Imprimir
Inicio » Especiales  »

Eusebio Leal: "Patria y Fe han sido mi divisa personal"

| 479

Eusebio Leal en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Amaury. Muy buenas noches. Estamos en Con 2 que se quieran, ahora aquí, en 5ta. Ave, y calle 32, en el barrio de Miramar, en los maravillosos Estudios Abdala. Hoy me acompaña, no un amigo, sino uno de mis mejores amigos, de los que forman parte del núcleo central, de ese grupo de cuatro o cinco amigosque son los que lo saben todo o casi todo, y que han estado conmigo en las buenas y en las malas: el doctor, Historiador de la Ciudad de La Habana, y una de las personas más queridas por nuestro país, mi hermano, Eusebio Leal. Buenas noches, Eusebio.

Es, debe ser así, yo debo preguntarle si nos tratamos de usted, o nos vamos de tú, con todo el respeto que merece su talento, investidura y personalidad.

Eusebio. Como te sea más cómodo, Amaury.

Amaury. Bueno, lo voy a ir alternando entonces. Eusebio, usted dijo en una entrevista en el libro Legado y memoria, que acaba de publicar, lo más reciente que ha publicado, dice: "Quizás todo lo que hacemos es un reflejo de los dolores, de las carestías, de las alegrías y las tristezas". ¿Qué cosas le alegran y qué cosas le entristecen todavía hoy? Y es una pregunta muy abarcadora y quiero que sea usted muy abarcador en su respuesta.

Eusebio. Creo que el tiempo se fue..., nos fuimos demasiado rápido en el tiempo, porque el tiempo está ahí y eso quizás es una cosa que ahora vuelve, a veces, con más fuerza al espíritu. Siempre he dicho que cada criatura construye el entorno a su manera. Los que me conocen saben que siempre reproduzco, más o menos, el mismo espacio donde trabajo, esto expresa un poco esa voluntad y ese deseo de buscar equilibrio en las cosas, a partir de esas que deseamos una vez y que después tuvimos.

Pero quizás lo más angustioso es el paso del tiempo por nosotros, por mí, en este caso. Querer volver con la misma fuerza, con el mismo brío a hacer lo que hicimos ayer, a veces, no es posible.

Amaury. Pero yo siempre que lo veo en público, cuando estamos juntos en público, veo la alegría que irradia su personalidad. Sin embargo, cuando nos vemos en privado, en un ambiente más familiar, me asalta, a veces, un Eusebio triste, ese Eusebio, que aunque usted diga que ha pasado el tiempo, no se nota. Lo entristece, evidentemente el paso del tiempo, pero ¿qué lo alegra?

Eusebio. Bueno, yo creo que es a la inversa. Quizás cuando nos encontramos privadamente, soy el que soy. Y cuando estoy en público, interpretando el papel de Eusebio Leal, el rol de Eusebio Leal, entonces la cosa es diferente, es necesariamente distinta.

Amaury. Ah, claro

Eusebio. Esa es una verdad, ese personaje pesa mucho.

Amaury. Muchas personas en Cuba, y me incluyo, lo consideran un héroe; pero hay dos tipos de héroes. Está el Ulises, que después de una larga y tortuosa travesía tiene un final feliz. Pero también está el Quijote, con esa especie de voluntad de ruina. ¿Con cuál de esos dos héroes usted se identifica?

Eusebio. Siempre Ulises, siempre Ulises. Aunque poner un poco de locura en la cordura es bueno, creo que eso fue un tiempo de la vida. Ahora la isla de Ítaca está más cerca, quizás eso es más que un consuelo. Ahora se ven los frutos del trabajo, quedan atrás, a veces silenciadas por la conveniencia, o no sé, veladas por las circunstancias del triunfo del trabajo, aquellos que quizás no nos quieren bien, aludiendo un poco al título de tu programa. En este caso, en mi caso, hace falta que nos quieran bien muchos y no sólo dos. Esa es la verdad. Entonces, para ese concepto de muchos trabajo yo siempre. Estoy pendiente de ellos y ellos para bien y para mal, están pendientes de mí.

Amaury. ¿Por qué usted cree que todo el mundo dice?... Cuando digo todo el mundo, digo mucha gente en Cuba, todos los cubanos, dicen... Hoy me preguntaba uno de los técnicos: "¿ya Eusebio tiene la calle Prado?" Y entonces yo le dije: "¿Por qué?" Y me dice: "No, porque en cuanto Eusebio tenga la calle Prado, la calle Prado se ilumina, la calle Prado se pone perfecta y los leones rugen".

Eusebio. Bueno, puedes decirle a nuestro amigo, que ya los bombillos están llegando en un barco.

Amaury. Ya están llegando los bombillos. (risas)

Eusebio. Eso es lo más importante. Y lo segundo, es que yo nunca, a esta altura..., soñar se puede soñar solo y es verdad. Pero construir y hacer, es el esfuerzo de muchos. Y yo creo que sí, que efectivamente, ellos se hacen sentir. Cuando toman un espacio y aplican la política de restaurar, la política de participación comunitaria, la política de sembrar una y otra vez, y otra vez, hasta que finalmente el árbol fue amado y respetado, eso le ha dado a la institución ese prestigio. En este caso debemos admitir, que Eusebio Leal, no soy yo, sino que es una forma de actuar, una manera de ser, un personaje público y una institución. Yo encarno el espíritu que en ese sentido, la nación siempre ha tenido y quiere. La nación no quiere la destrucción, ni el abandono, ni la ruina, ni la desidia, nada de eso lo quiere. Por eso hay que inventar, crear y responder a las incógnitas con cosas perdurables y duraderas, valga la redundancia por los dos términos parecidos.

Amaury. ¿Y por qué cree entonces que la gente singulariza en Eusebio el trabajo de un equipo tan grande, y que yo conozco a muchos de ellos?

Eusebio. ¡No, son miles!.

Amaury. Son miles, yo conozco a muchos. ¿Por qué lo singularizan?, ¿por qué todo el mundo dice Eusebio Leal va a hacer, esto lo hizo Eusebio Leal, aquello lo levantó Eusebio Leal?

Eusebio. Bueno, quizás viene un poco, Amaury, del andar, de esa memoria del tiempo tan importante de mi vida, que fue andar, y andar y andar. Lilia Carpentier me confesó, en los últimos meses de su vida, me dijo: "¿Quieres que te diga algo?" Y yo le pregunté: "Lilia, dime ¿qué dijo Alejo?" -porque yo tuve en realidad muy poca relación con Alejo Carpentier. Más con Lilia, lo cual no me resultó menos interesante, porque es de ese tipo de mujeres que viven en la sombra, pero son importantísimas en la historia. Entonces me dijo: "Bueno, un día tú pasaste por un lugar en que estábamos nosotros, ibas con una carretilla o algo parecido, de mano, llevando unas piedras". Entonces a Alejo le llamó la atención y le dijeron: "Ese es un muchacho que está reconstruyendo cerca de aquí el Palacio de los Capitanes Generales." Y Alejo le dijo: "Pues con esa carretilla llegará lejos." Eso me lo dijo Lilia.

Amaury. ¡Qué cosa!

Eusebio. Lo más tremendo es que no he llegado todavía. Eso responde un poco a tu primera pregunta.

Amaury. Claro. A veces esas personas que andan con una carretilla de piedras andando, andando y andando y siguen con la carretilla, son tildados de locos. ¿Cuántas veces lo han tildado de loco?

Eusebio. Bueno, yo creo que es un atributo que suele acompañar, a veces, a las buenas intenciones que luchan, como se dice en Cuba, contra viento y marea. A veces ese viento y marea son incomprensiones, dificultades materiales, a veces son anticipaciones, cosas que hacemos a destiempo y que sólo después podrían hacerse. Ese fue el caso. Pero las bases, los cimientos se sentaron en el tiempo en que la locura parecía ser el adorno de "mi férvida cabeza", como diría Martí. Y a  mí me fascinó ese período de la vida, en que no tenía tiempo, trabajaba sin tiempo, en que no me asustaba tanto el tiempo y que no tenía que decir -como a veces hoy-: quisiera otra vida para ver lo que se quedó por hacer. Y para quizás, al final de esa, pedir otra.

Amaury. El otro día, este año, no recuerdo si fue a principios del verano, estuve en la Basílica (Basílica de San Francisco de Asís). Llegué muy temprano y me fui allí a los jardines que están detrás de la Basílica, al lado de la Basílica, más bien, y revisé ese pequeño cementerio que tiene la Oficina del Historiador de la Ciudad, porque no es el cementerio de Eusebio, está claro. Y ahí veo nombres entrañables. ¿Cómo puede aspirar uno a estar allí? En aquel jardín hermoso, escuchando desde lo profundo de la tierra la música celestial que emana de la Basílica.

Eusebio. Lo primero fue la petición de una persona entrañable para mí que quería quedarse allí, en La Habana Vieja, como otros deciden que lancen sus cenizas al mar o al viento, conozco los casos, y entonces en el Jardín fue depositado. Y después surgió la petición de María Benítez, de traer a Emilito Roig, mi predecesor y colocarlo en aquel lugar, en el cual había florecido un precioso jardín. Y efectivamente, ese precioso jardín, levantado sobre escombros y sobre un parqueo de automóviles, se constituyó en una especie de símbolo de una entrañable relación entre la ciudad y los que han contribuido a hacerla. Y así surgieron otras personalidades que dijeron: al Jardín. Y a mí me complace mucho asomarme a ese Jardín y encontrar a los amigos con los cuales tengo un diálogo permanente -con su obra, con su afecto, con su cariño-, pero que sirvieron y fueron muy útiles a la causa de la restauración de La Habana Vieja.

Amaury. Yo sé que queda un espacio, yo tengo un espacio separado ahí y marcado. Así que...

Eusebio. ¿Sí?

Amaury. Sí, ese es el mío.

Eusebio. No le pongamos límite al tiempo, querido.

Amaury. (risas) Tengo un espacio marcado y tengo mis amigas que trabajan en la Basílica que me lo cuidan.

Eusebio. Ten cuidado no sea que hayas tomado el mío.

Amaury. No, no. (risas)

Eusebio. Ellas saben dónde está. Ellas saben dónde está.

Amaury. Eusebio. Lo difícil de esta entrevista con usted. ¡Qué trabajo me cuesta tratarte de usted todo el tiempo!

Eusebio. Trátame de tú, tranquilízate.

Amaury. Estoy sufriendo.

Eusebio. Tranquilízate, si no, no saldrá bien.

Amaury. No, sí sale bien, contigo todo sale bien. Lo complicado es que te han hecho muchas entrevistas. Y desde aquella que hicimos para aquel proyecto de programa -porque en realidad ni programa llegó a ser, fueron 8 nada más que se llamaba Muy personal, hace 14 años, en el 96-, te han hecho cientos de entrevistas en televisión y documentales, y siempre hablamos de Silvia, de Doña Silvia, tu amantísima madre. Pero en este libro, en Legado y memoria, es que yo encuentro, por primera vez, una referencia a tu padre. Y en la casa, me hiciste una historia de cómo llegó a ti la única foto que tienes de tu papá. Entonces yo quisiera que hablaras de tu padre y de tu madre.

Eusebio. Bueno, mi padre se llamó como yo, Eusebio Leal. Mi padre y yo tuvimos una relación distante, pero yo pienso que fue una experiencia muy importante para mí, una experiencia de mi vida conservar los momentos, que los puedo contar, en que nos vimos y nos tratamos. Y creo que a partir de un determinado momento de mi vida, yo necesité reconciliarme con el recuerdo de la memoria de él. Y por eso la historia del retrato que tú supiste, porque yo no conservaba ningún retrato y le pedí a una persona amiga, que se acercó a mí para un tema familiar muy delicado, que buscase bajo la tierra un retrato. Un día volvió a la puerta de mi casa y me trajo el retrato de mi padre con mi madrina América que, por cierto, me quiso mucho. Entonces toda mi vida ha estado centrada en Silvia, mi madre, que como sabes ha cumplido 99 años, felizmente, quiere decir, se aproxima en febrero a un siglo de vida. Y que fue a partir de un determinado instante de ella, padre y madre al mismo tiempo.

Amaury. Te agradezco muchísimo que hayas hablado de tu papá, porque durante todos estos años de amistad, que ya suman décadas entre nosotros, era es un tema que normalmente rehuías de cualquier conversación, cosa que a lo mejor hoy has superado o has logrado no juzgar tan duramente.

Eusebio. Mira, hay cosas en nuestro estilo de vida donde no cabe el llevar a los medios y a la opinión pública cosas personales que están ahí durante mucho tiempo...

Amaury. ...Sí, lo que pasa es yo me permití hacerte esta pregunta, porque lo que suele sucederle a los personajes públicos que intentan mantener su vida en los bordes de la discreción es que un día no están y entonces se inventa una fábula alrededor de ese personaje público que se calló, entonces yo a veces prefiero...

Eusebio. ...No, no, yo estoy de acuerdo en eso, si tú me preguntas y me precisas, la respuesta sería esta, sin ira: mi padre fue un fugitivo de la Revolución; yo fui y soy hijo de ella.

Amaury. Una de las cosas que nos unió a ti y a mí, que nos acercó en la amistad, en la sólida amistad, y yo blasono de eso, vivo orgulloso de nuestra amistad, fue el hecho de que ambos tenemos una formación católica. La tuya mucho más ortodoxa, mucho más rigurosa. La mía más salvaje y primitiva. ¿Todavía tú eres un hombre que ejerce el catolicismo como principio rector de tu conducta?

Eusebio. Oye, la estructura cultural mía se formó en la disciplina de la Iglesia. Y como diría San Pablo, nunca me avergoncé, ni me avergonzaré del Evangelio, porque sería avergonzarme de la buena nueva, que quizás encontré en la victoria de la Revolución, como una respuesta a mis intensas y sufridas inquietudes sociales. Esto es lo primero.

Lo segundo, fue también muy difícil compatibilizar religiosidad y Revolución; fue muy difícil. Eso pasó por incomprensiones, eso pasó por malos momentos, pero para mí nunca existió esa incompatibilidad. Tuve una profunda convicción... y cuando leí una vez una carta que Fidel le envía al padre de Renato Guitart, hablándole del destino de su hijo, de la muerte de Renato en el Moncada -una carta muy conmovedora, por cierto, muy intensa-, sentí que lo que estaba escrito allí era una protección, era una palabra de respuesta a mis propias inquietudes. Y pude responder una vez como Jesús a la mujer pecadora: "¿Dónde están ahora los que te persiguen?" Simple y sencillamente todo eso pasó. Y desde mis convicciones, ingresé en el seno del Partido Comunista de Cuba, creyendo en el programa del Partido, en la voluntad y en el espíritu de lo que ahí estaba contenido.

Más que marxista fui fidelista, y lo he sido, que era algo más. Porque su pensamiento fue más abarcador y más amplio, y por naturaleza más revolucionario y hasta a veces más iconoclasta, que los cánones del dogma o de la doctrina. Y en ese sentido me siento muy feliz de haber podido, no solamente alcanzar el reconocimiento y la amistad de él, que fue y es para mí un privilegio, sino también la de Raúl y la de casi todos los hombres y mujeres de la Revolución, de los padres fundadores de la Revolución.

No puedo explicar mi propia vida. Yo tenía 16 años cuando triunfó la Revolución y ahora estoy apuntando ya al siete y al cero. Si eso es así, entonces, no es la hora -como diría nuestro querido y común amigo Silvio Rodríguez-, de claudicaciones, ni tampoco de arrepentimiento ni de vergüenzas.

Yo soy lo que he sido, con mis luces y mis sombras, con mis errores y con mis aciertos. De todos ellos he aprendido. Y lo único que lamento es que me ha quedado poco espacio para mí mismo. Me ha pesado mucho el personaje que creé.

Amaury. Bueno, o que creamos nosotros también. Todos contribuimos a crear ese personaje.

Eusebio. Fíjate que me puse la misma ropa con la que me entrevistaste hace 14 años.

Amaury. Si, pero, en aquel momento usabas una bella corbata negra con una perla...

Eusebio. Sí, pero no la tengo hoy.

Amaury. Ya no la veo.

Eusebio. Precisamente no me la puse para quitarle un poco de formalidad al hábito con que suelo presentarme en los momentos en que la obligación me obliga a llevarla. Tú sabes que por ti no he venido con mi traje gris de todos los días, por ti lo he dejado... Petí me ha ayudado a quitarme esa pesada armadura llena de recosidos y abolladuras, porque ha sido el traje con el cual he peleado en todos los ámbitos de la vida cultural y política cubana. Esta es mi obligación y es mi deber para ti y para el público.

Amaury. Yo te lo agradezco, pero hubieras podido venir en calzoncillos.

Eusebio. No, no qué va, no vamos a llegar a los extremos.

Amaury. (risas) Tú eres un príncipe y como tal te vas a comportar siempre. ¿Qué cosa era la Juventud Acción Católica, a la que tú perteneciste?

Eusebio. Fue una de las cuatro organizaciones o de las ramas de la acción social y laical de la Iglesia. La Juventud Obrera, la Juventud Estudiantil y la Juventud Parroquial, que era la Juventud Acción Católica. En ella nos formamos, en aquellos principios del apostolado en una época en que no eran muchos los hombres en las iglesias; los hombres se ponían al final en ellas y nosotros tratábamos de transformar eso anticipadamente, ser partícipes del culto, cuando el culto era en latín, por ejemplo, y tratábamos de explicar, tratábamos de simplificar, tratábamos de ser modernos.

Allí conocí a los primeros conspiradores contra el orden establecido. Yo pienso que la personalidad más atractiva para mí fue, en una de aquellas incursiones por Centro Habana, cuando me encomendaron llevar un mensaje al antiguo mercado, que se demolió al triunfo de la Revolución. Allí entré por aquello que... no puedo explicarte lo que era el mundo del mercado. Es algo, es un recuerdo imborrable, era un gran orden establecido, pero había que entrar por laberintos de venta de gallinas, de frutas, de animales, de lechones, de pequeños restaurantes y al fondo, metido en medio de todo aquello, una imprenta y en la imprenta, un hombre, un hombre que leía Los miserables de Víctor Hugo, con pasión y que estaba allí en camiseta, con su delantal y que era el impresor de aquella casa. Se llamaba Sergio González.Y como era cristiano como nosotros, le llamaron "El Curita".

Amaury. "El Curita", claro. Yo pensaba entonces, escuchando toda esta historia ¿por qué no sacerdote? ¿Por qué no fuiste sacerdote?

Eusebio. La respuesta podría ser la siguiente. Yo he amado extraordinariamente a la mujer. Y el sacerdocio y el celibato, tema que no voy a analizar ni a discutir aquí...

Amaury. Está claro.

Eusebio. ...me privaba desde entonces de la lealtad a ese principio de la tradición cristiana sacerdotal. Pero siempre estuve cerca y estoy cerca. Nunca me aparté: Patria y Fe han sido una divisa personal.

Amaury. ¿Y andas todavía con una carretilla de flores, seguramente? (sonrisa)

Eusebio. No, no, no vamos a... Yo creo que hay un momento oportuno en que la nave se detiene en un puerto, en un camino. Yo, como sabes, tengo una persona que me quiere muchísimo, que convive conmigo y que me soporta, y a quien yo le llamo afectuosamente "la viuda", que es Anita.

Amaury. (risas) ¡La viuda!

Eusebio. Las piruetas debieron pasar. A pesar de aquella afirmación categórica de Martí, que decía:

Yo quiero, ¡oh fin de mis males!
Con labios nunca iguales
Un beso siempre nuevo...

Amaury. ¿Y cómo tú eras de estudiante? ¿Tú eras un buen estudiante? De niño digo...

Eusebio. Bueno, las cosas que me gustaron, Amaury, las cosas que me gustaron. Me encantaban las clases orales, me encantaba la Geografía y la Historia. Me fascinaban las Ciencias Naturales, todo eso para mí era una cosa fascinante y fui bueno en eso y en ciertas cuestiones... en unas clases muy bonitas que se llamaban "Moral y Cívica", y me encantaban en principio, clases aquellas para escribir sobre el papel pautado y con la tinta china y la pluma de punto; escribir las formas de las letras y aprender a tener una letra hermosa, y a escribir las capitulares.

Nos enseñaban muchas cosas en la escuela, en la escuela primaria, en la escuela de todos. Y desde luego que me fascinaba la conversación, hacer una exposición en clase era para mí un verdadero deleite. Mi mamá dice que me encaramaba en un cajón de manzanas o de peras, y que hacía un discurso para un público imaginario.

Amaury. Ahora, con la rapidez con la que tú llevas el trabajo y la vida no te puedes permitir el lujo de sentarte cómodamente a escribir. Tú tienes que dictar constantemente. ¿Cómo es un día de trabajo tuyo normal?

Eusebio. Mira, a primera hora de la mañana, yo llego a las ocho, ocho y cuarto, al trabajo. Estoy contestando esa multitud de mensajes de correos que llegan de Cuba y de otras partes... Tengo muy poco tiempo. Entonces hay una amanuense a quien le dicto inmediatamente la respuesta diaria de los correos. Después me ocupo de dar respuesta de los temas del Estado, de los temas que genera la Oficina del Historiador. Si yo no hago eso, antes de las once de la mañana, estoy perdido, porque se acaba mi día. Debo atender las obras de construcción, de la restauración, imponiéndome visitar cada semana y chequear un equis número de obras. Debo hacer gestiones para ellas, como se dice en Cuba, a todos los niveles. Después debo ocuparme de los temas del Patrimonio Cultural -que es mi vocación-; los museos, las colecciones, y tengo que atender las visitas.

Después trato de escapar de la oficina e irme a la calle a recoger y a mirar, para dar también oportunidad a que las personas se acerquen y me digan, me alerten, me comenten, me cuenten. Visitar, explicar, recorrer y eso consume toda la semana.

Como tú sabes yo no llevo agenda, no apunto, todo está en mi memoria, nunca puse una mano, ni creo que la pondré, en una computadora, nada de eso. Un teléfono celular para mí es un artefacto casi inútil, porque nada más que conozco dos o tres teclas. Sí, la tecla de llamar y la tecla de recibir, la de apagar y encender. Fui de esos niños que debían aprender las cosas en la memoria, y como tal, vivo.

Amaury. Claro.

Eusebio. Otros lo hacen para mí.

Amaury. Sí, ¡qué bueno!

Eusebio. A primera hora me entregan los correos, las noticias del mundo. Qué declararon mis amigos; qué se comenta del país. Todo eso hay que saberlo. Es lo que llamaba en una frase, recuerdo ahora a Lezama en su Centenario, que le preguntaba a uno: "¿En qué está usted?" Y decía: "Yo, en el tíviri távara". Ya los cubanos de hoy no saben qué cosa es el tíviri y távara. Pero también hay otra que decía: "Está en el inside", quiere decir, "está en la cosa". Y yo pienso que hay que estar, uno no puede presumir de ingenuo en los tiempos en que toda habilidad es poca.

Amaury. Pero también hay una parte del tiempo de Eusebio, donde tiene que defenderse de las pequeñas miserias, de las pequeñas escaramuzas personales, aquellas pequeñas trampas que intentan tenderle, ese tipo de personaje mediocre, que ronda definitivamente nuestros ministerios, que ronda nuestras instituciones. Y eso me va a llevar ´esto último lo dije yo, eso no lo dijiste tú-, eso me lleva a un consejo que tú me diste hace muchos años, donde tú me decías: "Aunque venga contra ti acechándote un ejército de hormigas, saca tú los cañones".

Eusebio. Mira, la mejor defensa es la vida propia y es la vida misma. Los chinos tenían un proverbio, decían los antiguos, se lo atribuyen al sabio Confucio: "Si los perros ladran, es señal de que cabalgas". Entonces, cabalgar, no perder tiempo en eso. Decir cada cosa en el lugar oportuno, no lanzar las margaritas en el lugar donde están los cerdos comiendo, porque ellos no tienen capacidad para apreciarlas y las destrozarían.

Tratar de respetar mucho a los demás, y sobre todo, no caer en provocaciones, no aceptar que nadie venga nunca a decirte: "Oye, están comentando de ti tal cosa". Porque esas trampas ya me las conozco. La respuesta a una amiga que vino una vez a decirme eso fue: "¿Y tú que hiciste?" Porque si tú eres tan amiga mía como para decirme esto, me imagino que allí diste una batalla. Me dijo: "No, no, yo no lo hice, porque figúrate, a mí me daba pena." Le dije: "Entonces, no me envenenes con eso; yo prefiero como Mr. Magoo, andar a ciegas." Y que hay una mano misteriosa que me toma por el pelo o por la camisa y me saca adelante cuando el precipicio se abre delante de mí.

Amaury. Claro, pero entonces me estás afirmando que detrás de ese hermoso y bien hilvanado discurso, también está el Eusebio, como se dice en el ambiente popular, que no se agacha jamás.

Eusebio. Yo soy un soldado y como tal he aprendido la lección y tengo varias líneas de defensa. Una primera, una segunda, una tercera. Siempre me he preparado para todo, porque siempre toda obra tiene que ser defendida. Siempre me preparé. Sería pobre una nación, una familia o una persona, que no se prepara para una carestía, para un debate, para un asalto, para cualquier cosa extraordinaria, en cualquier tiempo y en nuestro tiempo.

Napoleón decía que era muy importante evitar las concentraciones, evitar que se unan y que se cree una coalición, para eso hay que actuar siempre diplomáticamente, tratar de evitar toda confrontación. Sobre todo cuando tú tienes responsabilidades institucionales, no puedes ser conducido nunca a batallas tontas, a  personalismos, etc. Pero en caso de que sea inevitable, ¡atacar primero!

Amaury. ¡Ahí está! Ahora quiero irme a tu voluntad de rescatar  -ya se ha hablado mucho de tu voluntad de rescatar objetos, cosas olvidadas, recuerdos-, a tu voluntad de rescatar afectos y de rescatar amigos, porque hasta a mí me rescataste en un momento determinado

Eusebio. No, no, no.

Amaury. Sí, sí, cómo no, pero bueno, es de las cosas privadas y mejor lo dejamos ahí. Pero, ¿qué concepto tú tienes de la amistad? ¿Tú eres una persona de muchos amigos, de pocos amigos, de amigos selectos? Porque no hemos hablado demasiado de eso, nunca.

Eusebio. Yo tengo amigos, amigos que quiero muchísimo, tú lo sabes. El gran riesgo de mencionarlos, es que una omisión ofenda a alguno, pero tengo amigos -no son muchos, porque conocidos son infinitos y la amistad tiene distintos grados-, amigos de cuitas, amigos de poder ir a su casa y sentarme, cosa que tú sabes hago muy poco; ya son menos. Y amigos que sin proponérmelo yo, ni siquiera ellos, nos vemos muy poco, coincidimos poco, pero estamos ahí.

Yo no vacilaría en tocar una de esas puertas y estoy seguro que uno de ellos la abriría de par en par. Cuando he estado enfermo, cuando he estado como consecuencia de ello apartado de esa vida, de ese torbellino de vida, que es mi propia vida, esos amigos han venido a ofrecerme su ayuda, su solidaridad, su afecto, su desinterés... todo, todo. Su dinero, si fuese necesario; su sangre si fuese necesario. Entonces los quiero mucho a todos y valoro altamente la amistad. No el amiguismo, no practico el amiguismo; no doy nada a cambio de algo, nunca he hecho eso.

Sí sé que a la vuelta del camino, a la vuelta del camino, lo que siembras, se recoge. También no se puede ir por la vida prodigando favores, sobre todo cuando los favores no se hacen del bolsillo propio, sino se hacen con el poder y la capacidad de una institución, de una entidad, porque entones extravías el valor de la amistad. Lo que hagamos desde la vida oficial, es en nombre de la nación. Y la actuación pública es siempre una responsabilidad en nombre de la nación para los que públicas responsabilidades tienen.

Lo que pasa es que hay ciertas cosas que se han vulgarizado. Por ejemplo, se ha vulgarizado darle la mano a todo el mundo; es algo terrible. Dar la mano tiene que ser un acto de amistad, de concordia, con el corazón; lo demás debe ser saludar con una inclinación.

Porque dar la mano es un acto de amistad, es un acto de fraternidad y de hermandad. Igual que un beso. Aquí han proliferado los besos. A mí esa besuconería no me gusta para nada. Yo beso al que quiero, al que me extiende la mejilla, le beso, pero no los estoy prodigando ni tampoco me gusta ese besuqueo. Porque me recuerda además el de Judas; eso no puede ser, todo tiene que tener una escala de valores. Tiene que responder a sentimientos reales y lo demás es cortesía, buenos hábitos, educación, que es tan importante. Es lo que creo.

Amaury. Eusebio, en el último congreso de la UNEAC (Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba), hiciste una intervención  cuando se estaban eligiendo a las personas que iban a ser  miembros del Consejo Nacional de la UNEAC. Yo estaba, y ante la opinión de un compañero -también valiosa porque al final cada uno en esas cosas tiene la libertad de opinar y dar su punto de vista-, tú hablaste con una claridad, para muchos insoportable y para otros bienhechora, del asunto del artista, de la persona que emigra. Quisiera que tú, hoy, en el programa y ya casi a punto de terminar la entrevista, me dieras una opinión sobre esos cubanos, que deciden en un momento determinado vivir en otras partes del mundo. ¿Cuánto respeto se puede sentir por ellos?, ¿cuánta consideración se puede sentir por ellos?, ¿y por qué uno muchas veces también los rechaza y a otros los aplaude, quiere y venera?

Eusebio. Mira, yo estoy en Cuba porque creo profundamente en la libertad. Y tanto he creído en ella, que siempre digo que la ejercito y me lo creo, y quiero eso mismo para todos los demás. Creo que lo más conveniente es pensar que somos una isla y que los isleños siempre viven pendientes del horizonte, queriendo trascenderlo. No es nada nuevo, así ocurrió desde el poblamiento inicial de la isla y fue una isla que se formó de la migración de otros pueblos y naciones, del abrazo que se dieron, a veces sangriento en el suelo de Cuba, los opresores y los oprimidos; conquistadores y conquistados. Y creo que la nación cubana es el fruto de esos encuentros y desencuentros, de ese ir y venir.

Martí vivió más tiempo fuera de Cuba que dentro de ella. Lejos de ella murió Heredia, por ejemplo. Otros como Céspedes y Agramonte iniciaron largos viajes para conocer el mundo. Y podría citarte muchos más.

Cada época tiene su signo y sus circunstancias. Yo no creo que por sí misma la migración tenga que ser considerada, y más hoy, un evento estrictamente político. Es un tema económico, es un tema familiar, o es un tema opcional. Yo creo que eso hay que respetarlo profundamente y creo firmemente que todo lo que limite, todo lo que dificulte ese libre ir y volver, es algo que debe extinguirse.

Los que han hecho armas contra Cuba, los que han derramado sangre cubana, los que han planeado hacerlo, deben ser los que no pueden volver. Los que han ido y han fundado y han creado y tienen en su Patria un punto de referencia, tienen una tumba a la que acudir, un pueblo al que volver, una madre a la cual besar, un niño que recuperar; todo eso, es para mí lo normal y lo natural.

Y creo que eso lejos de disminuir a la Patria, a la Nación, la amplía. Hay un bautismo de fe de cubanía que es muy importante, que es muy importante. Y yo creo que eso merece el mayor respeto. Y eso fue lo que plantee aquel día en la UNEAC, en medio de un debate, en que los temas culturales -como siempre-, están ligados a temas éticos, a temas de la política. La política es ética y no se puede hacer política sin la cultura o prescindiendo de ella.

Cuando la política prescinde de la cultura, es un artificio, se convierte en burocracia; se convierte, no sé, en cualquier cosa menos en eso. Entonces en medio de aquel debate, pues fue necesario dar una opinión y había que darla un poco en carne propia y decirla. Cada cual que lo haga.

Yo siento muchísimo orgullo de mis propios hijos que no están aquí y lo siento de mi madre y lo siento de mis abuelos, que fueron libertadores y lucharon por la independencia de Cuba y soñaron con esa Cuba, que creo que nosotros hemos querido construir y que es una construcción inacabada. Porque hay todavía derechos de la Nación que no han sido conquistados. Hay todavía derechos de los cubanos por los cuales tenemos que seguir luchando.

Dentro de ese concepto que se abre paso de la unidad en la diversidad, del respeto a la singularidad, del respeto al principio de que no puede haber unanimidad en todo, en este sentido, volviendo a tu pregunta, los que desean libremente ir y volver, que vayan y vuelvan. Siempre habrá los que decidan seguir haciendo la prueba, seguir haciendo la prueba de edificar, de construir. Y si es posible, que los que van y no olvidan, nos extiendan la mano. Me parece maravilloso.

Amaury. Bueno, yo te agradezco que hayas utilizado una parte de tu tiempo para venir a conversar con tu hermano Amaury. Te doy las gracias en nombre también de esos padres, a los que pertenezco, que tienen a sus hijos viviendo fuera. Normalmente digo te quiero en este programa; yo debo decirte a ti, que yo te amo.

Eusebio. Gracias, muchas gracias.

Eusebio Leal en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Eusebio Leal, Petí y Amaury Pérez.

Eusebio Leal, Petí y Amaury Pérez.

Se han publicado 479 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • RAUL DS dijo:

    Si animos de anotar otro comentario, pero no puedo dejar pasar por alto el error ortografico en el nombre de mi estimado Siquitraque, rectificar es de sabio, disculpame hermano.........

  • Armando Almaguer dijo:

    Quizás sea yo la última persona en agregar un comentario a la exquisita entrevista a Eusebio Leal que nos proporcionó el Programa de Amaury el pasado martes 9 de noviembre. Sin dudas que Eusebio es uno de esos personajes que perduran en la Historia y en la Memoria. He leido todos los comentarios hasta aquí expresados en este Foro sobre su persona como resultado de esta entrevista y verdaderamente hay muchas muestras de cariño, admiración y respecto por hombres y mujeres de nuestro pueblo de dentro y fuera de nuestro país, y así es, es bien merecido por todo lo que irradia, predica y educa con su ejemplo y quien merece todo nuestro respeto por haberse ganado un lugar en la historia y en el corazón de cada cubano.
    Quizás hasta ahora sea un récord por la cantidad de comentarios favorables en comparación con otros entrevistados que tambien han brillado en sus entrevistas. HONOR A QUIEN HONOR MERECE. Un agradecimiento a todos los que contribuyeron en dar a conocer al mundo este valor histórico. Saludos

  • Eunice dijo:

    Estimado Amaury:
    Le deseo una pronta recuperación, creo que con todas las opiniones favorables y constructivas que han recibido todo el colectivo en especial usted, va hacer posible que su salud mejore.Aprovecho esta oportunidad para felicitarlo por su programa que siempre que uno pueda esta obligado por el deseo de verlo escucharlo y analizarlo y debatirlo al siguiente dia en los colectivos de amigos, de trabajo o de la familia, a mi en lo personal este fue ECEPCIONAL por la persona entrevistada el Dr Eusebio Leal que tanto estabamos esperando, hombre de sabiduria muy extensa, educativo, profundo y valiente ya que entre los diversos temas que se tocaron hay dos que nos esta afectando de modo general, uno es la educación de nuestra sociedad y el tema de la inmigración y emigarcion que me toca en lo personal ya que tengo un hijo que por razones económicas decidio salir del país y llevamos 5 años sin poderlo abrazar y besar que es lo único que le pido a Dios que nos permita hacer, se que no soy la única madre que esta en esta situación pero es mi único hijo y no voy a descansar hasta tenerlo frente a nosotros ya que tambien es el único nieto de dos abuelos que estan bastante enfermos, creo que este pequeño aporte de su programa va a sensibilizar a todas aquellas personas que tengan que ver para que muchas madres, hijos, abuelos, en general la familia, no padezcan tanto dolor por esta separación.
    SALUD Y FELICIDADES PARA TODOS,sinceramente
    Eunice Castillo Suárez. 12 de noviembre de 2010.

  • Efrain Amaya Padrino dijo:

    Riera2348 e indi, a lo de ustedes hay que agregar que a este sitio es muy infimo el numero de personas en Cuba que tienen que tienen lA POSIBILIDAD DE ACCEDER, yo puedo asegurar que en mi circulo de relaciones familiar, social y laboral conozco infinidades incalculables de personas que no simpatizaban con Amauri por diferentes razones que no comparto pero que no me opongo, que ya hoy en dia han cambiado su opinion y criterios sobre Amauri y es asombroso la teleaudiencia que tiene su programa entre toda la poblacion, incluida la que me referi anteriormente, asi que el porciento de interes por este programa debe estar entre los mayores en la historia de la television de todos los tiempos sin ser absoluto y quien lo dude:investigue.
    Saludos a todos.

  • yake dijo:

    Primero que todo, que te recuperes pronto Amaury y puedas seguir con tus magnificas entrevistas, desgraciadamente este martes no pude ver el programa que tanto deseaba, pero el miércoles a 1ra hora leí en Cubadebate y me maravillé con las palabras tan mágicas salidas del Dr. Eusebio Leal. Para muchos que no conocieron la Habana Vieja yo viví en ella y mis padres son oriundos de allí y recuerdo con gran pesar cuando un ciclón no se de que año acabó con el convento de Santa Clara y vi siendo una niña como se perdían muchos objetos valiosos bajo los escombros y hoy regreso a mi lugar de origen y veo todo tan encantador y cambiado y todo gracias al actuar diario de nuestro Eusebio y su gran equipo, Dios le de mucha salud para seguir retomando nuestra cultura, hace poco vi. La casa de 5ta a la salida del túnel recuperada por la oficina del historiador y es una maravilla, en cuanto a los emigrados lo apoyo al 100 % todos somos cubanos no importa en que lugar del mundo estemos. Salud y que sigan subiendo el nivel.

  • Antonio dijo:

    Coincido con todos, que ha sido un diálogo fantástico el sostenido entre Amaury y Eusebio Leal, nuevamente el Historiador de La Habana, el cubano de la calle también, ha dado una lección de cómo se debe gobernar, en contacto directo con el pueblo ese “terreno” que hace cada tarde, esos correos que contesta cada mañana, esas gestiones que hace en beneficio de los inmuebles y del pueblo.
    Gracias Eusebio por esa mentalidad, por pensar a la Patria con esa óptica marxista, bolivariana, martiana y fidelista, UD ha resumido en su entrevista el proceso que se inicia previamente al 6to Congreso del PCC, porque hay derechos de los cubanos por los que tenemos que seguir luchando, la propia emigración, se ve aún como un acto de traición, la religiosidad, se veía muy mal. Quieren alguien más comunista que el presidente Chávez y lo acompaña la palabra de Dios.
    Gracias por encabezar ese "ejercito” de mujeres y hombres que cada día dan sus aportes a la restauración de La Habana, esa ciudad siempre soñada por mi y tan lejana, porque he hecho todos los intentos por permutar mi casa para allá y no he podido, espero poder algún día de manera legal vender mi casa en Santa Clara y comprar algo allá. Esa esperanza la tengo al escucharlo a Ud, con esa exhortación a la flexibilidad que se precisa en el pensamiento general contemporáneo, y la refuerzo al conocer los lineamientos económicos y sociales en los que se hace referencia al perfeccionamiento del modelo económico y social del país, y en los que están incluidos la vivienda, las permutas y la compra y venta de ellas.
    Gracias por sus palabras y sus reflexiones, me refuerzan la convicción de que la Revolución Cubana es una obra maravillosa y que seguirá adelante como hasta ahora, con todos y parta el bien de todos como la soñó Martí.
    Antonio

  • GIULIO dijo:

    Hay palabras de elogio y halagos que solas se desprenden del alma motivadas por la emoción de una conversación, y uno no puede menos que soltarlas al aire y lanzarlas sin recato alguno, sin ver si para unos u otros resultan cursis o inapropiadas para el momento. Es a mi modesta opinión lo que ha ocurrido con Amaury y cada uno de sus invitados al final de cada entrevista. Creo que injustamente varios foristas lo han tildado de eso: De cursi y exagerado cuando al terminar lanza un TE QUIERO o un TE AMO a un determinado invitado. He sentido que el entrevistado en sí, y lo que ha dicho, o el cómo lo ha dicho, le ha provocado a Amaury desprenderse de determinado sentimiento y hacérselo saber. Sinceramente no lo veo mal, porque lo ha dicho sintiéndolo, no fingido. No ha sido para conmover al público sino porque él mismo ha sido conmovido. No lo veo como "gancho" barato, sino como puro sentir. Recuerdo que en una entrevista que dio para la televisión el propio Amaury dijo, refiriéndose al programa C2QSQ, que con cada uno de los invitados que hasta el momento han pasado por el programa ha tenido una determinada relación, más o menos extensa en el tiempo, pero de cierta forma han tenido que ver algo en su vida. Por eso no creo que al decirles TE QUIERO, lo haga como un simple formalismo.

    No obstante esas las opiniones, al decir de Martí: "La crítica es el ejercicio del criterio".... o no?.

  • Luis Orestes dijo:

    El día 10 comenté por qué más que Ulises consideraba a Eusebio Quijote, y ahora enriquezco el comentario anterior partiendo de "la corretilla con piedras por La Habana" sobre todo en época de tanto adelanto tecnológico, ¿No es u tanto parecido a confundir gigantes con molinos de viento? para luego hacer justicia con una ciudad que requiere restauración y cuidados. Admás, insistiendo en que no es un loco el Quijote, pues su ideal de justicia lo redime de toda locura, también cada hombre debe tener la "capacidad" de ver molinos de viento y confundirlos con gigantes algunas vedes en su vida pues pudiera ser proponerse metas importantes y que su alcance estaría vedado a los que no sean capaces de ello, recuérdese que hasta Sancho, al final de la novela, en lo que se ha dado en llamar su quijotización, reclamó del caballero andante que no muriera para continuar reparando enturtos de lo que el mundo estaba necesitado. ¿Y si no hubiera sido por esos molinos que confundió Eusebio con gigantes, perdón si no hubiera sido por las carretillas de piedra que cargó, se hubiera reparado La Capital de los cubanos todos? Aun Carpentier que sentenció en esa oportunidad, que Eusebio llegaría lejos, no creo que haya calculado cuánta pudo ser esa lejanía que sirvió para que la ciudad hubiera reparado su figura. En fin Eusebio, sigo en contradicción con usted, es más Quijote que Ulises. Le saluda de nuevo quien le admira, no ha perdido ninguno de los programas y agredece a Amaury, tanta entrega a los cubanos, reciban ambos el afecto de Luis Orestes, quien espera ver que siguyen pasando por la pantalla figuras de renombre de nuestra nacionalidad y en los que pienso que esté incluido Silvio Rodríguez.

  • Esperanza dijo:

    Realmente no se que decir, me siento muy satisfecha con la entrevista al Dr Eusebio Leal, sabía que mis espectativas se sobrecumplirian. El amor, fidelidad, respeto que irradia nos ha envuelto a todos. es lo mejor que hemos disfrutado en mucho tiempo. tengo todas las entrevista publicadas pero la únca que voy a imprimir es esta es una lección de moral y cívica, de cultura cubana, de patrimonio. Bien puede incluirse dentro de los libros de texto para la preparación de las actuales y futuras generaciones de todas las edades, hasta el papa debería leer esta entrevista.
    Gracias Amaury que te mejores, es lo que más deseo, le dices a tu esposa que todas las fotos las he descargado, tiene mucha sensibilidad a la hora de hacer una foto, todas reflejan la personalidad de los entrevistados.

    Para el Dr Eusebio Leal, gracias por todo lo que hace, es cierto que es una carga grande, pero se lo agradecemos. Me satisface que el poder esté en manos de la inteligencia y no de la fuerza.
    LA habana es otra desde que Eusebio está al frente de las obras de reparación y mantenimiento.
    Que te mejores Amaury,

    Esperanza Armenteros.

  • Jorge Bas dijo:

    Amaury de todo corazón muchas gracias por regalarnos estos magnificos programas, en casa todos esperamos anciosos que llegue la hora del martes, todos han sido magnificos, pero el último con Don Eusebio no hay frases para clasificarlo es un maestro en todo sentido de la palabra todo lo que dice es una enseñanza pero además que empatía logra con todos los que lo eschchan aunque sean pequeños. Solo nos preocupa que este tu programa, Amaury, nuestro program llegue a un fin, realmente lo necesitamos.
    Espero algún día (no muy lejano) llegue el programa de Silvio.

    Un abrazo, acá estamos

    Jorge Bas
    Las Tunas
    Cuba

  • ROBERTO dijo:

    EUSEBIO, MAGNIFICO HABANERO E HISTORIADOR DE CUBA Y DEL CASCO HISTORICO DE LA HABANA VIEJA, LLEVO 8 MESES EN EU.
    Y CADA VEZ QUE PASEO POR NEW ORLEANS, EL BARRIO FRANCES, ETC, ME PARECE QUE ESTOY VIENDO MI QUERIDA HABANA VIEJA, LAS IGLESIAS, LOS PINTORES EXPONIENDO SUS CUADROS, LAS TIENDAS, LAS HERMOZAS PLANTAS O SEA JARDINES, LAS PALOMAS, LOS CARRUAJES CON SUS HERMOSOS CABALLOS, LÁSTIMA QUE EN NUESTRA CUBA BELLA HAYAN PERSONAS QUE NO VALORAN LOS ESFUERZOS Y NO LOS CUIDAN.

    T¡Y CADA

  • Ana Maria Soto dijo:

    Gracias a Eusebio por existir, es una gran suerte tenerlo entre nosotros. Es un hombre extremadamente admirable.
    Da gusto andar la Habana gracias a el.
    Aprovecho esta oportunidad de mostrar mi admiracion y respeto por quien tanto ha hecho y hace por los cubanos y por nuestra amada y bella ciudad.

    Estoy a su disposicion para lo que sea hasta el final, porque se que siempre sera para una buena causa.

    QUE DIOS LO BENDIGA, LO PROTEJA Y LE DE MUCHA SALUD a el y su familia.

    Aprovecho para hacerles llegar un bello mensaje de alguien y que merece la pena compartir con todos, porque es la causa de todos.....

    _
    "Todo el mundo piensa en dejar un planeta mejor para nuestros hijos...

    “Cuando lo que deberían pensar es en dejar Mejores Hijos para
    el Planeta”

    Necesitamos comenzar YA!
    Un hijo aprende del respeto y la honra dentro de casa,*
    *donde recibe el ejemplo de su familia,*
    *así aprende a vivir en su país, a convivir en sociedad*
    *y se vuelve un adulto comprometido en todos los aspectos,*
    *inclusive en respetar el planeta donde vive.*

  • Mayito dijo:

    Eusebio..inmenso Amaury,pues como siempre,no encuentro palabras para calificar su labor. Y con las cifras que aporta Cubadebate,OJO,las percibo como el tremendo nivel o mas bien cantidad de seguidores que se van sumando al programa lo cual demuestra la calidad del mismo.No como una comparación entre un programa y otro o un entrevistado y otro,ademas ,quiero significar cuanto ha ganado en calidad el foro.

  • rlenys Vázquez dijo:

    Hola, que tal están todos los integrantes del programa, espero que bien. Quiero felicitarlos por brindarnos un programa televisivo muy interesante y atrayente. Por favor, si pueden, saluden en una de sus emisiones a un fan, fan de su trabajo: el profesor de Filosofía Julio César, de Guanajay, de parte de su alumna del Mariel: Arlenys Vázquez, estudiante de 1er año de Medicina. Él siempre nos incita en las clases a ver el programa.
    Gracias.
    Saludos para Amaury Pérez.
    Sigan así.

  • Saray Cutiño dijo:

    Estimado Amaury, para mi es una valentía escribirte, pero mi
    admiración por ti, por tu carrera, por tu familia tenía que hacértela
    llegar de algún modo, soy joven, pero tuve la posibilidad siendo muy
    pequeña ver algún programa de tu queridísima madre, me encanta las
    personas comunicadoras, que me transmitan paz, alegría y unas series
    de sensaciones que muy pocas personas saben dar. Para que retomar los
    problemas que nos acogen a los cubanos, por tanto y demás me escapo de
    lo que ya sabemos. Me gusta tu programa, el programa de todos, me
    gustaba cuando le cubrías a Edith en 23 y M, me gustó lo que hiciste
    por nosotros, cuando tuvimos a la encantadora Olga Tañon, Miguel,
    Juanes, eres un ejemplo de valentía, de luchador. Te quiero Amaury, no
    te canse y lucha siempre por nosotros, gracias por lo que nos da.

    Saludos.

  • Wikipedia me quede MUY corta dijo:

    EUSEBIO LEAL SPENGLER

    La Ciudad de La Habana, 11 de septiembre de 1942

    Doctor en Ciencias Históricas de la Universidad de La Habana

    Máster en Estudios sobre América Latina, el Caribe y Cuba

    Especialista en Ciencias Arqueológicas

    Ha cursado estudios de post-grado en Italia sobre restauración de Centros Históricos por beca conferida por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Italiana.

    Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular en la IV, V, VI y VII Legislatura

    Embajador de Buena Voluntad de la Organización de las Naciones Unidas.

    En 1967 fue designado Director del Museo de la Ciudad de La Habana, sucediendo en su cargo al Doctor Emilio Roig de Leushenring, del que fuera discípulo. Asume las obras de restauración de la Casa de Gobierno, antiguo Palacio de los Capitanes Generales y Casa Capitular que concluyen en 1979. En 1981 se le confiere la responsabilidad de conducir las inversiones de las obras de restauración aprobada por el Gobierno de la Ciudad el 5 de mayo de aquel año. El 16 de abril de 1986 le es asignada la responsabilidad de las obras en la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña y, más tarde, en el Castillo de los Tres Reyes de El Morro. Conforme a la declaración de la UNESCO el perímetro de las antiguas murallas y el Sistema de Fortificaciones para la defensa de la ciudad fue inscripto en el Indice del Patrimonio Mundial en 1982 con el número 27.

    Historiador de la Ciudad de La Habana. Presidente de la Comisión Nacional de Monumentos, Presidente del Comité Cubano del ICOM y Presidente de Honor del Comité Cubano del ICOMOS y de la Sociedad Civil Patrimonio, Comunidad y Medio Ambiente; Decano de la Facultad del Colegio Universitario San Jerónimo de La Habana.

    Presidente del Grupo de Parlamentarios de Amistad Cuba–México.

    Ha escrito ensayos, prólogos y artículos sobre historia de Cuba, arte, restauración y otros temas de carácter general. Es autor de los libros: Regresar en el tiempo, Detén el paso caminante, Verba Volant, Fiñes, Carlos Manuel de Céspedes El Diario Perdido, La Luz sobre el Espejo, Poesía y Palabra (I y II), Para no Olvidar( I y II), Fundada Esperanza, Patria Amada y Bio-Bibliografía (I, II Y III)

    Ha pronunciado conferencias magistrales y académicas en las universidades, museos e instituciones científicas siguientes:

    Universidad de La Habana, Cuba
    Universidad de Matanzas, Cuba
    Universidad de Pinar del Río (Hermanos Saiz), Cuba
    Universidad de Villa Clara, Cuba
    Universidad de Santiago de Cuba, Cuba
    Universidad de Camagüey, Cuba
    Universidad Autónoma de Santo Domingo, República Dominicana
    Universidad Pontificia Madre y Maestra de Santiago, República Dominicana
    Aula Magna de la Universidad Pedro Henríquez Ureña de Santo Domingo, República Dominicana
    Universidad de San Carlos de Praga, Checoslovaquia
    Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Perú
    Universidad San Antonio Abad del Cuzco, Perú
    Universidad Nacional del Callao, Perú
    Universidad Ricardo Palma, Lima, Perú.
    Universidad de Milán (Bicoca)Italia
    Universidad de la Sapienza, Roma, Italia
    Universidad de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, México
    Universidad Iberoamericana, México
    Universidad Autónoma de Campeche, México
    Universidad del Valle deAtemajac, Guadalajara, México
    Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar, Universidad de Guadalajara, Jalisco, México
    Universidad de Sofía en Tokio, Japón
    Universidad Soka Gakai, Tokio, Japón.
    Universidad de Cuenca, Ecuador
    Universidad Mayor de San Simón, Cochabamba, Bolivia
    Universidad Mayor de San Andrés, La Paz, Bolivia
    Universidad de San Javier, Sucre, Bolivia
    Universidad de La Laguna, Islas Canarias, España
    Paraninfo de la Universidad de Oviedo, Asturias, España
    Universidad Internacional Menéndez y Pelayo, La Magdalena, Santander, España
    Universidad de Alicante, España
    Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, España
    Universidad de SEK, Segovia, España
    Universidad de Zamora, España
    Universidad de Helsinki, Finlandia
    Universidad de Estocolmo, Suecia
    La Maison de Amerique Latine, Universidad de la Sorbona, París, Francia
    Universidad de Bahía, Brasil
    Universidad de Minas, Brasil
    Universidad de Brasilia, Brasil
    Paraninfo de la Universidad de Río Piedras, Puerto Rico
    Universidad de Columbia, New York, Estados Unidos de América
    Universidad de La Paz, New York, Estados Unidos de América
    Universidad de La Plata, Argentina
    Universidad Nacional de Bogotá, Colombia
    Universidad Javieriana de Bogotá, Colombia
    Kings College de Londres, Reino Unido de Gran Bretaña
    Facultad de Lenguas, Universidad de Bristol, Gran Bretaña
    Universidad Metropolitana de Londres, Gran Bretaña
    Universidad Hebrea de Jerusalén, Israel
    Universidad Nacional de San Carlos, Guatemala
    Pontificia Universidad Católica, Santiago, Chile
    Universidad Central, Santiago, Chile
    Universidad ARCI, Santiago de Chile, Chile
    Instituto de Diplomacia y Ciencias Internacionales, Universidad de Guayaquil, Ecuador
    Instituto Raúl Porras Barrachea, Perú
    Instituto Cubano-Peruano “José Martí”, Perú
    Instituto Universitario Oriental, Italia
    Instituto Italo-Latinoamericano (ILA) Roma, Italia.
    Instituto de Diplomacia y Ciencias Internacionales, Universidad de Guayaquil, Ecuador
    Instituto Iberoamericano de Cooperación Española, España
    Instituto de Estudios Avanzados de Arquitectura de York, Reino Unido Gran Bretaña
    Academia Diplomática de Lima, Perú
    Cátedra de las Américas, Madrid, España
    Casa de América, Madrid, España
    Archivo de Indianos, Asturias, España
    Aula Magna de la Universidad de Sevilla, España
    Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y el Caribe, Puerto Rico
    Sociedad de Arte de New York, Estados Unidos de América
    Convenio Andrés Bello, Santafe de Bogotá, Colombia
    Academia Superior de Artes de Bogotá, Colombia
    Círculo Español de Bristol, Reino Unido de la Gran Bretaña

    Ostenta en la actualidad la condición de:

    • Dr. Honoris Causa en Arquitectura del Instituto Politécnico José Antonio Echeverría, Cuba
    • Dr. Honoris Causa en Filosofía y Letras de la Universidad de Atenas, Grecia.
    • Dr. Honoris Causa en Arquitectura de la Universidad de Ferrara, Italia
    • Dr. Honoris Causa en Arquitectura de la Universidad de la República Oriental del Uruguay
    • Dr. Honoris Causa en Teología de la Universidad Nacional y Capodistria de Atenas.
    • Dr. Honoris Causa en Arquitectura de la Universidad Ricardo Palma, Lima, Perú.
    • Dr. Honoris Causa en Historia de la Universidad de San Marcos, Lima, Perú.
    • Dr. Honoris Causa en Arquitectura de la Universidad Central, Santiago, Chile
    • Académico de Número de la Academia Cubana de la Lengua, Correspondiente de la Real Española
    • Profesor Titular de la Cátedra de Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana
    • Miembro de las Cátedras Eloy Alfaro y Juan Gualberto Gómez de la Universidad de La Habana
    • Miembro Correspondiente de la Real Academia Española de Historia.
    • Miembro Correspondiente de la Real Academia Española de Bellas Artes de San Fernando, como Competente en Arte
    • Miembro Correspondiente de la Academia Dominicana de la Lengua, Rep. Dominicana.
    • Miembro Correspondiente de la Academia Venezolana de la Historia
    • Miembro Correspondiente de la Academia Peruana de la Historia
    • Miembro Correspondiente de la Academia Mexicana de la Historia.
    • Miembro de la Asociación de Historiadores Latinoamericanos (ADHILAC)
    • Miembro de Honor de la Unión de Arquitectos e Ingenieros de Cuba.
    • Miembro Correspondiente de la Academia Nacional de Historia del Perú
    • Miembro Honorario de la Academia Mayor de la Lengua Quechua, Perú
    • Egregio Profesor de la Universidad Católica de la Universidad del Valle de Atemajac
    • Profesor Emérito de la Universidad de San Marcos, Lima, Perú
    • Profesor Emérito de la Universidad Primada de Santo Domingo
    • Profesor del más alto Honor de la Universidad Soka Gakai, Tokio, Japón
    • Profesor Invitado de la Universidad de San Andrés, la Paz, Bolivia
    • Profesor Visitante sobre la materia “Historia Comparada de Hispanoamérica” del Instituto de Diplomacia y Ciencias Internacionales de la Universidad de Guayaquil, Ecuador.
    • Presidente de la Sociedad de Amistad Cuba-México
    • Asesor del Congreso de Integración Cultural Latinoamericano (CICLA)
    • Patrono de Honor de la Fundación de Archivo de Indianos, Asturias, España

    Es Miembro:

    • De la Comisión Permanente de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional de Cuba.
    • Del Grupo de Patrimonio del Ministerio de Cultura de la República de Cuba
    • Miembro del Consejo Científico de la Universidad de La Habana
    • Del Consejo Técnico Asesor del Ministerio de Educación de la República de Cuba.
    • Del Consejo Científico de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana
    • Miembro de Honor de la Academia de Ciencias de Cuba
    • Miembro de Honor de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba
    • Miembro de Honor de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)
    • Miembro de Honor del CICOP (Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio.
    • Del Comité Asesor para la Erradicación de la Pobreza del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
    • National Geographic Society
    • The Society Smithsonian, Estados Unidos
    • Del National Trust of Preservation, Inglaterra
    • De Honor de la Organización Iberoamericana de Cooperación Intermunicipal (OICI)
    • De la Academia de Historia de Cartagena de Indias
    • Embajador Universal de la Paz (Universal Peace Ambassador)

    Es Asesor:

    De la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI)
    Del Consejo de la Asociación Latinoamericana de los Derechos Humanos (ALDHU) con sede en Quito, Ecuador

    En misión de trabajo y en representación de Cuba, ha visitado:

    • República Federal de Alemania
    • República de Argentina
    • República de Austria
    • Reino de Bélgica
    • República de Bolivia
    • República Federativa del Brasil
    • Canadá
    • República de Colombia
    • Corea de Norte
    • República Checa
    • República de Chile
    • República Popular China
    • Reino de Dinamarca
    • República de Ecuador
    • España
    • Estados Unidos de América
    • Finlandia
    • Francia
    • Grecia
    • Gran Bretaña
    • República de Guatemala
    • República de Haití
    • Reino de los Países Bajos
    • República de Israel
    • República Italiana
    • Japón
    • Gran Jamahiria Arabe Libia Popular Socialista
    • Estados Unidos Mexicanos
    • Reino de Noruega
    • Estado de Palestina
    • República de Panamá
    • República del Perú
    • República de Polonia
    • República Portuguesa
    • Puerto Rico
    • República Dominicana
    • Federación de Rusia
    • República Árabe de Egipto
    • Turquía
    • Reino de Suecia
    • Uruguay
    • República Bolivariana de Venezuela
    • Paraguay

    Ha recibido condecoraciones nacionales y extranjeras, tales como:

    Condecoraciones otorgadas por la República de Cuba:

    • Título Honorífico de Héroe del Trabajo de la República de Cuba
    • Orden Félix Varela de Primer Grado del Consejo de Estado de la República de Cuba
    • Orden por la Cultura Nacional Cubana
    • Orden Juan Marinello de la República de Cuba (1)
    • Orden Juan Marinello de la República de Cuba (2)
    • Orden Lázaro Peña de Primer Grado otorgada por la Central de Trabajadores de Cuba
    • Medalla de la Alfabetización de la República de Cuba
    • Diploma al Mérito Pedagógico del Ministerio de Cultura de la República de Cuba
    • Premio de Cultura Comunitaria del Ministerio de Cultura de la República de Cuba
    • Medalla del 280 Aniversario de la Universidad de La Habana, Cuba

    Condecoraciones extranjeras:

    • Oficial de la Orden Nacional de la Legión de Honor de la República Francesa
    • Caballero de la Orden Nacional de la Legión de Honor de la República Francesa
    • Orden Mexicana “Aguila Azteca” en grado de Banda
    • Orden Heráldica Cristóbal Colón en el grado de Comendador de la República Dominicana
    • Gran Orden del Ministerio de Cultura de la República de Colombia
    • Orden al Mérito de la República de Colombia en el grado de Comendador
    • Orden de Las Palmas Académicas de Francia en el Grado de Oficial
    • Orden de las Artes y Letras de Francia
    • Orden Americana Isabel la Católica en el grado de Comendador, España
    • Cruz de Gran Oficial de la Orden al Mérito Melitense, Soberana Orden Militar y Hospitalaria de Malta
    • Orden Pro-Mérito Militense, Soberana y Militar Orden de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta
    • Orden al Mérito de la República de Polonia en el grado de Comendador
    • Orden Vasco Nuñez de Balboa en el grado de Comendador de Panamá
    • Orden del Infante Don Enrique el Navegante en Grado de Comendador, Portugal
    • Orden al Mérito en el Grado de Comendador de la República de Ecuador.
    • Orden de Río Branco en el grado de Gran Oficial de la República Federativa de Brasil
    • Orden al Mérito de la República Italiana en el Grado de Gran Oficial
    • Orden al Mérito de la República Italiana con el grado de Caballero Oficial
    • Orden al Mérito de la República Italiana
    • Orden de Mayo de la República de Argentina
    • Orden del Libertador Simón Bolívar, Venezuela
    • Orden Francisco de Miranda, Primera Clase, Venezuela
    • Orden “General Omar Torrijos” República de Panamá
    • Orden “San Daniel”, Iglesia Ortodoxa Rusa.
    • Comendador de la Orden del Santísimo Salvador de Santa Brígida de Suecia
    • Medalla Víctor Hugo de la UNESCO
    • Mérito por la Cultura Polaca
    • Mérito de la República Popular de Polonia con Estrella de Plata
    • Mérito de la República Popular de Polonia con Estrella de Oro
    • Mérito Distinguido de la República de Perú. Gran Cruz
    • Mérito Distinguido de la República de Perú. Gran Oficial
    • Distinción de la Asociación Asturiana “Jovellanos”
    • Distinción del Patronato del Faro a Colón en República Dominicana
    • Mención del Parlamento Argentino “Encuentro entre dos culturas"
    • Medalla 1300 años del Estado Búlgaro
    • Medalla por el XL Aniversario de la victoria sobre el fascismo de la República de Bulgaria
    • Medalla por el XL Aniversario de la victoria sobre el fascismo de la República socialista de Checoslovaquia.
    • Medalla de Honor Presidencial Pablo Neruda, Chile

    De ciudades:

    • Medalla de la ciudad de Atenas, Grecia
    • Medalla conmemorativa de la ciudad de Roma “Excavaciones arqueológicas del Lacio”, Italia
    • Medalla Mayor de la Alcaldía Provincial del Cusco, Perú
    • Llave de la Ciudad de Panamá, Panamá
    • Llave de la ciudad de Morelia, México
    • Llave de la ciudad del Cusco, Perú
    • Llave de la ciudad de Michoacán del Campo, México
    • Llave de la ciudad de Cartagena, Colombia
    • Llave de la ciudad de Cartagena de Indias
    • Llave de la ciudad de Colón, Panamá
    • Llave de la ciudad de Valparaíso, Chile
    • Huésped Distinguido de La Paz, Bolivia
    • Huésped Distinguido de la ciudad de Sucre, Bolivia
    • Huésped Distinguido de la ciudad de Buenos Aires, Argentina
    • Huésped Distinguido de la ciudad del Cusco, Perú
    • Huésped Distinguido de la ciudad de Santo Domingo, Rep. Dominicana
    • Huésped Distinguido de la ciudad de Veracruz, México
    • Huésped Ilustre de la ciudad de Montevideo, Uruguay
    • Visitante Ilustre de la ciudad de Asunción, Paraguay
    • Visitante Ilustre de la ciudad de Valparaíso, Chile
    • Visitante Distinguido de la ciudad de Guatemala, Guatemala

    Premios:

    • Premio Internacional de Arquitectura “Philippe Rothier” de Bélgica
    • Premio 2002 de la Asociación para la Gerencia de los Centros Urbanos AGECU en la Sección de Iniciativa Latinoamericana, Valencia, España
    • Primer Premio a la Restauración de la ciudad de Alcalá de Henares
    • Premio ARPAFIL de la Feria Internacional del Libro – Guadalajara 2002
    • Premio de la ciudad de Barcelona de 1998
    • Premio de la ciudad de Valencia
    • Premio “Arthur Posnansky” otorgado por la Presidencia de la República de Bolivia.
    • Premio de la Real Fundación de Toledo por la “Rehabilitación del Centro Histórico de La Habana”, en acto presidido por SM el Rey de España.
    • Premio Pergamino de Honor ONU-HABITAT 2007.
    • Premio “Sebetia-Ter 2007” del Centro de Estudios de Arte y Cultura de Nápoles, Italia.
    • Premio “Reina Sofía 2007” de Restauración y Conservación del Patrimonio Cultural, España.
    • Premio “Olaguíbel 2008” del Colegio Oficial de Arquitectos Vasco- Navarro, España.

    Reconocimientos:

    • Reconocimiento en el Día de la Latinidad otorgado por la Oficina de la Unión Latina en Cuba del 2004.
    • Reconocimiento del Centro de Conservación del Patrimonio Cultural, Rep. del Paraguay.

  • C.A. dijo:

    Amaury, gracias, gracias, gracias, Muchas gracias. CUBA!

  • María Yodalis dijo:

    Buenas tades Amaury!
    Mi nombre es María Yodalis y atiendo Relaciones Públicas para la Empresa de Perforación y Extracción de Petróleo del Centro, radicada en Varadero (Guásimas). He tenido la oportunidad de ver su programa y la entrevista al Dr. Eusebio Leal, se, de otras entrevistas y conversaciones suyas que el Dr. es su amigo personal, por este motivo me he tomado el atrevimiento de escribirle para tomarlo como intermediario.
    Nosotros estamos extendiendo una invitación al Dr. a nuetra empresa en el marco de las actividades por el Día del Economista, estaríamos altamente orgullosos de tenerlo con nosotros para realizar un intercambio sobre patrimonio o cualquier otro tema de su interés.
    Le estaría profundamente agradecida si le trasladara nuestra invitación.

    Muchas gracias, continue trabajando con esa excelencia,

    María Yodalis

  • Elsa dijo:

    Gracias por ofrecernos un programa tan maravilloso como este, por su conductor, por sus invitados y por los temas que trata, en casa lo disfrutamos mucho y es tema de nuestros debates,
    Saludos,
    Elsa- Santiago de Cuba

  • LYM dijo:

    Amaury como tendrás que leer cuando llegues!! (menos mal que será pronto) pues Eusebio va a llegar a los 400 comentarios, además de por él mismo los temas emigración y el anterior del racismo han suscitado muchos comentarios, eso es bueno sigue tocando temas polémicos.

  • Osnel Vilariño Guillén dijo:

    Amauri, una vez más supiste demostrar tu arte de conducir y enseñar a nuestro pueblo, los grandes valores que tiene nuestra cultura (Digase cultura integral) esta vez con el Dr. Eusevio Leal, uno de los grandes hijos que desde su formación cristiana y revolucionaria, nos ha dado una magistral clase de valores eticos. Me gusto mucho el asunto de la migración, por que como expresa Josê Pertierra: " La cubania no se alla en el espacio terrestre de la nación"
    Quisiera en tu espacio con 2 que se quieran, tambien tuvieras la oportunidad de entrevistar a familiares de los cinco heroes por que tambien con cinco que se quieran, Amuuri tu seguiras en nuestra preferencia. Gracias, sigue así, asi era tu madre que tube el honor de conocerla y al igual que tu programa, no dejaba de verlo.

  • José Luis dijo:

    Gracias, Amaury. Tu entrevista me permitió conocer que el Dr. Leal, además de ser protagonista principal de la hazaña de haber convertido al casco histórico en un sitio al que sólo sustentaban malamente su pasado y al cual la indolencia y la dejadez de unos cuantos habían desahuciado al parecer, en un sitio renovado y con nuevas luces, con un amplio componente social, es también uno de los intelectuales más lúcidos y comprometidos de los que todavía posee la Revolución; dígase vivos o muertos.

  • ajulia@nfomed.sld.cu dijo:

    hola Amaury de nuevo pues ahora es que he tenido oportunidad de escribir pero no creas que me he perdido ninguna entrevista habia problemas con la conexion y tengo muchoooo trabajo pero no podia dejar de pasar la semana mira me encanto la entrevista con Eusebio Leal y con Adria Santana me encanto pero ahora te dire que la dse Eusebio Leal me facino mis respeto y mi admiracion para usted Eusebio su pueblo lo admira por su saber y por el amor que nos tiene el mismo le tenemos a usted mira vivi muchos años en la Habana Vieja Teniente Rey entre San Ignacion y Mercaderes mi madre fallecio queriendo seguir viviendo alli pero nosotros le quitamos la idea pues pensamos que no iba a poder ser pero siempre las personas nos decian el escucha a todo el que llega hablen con el pero de verdad que pensamos que usted tenia miles de tareas que no queriamos molestar pero siempre vivi en la Habana Vieja y siempre voy a pasear alli lo admiro lo quiero y respeto por ser quien es y por todo lo que ha hecho en mi Habana Vieja la disfruto mucho por eso le doy las gracias por lo que ha logrado alli gracias y su pueblo lo quiere sientase feliz muy feliz es una persona que ha logrado mucho y seguira logrando lo queremos salud es todo lño que le deseo cuidese y todo su pueblo lo quiere y respete es una gran persona gracias EUSEBIO POR EXISTIR GRACIAS Amaury por todo lo que nos regalas cada martes tu pueblo te lo agradece cuidate y salud para ti tambien y tu colectivo de trabajo maravillosas fotos quedo muy bien EUSEBIO

  • lissette dijo:

    Amaury, es la primera vez que escribo y siento que me faltan los adjetivos para calificar tu entrevista a Eusebio Leal. Realmente te tengo que dar las gracias por ello. Y a Eusebio necesito decirle que a esta generación de cubanos y a esta nueva época le hace falta que nos dure unos 50 años más; que la suerte, la felicidad, la lucidez, el amor, la perseverancia y la inteligencia reine siempre en él y alrededor de él.
    Un beso.

  • Ibis dijo:

    No habia escrito nunca agradeciendo este maravilloso programa y ya es hora, desde el primer dia quede encantada con estas entrevistas ,cada una ha sido diferente pero todos con un denominador comun ¨: es un programa con mucha clase.
    Felicitaciones para Amaury y su colectivo por tan lindo proyecto que se ha materializado para suerte y felicidad de todos.
    Ibis

  • danny dijo:

    padre como le desimos en la habana vieja trabajo en el casco historico y solo le dire que dure mucho tiempo no solo por nuestra habana vieja sino por toda cuba y hojala hubieran muchos eusebios , miles de eusebios que fueran capases como usted de lograr lo que a logrado en estos años solo le dire que le deso la mayor salud y suerte en la vida y en su trabajo que en estos tiempos de torbellinos hay que tener mucha fe como la tiene usted siga adelante y cuente con sus trabajadores y los habitantes no solo de de la habana vieja sino de todo el que se sienta cubano aqui o en otro rincon del planeta hojala y usted fuera el historiador y el arquitecto de este mundo
    un abrazo
    danny
    meson de la flota

  • maggy dijo:

    hacen falta muchos eusebios en cuba.
    fantastica entrevista.

  • Lester dijo:

    Amaury
    Felicidades, con este tipo de programas conocemos un poco más a nuestras pesonalidades, al cubano que se destaca con su trabajo, constituyendo tambien una forma de reconcimiento social, garcias a usted y sus invitados por las clases de tolerancia que nos brindan

  • Pablo dijo:

    Amaury. Este programa se ha convertido en uno de los mejores regalos que tiene la televisión para nuestro pueblo. De una forma muy inteligente, amena y respetuosa, llevas el hilo conductor de personalidades muy conocidas, pero de las cuales no lo sabemos todo. Especialmente esta entrevista con Eusebio Leal la disfruté a plenitud. Él es un profesional de marca mayor, que ha dejado una obra de amor, cuya huella trascenderá siglos. Felicitaciones y mucha salud para usted y para ese eminente caballero, gloria de la cultura cubana y ejemplo de patriota. Él nos honró con su presencia en C2QSQ.

  • Kmilo dijo:

    Hola Amaury soy estudiante de Contabilidad y Finanzas en la Universidad de
    Oriente, y el motivo de mi pequeño correo, porque seguro te deben llegar
    miles todos los dias, es en primer lugar que soy admirador del programa e
    incluso, a mi consideracion permites a los cubanos de mi generacion que no
    hemos tenido a posibilidad de conocer a todas las personalidades que nos
    presentas, pero me gustaria que me dijeras si en uno de tus 40 programas
    no existe una entrevista a Frank Delgado, aunque creo que conozco de el
    hasta el numero de zapato que calza (esto es una broma), y el es el
    culpable para bien que este aprendiendo a tocar guitarra actualmente.
    Hasta luego
    kmilo

Se han publicado 479 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amaury Pérez Vidal

Amaury Pérez Vidal

Cantautor cubano. Fundador de la Nueva Trova. Ha conducido varios espacios exitosos en la televisión nacional. Ha escrito varias novelas y poemas.

Vea también