Imprimir
Inicio » Especiales  »

Adria Santana: "Vivo en el país que me tocó por la libreta y lo quiero"

Publicado en: Con 2 que se quieran
En este artículo: Adria Santana, Cuba, Cultura
| 250

Adria Santana

Adria Santana en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Amaury. Muy buenas noches. Estamos en Con 2 que se quieran, aquí en el corazón de Centro Habana, en Prado y Trocadero, el barrio de Lezama Lima, en los legendarios Estudios de Sonido del ICAIC.

Hoy nos acompaña, no voy a mentir, una persona que yo admiro, que quiero y que ha sido a lo largo de más de 40 años mi amiga. Una de las más grandes actrices que ha tenido y tiene Cuba en este momento, de teatro, de cine, de televisión. Una mujer bella, expansiva, alegre, Adria Santana. Mi niñita querida.

Adria. A lo Virgilio Piñera.

Amaury. Así es como va, mi niñita querida. Yo no voy a mentir, acabo de decir que soy amigo tuyo, por tanto no te voy a preguntar dónde naciste, yo sé que eres de Las Tunas, de Victoria de Las Tunas, pero lo que no sé es, ¿cómo era la Victoria de las Tunas de tu niñez?

Adria. Bueno, a ver, yo nací en una casa que cuando había ciclones me daba mucho miedo, porque las paredes se movían un poco, la casa no estaba muy buena, evidentemente (risas). Provengo de una familia comunista que no da más. Todos. Mi padre y mi madre se conocieron en reuniones. Entonces como la casa de mi nacimiento, que estaba en la calle Lico Cruz, era la oficina del Partido Comunista, un día a las cuatro de la mañana, yo tendría, no sé, muy pocos años, quizás seis, siete -tenía 11 años triunfó la Revolución-, pues tuvimos que salir a las cuatro de la mañana en un carretón y quedarnos sin casa. Creo que eso es algo, que yo, no sé la edad que tendría, pero no lo olvido nunca. ¿Tú sabes?, es como quedarte sin recuerdos.

Por lo demás, fue una infancia pobre. Mi familia tuvo que decirnos que los Reyes eran los padres, porque imagínate tú, no había de qué manera seguirnos la ilusión y cuando se podía traer algo de regalo de Reyes, nos traían libretas y lápices, cosas prácticas. Por lo tanto, yo soy una persona muy práctica. Nada que sea como de lujo y cosas así.

Amaury. ¿Pero había un ambiente cultural alrededor tuyo?

Adria. No, para nada, para nada.

Amaury. ¿Ni en Victoria de las Tunas?

Adria. Mi madre desafinada que no daba más, mi padre igualito y le encantaba cantar (risas). Mi abuela desafinada y yo soy la desafinación misma. Para que me entere que alguien está desafinando tiene que ser una vaca.

Amaury. Pero como actriz siempre has conservado muy bien el tono del otro actor.

Adria. Porque yo tengo sentido del ritmo, bueno, creo que eso me queda, sentido del ritmo. Pero no soy afinada. Dicen que es que tengo un problema entre el oído y la emisión. No sé si es eso o lo que sea, pero no afino. Recuerdo que en segundo grado, en la primaria, tenía una profesora que empezó a hacer un coro y de pronto dijo: ¡Un momentico, tú, afuera! sin ningún tipo de delicadeza y me traumatizó. (risas)

Amaury. A lo mejor ese es el problema, no en el oído ni en la emisión, sino la culpable es la profesora.

Adria. Se llamaba Julia León, como la cantante española. Entonces pues yo estaba en una escuela que, por supuesto, se llamaba Cucalambé, como todo lo que hay en Las Tunas (risas) y entonces, nada, yo lo que hacía era recitar, cosa que odio ahora. ¿Tú te acuerdas que una vez hicimos eso en televisión, tú cantabas y yo recitaba?

Amaury.  ¡Claro!

Adria. Que yo no podía ni hablar de la risa mirándote la cara, no lo he hecho más. Entonces a ver qué más, ya te digo, una infancia pobre. Ya después, cuando me casé con Pablo (Menéndez), él decía que no entendía qué quería decir ropa de andar y ropa de salir, porque en Las Tunas a mí me enseñaron de niña que esta ropa es de andar. Con ésta tú no puedes hacer más nada que andar y la de salir era una ropa especial, que era un solo jueguito, una saya y una blusita que tenía y unos zapaticos que eran para salir.

Amaury. Yo tengo un amigo que fue amigo tuyo también, Tata Güines, el gran maestro, que me decía "el gran problema es que la gente está usando la ropa de salir para andar" (risas).

Adria. (risas) Está bueno.

Amaury. Esas son las cosas de Tata. Pero mi pregunta sería, ¿Hay una Adria para salir y una Adria par andar?

Adria. Mira, eso me recuerda cuando yo estaba en la Escuela de Arte, decían que el artista primero tenía que ser revolucionario y yo digo: Bueno ¿cómo yo tengo que ser primero algo si soy una sola persona? Yo soy Adria, de Las Tunas, artista, revolucionaria, cubana ¿tú sabes?, no puedo ser primero una cosa y después otra, o algo más que otra cosa. Yo soy una sola persona que como todas las personas tenemos muchos matices. Tenemos cosas malas y tenemos cosas buenas, porque la perfección no existe.

Al menos, yo no soy creyente, por lo tanto, nunca he creído en nada ciegamente. Creo que eso tiene que ver con la ropa de andar y de salir, que mi familia me educó en que las cosas tenían que ser prácticas. Que si tú no tienes qué comer, tú no te puedes comprar un perfume, tú tienes que comprarte comida. La gente siempre dice: "Bueno, el amor es importante." Yo creo que el amor es importante, me encanta el amor. Yo amo muchísimo muchas cosas, sobre todo a mi país, yo lo amo, con sus defectos y sus virtudes, pero yo nunca podría decir que quiero más esto que aquello. ¿Tú sabes? Es muy difícil dividirte, porque, ¿por qué te tienes que dividir?

Amaury. ¿Por qué le dijiste a tus padres en un momento determinado que te ibas a convertir en huérfana y que ibas a meterte en un orfelinato?

Adria. Porque mi padre era un machista terrible, con todo lo comunista que era, él dijo que tener a un artista en su familia era tener una prostituta o una lesbiana, o las dos cosas, él no sabía bien (risas) y además, contrarrevolucionaria porque todos teníamos problemas ideológicos y que él eso en su casa no lo quería.

Amaury. ¿Los artistas?

Adria. Sí, y entonces yo me fui escondida con mi mamá para la escuela de arte a presentarme a las pruebas. Me aprobaron y yo dije: Ya yo no quiero estar en el Pre (universitario) ni nada, yo el año que viene entro en Cubanacán, en la Escuela de Arte.

Amaury. ¿Recuerdas cómo eran las pruebas?

Adria. Sí recuerdo. Te preguntaban, bueno, por supuesto, si tú eras revolucionario o no, eso era primero que todo. Lo segundo era si tú habías leído teatro, qué teatro habías leído, qué teatro te interesaba, qué películas habías visto. ¡Imagínate!, yo venía de Las Tunas, y además, pobre. Yo veía películas mexicanas, era lo que ponían, las veía todas, me sabía todas las canciones, desafinada, pero me sabía, de los corridos mexicanos, todas, La Cama de piedra, todo. Entonces yo, pues me había leído a (Antón) Chéjov y había tratado de leer un poco de Stanislavsky sin saber muy bien, la verdad, y sin entender muy bien, pero había tratado de no quedarme atrás.

Amaury. ¿Y te preguntaban de esas cosas en la prueba?

Adria. Recuerdo que había visto una película en que trabajaba Richard Harris, un actor inglés, que ya murió, que me había impresionado mucho y entonces te preguntaban qué te había gustado de ese actor, por qué te había gustado la película, ese tipo de cosas.

Amaury. Sí, no era nada complicado. Pero tu papá ¿cómo es que tú logras...?

Adria. ¡Ay, perdóname, ya tengo 61!

Amaury. (risas) Yo no tengo muchos menos.

Adria. Bueno, la cuestión es que mi papá dijo que de ninguna manera. En su casa no podía haber nada de eso. Dije: ¿Cómo que no voy a entrar a la escuela? y me fui para la escuela.

Recuerdo que una vez, una persona me prestó un pantalón con portañuela, ¡imagínate!, eso era, vaya, ¡el pecado mortal!, porque una mujer artista, con problemas ideológicos y con portañuela, ¡por favor!, ¿no?, verde con pintas, guanábana. (risas)

Bueno, entonces me entró a golpes y todo. Me dijo que yo no podía entrar en la escuela y yo le dije que yo me iba a hacer "hija del Estado" y ya eso a él le pareció que era una cosa terrible que yo tuviera padre y fuera hija del Estado y dijo que no. No vio nunca nada de lo que yo hacía, hasta casi un poco antes de morir que fue al teatro a verme.

Amaury. ¿Tú recuerdas que fuera más de una vez o una sola vez?

Adria. Creo que fue dos veces, ya a los finales de su vida decidió que él se sentía orgulloso de mí ¿sabes?, porque al final entendió que cuando uno quiere hacer algo con su vida, lo hace. No hay nada que lo pueda impedir. Tú puedes dirigir muchas cosas, pero esto aquí adentro (señalando el corazón) no lo dirige nadie.

Amaury. ¿Pero él fue a felicitarte, a darte un abrazo, a darte un beso, a decirte "te vi"?

Adria. No, a él le gustó cuando yo hice una cosa en la televisión, que ni siquiera fue buena, pero que a él..., los vecinos y todos, cuando él iba a buscar el periódico, la gente le decía: ¡Rogelio, su hija, la vi en la televisión! y eso a él le pareció que era el súmmum de la perfección.

Amaury. ¿Salir en televisión?

Adria. Bueno, como el Ministerio de Cultura. Cuando yo hacía teatro solo, yo llegaba a la puerta del Ministerio y no podía entrar. Después que empecé a hacer televisión, ya entré, sin pase ni nada.

Amaury. ¿Por qué tú crees que hay tanto prejuicio con las actrices y los actores de teatro con respecto a la televisión?

Adria. No creo que sea prejuicio, yo creo que es sencillamente desconocimiento, porque se dice -y se dice todavía-, que la gente de teatro no sabe manejar el medio de la televisión ni el cine.

Amaury. ¿Pero por qué?, ¿por los niveles de voz, por la grandilocuencia gestual?

Adria. Por los niveles de voz, exacto, por gestualidad, por toda una serie de cosas. Yo creo que no están lejos de la vedad.

Recuerdo que Raquel Revuelta, cuando se hizo La casa vieja, ella nos enseñaba en la escuela, había un bocadillo que decía: "Mira, blanco como la leche". Y ella decía: En el teatro tú tienes que decir: "MIRA, BLANCO COMO LA LECHE". Pero en la televisión no, en la televisión tienes que decir: "Mira, blanco como la leche" (señala cercanía con la mano), porque no necesitas llegar a la fila 35 ó 40. Claro, ¿que pasa?, que el actor que ha hecho mucho teatro, tiene que moverse en la televisión con cámaras, cables, no con relación humana y el teatro es relación humana, no solamente con el actor con el que estás trabajando sino con el público que tienes ahí y eso, la verdad, te lo digo, no es capaz de suplirlo nada en este mundo.

Amaury. ¿Tú te sientes una actriz de teatro?

Adria. Sí, yo sí, yo soy actriz de teatro. Creo que ahora me estoy defendiendo un poco mejor en la televisión, pero no lo manejo como manejo el teatro y no quiere decir que el teatro lo maneje..., ¡vamos, que yo soy la reina del teatro!, ¡NO!, pero yo conozco el escenario, ¿sabes? sé cómo moverme en un escenario, tampoco quiero ser orgánica, entre comillas, porque creo que hay actores que por ser tan orgánicos no son nada y creo que eso tampoco es así.

Creo que el actor tiene que proyectar verdad, humanidad, lo que sea, a través de su personaje, a través de otro ser humano, porque eso es lo rico que tiene el actor, que conoce y sabe y te abre un poco la manera de entender a las personas y de conocer a otros seres humanos, que es con lo que nosotros trabajamos. Nosotros trabajamos con seres humanos y eso yo creo que el teatro te da la posibilidad de hacerlo profundamente.

Amaury. ¿No sientes algún tedio de hacer un mismo texto todos los días, o tú piensas que cada función es diferente aunque tengas que hacerlo todos los días?

Adria. Claro, claro, no me da ningún tedio, todo lo contrario. Yo digo: ¡Ay, mi madre!, ahora mañana voy a poder resolver lo que no resolví hoy. En la televisión no ¿oíste? En la televisión después que ya se filmó, no tienes esa posibilidad.

Amaury. Pero igual haces con la vida, ¿no? Todos los días amanece y todos los días oscurece, depende como uno se lo proponga cada día.

Adria. Exacto.

Amaury. Ahora, voy a volver a la ENA, porque ahí tú conoces a Pablo, a Pablo Menéndez, a Paul. Tú eres un poquito mayor que él, eso no tiene ninguna importancia, porque es bien poquito

Adria. Casi cuatro años.

Amaury. Es nada.

Adria. Pero yo estoy más bonita que él (risas)

Amaury. Los dos son bonitos, vamos a dejarlo así. ¿Para qué? Para que él diga: ¡Oye, yo soy más bonito! Además Pablo es una persona que se da a respetar... Ahora, lo que me llama la atención, es que en la época aquella, una muchacha de Las Tunas, novia y después casada con un norteamericano y menor. ¿Eso no te trajo...?

Adria. Bueno, sí, menor de edad. Eso sí. Yo fui una asaltadora de cunas (risas). Bueno, mira, tú sabes, yo no me di cuenta. Yo no me daba cuenta que no estaba bien visto que yo me casara con un extranjero y norteamericano, ojo ahí, manitos atrás, caquita porque no era de ningún otro país, de Estados Unidos, que es como el ombligo del dolor. Entonces, ¿qué sucede?, que nunca fui consciente de que era un problema. Bueno, nunca quiero decir hasta que me lo hicieron consciente.

Amaury. Claro.

Adria. Empecé la relación con Pablo, bien, me encantaba. El día que lo vi haciendo trabajo voluntario sin camisa, ¿tú sabes?, caí en planchas ahí (risas). Entonces yo dije: ¡Ay, Dios mío!, ¿qué es esto? Pero yo no tenía ninguna relación con él, porque las mujeres le caían atrás y todo, y yo he sido, aunque no lo parezca, siempre un poco tímida, cada vez menos, pero cuando aquello era muy tímida.

Por ahí empezó un poco la relación, sin nada de sexo, ni nada de eso, porque en aquel momento, no se hacía, es decir, tú no conocías a una persona y ya ibas y te acostabas. No es como ahora, que me parece más honesto. Entonces pasó el tiempo y él iba y me buscaba en el albergue, me llamaba.

Amaury. ¿Pero cómo se comunicaban? ¿El llegó hablando español aquí a Cuba?

Adria. No, no. Él supo la palabra "caliente", cuando en México, viniendo para acá cogió un plato y el tipo le dijo: ¡está caliente! Él no entendió y se quemó los dedos y ahí entendió caliente para toda su vida (risas). Él no sabía español, pero tú sabes, eso no hay que saberlo, Amaury. Tú miras, o te sonríes, etc. No te voy a enseñar, Petí sabe. Entonces, ahí no hay que saber gramática.

Bueno, empezamos, más o menos, salíamos. Cuando aquello, él se quedaba los fines de semana en casa de Estela Bravo, porque él no tenía familia aquí y, Estela realmente lo acogía los fines de semana para que él no tuviera que quedarse en el albergue. Entonces nos fuimos un día para la piscina del Sierra Maestra y ya ahí nos cogimos las manos, nos miramos, empezamos a besarnos. Después íbamos y nos sentábamos en el parque de 5ta Avenida y calle 20 y todo ese romance.

La escuela de nosotros iba a Isla de Pinos (Isla de la Juventud), a veces íbamos un mes, a veces dos meses, a veces tres meses a hacer trabajo voluntario allá. Yo hice de todo, desde abrir huecos, darle brillo a las toronjas para la exportación en unas máquinas que no te puedo explicar, porque son máquinas de cuando...

Amaury. Sí, sí, de cuando se inventó la toronja. (risas)

Adria. Exacto, de cuando se inventó la toronja. Abonar las plantas. Eran unas fábricas que eran unas poleas y tú tenías que pasar las toronjas a mano y hacerle así con un pañito. Bueno, hice de todo, café, caña quemada, que eso fue lo peor que hice en la vida. Alfabeticé, yo hice de todo, por mi país y por mí. Entonces Íbamos a Isla de Pinos y cuando aquello los varones y las hembras era a largas distancias.

Amaury. Me tocó también eso.

Adria. Empecé a tener una relación sexual con Pablo. Esto, cuando mi madre vea la entrevista morirá y se desmayará, porque ella siempre ha pensado que yo me casé primero, cosa absurda de la época.

Amaury. Ella lo va a comprender.

Adria. A veces las personas se creen lo que se quieren creer. Bueno, entonces nada, cuando nos fuimos a casar, en la escuela había una persona que yo admiraba mucho, que era una tía de albergue, que se llamaba Gisela y viene y me dice: "¡Ay, Adria! ¿Y cuándo usted se va?" y yo le digo: "¿Me voy, para dónde?" Dice: "Bueno, para los Estados Unidos", y le digo: "bueno, Gisela, yo no me voy para ningún Estados Unidos". Ah, ¿por qué usted no se casa para irse? Dígole: "No", y ahí me di cuenta, todavía me entra un poquito de frío en el estómago, porque yo soy una persona muy digna, me doy cuenta que no solamente Gisela lo pensaba, lo pensaban muchas personas.

A mí nunca me ha interesado vivir en Estados Unidos y llevo 42 años con Pablo. Trabajé cuatro años en Estados Unidos, no por Pablo, no porque estuviera casada con Pablo, sino por mi propio trabajo y digo ¿por qué existe quien puede pensar que otra persona sea capaz de amar a alguien sin pedir nada a cambio, sin querer nada a cambio, sin esperar nada a cambio? Creo que eso fue para mí un golpe fuerte, porque yo no había pensado en eso.

Amaury. Sí, porque tú te enamoraste de un muchacho.

Adria. Exacto, no tenía nada que ver con política, ni con nada. Tenía que ver con que no me había pasado por mi cabeza y porque todavía no me pasa por mi cabeza. Es decir, para mí vivir aquí significa muchas cosas. No solamente el ser revolucionario, yo creo que una persona puede amar a su país, puede amar a Cuba y no ser revolucionario.

Yo creo que nosotros hemos llevado las cosas a unos extremos que han hecho más daño que lo que han aportado y yo amo mi país por muchas cosas. Primero porque es mi país, donde yo nací y siempre he pensado que no hay nada más importante que saber de dónde tú saliste y yo salí de aquí y estoy aquí y siempre creo que voy a estar aquí, bueno, hasta que me muera, porque yo no creo en el más allá. Entonces, nada, esos fueron golpes bajos de la ENA.

Pero la ENA tuvo una cosa maravillosa. La ENA tuvo una cosa que yo no voy a olvidar nunca y que ojalá alguien la retomara, y supiera que eso habría que mantenerlo, cuando aquello, nosotros estábamos muy unidos, los plásticos con los músicos, los  actores, los bailarines y creo que eso nos enriqueció. Yo creo que uno es mejor en lo que uno hace, si uno tiene una perspectiva más amplia de lo que te rodea, porque este momento en el mundo, creo que es un momento que está un poco hecho para que tú solamente te mires a ti y te defiendas a ti y no mires para los demás.

Amaury. Sí, es un mundo en singular.

Adria. En singular, y yo creo que tenemos que pluralizarlo en el mejor sentido de la palabra plural, no en el falso de decir nosotros y eres tú sola la que lo haces, sino en el real sentido de la palabra plural, que es mirar para los lados y creo que eso es muy importante, para no perderte cosas que están sucediendo y que a veces no te das cuenta porque estás, como si estuvieras delante de un espejo mirándote a ti.

Amaury. Y tú que tienes tantas ideas de lo que fue, tantos recuerdos, y de lo que debía ser, ¿por qué no eres maestra? ¿No tienes vocación de pedagoga?

Adria. Mira, yo lo único que he sido como maestra fue en la alfabetización, porque era, lo voy a decir así mismo: ¡un llamado de la Patria! ¡La verdad! Porque también me fui escondida, porque mi papá dijo que mi hermana sí, pero yo no.

A mí me gusta, a ver, ¿cómo te puedo explicar? En un montaje, hablar con la gente joven, con los actores jóvenes y con los viejos. Y discutir. ¡Contra, yo creo que por aquí, yo creo que por allá! ¿Tú sabes?, ese tipo de cosas que es un enriquecimiento de la obra y de todos. A mí me han hablado para ir a dar clases a la ENA, pero te lleva mucho tiempo, lo digo egoístamente. Yo quiero ser actriz de todas, todas y creo que no me queda mucho tiempo, y por lo tanto, el tiempo que me queda... yo quiero ser actriz, no quiero ser ni directora ni nada.

Entonces ¿qué sucede?, que te dicen: ¡vamos!, ¡a ser maestra! ¡No tienes que llenar planillas!, y después te pasas la vida llenado planillas, yendo a reuniones y perdiendo mucho tiempo. No me interesa perder tiempo. Ya fui a todas las reuniones que iba a ir en mi vida, ya yo fui a todas, ¿ok?, por eso no soy maestra. (risas)

Amaury. Bueno. Vamos un poco a..., estamos yendo de allá para acá, somos dos veletas.

Adria. Esto no tiene nombre.

Amaury. Teatro Estudio, Raquel Revuelta, Vicente Revuelta, Berta Martínez, Armando Suárez del Villar. ¿Qué representa Teatro Estudio y toda esa gente para ti?

Adria. Disciplina y rigor, primero que todo. Recuerdo que cuando yo estaba en Teatro Estudio si te llamaban por teléfono, tú no podías bajar a coger el teléfono, ni vestida de un personaje..., no te permitían.  Y si alguien se estaba muriendo, se moría sin tú enterarte, porque hasta que no se terminaba el ensayo, tú no sabías nada, porque Raquel no lo permitía y en aquel momento uno decía: ¡qué exagerada Raquel! Pienso que... ahora la gente con un celular en el ensayo, si tú estás ensayando, la gente con el celular, ¡un momentito! Si te lo dicen.

Entonces yo creo que eso fue una disciplina y un rigor necesarios. Creo que tanto Armando Suárez del Villar, mi primer Premio Nacional de Teatro. Mi primer Premio Nacional quiero decir, no que yo tenga el Premio Nacional de Teatro, déjame aclarar eso, no, mi primer premio de actuación, a nivel nacional fue Santa Camila, que la hice con Adolfo Llauradó.

Amaury. El otro te lo debían dar ya.

Adria. No, hay mucha gente que se lo merece diez mil veces más que yo.

Amaury. Pero se lo dan al grupo, porque por ejemplo la posibilidad que tiene un actor joven, con talento, si van por escalafón de edad, no tiene sentido. Sería bueno decir: bueno, a ver, de aquí acá, toda esta gente, es un criterio mío, yo no estoy para dar criterios aquí, la verdad.

Adria. Sí, además, es delicado. Bien, entonces, pues hice con Adolfo Llauradó, que no lo voy a olvidar nunca, porque, imagínate, lo que yo pienso que es un actor estrella. Recuerdo que tenía un ensayo general de Santa Camila, yo era la tercera actriz, Verónica Lynn, Isabel Moreno y yo. A mí me estaban dando el chance, vamos a empezar por ahí, porque yo empezaba a ser actriz. Así que a mí me estaban dando la oportunidad y el actor que iba a hacer el Ñico conmigo, era un actor joven que también le estaban dando la oportunidad, decidió la noche anterior beber y no fue al ensayo, bueno, llegó muy tarde y Adolfo Llauradó, que ya había hecho todo el cine cubano de este país, y todo el teatro de este país.

Amaury. Un actorazo.

Adria. Fue al ensayo a verme, a esta idiota, que empezaba allí y que nadie sabía que yo iba a hacer con aquello. Y me dijo: "Adria, si tú quieres, como no ha venido, para que tú no pierdas tu único ensayo general, yo lo hago contigo". Te podrás imaginar.

Amaury. ¡Qué bárbaro! ¡Qué lindo, Adolfo!

Adria. Te podrás imaginar lo que me sucedió, no lo puedo decir aquí (risas). Entonces dije: "Dios mío, ¿tú sabes?" y ensayé con él y le dije a Armando que si llegaba el otro actor, no interrumpiera el ensayo porque no iba a ensayar con él.

Entonces, Armando para mí... Ahora cuando le dieron su Premio Nacional fue tan maravilloso porque digo, ¡coño!, ¡tan merecido! Fue un hombre que salvó el Teatro Cubano del siglo XIX. Que nos hizo recordar que Milanés había sido dramaturgo, Gertrudis Gómez de Avellaneda, etc.

Con Berta Martínez hice Bernarda Alba y Bodas de Sangre, que son cosas inolvidables. Con Héctor Quintero hice Contigo pan y cebolla, hice Algo muy serio, que fue una obra que nosotros, a las 11 de la noche venía la luz y como el público no se había ido, teníamos que empezar a esa hora.

Amaury. Raquel y Vicente.

Adria. Raquel mi profesora y Vicente, en cierta medida fue mi profesor también y que son personas que son para mí como... Yo siempre digo, qué pena, que Raquel, que hizo todo por el teatro, que dejó tantos privilegios por el teatro, porque el teatro es sacrificio, y que sin embargo no haya sido recordada todo lo que tiene que ser recordada Raquel. Yo creo que hizo tanto por los artistas, tanto por los actores.

Amaury. Y por los músicos, por nosotros también.

Adria. También. Bueno, ella trajo a Marta Valdés al teatro de asesora musical, grupos musicales que iban a tocar en vivo allá. Creo que ella fue una mujer que luchó mucho por los artistas y que, sin embargo, no creo que tenga el lugar que se merece.

Amaury. ¿Tú conoces a Abelardo Estorino cuando La discreta enamorada o ya tú lo conocías antes?

Adria. No, cuando La discreta enamorada, pero eso no fue una buena relación.

Amaury. ¿No? No me digas eso.

Adria. Él amaba entrañablemente a Anatilde de Paula, una actriz brasileña, él pensaba que ella era un genio y los demás no existían.

Amaury. ¿Verdad?

Adria. ¡Ah, sí! ¡Yo sufrí!, porque ¡figúrate!, ya te conté que soy desafinada, y había un director, creo que de la orquesta de la televisión, que se llamaba (Alfredo) Pérez Pérez que decía que yo sí cantaba y (Abelardo) Estorino decía: "Él dirá que tú cantas, porque tú le gustarás, porque tú no cantas". En fin, que me llevaron a la una mi mula, pero bueno, me sirvió. Yo, a veces, me ponía nerviosa ir a Teatro Estudio. Bueno, yo había conocido a Estorino, pero a distancia, porque él y Raquel habían dirigido -tú sabes qué, bueno, Estorino estuvo prohibido, sus textos, no se podían publicar, etc y Raquel lo llamó al teatro-. Estorino nunca había dirigido. Lo llama para que sea co-director, para que él esté dentro del teatro, aún cuando no se pudieran poner sus textos. Entonces Estorino entra a trabajar con Raquel y a dirigir una obra. Ahí yo empecé a trabajar con Estorino, pero después hicimos Los pequeños burgueses, de Gorki, pero no se estableció una relación. Realmente nuestra relación se establece cuado hacemos Ni un sí ni un no. Yo empecé en Ni un sí ni un no, haciendo la otra y como dice Miriam Ramos, pisoteando la modestia, fue un éxito total mi personaje (risas). La crítica me llevó divino y todo el mundo me llevó divino.

Entonces ahí a la gente le empezó a gustar mi trabajo, y a enterarse de que yo era actriz, realmente. Después ya empecé a trabajar en casi todo lo de Estorino y cuando se hizo esa unión más fuerte fue cuando yo estaba visitando a Osamu, a mi hijo, en Las Tunas, cuando él estaba haciendo el Servicio Social, porque yo tenía que ir para allá a supervisar, para ver cómo andaba la cosa, tenía algunas quejas "mujeriles" y entonces me fui para allá. Y Pablo me llama y me dice: "Óyeme, Estorino te está localizando porque ha escrito un texto que quiere que tú lo hagas".

Amaury. ¿Y era qué, Las penas saben nadar?

Adria. Las penas saben nadar. Yo dije, bueno, no sé lo que se irá a hacer con esto, pero, yo, por supuesto, no dije nada. Le dije que era maravilloso, excelente y que a mí me encantaba, pero yo pensaba: Bueno, no sé qué se irá a hacer con esto, porque por primera vez había escrito un monólogo y yo era la primera vez que iba a hacer un monólogo. Un monólogo no es fácil, porque el monólogo tú no tienes a qué asirte, tú no puedes relacionarte con el otro, tú no..., nada y él quería este monólogo hacerlo sin nada en el escenario, absolutamente nada. Fue muy interesante, porque todo el mundo, a pesar de que es la historia de una actriz con sus frustraciones. Es una historia que le toca a todo el mundo, porque todo el mundo, por supuesto, tiene sus frustraciones.

Estorino dice que en vez de Las penas saben nadar, le iba a poner Las penas saben viajar, porque viajamos, te digo la verdad, parte del mundo con ese monólogo, desde Alemania, Suecia y lugares donde yo jamás me imaginé...

Amaury. ¿Te dieron con ese monólogo el Premio ASE, en New York. ¿Ase con S, no?

Adria. Con S, que es, Asociación de Cronistas de Espectáculos. Nosotros estábamos haciendo aquí, Vagos rumores, que para mí es la obra maestra de Abelardo Estorino, que es una obra sobre (José Jacinto) Milanés.

Vinieron unas personas de Nueva York y entre ellos venía un actor, con el que yo había trabajado mucho tiempo en Teatro Estudio se llama Ricardo Barber, y me estaba localizando porque me quería ver. Yo no sabía que había venido con unos productores de teatro de Nueva York. Sencillamente me enteré que Ricardo estaba aquí, y que me estaba localizando y enseguida di con él y le dije: Hoy es la última función de Vagos Rumores y yo quiero que tú vengas, y que veas esta obra. Vino con estos productores de repertorio y ahí ellos se sentaron y hablaron con nosotros y nos dijeron que ellos querían llevar la obra a Estados Unidos. Como eso sucede con cierta frecuencia, la gente viene y te dice cosas y todo es mentira.

Amaury. ¿Y te piden currículum y todo?

Adria. Currículum y todo. Tú gastas papel, con el poco que tienes, y das y das y nada, pero bueno, esto fue cierto y nos fuimos. La diseñadora de luces, que fue Saskia Cruz, los tres actores, éramos: Alfredo Alonso, René Lozada y yo, y Abelardo Estorino. Nos fuimos para Nueva York en el 96 y entonces, en el año 97, nos invitan a Nueva York, otra vez, para recibir el premio ASE. Todos, porque todos recibimos el premio ASE y ellos pensaron que Vagos Rumores era una obra de excelencia.

Amaury. ¿En esa época tú estuviste cuatro años en Nueva York?

Adria. Estuve 96, 97, 98, 99 y 2000. Casi cinco años estuve ahí y trabajé lo que fue, es decir, lo que nosotros llevábamos, más, trabajé con Jorge Alí Triana, un director colombiano y trabajé con René Bosch, un actor cubano que lleva años en Estados Unidos, desde el año 46 él vive en Nueva York. Trabajé con directores de la Compañía de Teatro Repertorio Español, además de las obras que llevamos con Estorino. Nos ganamos una beca que se llama TCG, que es Theater Comunication Group, que es Teatro de Comunicación. Tuvimos la portada de la revista, Estorino y yo, de la revista American Theater, que es la revista de teatro más importante de los Estados Unidos. Nos dieron esta beca por, digamos, ellos hacen como una compilación de trabajos, no es por un trabajo específico, sino, por todo lo que hicimos en Estados Unidos.

Creo que para nosotros Estados Unidos fue importante, porque yo tengo tres premios más internacionales: uno en Europa y dos más en Estados Unidos, pero yo creo que el premio ASE es como el Grammy Latino, para que la gente en Cuba lo entienda.

Amaury. Adria, pero tú, aparte de estas obras que has hecho con Estorino, incluso Medea, que también es otro monólogo de Estorino ¿Han pensado ahora, al cabo de veinte  y tantos años que estrenaron Las penas saben nadar, la van a volver a poner, han pensado volverla a hacer?

Adria. Bueno, yo quería decir algo antes de hablar de Las penas saben nadar de nuevo, que es que los premios que yo he recibido en Cuba, han sido también para mí muy importantes. No solamente los internacionales, porque hay veces que a uno se le va la musa, y dice: Un premio internacional, y total, no sirven para nada. Pero bueno, los premios nacionales para mí han sido muy importantes y he recibido muchos, la verdad. Bueno, Las penas, yo creo que soy una actriz antes de Las penas y después de Las penas, la verdad.

Amaury. ¡Un monologazo!

Adria. Para mí Estorino es una de las personas que más he querido en esta vida y una de las personas más importantes en mi vida. Estorino me ha enseñado a tratar de ser mejor persona y a tratar de ser mejor actriz. Él es un inconforme y yo creo que uno en la vida tiene que ser un inconforme. Por eso creo que un verdadero revolucionario es un inconforme. Estorino es como esas personas guías en tu vida, pero además no es un guía de usted, de distancia, de diferencia, es un guía de llorar, de contarle mis problemas, de los que quizás no le cuento a otra persona. Es mi amigo, mi íntimo amigo y yo soy su íntima amiga. Nosotros nos amamos en todos los sentidos, no sexual, porque él tiene 85 años, si no yo hubiera dejado a Pablo por él y él hubiera dejado otras cosas por mí.

Amaury. Pero él ha dicho también que es tu esposo. Pablo, espérate, ella es mía también.

Adria. Él llama a la casa y dice: ¡Pablo, por favor, que quiero hablar con mi mujer!, se ponen así. Pablo le dice horrores también, pero nosotros nos queremos, nos apoyamos, nos necesitamos. Es de esas personas que tú encuentras en la vida, que estableces una comunicación casi perfecta, porque hay veces que nos fajamos mucho, nos peleamos, pero nos peleamos para mejorarnos. Es una de las personas más importantes en mi vida.

Amaury. ¿Y Osamu? Me hablaste al principio de Osamu. ¿Tú tuviste un solo hijo porque quisiste?

Adria. No, porque no había condiciones. Yo parí en el año 69, vivía en Lawton, éramos 14 personas en una casa y era difícil. Tú lo sabes porque tú estuviste tantas veces allí.

Amaury. Yo estuve muchas veces allá.

Adria. Y yo parí y Pablo tenía 17 años. Pablo y yo nos casamos, Pablo tenía 15 y yo 19.  Entonces decidimos que no se podía parir más, pero yo te voy a decir la verdad, Osamu vale por un millón.

Amaury. Es adorable Osamu.

Adria. Yo no quisiera un hijo mejor que ese, no es posible, la verdad, mi hijo, en los peores momentos de mi vida y en los mejores momentos ha estado ahí y a como dé lugar. A veces sin poder, él ha estado ahí.

Entonces yo creo que soy una persona privilegiada porque tengo un marido maravilloso, como decía alguien, que no voy a hacer esa historia porque está fuerte, es un bombón. Yo tengo un marido maravilloso, tengo un hijo maravilloso. Mi familia, mi madre, mis hermanos, todos han sido personas que me han apoyado mucho. Tengo dos nietos que los adoro. Hago lo que quiero hacer, lo que me gusta hacer. ¿Qué más?

Vivo en el país que me tocó por la libreta, pero no me importa que me haya tocado por la libreta, lo quiero. Entonces yo digo: ¡coño! ¡Qué más se le puede pedir a la vida! A lo mejor yo digo, bueno, a lo mejor me hubiera gustado hacer más cine, pero mira, ahora yo hice Casa Vieja con Léster (Hamlet) y me alegró tanto haber hecho una película con esta obra, porque es una obra de Estorino. Es una obra que conozco, es una obra que te estaba diciendo, yo hice el ISA hace dos años, o tres años que me gradué, y claro, todo el mundo me dice: Adria, usted haga un trabajo sobre la obra de Estorino, porque a mí, si alguien quiere pedirle algo a Estorino, una entrevista a Estorino, me llama: ¿Adria, usted cree que le pudiera decir a Estorino...?

Amaury. ¡Hasta yo!

Adria. Que si yo puedo hacer la entrevista a Estornino, que si yo puedo hacer la entrevista, porque él a veces. ¿Tú sabes?

Yo digo que no puedo pedirle más a la vida, yo soy un ser privilegiado, porque Pablo dice a veces, y es verdad, que cuando tú le preguntas a un cubano. Bueno, pero ¿cuál es tú trabajo diario? Dice: músico, yo soy músico. Sí, sí, pero ¿qué tu haces en el día? Yo soy músico. Porque tú no puedes hacer eso a veces en países capitalistas. Donde tú le preguntas a una persona. Ah, ¿tú eres músico? Sí, pero yo en el día soy editor o cuido abrigos en un restaurante, o soy albañil o pongo lozas o manejo un taxi, porque no necesariamente las personas pueden vivir de lo que quieren vivir y de lo que les gusta vivir y de lo que necesitan vivir. No es todo el mundo. Hay personas en el capitalismo que viven maravillosamente, no vamos ahora a decir que todos están mal. No es cierto.

Amaury. Claro.

Adria. Yo creo que nosotros aquí tenemos ese privilegio, mal que bien, con el salario mísero que tenemos, pero nosotros vivimos de lo que queremos hacer, de lo que necesitamos hacer y de lo que nos gusta hacer. Nosotros, yo y todos los que estamos aquí. Entonces yo soy un ser privilegiado.

Amaury. Bueno, ya estamos en el final del programa. Siempre, normalmente busco una manera de que el invitado me hable de Cuba. Tú has estado hablando de Cuba desde el principio hasta el final de la entrevista. Entonces yo creo que la manera más sencilla de despedirte es decirte: Gracias Adria, que es una manera de decir: Gracias, Cuba.

Adria. Gracias.

Amaury. Te adoro, mamá. Te adoro, te quiero mucho.

Adria. Además, otro privilegio es haber estado aquí.

Adria Santana y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Adria Santana y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Adria Santana en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Arleen Rodríguez, Adria Santana y Amaury en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Adria Santana y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Adria Santana y Amaury Pérez en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Adria Santana en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Adria y Amaury en el set de "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Adria Santana en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Adria Santana, Rafael Solís y Amaury en "Con 2 que se quieran". Foto: Petí

Se han publicado 250 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Anelis dijo:

    Amaury: Anoche no pude ver el programa y siento una sensación de pérdida q es irreparable, pero ya estoy aqui, y leí la entrevista de Adria. No es lo mismo pero ya estoy más tranquila. Dile a Adria que como le dijo Broselianda yo también la amo. Un besoooo.

  • ramon dijo:

    de acuerdo con manzanillero,un programa maravilloso,con verdades,sin miedo, todo veridico,si ha edel no le gusta lo del salario es que no debe ser un trabajador de este nuestro pais. Felicidades AMAURY por conducir el mejor programa de la television,por que por lo demas deseamos los antiguos de los 70 y 80, tu si haces homenaje a la television,los demas de muy mal gusto,por suerte hoy veremos buen ballet,por favor el comentario de los peloteros esta de mal gusto,guste o no , gurriel es un grande del beisbol.

  • Silvia dijo:

    Espero que sigas con tu programa te doy una sugerencia si pudieras entrevistar a otras figuras pero no netamente del arte seria formidable es una lastima que queden de nuestra generación tan pocos artistas aquí en Cubita la bella de todas maneras tu eres genial hace tiempo que no das conciertos ni se te ve en alguna descarga de todas maneras gracias por todo.

  • Maikel dijo:

    Saludos ante todo al colectivo de este programa, tan seguido por los
    televidentes, pues invitan grandes personalidades de la cultura cuba, así
    como artistas etc, desearia coin gran placer que invitaran un día a ese
    gran músico Cubano que es Pablo Milanés una joya de la cultura cubana que
    por estos días está de gira nacional, se que es un artista con grandes
    compromisos Internacionales, pero de seguro Cuba se lo va a agradecer pues
    es muy querido en Cuba y el Mundo. Un saludos de Maikel desde Media Luna
    Granma.

  • Maikel Sanchez dijo:

    Para Amauri Pérez.
    Saludos ante todo por este programa tan bueno que tienes, aunque no los
    puedo ver todos pero cuando tengo el chance lo veo, navegando en
    cubadebate vi la dirección electónica de su programa, lo felicito por
    conducir tan bien ese programa, además me gustó su precencia en No quiero
    Llanto y en Entre tu y Yo, me enteré de grandes cosas de usted como
    cantante pues ha grabado muchos discos. Lo felicito por su programa,
    saludos de Maikel Sánchez.

  • FUILLERAT dijo:

    Adria mostró una verdadera clase de lo que es y debe ser siempre la austeridad, la sencillez y sobre todas las cosas, esa sinceridad que con tanta frecuencia no podemos ver, Adria no anduvo por el programa, y estoy convencido que es igual en la vida, con la mascara puesta, como decía mi abuela, esconmdiendo la vista cuando hablan, ella habló sin esconder la mirada, de frente, segura de si misma, sin ofender, honesta, y es así, como nos lo mostró Adria, como ha de ser siempre la esencia del ser humano. Que importa si es de Victora o de Las Tunas sola, si es misero o no el salario, o si se dice o no ropa de andar o de salir, lo mas importante es la clase de humanismo que nos brindó Adria anoche. Pobres de aquellos que se van a esas nimiedades. La entrevista de anoche de Adria, es el verdadero modelo que debe seguir cualquier ser humano, es como se debe proceder en la vida para lograr esa armonia y esa paz que estamos buscando. Gracias Adria por ser asi, gracias por sabernos mostrar la verdadera imagen de lo humano, gracias por ser nuestra, y gracias a Amaury por compartirla con nosotros.

  • Joy dijo:

    GRACIAS Adria por tu sinceridad... Eso SÍ es Revolución.

  • bertha elena dijo:

    Adria:
    Los adjetivos prácticamente no hacen falta porque fuiste rotundamente sustantiva. Muy intensa tu entrevista; me encantó tu alegría auténtica por compartirnos parte de quién eres, y creo que lo que más te embellece ante todo el pueblo que disfrutó el encuentro del martes, aún sin conocerte tan bien como debiéramos, es ese orgullo por tus raíces familiares, tuneras, cubanas y victoriosas en definitivas.

    No voy casi nunca al teatro y créeme que siento haberme perdido tus actuaciones, como yo estarán miles. Ojalá y hubiera recursos y algún mago de la televisión para grabar las obras tuyas y las de otros actores y poner ese patrimonio casi tangible, a disposición de todos. Sé que no es lo mismo, pero algo será.

    A tono con la misma sinceridad que vi en ti, debo decirte, sin que erupcionen los "exterminadores" de opiniones diferentes de este foro, que cuando hablaste del salario mísero, me resultó chocante porque da la impresión a primera oída, de una crítica gratis a una realidad que es pública y asumimos con dignidad: la gran mayoría de los trabajadores en Cuba tenemos salarios modestos. Pero luego encontré el equilibrio al entender que es más importante lo que subyace allí en lo que dijiste del privilegio de poder hacer lo que amamos, necesitamos y queremos.

    Coincido contigo en que se puede amar a Cuba y no ser revolucionario, pero debo agregar que a mí me parece un amor de paisaje, desabrido y sin compromiso. A fin de cuentas lo que distingue y valoriza la realidad donde tenemos las almas o los pies (según donde estemos), puestos, es el cambio que significa estar en revolución permanentemente. Apreciar lo que uno tiene al lado, caer en planchas y entregarse sin pedir nada a cambio es para mí el verdadero amor, como el que veo en la cubanísima mujer que eres.

    Todo mi cariño y admiración para ti.

  • Andrés dijo:

    Primero que todo debo decir «que para mi fortuna» conocí a Adria Santana y a Pablo Menendez; ellos quizá no me recuerden, pero compartimos una noche de descarga flamenca en su casa de Miramar y doy fe absoluta de la transparencia, verticalidad y la sinceridad de esta cubana natural que es Adria.

    En cuanto a su calidad como actriz, prefiero no opinar para no ser redundante, pues los anteriores comentarios se han encargado muy bien de calificar su gran histrionismo en las tablas.

    No tuve la oportunidad de ver el programa, pero como soy un asiduo lector de CUBADEBATE, he descargado ésta y otras entrevistas pues me parecen exelentes y merecen ser conservadas.

    Soy un artista cubano (amante de su tierra) residente en cuba por decisión propia y me identifico plenamente con todo lo abordado.

    A veces por cobardía o por comodidad nos guardamos las opiniones,...o por temor a que nos tilden de flojos, contrarevolucionarios o de tener PROBLEMAS IDEOLÓGICOS, la etiqueta mas utilizada por algunos "burrócratas" para descalificar y matar las ideas de los que no nos plegamos al conformismo, al inmovilismo y algunos otros...ismos más, que han hecho y aun hacen tanto daño a nuestro país.

    Opino que hoy día se manipulan mucho a conveniencia de algunos, las palabras REVOLUCIÓN, REVOLUCIONARIO, PATRIA Y PATRIOTÍSMO. No haré en este comentario definiciones de estas, pues todos conocemos sus significados literales.

    Cuando leemos lo que Adria y Amaury dialogan en el programa, nos damos perfecta cuenta que desde el arte (en cualquiera de sus manifestaciones) también se hace REVOLUCIÓN. Un artista que refleja la realidad circundante, que aporta, que representa a su pueblo en cada actuación, que no traiciona a su gente (como han hecho algunos) también desde su trinchera es un soldado REVOLUCIONARIO, un defensor de la PATRIA y un verdadero PATRIOTA.

    En cuanto al programa, también considero que es lo mejor que ha salido "al aire" en los últimos años en la TV cubana. Excelente puesta en escena, magnífica fotografía, magistral conducción...en fin,...también está puesta la mano santa de una de las mas grandes de la escena cubana: nuestra inolvidable CONSUELO VIDAL...no podría ser de otro modo.

    Resumiendo...,cuando veo programas como éste, me convenzo de la enorme fuerza e importancia de la cultura como arma transformadora. Confirmo además, que "no todo está perdido" y que "a pesar de los pesares CUBA VA".

    Salud y suerte.

  • manuel gonzalez dijo:

    Para: Amaury Perez Vidal.

    Amaury, se de tu inteligencia, de tu talento y de tu casta familiar, por eso no me sorprende tu buen arte y tus buenos programas y entrevistas.

    Dice Adria que Cuba le toco por la libreta ....jajaja ..esta bueno eso.

    Cuba es un pais maravilloso, no es perfecto y hay muchas cosas por arreglar, pero es un pais unico y necesario, tiene muchas cosas maravillosas.

    Yo siempre he sido partidario de mi pais, creo que hay en Cuba una esencia fuerte y una vision distinta de la vida y de las cosas y mientras mas conozco este mundo, mas quiero a mi pais.

    Esa esencia viene de Fidel, que cuando ya no este, lo valoraremos mas, pues asi es la vida, los hombres que se adelantan a su epoca, son mas comprendidos despues, porque no todo el mundo, como es logico, puede ver lo que el.

    Yo mismo he ido comprendiendo muchas cosas con el tiempo y viajando el mundo, claro, no sali de Cuba para estar en la boberia del consumismo Capitalista, no, yo sali al mundo a aprender algunas cosas, buscando verdades y he descubierto muchas...creo que no hay quien me haga un cuento de este mundo.

    Cuba no es perfecta y se han cometido errores, pero es el pais mas lindo del mundo.

    Amaury, me gustaria que algun dia me entrevistaras, ya sea dentro de Cuba, o fuera, en Miami, en Mexico, en Espana, y ojala fuera en la Habana, pues tengo mucho que contarle, porque cuando se es como yo, o te matan o aprendes mucho, y por lo menos tadavia estoy vivo, asi que sigo aprendiendo.

    Saludos y felicidades por tu buen programa Amaury.

    Viva Cuba.

    Manolin, El medico de la Salsa.

  • gladys regina dijo:

    Regreso para decirle a Broselianda,que me gusto mucho su comentario,impregnado logicamente de un sentimiento muy profundo,dado por los años de amistad y compañerismo que ha vivido junto a nuestra invitada.Y viendo algunas proposiciones que hacen los foristas respecto al tema musical,las fotografias,etc creo que tambien podemos seleccionar los comentarios mas inteligentes,los mas suigeneris, hasta los aportes a la ortografia y neologismos,cre que son logros de esta publicacion.No es una critica,solo una observacion.Hasta ahora,han sido bellos comentarios para nuestra actriz,quien se los merece y mucho mas,pero es tiempo de cosecha,y ella ha sembrado durante su carrera profesional y su vida personal.Muchos admiradores ahora tienen la oportunidad de expresarle esa admiracion,entonces no es raro que todo el que tiene acceso a este medio no demore en decirle lo que quizas ha tenido deseos despues de alguna actuacion,o al cruzarse con ella en la calle y por timidez no ha hecho.Me gusta el respeto con que se dirigen a ella y a su entrevista,aunque claro,hay quien se escuda detras de algunas respuestas para ironicamente crear alguna intriga,señores,el que tiene boca no manda a soplar,Adria es tan autoctona como las palmas reales,no imita por lo que no fracasa,hagamos pues lo que nos corresponde a cada cual en el momento y lugar.

  • Carlos Valdés Sarmiento dijo:

    Al terminar de leer los comentarios me vino a la mente la frase con que Martí termina uno de sus fervientes discursos:
    NOSOTROS NO MORIMOS, POR QUE NOSOTROS SOMOS; LAS RESERVAS DE LA PATRIA.

    Y a los que hablan de la definición de PAtria en Abdala, tengan en cuenta que despues de la maduración del Presidio Político, la definio como:
    COMUNIDAD DE INTERESES, UNIÓN DE VOLUNTADES, FUSIÓN DULCISIMA Y CONSOLADORA DE AMORES Y ESPERANZAS.

  • Rosy dijo:

    No acostumbro a escribir en estos foros porque es algo que no se me da muy bien, pero -no se por qué- me siento con la necesidad de hacerlo hoy.

    Ya se que es reiterativo decir que el programa es excelente, que las preguntas de Amaury son inteligentes y oportunas, que los invitados han respondido a las expectativas, que el equipo de trabajo es fabuloso, etc., etc., etc., pero es que esa es la realidad inobjetable, aunque... no fue eso lo que motivó mi participación aquí.

    Fue Adria y luego Broselianda. Adria por su manera de expresarse desenfadada y criolla, como si estuviera con un grupo de amigos en la sala de su casa, y por su coraje y valentía. Broselianda, por la admiración, respeto y cariño que demuestran sus palabras, que hicieron que la pantalla de mi monitor de pronto se hiciera menos nítida y desdibujara las letras.

    Para Adria mis mejores deseos y asegurarle que su fuerza y su opetimismo son sus mejores aliados y que espero que lleguen hasta ella estas sinceras palabras y que sepa leer entre lineas el mensaje que lleva imploícito.

  • negra dijo:

    Hermoso, realmente bello, mis felicitaciones al colectivo de realizadores del programa, en especial a su condustor Amaury. Respecto a la invitada de esta semana, estelar, bella actriz pero sobre todo una cubana de verdad, la adoro porque adoro a quien ama a mi patria y esta dispuesto a seguir en ella,FELICITACIONES reiteradas.

  • Tomasa dijo:

    Amaury
    Su programa  esta muy bueno y tiene una gran audiencia , a mi en lo personal  me gusta ,  no dejo de sentarme todos los martes  después de las 8.30  para no perderme  ningún detalle .
    Han pasado por tu programa  personalidades  muy especiales y bonitas  , hay entrevista  que quedaran para la historia .
    Te deseo   cosas buenas , muchas salud para ti y familia ,y que el programa  que para la eternidad.
    Saludos
    Tomasa

  • EVELINA CARDET FERNANDEZ dijo:

    AMAURY QUERIDO

    UNA VEZ MAS, GRACIAS!!! Y MIL GRACIAS A ADRIA TAMBIEN!! QUE GENIAL MUJER, CON CUANTA VALENTIA Y DESENFADO DICE LO QUE PIENSA, SI FUERAMOS MUCHOS LOS QUE HICIERAMOS ESO, DE SEGURO TENDRIAMOS UNA VIDA MEJOR

    FELICIDADES OTRA VEZ!!!

    UN ABRAZO

    EVE

  • RAUL DS dijo:

    Bravo por Berta Elena, que buena la tranquilidad de este forum, aunque han existido intentos de desestabilizarlo, fallidos al fin, para mi hasta ahora todas las intervenciones han sido positivas, eceptos dos o tres, me detengo momentaneamente en una que para mi es importante, en vista de la cubania de Adria, escribe el Medico de la Salsa (Manolin) al cual le digo: Cuando veo a tu mama rosagante y bien cubana en Palmas y Canas, me recuerdo de ti y tambien de tus hermanas y me pregunto. Que es de la vida de Manolin? logico porque he leido varias declaraciones tuyas procedentes del exterior por distintas vias, se bien que reconocer un reves no es facil, pero considero que cometistes un error garrafal al intentar abandonar tu patria, por lo que veo muy a las claras, no lo has logrado, aqui estamos y estaremos, con defectos y virtudes, como tu mismo reconoces, pero como el pueblo cubano no hay dos, he viajado poco, pero lo he hecho, una en funcion de trabajo a la Republica del Peru, viaje a Bulgaria siendo Socialista a un adiestramiento tecnico y por ultimo en mision de combate a la Republica Popular de Angola en Diciembre 1975, pude constatar lo que es el capitalismo y el Socialismo, ademas ver las atrocidades del Colonialismo, Manolin a nombre del pueblo revolucionario cubano, me atrevo a decirte, que aqui seguimos y si tu quieres continuar a nuestro lado, creo que nadie te lo va a impedir, si es que de verdad lo deseas de corazon, Gracias, no fue mi intencion poletizar este comentario, disculpenme.

  • Liliana del Vedado dijo:

    Querido Amaury:

    Te escribo porque la sola idea que tu programa pueda ser suspendido o censurado me anima a sumarme para defenderlo a como de lugar. Gracias por la cubanía y frescura que tanto tu como las maravillosas personalidades que has llevado al programa nos han dado. Y el mayor mérito además de las entrevistas es este foro de tantísima gente dando sus comentarios y apoyando el programa. Has logrado con tu conducción fresca y amena "sacar" de los entrevistados facetas que en tantas otras entrevistas nunca habíamos visto. Lamentablemente no las he podido ver todos pero siempre las leo después y es difícil decidir cual de ellos me ha llegado mas hondo y me ha conmovido mas. Los programas de Reinaldo, Zaida, Alfredo Guevara,Broselianda, Gerardo Alfonso estuvieron geniales. Pero este de Adria, no tengo palabras, sólo decirle a esta bella y talentosa mujer cuanto la admiro y respeto como artista y como ser humano, demostró una honestidad y sencillez abrumadora al decir las cosas sin tapujos. Adria querida, te deseo mucha, mucha salud en compañía de tu linda familia y que nos sigas deleitando con tu cubanía en esos papeles formidables tanto en teatro como en televisión.

    Y Amaury sigue así...tienes un mundo de gente que te apoya aunque no todos puedan escribirte para decírtelo. No puedo esperar por ver el programa de Eusebio Leal!!!

  • Maru dijo:

    El programa estuvo genial, solo espero que los siguientes invitados sean de gran satisfacción para todos, gracias por trabajar con tanto profesionalismo, saludos para Amaury y muchas felicidades a todos los que hacen posible programas con tanta calidad. Gracias

  • ErnestoLTU dijo:

    Un detalle: Creo importante el debate, la discusión seria. Ello supone ESCUCHAR las opiniones de los demás, no hay por qué minimizar o censurar ninguna opinión expresada con respeto aún cuando no coincida con la nuestra. En base a esto, y coincidiendo con bertha elena, me permito aclarar algo: Primeramente coincido cuando se plantea que lo medular, lo esencial del programa fue la autenticidad y cubanía de Adria y la excelente conversación y conducción además de los elogios que omito solo por no repetir, es por ello que en mi primera intervención solo me referí a esto. Ahora bien ya que ha generado algunas opiniones, lo de Victoria de Las Tunas y Las Tunas no es solamente un problema de división político administrativa como alguien señalaba, tiene que ver con hechos de la HISTORIA DE NUESTRA PATRIA que quizás por determinada razón no sean muy conocidos, me explico: Después de conocerse como Hato de Las Tunas, San Gregorio de Las Tunas y Corrales de Las Tunas, desde finales del siglo XVIII, y dada la división política existente, la ciudad se llamó Las Tunas de Bayamo. Con ese nombre transcurrió la primera mitad del XIX, y ya en plena campaña emancipadora, el 16 de agosto de 1869, las fuerzas mambisas del general Manuel de Quesada atacaron la ciudad, y, cuando estaba prácticamente en su poder, este decidió retirarse ante el asombro de sus seguidores. Este hecho dio pie a que los españoles consideraran la batalla como un triunfo de sus armas y le dieron el nombre de Victoria de Las Tunas. En 1975 la Revolución le da el nombre actual de Las Tunas, a partir de una nueva división político – administrativa efectuada por entonces. Llegado a este punto creo todos comprenderán por qué nos molesta el polémico nombrecito, primero porque no fue cierto el hecho y segundo porque aunque lo fuera estaríamos homenajeando a los que tanto dolor y sufrimiento ocasionaron a nuestra PATRIA que se forjó precisamente en las contiendas por liberarnos del yugo español el que a la larga, lejos de una victoria, fue derrotado en pleno por los patriotas cubanos quienes, particularmente en Las Tunas guiados por el insigne Vicente García prefirieron quemarla más de una vez antes que verla en manos españolas. Por eso los tuneros, tal y como hace Adria en la entrevista nos gusta llamarla así: Las Tunas, nótese que el detalle de Victoria de Las Tunas es de Amaury (comprensible, no critico nada)y ella siempre se refiere a "Las Tunas" en sus respuestas. Independientemente de todo esto es correcto también el planteamiento de que cuando ella nació la ciudad se llamaba Victoria de Las Tunas. Pero lo dicho: lo importante es que ella es nuestra, inmensamente nuestra, reitero mis felicitaciones a ella , Amaury y todo el colectivo del programa. Gracias.

  • Meilyn dijo:

    Hola a todos, una de las mejores entrevistas que ha realizado Amaury en su programa mis más sinceras felicitaciones a los dos y Adria continúa como vas, eres de las buenas de verdad, me encantan todas tus actuaciones, saludos desde Las Tunas.

  • Rogelio dijo:

    Muchas felicidades y muchas gracias Amaury por brindarnos estos programas tan buenos, tan humanos, tan de pueblo, porque se hablan cosas de la vida cotidiana, hemos conocido muhbco mejor a nuestros actorus, artistas.

    Muchas Gracias y espero que no lo suspendan, porque no sería justo ni bueno para nadie. Las cosas son para decirlas, no importa lo que sea.

  • Jorge Reynaldo dijo:

    Pero quisiera Felicitarlo, no por su Programa
    sino por lo que le UD le esta aportando a la--
    TV Cubana.
    Pienso quizás, UD en honor y homenaje a sus
    Ancestros, "Que en Gloria estén". Esta tratando
    de pagar la deuda, y la nostalgia que UD siente
    con la TV, pues para mí UD nació, o mejor--
    dicho se formo en el vientre de su Gloriosa---
    Madre en un estudio de TV.
    Disculpe que lo felicite un simple, trabajador
    O malamente profesional de nuestro país, y no
    Alguien de renombre.
    Gracias y siga haciendo programa
    Atentamente y SS
    Feliz 2011.
    Jorge Reynaldo Aguilera Guerra

  • Eridania dijo:

    Hola Amaury un millon de gracias por tu programa, es genial, digo tu
    programa pero realmente se que es todo un equipo pero tu eres la
    imagen de ese trabajo, llevas con una genialidad impresionante la
    conduccion y el manejo del invitado, me FACINAS, CREEME. Percibo que
    te preparas muy bien para lograr eso, lo haces de manera muy natural y
    sabes ESCUCHAR al entrevistado y eso es entre otras cosas el quis de
    una buena entrevista,soy Psicologa y lo se bien.
    Te exhorto a continuar,se que son solo algunos programas pero ojala
    sean MUCHOS MUCHOS MAS.A mi me gustaria recibir algun curso o
    conferencia, no se como llamarlo, sobre la locucion, eso me gustaria.

    Saludos afectuosos
    Eridania

  • Roberto (el otro) dijo:

    Hola Manolín:
    Hace un tiempo atrás vi un video de un programa de un canal de Miami donde te hacían una entrevista relacionada con la actuación de Pablito FG y no sabes cuanta satisfacción me causó ver la defensa que hacías de tus posiciones, a partir del show y las manipulaciones mediáticas de todo tipo que en ese lugar hacen de la realidad de nuestro país y esas posiciones en esencia son las mismas que ahora expones aquí. Afortunadamente formas parte de un grupo significativo de artistas cubanos que viven fuera del país y que no se han prestado a ningún tipo de manipulación o, en el peor de los casos que hacen el ridículo por un puñado de dólares como lo han hecho otros de triste recordación.
    Muchos de los cubanos de allá como los de aquí queremos un país mejor pero sin recetas foráneas, nosotros seremos capaces de cambiar todo lo que debe ser cambiado
    Cuanto nos alegraría que fueras entrevistado por algún programa de la TV cubana aunque si es en "Con 2 que se quieran" sería mucho mejor pues en verdad sabemos muy bien que tú quieres a tu país y tu país te quiere a tí. Exitos.

  • La nación dijo:

    Desde que incorporaron este programa a la televisión cubana a las personas les gusta mucho sentarse frente al televisor y verlo ya que se realizan entrevistas con perosnajes dignos de nuestro pueblo.Gracias Aumary por darnos la oportunidad de presenciar esta entrevista.

  • Queen dijo:

    Beuninísimooooooooooo el programa con Adria Santana, será uno de los más memorables a mi buen entender, estuvo en la espectativa varias semanas, yo me decía que tendrá que decir Adria, que ya no haya dicho en otras entrevistas, que sí el americano, pero me senté, realmente fue impresionante e impactante las cosas que dijo, pero lo más importante es que ama esta tierra y es revolucionaria, no es una siete mesina.
    La objetividad es muy importante en esta vida, la Revolución le dió dignidad a este pueblo y nos sacó del fango en que vivíamos, eso es un hecho, nos educó en todos los sentidos, la pacotilla no es lo más importante!!!!!.
    Saludos
    Queen

  • Hortensia Rivera dijo:

    Amaury te lo estoy diciendo desde el 6 de abril, día en que salió al aire el programa con nuestra Rosa Fornés, el espacio es FABULOSO, logró que muchos nos reconciliaríamos con nuestra TV, pero la entrevista con Adria me pareció especialmente valiente, especialmente provocadora, especialmente coherente...es decir especialmente revolucionaria. Cuento las horas para ver y escuchar a Eusebio. Te beso.

  • Juan A. de la Cruz dijo:

    Admirado Don Amaury:
    Había dejado de participar porque algunos me consideraron un provocador y nada hay mas lejos de mi persona que pretender herir susceptibilidades. El programa de Adria fue una grata revelación, una sorpresa pues las actrices que han estado en el programa, descontando a Broselianda, han estado mas bien contenidas y Adria fue un huracán. Tu mirada hacia ella contenía toda la ternura del mundo, se nota que la quieres y la admiras. El programa de Gerardo fue también tremendo y que decir del de Guevara.
    No tengo que ver el de Eusebio para saber que después de ese no habrá mas nada ¿o si?
    Felicidades y muchas gracias.

  • Armando dijo:

    Los felicito a todos por el programa, me he perdido algunos......,pero el del próximo martes con Eusebio no me lo pierdo,trataré de verlo, Amaury,quisiera poder ver un día en el programa a Pablo Milanés.Saludos y gracias.

Se han publicado 250 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amaury Pérez Vidal

Amaury Pérez Vidal

Cantautor cubano. Fundador de la Nueva Trova. Ha conducido varios espacios exitosos en la televisión nacional. Ha escrito varias novelas y poemas.

Vea también