Imprimir
Inicio » Especiales, Medios  »

Los presos cubanos que no existen y la nueva “Ola represiva”

| 7

Cibervigilancia“Miles de tuiteros, acusados de difamación por rebotar rumores en la red” es el encabezamiento de una reciente noticia que recoge la demanda de un exasesor de Margaret Thatcher contra quienes difundieron que habría abusado una docena de veces de un joven en los años setenta.

El pasado año también usuarios de la red social Twitter fueron encarcelados en México por difundir rumores falsos sobre ataques del crimen organizado y ello derivó en la tipificación de un nuevo delito de “perturbación del orden público”.

No son los únicos casos de este tipo que van aumentando de frecuencia con el crecimiento de espacios como blogs y redes sociales en Internet. También está el uso por los grandes medios y sectores de poder económico de instrumentos judiciales para evitar la difusión de verdades incómodas. En Brasil los blogueros se han organizado para protegerse frente a lo que han llamado la judialización de la censura y en España han denunciado el intento de imponer legislaciones cada vez más represivas a quienes usen Internet para convocar protestas que terminan, como hemos visto en Europa a raíz de la reciente Huelga General, en verdaderas “olas represivas” con centenares de detenciones y rostros ensangrentados pero que distan de ser llamadas así por quienes las informan.

En el caso de Cuba, ya han pasado a ser objeto de burla los rumores, difundidos por tuiteros y blogueros organizados y pagados por Estados Unidos, acerca de la salud de Fidel, huelgas de hambre que han sido festines alimentarios, falsos tiroteos en las calles y asaltos policiales a Iglesias que nunca ocurrieron. Son “noticias” que buena parte la llamada gran prensa, lejos de cuestionar, ha difundido como ciertas y que generalmente no han conllevado repercusiones legales ni acciones represivas de las autoridades.

Sin embargo, según el sitio de la organización Directorio Democrático Cubano (DDC) -asentada en Miami y financiada generosamente por el gobierno norteamericano- tras el paso por Cuba del huracán Sandy, que dejó en situación crítica buena parte de la región Oriental de la Isla, las autoridades cubanas sí detuvieron por pocas horas a una persona: Yaremis Flores Julián. Informa el DDC que “Yaremis había denunciado las muertes de prisioneros en la prisión de Mar Verde de Santiago de Cuba”.

Buscando en Internet, encontré el despacho de Flores Julián para Cubanet, que también recibe dinero del gobierno estadounidense: “Alrededor de 13 reclusos han muerto por ahogamiento en la prisión de Mar Verde, en Santiago de Cuba, como consecuencia del paso de la tormenta Sandy por la región oriental del país, según notifica desde La Habana la periodista independiente y colaboradoras de Cubanet Yaremis Flores”.

La redacción del DDC -“prisioneros en la prisión”- y de Cubanet -“periodista idependientes”- no habla muy bien de su periodismo, pero además hallé en el blog de la periodista santiaguera Adis López varias entrevistas en video de reclusos y vecinos de la prisión de Mar Verde que desmienten lo difundido por Flores, niegan la existencia allí de un solo prisionero fallecido y agradecen la protección que se les brindó durante el paso del huracán.

Eso no fue óbice para que una decena de personas, incluyendo los autores de los bulos que mencionamos antes, vinculados todos a la representación diplomática de Estados Unidos en Cuba, acudieran al lugar donde se encontraba detenida Yaremis, para increpar a las autoridades y, siempre según DDC y Cubanet, fueran detenidas; uno de ellos, de nombre Antonio Rodiles, permaneció en prisión hasta hoy*, según han informado varios medios internacionales de prensa, acusado de “resistencia”, lo que ha generado la consiguiente declaración del Departamento de Estado norteamericano y el apoyo de varias organizaciones y sitios en Internet que reciben respaldo económico de EE.UU.

Ninguno de los medios que se ha hecho eco de esto que han llamado “Ola represiva” en Cuba, se ha detenido a buscar el origen de los acontecimientos, tampoco han dicho a sus audiencias que su nuevo mártir de la libertad de expresión es el defensor de una mentirosa. Mucho menos han buscado la opinión de los familiares de los reclusos de Mar Verde que en un momento crítico -como el paso de un huracán- pueden haber sido víctimas de las falsedades sobre la salud y la seguridad de algún ser querido, pagadas por EE.UU.

No importa, es en Cuba, y aquí los presos sólo son noticia si coinciden con la agenda que interesa a Washington. Cuando, como en Mar Verde, son protegidos y salvadados por las autoridades, no existen.

*Hoy, 26 de de noviembre, se está informando en las redes sociales que ya no está detenido.

(Tomado de La pupila insomne)

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis Marin dijo:

    Que decir de esto, sabemos lo que hacen y lo que dicen; pero que dicen estos señores de las atrocidades que suceden en España, Italia, Reino Unido, EE.UU., porque no reclaman sobre la protección que requieren los ciudadanos que son ultrajados, maltratados y agredidos durante las manifestaciones pacíficas que suceden una tras otra en la añeja Europa.
    No vale la pena decir mucho al respecto porque los que vivimos aquí, luchamos aquí por una Patria mejor sabemos lo que tenemos y lo que tenemos que defender.
    Seguimos adelante con nuestros socialismo que es de Patria o Muerte.

  • Carlos Manuel. dijo:

    Eso es lo verdaderamente triste periodista, ellos mienten, distorsionan, tergiversan, calumnian, ellos descaradamente y sin el más mínimo sentido de ética y principio alguno lanzan sus embustes y nosotros los enviamos de nuevo a sus casas para que den continuidad a su lacayo propósito dando muestra que nos preocupa la repercusión que deriva de tales “noticias”. Reconocemos que en cualquier lugar son penadas pero… “vuelve a casa”. Te extrañamos invencible comandante!!!

  • Rey dijo:

    Al menos la web nos sirve para desmentir estas barbaridades. Todo cubano sabe lo benévolo que en ocasione ha actuado nuestro país con estos mercenarios. Mentir y poner a tu propia patria en peligro de agresión no tiene perdón. Todo el mundo sabe que nuestro gobierno se preocupa primero por los niños, embarazadas, ancianos y después los presos. Pero cómo hacer para que nos lean?
    Deberíamos proponer un enlace a un sitio reaccionario desde CubaDebate y en reciprocidad que ellos nos pongan uno a nosotros. Las ideas no se matan….

  • pjnodal dijo:

    Cada día me convenzo más por que el gobierno de EEUU no levanta el bloqueo a Cuba, es mucho el dinero que esta en juego con el NEGOCIO DE LA MENTIRA y no creo que estas personillas de pacotilla tengan intenciones de perderlo.

  • RSD dijo:

    Si de todas forma van a mentir y calumniar a la Revolución y al gobierno, porque tanta complacencia deberían ponerlos de veras en la cárcel para que aprendan a no mentir y calumniar. Y así ponerlos a ellos en el ojo del huracán de pueblo, que sabrá condenarlos como ellos se merecen.

  • Ramón R.S.T. dijo:

    Rey, en algo no concuerdo con ud. y es en el orden de preocupación que dice que nuestro gobierno dá. Aquí a los presos se atienden como seres humanos sin distinción.
    Pienso que nuestros presos estan muy bien atendidos, esa es una responsabilidad que recae en el MININT y que la cumplen con un alto compromiso, honor y dignidad.

  • osmel dijo:

    Es verdaderamente lamentable que este tipo de perosonas se dediquen a jugar y desvirtuar con las desgracias ajenas. Si de veras se preocupan de las personas de las cuales escriben por que no verifican sus “reportajes”? sencillo: pq a estos solo les importa r$cibir el pago de sus mentiras sin importar que daño causen a los demas.
    Es una verguenza.

Se han publicado 7 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Iroel Sánchez

Iroel Sánchez

Ingeniero y periodista cubano. Trabaja en la Oficina para la Informatización de la Sociedad cubana. Fue Presidente del Instituto Cubano del Libro. En twitter @iroelsanchez

Vea también