al pais, se que se hace lo mejor. Pero cosas como esas son muy tristes.

  • renericardocintas dijo:

    SIN MIEDO. El poder es del pueblo. El taxi lo maneja el dueño o qu ien se lo arrienda al Estado. Acabemos con esa mafia de dueños de almendrones que viven en Cuba o en exterior. ELIMINEMOS ESE ALTO Y ABSURDO IMPUESTO A LA VENTA DE AUTOS que segun entiendo no ha dado ni para comprar un microbus.
    SUEÑO TAXIS CON TAXIMETROS Y CIENTOS de MICROBUSES DE 5 Cup

  • yoel dijo:

    La culpa de toda esta situacion de los boteros la tiene el Inteligente que le puso precios a los automoviles, claro porque el si tiene carro y gasolina subsidiada. Solucion vendan carros baratos un geely china se lo vende a Cuba como en 5000 dolares y a credito vendanlos por la libre a 8000 o 10000 y se acabo el tema porque en que cabeza cabe que un Chevrolet 55 de petroleo cueste 25000 cuc

  • -CARLOS dijo:

    soluciones es lo que se necesita , yo propongo una
    en Cuba hay montones de carros por ejemplo yo los he visto cunado yoy al aereopuerto en esos almacenes que hay en los alrrededores y otros que se estan tratando de vender como nuevos aprecios desorbitantes para un cubano ... pues bienen vez de tratar de venderlos por que no usan esos carros para taxis digamos 50 y se hace una "cooperativa"en dostres anos se habra recuperado la invercion osea se habran pagado y a partir de ahi sera ganancia, dos pajaros de un tiro se recupera la invercion en esos carros que no se van a vender y se alivia el problema del transporte ... yo no soy ningun experto en el asunto solo doy una idea para que los espertos la lalleven a cabo

Se han publicado 224 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Redacción de Cubadebate

En la realización de este trabajo intervino el siguiente equipo de reporteros de Cubadebate: Dianet Doimadios, Dinella García, Arlet Castillo, Ismael Francisco, L. Eduardo Domínguez, Oscar Figueredo, Aynel Martínez y José Raúl Concepción.

Vea también