Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

¿Mala educación o educación mala? (I Parte) (+ Fotos y Video)

| 111

cubadebate-opinion-287x249Por Oscar Figueredo Reinaldo y Luis E. López Domínguez

Una “nueva moda” parece imponerse entre algunas personas en el país. Ahora no estimulada por las reglas del buen gusto y la belleza sino más bien por el irrespeto, la indisciplina y la falta de otras normas de educación.

Aunque para ciertas personas el tema ya se ha hecho cotidiano por lo extendido del asunto, para el resto, el deterioro de los cánones de educación “formal” en el país no deja de ser un tema bien preocupante por las implicaciones sociales que encierra.

“Considero que en los últimos años hemos retrocedido mucho en materia de educación formal, son muy pocos los ejemplos positivos que te puedo mencionar sobre este tema. Ahora mismo llegó el P2 y fíjate en la aglomeración que se forma en la puerta. A casi nadie parece importarle que tú seas una mujer o una anciana pues no te dejan pasar.” Expresó Esther García, mientras intentaba abordar el ómnibus.

Sobre este aspecto las especialistas del grupo de estudio sobre la juventud del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS), Claudia Castillo e Idania Rego precisaron que más que una pérdida de valores se trata más bien de una modificación o variación de los paradigmas.

Así mismo agregaron que es vital no realizar generalizaciones  sobre el asunto, pues este fenómeno no se manifiesta de manera homogénea en todo el país.

“En múltiples ocasiones  al realizar investigaciones de este tipo tendemos a generalizar el asunto. No solo se cometen errores al extender a todos los miembros de ciertos grupos etarios el fenómeno, sino que también comparamos a todas las provincias de manera similar, por ejemplo lo que sucede en La Habana pensamos que acontece de manera análoga en otras regiones del país, guiados por esa mirada Habanocentrista que suele acompañar a ciertos investigadores.”

Jóvenes cubanos. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Jóvenes cubanos. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

Sin embargo para otros el asunto es más complejo.

“Es realmente impresionante ver cada día la falta de educación formal que profesan niños, adolescentes y personas mayores; a pesar del elevado nivel culturaly de instrucción que tiene nuestro pueblo” señaló Mario Dupeirón, trabajador por cuenta propia.

Y es que para muchos,“la pérdida de valores” que vive hoy el país contradice en cierta manera  los avances educacionales alcanzados durante todos estos años de Revolución.

“Cuba se ha distinguido siempre por la calidad de su sistema educativo, hemos tenido durante  50 años una educación accesible a todos. Sin embargo la educación formal ha ido perdiéndose,al parecer, de manera inversamente proporcional, pues  resulta común ver a parte de la población expresándose con un lenguaje vulgar por las calles”, dijo con cierto asombro Pedro Alcántara, vecino del Vedado.

Quien agregó entre risas que: “mientras más groserías digas «más gracioso resulta», si vas sin camisas y en bermudas a cualquier lugar eres más “sano”, y las chancletas y los rolos en las mujeres parecen haber abandonado la intimidad del hogar para convertirse en prendas de elegancia.”

Por su parte Alberto Suárez destacó que cuando triunfó la Revolución había más analfabetos que letrados pero las personas se daban a respetar”

“En la época de mis padres había bastante pobreza y me comentaban que las personas eran educadas, no tiene nada que ver con la educación docente, uno puede tener educación formal y ser analfabeto”. Acotó.

El Héroe Nacional de Cuba, José Martí,distinguió con claridad la diferencia entre ser un pueblo instruido y educado: “…Instrucción no es lo mismo que educación: aquella se refiere al pensamiento, y esta principalmente a los sentimientos. Sin embargo no hay una buena educación sin instrucción.”

Aspecto que resalta Claudia Castillo, socióloga del Centro de Investigaciones Psicológicas y Sociológicas (CIPS).

“Los individuos tienden a asociar en numerosas ocasiones la idea de que tener un alto nivel de instrucción o preparación académica garantiza un buen comportamiento social, cuando en realidad estos dos factores no están directamente relacionados entre sí. Una persona puede estar muy bien preparada académicamente y sin embargo tener un comportamiento alejado de las normas socialmente aceptadas o consensuadas”

En este mismo sentido Susana Echevarría, colaboradora internacionalista en programas de salud refirió:

“He tenido la experiencia de visitar Haití, un país con muy poco desarrollo económico y con lagunas en el sistema de educación y sin embargo preserva muchas de la normas de educación formal como son los hábitos de cortesía.”

Los médicos cubanos han constatado la cortesía del pueblo haitiano

Los médicos cubanos han constatado la cortesía del pueblo haitiano

CRISIS ECÓNOMICA = CRISIS DE VALORES

Entre los temas más polémicos con respecto a la desvalorización de la sociedad actual están las posibles causas del fenómeno.

A criterios de algunos la crisis económica que atravesó el país durante la década de los 90, influyó de manera determinante en la escala de valores de muchos ciudadanos.

“La tolerancia generalizada que afloró en los 90 con el «déjalo que se defienda», hizo que muchos perdiéramos de vista  las norma o principios de convivencia.” Aseguró Patricia Cárdenas residente del reparto Lawton en La Habana.

Entre tanto para Leandro Macías el encarecimiento económico motivó el florecimiento del irrespeto, la falta de cortesía y el paternalismo.

“¿Usted cree que antes la gente se mataba para coger una guagua, o le negaba un asiento a una embarazada para ir más cómodo? No, claro que no, lo que pasa es que con las carencias la gente se olvidó de lo esencial”

Sin embargo para Idania Rego, investigadora del CIPS, este período no influyó de manera tan determinante en el deterioro de la educación.

“Desde hace algunos años, se aprecia un proceso de transformación o deterioro de esos valores que no necesariamente tiene que estar relacionados con los periodos de crisis como lo fue el periodo especial. En este sentido hay que destacar que los contextos siempre influyen sea de manera positiva o negativo en la formación del individuo. Sin embargo diversos estudios indican que no podemos responsabilizar a este periodo solamente a la “crisis de valores actual” ya que con anterioridad se venían dando elementos que reflejan un resquebrajamiento de las conductas sociales., que por supuesto emergen con más fuerza en estos momentos donde ocurren grandes cambios a nivel social en el país. Pero reitero no se debe circunscribir solo al contexto de los años 90.” Aclaró.

Esta especialista considera además que en la época de crisis se fomentaron ciertos valores como la solidaridad y la tolerancia, por lo que recomienda a no  ver a este periodo de manera tan negativa

Sobre este tópico añadió Rebeca Morales, residente del reparto Párraga del capitalino municipio de Arroyo Naranjo.

“Yo no creo que todo este desparpajo que se vive hoy haya que achacárselo completamente al período espacial. Es verdad que la necesidad hizo que se preponderara “la supervivencia” como dicen en los documentales, pero creo que también si no fuese por la solidaridad, muchas como yo, no estaríamos en pie y haciendo el cuento”

¿QUIÉN LE PONE EL CASCABEL AL GATO? FAMILIA O ESCUELA

Como expresara el ilustre pensador cubano José de la Luz y Caballero… “La educación comienza en la cuna y no termina si no con la muerte.” Es por ello, que los esfuerzos por fomentar buenos hábitos de convivencia social deben ser una responsabilidad compartida por todos. Sin embargo para algunos este compromiso es mayoritario de las instituciones docentes.

Según Hugo Ramírez, anciano del Vedado, la escuela ha perdido su papel en la formación moral de las generaciones más jóvenes, ya que no les exigen en muchas ocasiones los hábitos de cortesía ni les enseñan las normas de convivencia social.

“Cómo es posible que la escuela esté haciendo un buen trabajo cuando vemos que algunos maestro se quedan inmóviles ante gravísimas violaciones de las normas de educación. Hay veces que un alumno trata al profesor como un amigo o compañero de aula y no se da cuenta de que aunque tengan a veces casi la misma edad debe existir una línea de respeto entre ambos”

educacion

Por su parte Alejandro Mesa Suárez, estudiante  de la CUJAE, opina que aunque no todo es perfecto, si reconoce el papel que han tenido sus profesores en su formación como ser humano.

“Tuve la suerte de estudiar en el IPVCE Vladimir Ilich Lenin y ahora en la CUJAE y realmente la mayoría de los profesores son muy exigentes en todos los sentidos.”

Sobre este propio tema Rachel García, estudiante universitaria considera que aunque la escuela no es la única responsable de este tema, pues la familia y la sociedad en sentido general tienen su influencia, si coincide en el rol primordial de los centros educativos.

“Nosotros los estudiantes nos pasamos prácticamente casi todo el día en nuestras escuelas o facultades, inclusive a veces llegamos a compartir más tiempo con amigos y profesores que con nuestros propios padres por lo cual sí creo que los profesores deben incidir mucho más en esta tarea.”

Entre tanto Luisa María Machado, profesora de la Secundaria Básica República Popular de Angola, opina que el maestro tiene la tarea no solo de instruir al alumno sino que además tiene como prioridad la formación integral de este. Para ello existen asignaturas como la educación cívica donde se imparten contendidos relacionaos con este tema.

Así mismo destacó que cuando se habla de educación formal y normas de convivencia también es importante sumar en estos esfuerzos a los padres y familiares del alumno, pues el estudiante se desenvuelve en varios contextos y la exigencia en este sentido no debe decaer.

“La cooperación escuela-familia es muy importante pero a veces el trabajo se nos hace algo complejo. Antes cuando un maestro le daba las quejas a los padres por el mal comportamiento de un alumno, éste le llamaba la atención al alumno,  ahora sin miramientos el padre en ocasiones se enfrenta al maestro.”

educación- familia

Por su parte hay quienes sí reconocen que es la familia el centro fundamental de formación de los más jóvenes.

“Considero que no es solo un problema de educación cívica en la escuela, la educación comienza y termina en la casa, participan todos, pero el ejemplo primero, el principal, es el de los padres… ese es nuestro espejo, los principales valores se cimientan y refuerzan en casa. El respeto por los demás comienza con el respeto por nosotros mismos” dijo enérgicamente Zoila Crespo, trabajadora social.

Aspecto con el que coincide Ramón Guerra quien resalta el ejemplo dado por su propia familia.

“Miremos a nuestros abuelos como fueron criados, como nos criaron, en el respeto, la dignidad, la laboriosidad. Me considero una persona respetuosa y solidaria y eso es gracias a la magnífica formación que tuve en casa.”

Otros apuntan a que el origen de la mala educación se encuentra marcado por lugar de procedencia de la persona, prejuicio que agrava a veces la convivencia o el trato hacia los otros.

“Claro que el lugar donde tú vives influye. No es lo mismo vivir en un barrio tranquilo a que en uno bullanguero donde la gente no se sepa comportar. No es lo mismo vivir en Plaza mi chiquitico, que allá en Párraga o la Güinera” acotó María del Carmen Báez, ama de casa de 48 años.

Criterio con el cual no coincide Edel Fleitas, vecino de Diez de Octubre.

“Mira, el tema es muy serio y se agrava progresivamente y yo no sé cuál es la causa, pero nací y crecí en Jesús María, uno de los barrios más pobres y de más mala fama de la habana y por allá es muy raro ver una falta de respeto a las personas mayores o algo de eso”

(Realmente la juventud está perdida, cuáles son las principales manifestaciones de la pérdida de valores en el país y su posibles soluciones... sobre esto versará la segunda parte de ¿Mala eduación o educación mala?)

Se han publicado 111 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dianella dijo:

    en realidad todos tenemos la culpa de esto, no solo las educación en las escuelas en als casa tambien se deforman y mucho.

  • germinalpu dijo:

    Algunos coincidimos en plantear que la mala educación, o la educación mala, o como quiera llamarse, es responsabilidad de la escuela, la mayoría coinciden que hay que entender que la formación en la familia, la educación recibida en los centros educativos y los efectos de convivir en sociedad tienen una relación dialéctica, estos componentes no se deben separar, a menos que se realicen estudios profundos para ver que está fallando en cada uno de ellos. Nuestro sistema educativo se actualiza también, hoy se sigue perfeccionado, cuál es la verdadera situación de nuestras escuelas, empecemos por la cobertura de docentes, la calidad de los docentes, las motivaciones de los docentes, son ellos los protagonistas conjuntamente con los estudiantes del proceso docente educativo, revisemos y hagamos un análisis profundo de como están las cosas, luego analicemos si hoy enseñamos y educamos con la calidad, creatividad, dominio, para poder llegar a enseñar, pensar por sí mismos y a tomar decisiones, emitir criterios constructivos, a nuestros estudiantes, con argumentos y valores.
    La juventud a mi entender no está pérdida como dicen algunos, ellos son los que están perdidos, el problema no es cubano, en otros países como en USA el toma dimensiones no prevista por ningún pedagogo, debemos comprender que los cambios no solo se producen en el medio ambiente, sino también en la sociedad, la mayoría de la juventud cubana participa en todas las actividades de nuestro proceso revolucionario, negarlo es estar ciego.

  • CBS dijo:

    la educacion ha sido deformada paulatinamente de manera institucional desde hace muchos años, mi madre fue maestra primaria y recuerdo sus palabras al referirse a aquellos malas cabezas que no les interesaba ni a ellos ni a sus padres aprender y como se cuestionaba el actuar de aquellos maestros tras suspender a esos alumnos, era como si estuvieran obligados a aprobarlos y todo en bien de la emulacion y la promocion, han pasado algo mas de treinta años y puedo ver las consecuencias, ingenieros, medicos, abogados y licenciados, incluso doctores en ciencias con garrafales faltas ortograficas, con problemas de diccion en la lectura y lo peor de todo, quienes son hoy nuestros maestros emergentes, aquellos malas cabezas que por sus resultados jamas podrian aspirar a nada, a ellos para beneplacito de la sociedad los rescatamos si, pero jamas pudimos rescatar los años de falta de educacion que en ellos existia, ojala se tome seriedad en este empeño, cualquiera no puede ser maestro

  • Gregorio dijo:

    Los felicito por este reportaje muchachos . Muy bueno. Están con los pies en la tierra. Si nosotros, que debíamos haber sido los paradigmas de nuestros hijos,si a falta de una brújula fidedigna hemos perdido el rumbo, que le podemos legar a ellos, a los jóvenes. Los hombres se parecen mas a su tiempo que a sus padres, nunca olviden al Moro alemán.

  • chela dijo:

    creo que cultivar los valores es responsabilidad en primerísimo lugar de la familia y mas que valores que no estan perdido a mi consideración se trata de educación formal en la mayoría de los casos y que también se le inculcan a nuestros niños en la familia independientemente del maestro que tengan ,cuando una familia es capáz de asegurarse de la buena formación de los hijos nadie puede modificarlo, porque ademas estaremos al tanto de que no suceda, el artículo muestra una dura realidad que se va heredando de generación a generación, por el sencillo tema de que lo mejor que saben hacer nuestros hijos es imitar a sus padres, estamos en el deber de realizar acciones concretas para resolver esta situación que deteriora la imagen de una sociedad como la nuestra con un alto nivel de desarrollo social, pero la familia es la cédula fundamental de la sociedad , ahí empieza la solución del tema.

  • Tinta Feroz dijo:

    Exelente trabajo, pero..., la educación formal va más allá de esta generación, conozco casos de personas que envestidos de un cargo, no
    responden siquiera los buenos días, y sinembargo peinan canas, o pasan
    de los 40, aunque se tiñan el pelo. Profesores que se expresan vulgarmente en el aula, temas musicales que se radian o televisan, etc.
    Como exigirle a mis hijos que se expresen de tal o cual manera correcta, si luego inmortalizan a un cantante que grita desenfrenado
    loca, perra, arrebatá, y lo televisan hasta el cansancio, poniendo de moda esas frases?
    Es sierto que no dan el aciento en el omnibus, pero tambien lo es que cuando lo hacen, ni siquiera le dan las gracias.
    En las colas las personas mayores se "cuelan" y hacen mil marañas amparados en su edad.
    Los mayores mentimos, somos hipocritas, etc y todo delante de los hijos, como exigirles entonces que sean distintos, la sociedad debe revisarce a fondo, autocriticamente y luego, comenzar a abonar las nuevas generaciones desde el ejemplo.

  • alejandro dijo:

    el timpo de ahora no es igual al de antes eso tienen que entenderlo estamos en el siglo 21

  • Jorge dijo:

    Este es un tema que debería ser abordado con mucha más frecuencia por su connotación.
    Constituye un gran problema; pero hay que ver todas sus aristas y enfrentarlo con sentido crítico pues realmente todos estamos implicados de una forma u otra.
    Esta “mala educación “que ya es mucho más que eso, se nos ha convertido en un preocupante problema social. No se conoce de ningún grupo social, humano o no humano, que sin orden y disciplina haya llegado algo más allá de sus narices. ¿Sera este el camino que nos depara el destino? ¿Continuar retrocediendo? ¿Hasta donde o hasta cuando?
    Resulta que esta “mala educación” que ya es mucho más que eso, se nos ha convertido en transgresión de las más elementales normas de convivencia, en violaciones de la ley. Es decir que además de todo lo que podemos hacer existen leyes muy bien establecidas, reglamentaciones, normativas, que de aplicarse nos harían la vida más fácil a todos los cubanos y también ¿Porque no? Más productiva y sana.
    La violencia y la agresión en cualquiera de sus modalidades, la invasión del espacio ajeno con ruidos y música alta, el desorden público que con tanta frecuencia provocan estos “mal educado” por ejemplo, para romper una cola a su conveniencia y otras muchas que conocemos muy bien, se tipifican como delitos.
    ¿Por qué no se aplica lo reglamentado para combatirlo?

  • El Opinador dijo:

    NO TEORICEMOS MÁS SOBRE ESTE GRAVE PROBLEMA QUE PONE EN TELA DE JUICIO LA EFICACIA DE NUESTRA EDUCACIÓN REVOLUCIONARIA.
    CON TODO EL RESPETO PARA LA INVESTIGADORA QUE AFIRMA QUE NO ES PERDIDA DE VALORES, ESA AFIRMACIÓN DA OLOR A ANÁLISIS SUPERFICIAL, BUROCRÁTICO E INTERESADO.
    EL PROBLEMA ES MULIFACTORIAL:
    NO ES SÓLO EL PERÍODO ESPECIAL.
    NO ES SÓLO LA FORMACIÓN EMERGENTE DEL MAGISTERIO.
    NO ES SOLO LA INDOLENCIA Y PERMISIBILIDAD DE LA SOCIEDAD.
    NO ES SÓLO LA INSUFICIENTE ATENCIÓN AL ASUNTO POR PARTE DEL PARTIDO, LA CTC, LA UJC, LA OPJM, LA FMC, LOS CDR, LA ANAP ETC.
    NO ES SÓLO LA PERMISIBILIDAD DE LOS ÓRGANOS DEL ORDEN INTERIOR.
    ES UN CONJUNTO DE ¨VISTAS GORDAS¨, DE TOLERANCIA GENERALIZADA,, DE LAS CUALES SOMOS CULPABLES TODOS Y DE LAS CUALES SOMOS TODOS RESPONSABLES DE SOLUCIONAR PERO CON LA DIRECCIÓN POLÍTICA AL FRENTE.
    HACE FALTA UN CONGRESO DEL PUEBLO, CON LA GUÍA INSOSLAYABLE DE NUESTYO PARTIDO, QUE BUSQUE LA SOLUCIÓN Y MEDIDAS ADECUADAS, SIN DEMORA, PORQUE LOS ERRORES EDUCACIONALES SE PAGAN A PRECIO DE LUSTROS Y DECENIOS.
    OJALÁ QUE ESTOS COMENTARIOS LOS LEA ALGUIEN QUE PUEDA INFLUIR EB LAS POSIBLES SOLUCIONES

  • leonel dijo:

    crear una asignatura obligatoria de aprobar desde la primaria EDUCACION FORMAL Y CIUDADANA hayn que aprobarla como la matematica y quien la imparte tiene que ser un verdadero educador

  • Odalmys dijo:

    Soy Camagüeyana, y recuerdo que hace unos 6-7 años caminando por una céntrica calle, estaba TV Camagüey abordando a los transeúntes y justamente preguntaban...si existía pérdida de valores....ya en esa época mi respuesta fue positiva, a pesar de que al transmitirse el programa en TV, otros, como yo, "supimos" que no era "pérdida", sino "crisis" de valores. Sigo pensando que el tema de la Educación Formal hoy no está en crisis, sino que está casi en fase de extinción. La educación formal tiene muchas y diversas formas de manifestación..hay cada cartelitos de cuentapropistas promocionando sus productos que dan dolor en los ojos, pero eso es menos grave (sin dejar de ser dañino), que las faltas de ortografía que te encuentras en los subtítulos de nuestra TV y no hablo solamente de películas, que sabemos no se subtitulan aquí en su totalidad, sino hasta en los créditos de los programas....es que nadie revisa eso antes de transmitirlo??, y ni hablar de las faltas ortográficas que nos encontramos en la prensa escrita e incluso por aquí, no solo de los que opinan de los artículos, sino incluso de algunos que los escriben...como también es cierto que en el día a día se constatan de muchas formas la falta de educación formal...gritos, malas palabras, jóvenes sin camisa por las calles, chicas y chicos diciendo malas palabras con una naturalidad increíble mientras conversan de cualquier tema, indisciplina vial que no sé en otros lugares, pero en mi Camagüey es algo serio y que lamentablemente se está AGRAVANDO, y encima aquellos que vienen en contraria ofenden a aquel que viene por la vía correcta, y que cosa!!... ni este policía. Como decía al inicio, son muchas las formas en las que hoy se manifiesta la falta de educación formal. Pero seguimos hablando de ello.....y la acción de todos donde está?

  • toño dijo:

    Existe crisii devido ,en mi opinión, a la permisibilidad de errores que se vuelven cotidianos .¿Qué hacer?Aplicar con exijencia ,todos los interesados en mejorar nuestro futuro, las normas cívicas que regulan las relaciones en todas las sociedades .El trabajo con los niños y jóvenes es fundamental .Creo que estos sectores se han dejado un poco de lado .Posible solución, atención a los jóvenes.

  • yo y mil veces yo dijo:

    Decia un lema en mi etapa de estudiante de secundaria que LA EDUCACION FORMAL ES SABER COMPORTARSE CORRECTAMENTE EN CADA LUGAR asi de sencillo, les deire una anecdota y saquen ustedes sus propias concluciones Un joven en mi ciudad que dos inspectores querian murtarlo por entrar a una tienda en moneda nacional con bicicleta y el le preguntaba que donde estaba el cartel que dijera que alli no se podia pasar en bicicleta, para el era normal hacer esto.....

  • LUZ dijo:

    Esta muy bueno el articulo pero me parece que ya es demasiado. Hay que tomar otras medidas más drásticas este tema nos concierne a todos en general a la familia, la escuela y el gobierno y sus instancias todos tenemos que poner nuestro granito de arena para un mañana mejor con cultura y educación .un saludo y espero la segunda parte. no pase como el articulo del compañero Pedro margolles que no se publico la tercera parte de su artículo Un llamado a la reflexión: la educación formal en crisis (02-10-12)

  • Antonio Bouza dijo:

    De Educación Cívica precisamente te enseñan que la FAMILIA ES LA CELULA DE LA SOCIEDAD.
    ¿Quieres saber como andan los valores y los sentimientos en la sociedad, mira como andan
    los valores y sentimientos de la familia cubana? Eso, asumiendo que a todo aglomerado de
    personas en un hogar, se le pueda llamar así, familia. Parece que no a pocos se les ha
    olvidado la máxima de Martí: LA POBREZA PASA, PERO LA DESHONRA NO.

    Sumado a eso, también esta el papel de los medios, sobre todo la televisión, que lejos de
    ayudar, ha contribuido a empeorar las cosas. Yo me recuerdo que cuando yo venía de la escuela
    cuando era pionero, gran parte del tiempo me la pasaba viendo el televisor. ¿Donde han quedado
    los programas de canciones musicales para niños? ¿Las aventuras donde los protagonistas son los
    niños cubanos (Los pequeños campeones, Los papaloteros)?

    ¿Qué mensajes intentan ahora transmitir? Que si los temas de promiscuidad en la adolescencia,
    los seriados extranjeros que transmiten que nos alejan de nuestra idiosincracia; pues ni se
    desarrollan en nuestro entorno, el entorno que el niño cubano ve, donde las cosas que a ellos
    les da gracia no tiene porque darnos gracia a nosotros también. Más que contribuir a hacer una
    mente sana en nuestros niños, la plagan de los problemas y malos hábitos de los adultos, que ellos
    por su corta edad, no tienen el suficiente desarrollo en su conciencia, para poder valorar de
    manera razonable la situación que antes sus ojos le ponen.

    TODOS NACIMOS ANGELES, dice la canción de Buena Fé. La niñez es esa etapa, en la que predomina
    el actuar por el instinto. El niño no tiene una clara idea de lo que es malo o de lo que es
    bueno. El niño vive feliz, porque tu instinto guiado por el amor, presentido por tu corazón,
    no te lleva por ningún otro camino que no sea aquel que te conduce a la felicidad; pese a las
    muchas otra ideas que te quieran hacer creer otros. Nublan el instinto del niño, poniéndolo
    antes situaciones que ellos no tienen la suficiente madurez para comprender. Ya conocerán en
    su momento, y al debido tiempo que precisa el desarrollo de su conciencia, aquellas otras cosas,
    buenas y malas que forman parte de la vida de los seres humanos.

  • Arianna Suárez Torres dijo:

    La pérdida de valores puede erradicarse, pienso que todas las personas que se detienen a decir que la juventud está perdida deberían ser las primeras en buscar vías para erradicar ese problema, pues considero que si en cada hogar se inicia a reforzar los valores poco a poco puede lograrse.

    http://asiescuba.wordpress.com/2013/04/20/los-hogares-se-construyen-con-valores/

  • Nay dijo:

    hola!! L. Eduardo Domínguez, yo soy psicologa; me gusto mucho tu artículo y es interesante como hay personas que se preocupan por este tema que parece no interesarle a muchos. con respecto a lo que escribistes no deja de ser menos cierto que en la sociedad en la que nos encontramos viviendo actualmente la educación y los buenos modales están escasos, pero no hay que generalizar… con respecto a tu articulo concuerdo en gran parte con el ya que la culpa en la mayoría de las ocasiones la tiene la familia ya que generaciones tras generaciones ha decaído en gran parte con la justificación de que los tiempos cambian y sin darnos cuenta o no queremos hacerlo hemos ido yendo atrás en el tiempo en vez de avanzar, la mayoría de las veces comportándonos como animales en vez de seres humanos con la capacidad de pensar, reflexionar y valorar si nuestro comportamiento y actitudes son las correctas. saludos nay

Se han publicado 111 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oscar Figueredo Reinaldo

Oscar Figueredo Reinaldo

Coordinador Editorial de Cubadebate. Graduado de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana en el año 2015.Periodista del programa televisivo Mesa Redonda. Contacto: oscar@cubadebate.cu En Twitter: @OscarFigueredoR

L Eduardo Domínguez

L Eduardo Domínguez

Miembro del Staff de Cubadebate y editor de la sección Canal USB. Twitter: @Edu_Cub Instagram: @l_eduardo_dominguez

Vea también