Imprimir
Inicio » Especiales, Cultura  »

Eduardo Roca (Choco): "Ser cubano es una religión y fuerte"

| 128

Choco y Amaury Pérez en el programa televisivo "Con 2 que se quieran". Foto: Peti

Eduardo Roca (Choco) y Amaury Pérez en el programa televisivo "Con 2 que se quieran". Fotos: Petí

Amaury Pérez. Muy buenas noches. Estamos en "Con 2 que se quieran", en el corazón de Centro Habana, en Prado y Trocadero, barrio de Lezama, en los legendarios Estudios de Sonido del ICAIC.

Hoy está conmigo y con ustedes, en el programa, uno de los más grandes artistas plásticos, el rey de la colagrafía en Cuba, grabador, pintor, escultor, bueno, es que él lo ha hecho todo y además, es una de las más maravillosas personas que he conocido en mi vida, Eduardo Roca, más conocido por el público y por la firma de sus cuadros como Choco. Bienvenido, Chocolate. Muchas gracias por aceptar estar aquí conmigo. ¿Qué significa para ti especialmente, y para tu generación, Servando Cabrera Moreno?

Choco. La vida, yo creo. Servando, no fue de mis primeros maestros, fue de mi segunda generación de maestros, fabuloso, y que entró profundamente en mi cuerpo y alma, no solamente mía, sino de mi generaciónen total. Nos influenció, nos amó y por tanto pienso que dejó bien firme su obra y que nosotros fuimos, yo pienso, buenos hijos suyos y que hemos continuado con mucho amor.

Amaury Pérez. En tu casa nueva, que está en mi barrio, hay un cuadro inmenso, que preside el gran salón, es como el custodio de la casa, es un cuadro de Servando, ¿cómo llegó a ti?

Choco. Tiene una historia tremenda.

Amaury Pérez. Adelante.

Choco. Primeramente yo vivía en un apartamento en el que vivió Rafael Paneca, mi gran amigo, que formó parte de una frase que nosotros la hemos llevado siempre encima, Los Cuatro Jinetes dela Apocalipsis: Rafael Paneca, Edmundo Orozco, Ernesto García Peña y yo. Ese cuadro presidió siempre ese apartamento. Después Paneca permutó y ese cuadro como pertenecía a él, se fue.

Siempre, nosotros, en mi casa, mi familia, mis hijos, mi esposa, pensábamos que ese cuadro tenía que volver y volvió, no recuerdo bien de qué forma. Yo sé que no se fue nunca. Creo que es, además del cuadro de Servando, la Yemayá de mi casa porque preside los tonos azules. Dicen los religiosos, los de la religión afrocubana, mis amigos, brujeros, babalaos, que yo soy hijo de Yemayá y por tanto ese cuadro tiene que estar en mi casa.

Amaury Pérez. Bueno, normalmente ellos tienen la razón, así que, ¡qué bueno que está en tu casa!

Tú naciste en Santiago de Cuba, eso se sabe, porque cualquiera que averigua de ti sabe que eres santiaguero, y a mi me gusta mucho...

Choco. Y de pura cepa...

Amaury Pérez. Y a mí me encanta Santiago, me encantan los santiagueros. Ahora, ¿en qué barrio de Santiago de Cuba tú naciste?

Choco. Nací en un barrio de Santiago de Cuba, que pudiera haber sido como el barrio aquí en La Habana, que se llamó...

Amaury Pérez. ¿Las Yaguas?

Choco. Las Yaguas. Y mi barrio se llamó La Manzana de Gómez.

Amaury Pérez. ¡Dime tú, La Manzana de Gómez! ¿Así se llamaba el barrio?

Choco. ¡Así mismo!

Amaury Pérez. ¿Pero todavía se llama? ¿Todavía existe ese barrio?

Choco. No. Cuando la Revolución triunfó, recuerdo que una vez, Fidel, en los años 60 ó 61, se apareció en Santiago, a ese barrio, y lo liquidó e hizo el barrio de Vista Alegre Nuevo, porque en Santiago hay un Vista Alegre, que es el viejo que era donde vivían los tipos millonarios, ¡fíjate tú!

Amaury Pérez. Hizo entonces un Vista Alegre nuevo.

Choco. Un Vista Alegre nuevo, precioso, un barriecito precioso.

Amaury Pérez. ¿Pero tu casa no era una casa mala? Tu papá tenía un buen trabajo.

Choco. Mi papá era jefe de obra. Bueno, cuando mi padre muere, yo era muy chico, muy chico,  tendría un año, pero sí sé que la gente del barrio, los amigos de él, hablaban siempre, han hablado siempre cosas muy lindas y me ha hablado mi mamá y todos han hablado cosas muy sabrosas de mi papá. Por tanto creo que era una de las pocas casas que estaban hechas...

Amaury Pérez. Como se deben hacer.

Choco. Pero bueno, como el barrio se destruyó completico...

Amaury Pérez. También se fue la casa esa.

Choco. También se fue esa casa.

Amaury Pérez. Ahora, ¿Cuántos hermanos son ustedes, Choco?

Choco. Un mogollón, como dicen los españoles. (RISAS). Somos once hermanos.

Amaury Pérez. Tú. ¿Qué lugar ocupas en el escalafón ese de los once?

Choco. Soy, de los varones, el tercero. Éramos cuatro hombres y siete mujeres.

Amaury Pérez. Una gran familia.

Choco. Era casi un ejército.

Amaury Pérez. ¿Cómo tú mamá se las arreglaba para manejar ese ejército?

Choco. Mi mamá, yo creo que era una campeona. Una mujer con una fuerza tremenda, una mujer fuerte. Recuerdo que a veces cuando salíamos, ella parecía la hermana de mis hermanas, porque ya en aquella época las hermanas mías tenían unos cuantos años.

Fue una mujer muy fuerte que tuvo que lavar y planchar para la calle, para podernos criar. Creo que era una mujer con muchas habilidades, e hizo una pequeña tiendita, que tenía un bar. Entonces todo el familión éramos los que nos ocupábamos de la tiendita.

Recuerdo que yo tendría como 8 ó 9 años y me ponían en una mesita, como especie de un banquillo, a despachar. Con eso cogí mucha habilidad en matemáticas y mis hermanas eran las que un poco se ocupaban del barcito que estaba al lado. Imagínate, en un barrio como ese también, los individuos que iban a tomar un trago allí, se ponían un poco pesados. Había una vitrola que ponía mucha música mexicana y había una cultura de música mexicana increíble. Miguel Aceves Mejías...

Amaury Pérez. ¡Hay un grupo de mariachis santiagueros importantes!.

Choco. Sí. Uno de esos muchachos que después creó ese grupo de mariachis es mi amigo. Bertha Zuno, la mexicana y Pancho, el comandantedespués mantuvieron con mucha fuerza ese grupo.

Amaury Pérez. ¡Cómo no, y los llevaron a México y todo!

Choco. Parecían auténticamente mexicanos, imagínate tú un negro con el sombrerote grande así tocando el violín como si fuera uno de los mexicanos, bueno sería haber escuchado tanta música mexicana de niños.

Amaury Pérez. Tú sabes Choco que yo, desde que te conozco y te conozco hace como 40 años, siempre cuando pienso en ti, cuando veo tus cuadros, incluso los que hay en mi casa, que hay dos, yo miro y veo los cuadros, pero siempre pienso en tu sonrisa, es decir, en una persona que siempre se está riendo, que siempre está buscando ese lado de la vida por el que vale la pena sonreír y ahora que me hablas de tu barrio, lo que tú me estás contando es como para que tú estuvieras siempre serio. ¿Cómo eran tus juegos de niño? ¿Qué cosas hacías en el barrio, que nos han revelado después la gran alegría que tu tienes de vivir?¿cómo era la atmósfera en tu barrio?

Choco. Nosotros jugábamos mucho a los escondidos, veíamos cómo la gente tocaba rumba allí en la esquina, y los borrachines hacían una rueda allí y tiraban los níqueles (monedas de diez centavos) para reunir dinero para tomar. Y nosotros veníamos, como chamacos así, veníamos por detrás a llevarnos algunos níqueles, algunos kilitos, y así. Todos los días tratábamos de inventar algo.

Amaury Pérez. Y ¿quién descubre que tú pintabas?

Choco. Una maestra mía.

Amaury Pérez. ¿Pero de primaria o de secundaria?

Choco. De primaria.

Amaury Pérez. De primaria.

Choco. Ella, las pocas veces que nos hemos visto, se pone muy orgullosa, muy contenta. Como uno siempre ahora está muy enredado, yo quería un poco acercarla. Últimamente no sé en qué estado está, ni dónde está; si sigue en Santiago, si sigue dando clases...

Amaury Pérez. Ya debe ser una persona mayor.

Choco. Sí, pero no tanto. A lo mejor este programa ayudaría...

Amaury Pérez. ...a que ella apareciera, ¿no?

Choco. Apareciera y me escribiera.

Amaury Pérez. Bueno, va a salir una dirección a donde se puede escribir al programa. Así que ahí se sabrá. ¿Pero ella lo descubrió porque tú te entretenías en el aula pintando?

Choco. Sí, todas libretas estaban llenas de dibujos y, en fin, tú sabes que a veces uno se entretiene y uno a veces no se quiere aburrir en una clase y como tú...yo siempre digo que todo el mundo tiene dentro un pintor y lo desarrolla ahí, en esa mesa. A mí me da mucha gracia Fabelo, por ejemplo, como en reuniones se pone a pintar, a dibujar y está siempre dibujando. Ya eso no lo puedo hacer, no puedo dibujar, no puedo trabajar muchas veces cuando estoy fuera de Cuba, cuando estoy fuera de La Habana. Tengo que estar por ahí, hablando con la gente, viendo cómo caminan, cómo cocinan...

Amaury Pérez. No pintas, fuera de Cuba no pintas.

Choco. No puedo, pocas veces lo he hecho. Tengo que nutrirme de todo eso y después, cuando llego a La Habana; que realmente te digo que La Habana me encanta. Es el lugar donde quiero siempre estar, donde quiero siempre hacer mi obra.

Creo que mi vida, por lo general, ha sido aquí en La Habana. Santiago para mí, es la vida, y creo que lo conocí con mucha fuerza cuando fui a ser maestro de la escuela José Joaquín Tejada, en Santiago. Santiago está siempre dentro de mí.

Amaury Pérez. ¿Eso fue cuando el servicio social, no?

Choco. Sí. Estuve dos años allí trabajando y realmente conocí Santiago con mucha fuerza.

Amaury Pérez. Ahora, esta maestra te lleva entonces a una convocatoria, según tengo entendido, porque te tiene que haber llevado a algún lado para que de ahí, tú puedas venir a La Habana.

Choco. Sí. Eso salió en el periódico y me dijo: Mira tú que siempre estás garabateando ahí, ¿por qué no haces esa prueba?

Amaury Pérez. ¿Era para Instructores de Arte?

Choco. Para Instructores de Arte y ahí hice las pruebas. Un día llegó un telegrama, dice que me habían aceptado y vine para La Habana solo.

Amaury Pérez. ¿Pero todo eso fue a espaldas de tu mamá?

Choco. Bueno, te puedo decir que mi mamá me apoyó muchísimo, que en aquella época eso era muy complicado, que un negro vaya a estudiar las artes, la gente piensa en otra cosa. Ahora no, ahora todo el mundo, de cualquier color, quiere estudiar arte. (RISAS)

Pero en aquella época eso era muy complicado; y eso que yo no iba a estudiar ballet, si llego a estudiar ballet, a lo mejor mi familia me hubiese cogido y me hubiese ahorcado en la puerta de la casa (RISAS)

Amaury Pérez. Choco, ahora yo tengo una imagen así, veo a ese niño, no sé de qué edad, 12 ó 13 años, que se monta en una guagua en Santiago de Cuba y se baja con una maletica de madera en la Terminal, con un telegrama en la mano y llega aquí, a La Habana, solito.

Choco. Te puedo hablar con mucha fuerza de esa faceta, porque para mí fue una cosa muy extraña. Mi mamá me dio una maletica de palo, de rayitas, un suetercito y cinco pesos. Vine en una guagua Camberra, de esas impresionantes que habían en Cuba. Yo estaba impresionado en aquella guagua y nunca me bajé hasta que no llegué a La Habana.La guagua iba parando en diferentes lugares para orinar, descansar o comer. Y cuando llegué aquí a La Habana, a mí parecía como si hubiese llegado a Nueva York, porque todos aquellos edificios grandotes eran impresionantes para mí, recuerdo que un señor, taxista, me montó en su taxi. Yo le enseñé el telegrama y me dijo: ¡ah sí, te llevo! Me montó  en su taxi y cuando pasamos por el cementerio, me dijo: ¿tú debes venir con mucha hambre? Creo que me dio con un palo en la cabeza, porque era exactamente lo que yo tenía. Dobló y paró en la cafetería La Pelota, que en aquella época era una cosa impresionante, con unas luces increíbles, con unos bates y tenía unas fotos de peloteros. Él me invitó, el taxista me invitó.

Amaury Pérez. ¿Te acuerdas a qué te invitó?

Choco. El taxista me invitó a comer, a merendar y me dio un sándwich. En aquella época a ese sandwich que le llamaban "ladrillo", porque era una tonelada de carne y un trocito de pan así, un sandwich grandísimo, con una latica de jugo. Después me llevó a la escuela, que era en el Hotel Comodoro.

Amaury Pérez. ¿La Escuela de Instructores de Arte estuvo primero en el Hotel Comodoro?

Choco. La escuela de Artes Plástica estaba en el Hotel Comodoro y allí estaba también parte de la gente de música y parte de la gente de teatro.

Amaury Pérez. ¿En qué año sería eso más o menos, Choco?

Choco. En el 62, 63. Me acuerdo que en los primeros meses lloré muchísimo, ¡imagínate!, tenía 13 años, solo, primera vez que me separaba de la familia, pero ya después me fui aclimatando. La gente me cuidaba mucho. Había un compañero mío santiaguero que hace poco me llamó de allá de Santiago, Francisco Revé y toda esta gente que eran mayores y que estaban ahí cuidándome, me pusieron a mí Chocolate. Ahí me pusieron Chocolate y yo cogí mucho gorrión porque, ¡coño!, no me gustaba que me dijeran Chocolate. Y Chocolate para arriba, Chocolate para abajo, hasta el punto de hoy que ya no me acuerdo como yo me llamo. A esta altura, mi mamá, mis hijos, todo el mundo me dice Choco.

Amaury Pérez. ¿Tú mamá también te dice Choco?

Choco. Sí, mis hermanos, todo el mundo y en Santiago de Cuba me decían "Pie" (pay).¡Parece que tengo que ver algo con la dulcería, chico, es una cosa tremenda...! (RISAS)

Amaury Pérez. Entonces, ¿te gradúas de Instructores de Arte y qué, ¿vas para la ENA de maestro?

Choco. No. Me gradúo en la escuela de Instructores de arte y tenía que ir a hacer el servicio social, porque eso era lo que decía el proyecto para ser instructor. Pero no tenía la edad suficiente.

Amaury Pérez. Eras muy niño todavía.

Choco. No tenía edad suficiente para obtener una plaza laboral. Creo que eso fue lo que nos salvó a este grupo de gente, que fuimos directo a la Escuela Nacional de Arte sin hacer pruebas. Luego que me gradúo, en el año 70es que voy a ser maestro en la escuela, allá en Santiago de Cuba.

Amaury Pérez. Y después ya vienes para La Habana.

Choco. Ya vine para La Habana a ser maestro.

Amaury Pérez. ¿Estuviste en la escuela de San Alejandro, no?

Choco. Estuve como tres años, después me dieron posibilidad de ser maestro de la Escuela Nacional de Artes, y allí estuve como siete años.

Amaury Pérez. Llega el 78 y el Choco va para Angola. ¿Quiénes eran del grupo que fue para Angola contigo y a qué fueron?

Choco. Nosotros fuimos como asesores culturales del Ministerio de Cultura o del Consejo de Cultura. Era formar escuelas, formar estudiantes. Hicimos mucho trabajo también con algunas delegaciones culturales. Algo parecido así a la UNEAC. Trabajamos en el incipiente Museo de Antropología, que era muy interesante; hicimos diferentes recorridos tratando de formar eso. Fuimos a Dumbo, a Mosamedes, a muchos lugares en Angola que estaba en guerra.

Amaury Pérez. Todavía el tiro estaba sato en el 78...

Choco. Dificilísimo. Y el grupo estaba formado por Nelson Domínguez, Johannes...

Amaury Pérez. ¿Johannes de danza, no?

Amaury Pérez. Sí. Era un grupo grande, ¿estaba Joaquín Betancourt?

Choco. Joaquín va después, junto con Gloria. Este es un grupo que viene un poco a sustituirnos a nosotros.

Amaury Pérez. Sí, pero están un tiempo juntos.

Choco. Estuvimos juntos un tiempecito que fue maravilloso.

Amaury Pérez. Además había dos personas ahí que estaban solteras, nada más que dos, que eran tú y Gloria. ¿Cómo fue ese encuentro con Gloria? Yo le quiero decir a los televidentes, como este programa no tiene graficación, que Gloria es una de las mujeres más dulces que he conocido en mi vida y una de las mulatas más bellas, el rostro más bello de esta Habana, lo tiene Gloria. ¿Cómo fue que tú pudiste conquistar a ese monumento de mulata?

Choco. Gloria me conocía a mí, dice, porque yo era maestro de la escuela, y ella era estudiante. En fin, ella empezó a decir montones de cosas, porque, mira, el Choco es un tipo tan feo, imagínate tú y al final, nos empatamos ¿Cómo fue? Tú sabes como dice eso, como son las cosas cuando son del alma, aconteció. Creo que todo vino como debía venir.

Amaury Pérez. ¿Tú te enamoraste enseguida de ella?

Choco. Nos enamoramos, nos vimos, nos hablamos y...

Amaury Pérez. ...Hasta hoy.

Choco. Tenemos una familia, una familia bien bonita.

Amaury Pérez. Ahora, fíjate qué curioso. Cuando tú me dices eso, pienso de repente en los grandes momentos de tu vida, y pienso: una maestra, un taxista, África, Gloria, o sea, como hay una secuencia, ¿no?¿Cómo tú ves ahora a Gloria?, cómo es ella, tu compañera, la persona que más te defiende en el mundo, la que más te protege nadie te protege como Gloria.

Choco. Gloria. Yo heestado muy lejos de la familia por trabajo, a veces, porque no teníamos donde vivir y he estado a veces solo, después he estado viviendo en diferentes casas, de amigos... y  de ahí, poco a poco, he ido haciendo un grupo de gentes, un grupo de amigos, vecinos y siempre la familia. Creo que eso ha sido profundo en mí y para mí, porque sin eso hubiera sido imposible hacer la obra. Gloria es una mujer dura, a veces difícil, pero al final se cuadra como dice la gente. (RISAS)

Amaury Pérez. A mí me parece la mujer más dulce del mundo. Eso de difícil lo dejo para tu matrimonio, conmigo ha sido siempre una princesa.

Tus hijos estudian música ¿ninguno es artista plástico?

Choco. No, yo no quiero competencia en casa (RISAS). Si quieren que le hagan competencia a su mamá, que es la músico. Sandro es músico, está estudiando percusión, buenísimo, vago, como todos, creo que puede que desarrolle un gran talento pero es como todos nosotros.

Siempre dicen: ¡Mira tú, Amaury es tremendo cantante, pero cuando era chama era tremendo descarado y era no sé qué más y no iba a la escuela! (RISAS)A la mayoría de los famosos le ha pasado eso. El Tosco era un tipo increíble. Recuerdo que El Tosco era una cosa impresionante. Y ahora tú dices: ¡coño, qué clase de músico!

Amaury Pérez. Habría que crear una escuela para desaprender.

Choco. Así mismo, pero bueno, parece que eso es parte de las reglas.

Amaury Pérez. ¿De qué se graduó Gloria?

Choco. De dirección coral.

Amaury Pérez ¿Y la ejerce?

Choco. La ejerce, aunque ya últimamente lo que está es apoyándome y hace de vez en cuando, como consejera de grupos de muchachos, de corales, de cantantes. Ella ha ayudado mucho a gentes que hoy son grandes músicos como Lazarito Valdés (Bamboleo), Mayito (Van Van). Yo creo que es una gran maestra.

Amaury Pérez. Espero que también te sirva de educadora en tu propia casa.

Choco. Si.

Amaury Pérez. Porque además es la diseñadora de tu casa nueva.

Choco. Sí, ella es medio arquitecta.

Amaury Pérez. Ahora, vamos a ir de lleno a una cosa que se llama la Colagrafía. ¿Qué cosa es esa técnica? Porque eso es una técnica...¿de dónde sale?

Choco. Chico, la colagrafía es una técnica de grabado, muy contemporánea, surge por la década del 50, la crea un norteamericano de origen francés, de apellido Goethe, que ahora no recuerdo su nombre. En los años 80, nosotros empezamos a trabajar aquí, y yo fui uno también de los primeros. Ahí estaba Alfaro, Oscar Carballo...

Amaury Pérez. ¿Aquí en el Taller de Gráfica de La Habana?

Choco. Sí,  y también en Santiago de Cuba, pero la técnica no era universalmente conocida.

Amaury Pérez. Pero, ¿qué incluía? ¿Aquellas cosas que ustedes hacían que tenían trapos y sogas y madera, y todo mezclado en el grabado?

Choco. Te voy a explicar, porque es parte de eso. Después ya empiezo a trabajar inventando, porque viene el período especial, y esa técnica entonces viene como anillo al dedo. No hay que usar grandes recursos.

Recuerdo que mandaba a la gente que trabajaba conmigo a buscar por ahí lo que encontraran, entonces estaban los planes tarecos e íbamos por la calle recogiendo cosas, metidos en los latones de basura, y la gente nos gritaba buzos, cuando estábamos buscando cosas para hacer texturas. Ahí encontré cosas que botan mucho las viejitas, sobrecamas, que tienen unos tejidos maravillosos.

Amaury Pérez. Los mantelitos de las abuelas.

Choco. Exacto, pedazos de blue jeans, playwood, que cuando tú lo metes en agua salen las tiras que tienen una textura maravillosa. Todo esto empiezas en una matriz a pegarse y a componer, a conformar tu obra. Eso te da una textura maravillosa, te da una imagen increíble, que no la notas hasta que no la imprimes.

Siempre que yo imprimo una colagrafía es un misterio. Cuando la sacas y la ves tú siempre haces ¡¡Ay!! te quedas asombrado, cada vez que haces una. No me aburro, porque aquí no hay que medir, aquí no hay que contar, es experimentar.

La colagrafía, a veces se confunde con la litografía en muchas cosas. La colagrafía en muchas cosas se confunde con el grabado en metal, porque hay cosas que salen como si hubieses trabajado con esos otros procedimientos del grabado. Es un procedimiento muy contemporáneo.

Amaury Pérez. ¿Pero no se aceptaba mucho en los concursos?

Choco. No estaba aceptada en aquellos años.

Amaury Pérez. ¿Qué pensaban, que era una cosa menor, que era un arte menor o no lo comprendían?

Choco. No sé. No concursaba. Después empecé a hacer diferentes cursos en España, Japón, en el propio Estados Unidos hice varios cursos en diferentes universidades.

Y aquí había gente maravillosa, como Belkis Ayón, por ejemplo, que desarrolló con mucha fuerza la colagrafía sin utilizar color. Lo hacía en blanco y negro y le daba una riqueza de grises impresionante.

A veces me llamaban de otros lugares diciéndome: ¡Óigame, usted que inventó la colagrafía! ¡No, no, ojalá que hubiese sido yo! Lo que pasa es que como había período especial aquí, yo inventaba cualquier cosa, todo lo que aparecía, que pudiera darle vida a eso, lo usaba.

Cogía arena. Hasta un día fui a buscar arena allá a las playa del este, con mi impresor y cuando estábamos allí cogiendo con una bolsita, llegó un policía y: ¡oiga, que usted no puede coger arena! ¡Ven acá, mi hijo, si lo que quiero es una bolsita!

Amaury Pérez. Sí. ¡No voy a hacer una playa en mi casa!.

Choco. Hasta la arena del mar se puede utilizar para hacer millones de cosas con la colagrafía, es una técnica, un procedimiento muy dócil, muy suave.

Amaury Pérez. Y natural.

Choco. Sí, te da unas posibilidades increíbles.

Amaury Pérez. Pero la gente aquí no te conocía mucho. Aquí no era demasiado reconocida esa técnica hasta que te dan el premio en Japón.

Choco. Sí. Ya casi no hacía otra cosa que la colagrafía. Lo que pasa es que el premio de Japón vino a poner la tapa al pomo.

Fui a Japón a recoger el premio y después tenía que dar unos cursos en Filadelfia, a trabajar en Filadelfia con otra gente, iba Belkis Ayón, en fin.

Fui a Nueva York a un taller donde trabajé con uno de los artistas y de los impresores más grandes que tiene Estados Unidos. Él ya estaba viejito y habían cambiado a mucha gente. Fui al taller y pregunté por Black y me dicen: no, Black está muy enfermito, no está viniendo. Estaba hablando con un puertorriqueño y me dice: ¿Y tú de dónde eres? Le digo: yo soy cubano. Me dice: ¡Ah, oye, los cubanos están haciendo montones de cosas interesantísimas. Allá hay un cubano que ganó un premio muy importante en Japón, que vi en la prensa, un tal Coco, Choco! Yo me quedé así mirándolo y le digo: ¡Ah, mira, soy yo!, él se quedó como si yo le estuviera diciendo una mentira.

Bueno, creo que esto continúa, acabo también de venir de Estados Unidos, porque la Universidad de Carolina del Norte me pidió hacer un curso sobre este procedimiento. Allí fue muy interesante y creo que si las situaciones no se ponen difíciles, podemos establecer un intercambio de estudiantes, que de hecho se está haciendo, de estudiantes, de artistas, que vengan y que vayan. Creo que los norteamericanos, los buenos norteamericanos piensan cosas muy interesantes sobre nosotros y creo que nunca nos han quitado la visión de que en Cuba se están haciendo y que hay muy buenas cosas por hacer.

Amaury Pérez. Ahora, tú sientes, Choco, cuando tú estás solo, cuando no está Gloria ni están los muchachos, ni están los amigos y yo sé que eso es una de las cosas que más tú adoras, estar con tus amigos. He participado alguna vez, más de una vez en esas reuniones y sé que esa es una de las cosas que tú disfrutas.

Pero ¿tú has tenido, dentro de Cuba, por ejemplo, todo el reconocimiento que merece tu talento, tu tenacidad y tu trabajo?

Choco. Mira, no sé si falta un poquito más pero lo que sí te puedo decir de corazón, es que la gente, la gente de pueblo, el cubano común y corriente, como se dice, me reconoce, me mima y me dice muchas cosas lindas y yo siento que ese es el reconocimiento más grande que a lo mejor yo merezca.

Amaury Pérez. Estoy acercándome a la curva final de la entrevista. En tu obra, que la conozco bien, hay la sensualidad de tu raza; seres con grandes labios, muchos elementos religiosos, de la cultura ancestral cubana de la que viene de África. ¿Tú eres una persona religiosa?

Choco. Soy religioso con los hombres. No me gusta que me digan mentiras, no quiero que le digan mentiras a la gente. Respeto muchísimo lo que se llama religión en sí.

Creo que los hombres tienen que creer en algo, si no en los vivos, en los muertos, o en lo que sea. Pero yo no estoy en ninguna religión,  me gusta hablar con los balalaos, con los espiritistas; que me miren, que me digan. A veces siento que hay cosas muy misteriosas porque he visto eso en África, en Haití, en Brasil, porque he estado allí. He visto eso de otra forma en algunos pueblos españoles, creo que el hombre piensa en eso.

Yo lo pongo en mi obra porque detrás de la puerta de cada casa, hay algo, un amuleto, cualquier cosita para espantar los malos espíritus. Porque además, la religión afrocubana, yo digo que es la religión cubana, como todos nosotros los cubanos, es parte de nuestra cultura, es parte de nuestra vida, y por tanto, la tengo que reflejar en mi obra de una forma u otra, porque lo he visto en mi casa, lo he visto en mi familia, lo he visto en mis amigos, que con fervor algunos creen en eso y lo practican, entonces eso merece un respeto.

Amaury Pérez. Bueno, igual que hay musulmanes, católicos, religiosos afrocubanos de todas las tendencias, espiritistas. Para terminar ¿tú crees que ser cubano es una religión?

Choco. Yo pienso que sí, y fuerte.

Amaury Pérez. Vamos a creer en ello. Te quiero mucho.

Choco. Igual.

Amaury Pérez. Muchas gracias por haber venido.

Choco. ¡Coño, gracias por invitarme!

Programa televisivo "Con 2 que se quieran". Foto: Peti

Programa televisivo "Con 2 que se quieran". Foto: Peti

Programa televisivo "Con 2 que se quieran". Foto: Peti

Programa televisivo "Con 2 que se quieran". Foto: Peti

Programa televisivo "Con 2 que se quieran". Foto: Peti

Programa televisivo "Con 2 que se quieran". Foto: Peti

Programa televisivo "Con 2 que se quieran". Foto: Peti

Con Petí.

Se han publicado 128 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Oscar L dijo:

    Amaury, por lo que sé, Petí no sólo es una artista, sino una gran artista, aunque no sea un personaje público. Si no fuera por las incomprenciones de algunos y por tu forma de pensar, meticuloso y extremadamente cuidadoso, te pediríamos que la pusieras un día en la silla de los invitados, aunque no fuera en el mismo escenario,...creo que conoceríamos a una gran mujer, y se lo merece. No crees?

  • Raúl dijo:

    Yo, lo que creo, es que al terminar Amaury con todos estas entrevistas, sea intrevistado por alguien, que talvez pudiera ser (Pensando como los locos) Barnet u otro que por opinion de la poblacion y por unanimidad de comentarios se designe, que te parece, Amaury, a ti tambien te tocara la guillotina, no lo dudes, jajajajajajaja.

  • María 2 dijo:

    Estoy de acuerdo con la propuesta de invitar a Omara Portuondo pero quisiera sugerir además que inviten a la inmensa Esther Borja.La califico así ya que he tenido la oportunidad de oir en voz de un conocedor de la música, que Esther Borja ha sido y es una de la voces cubanas más exquisitas,afinadas y bellas de todos los tiempos con un abanico de registros impresionantes.Desde antes de 1959 ya era una distinguida y respetada artista, sin embargo dejando a un lado seguros beneficios materiales, prefirió mantenerse aquí en su patria y correr la misma suerte que su pueblo.A ella le debemos mucho todos los cubanos porque fue una de las primeras en enseñarnos a reconocer y disfrutar el buen arte.
    Gracias

  • IDAIS CLAVEL dijo:

    Hola soy IDAIS CLAVEL,de Santiago de Cuba
    le escribo para felicitar de todo corazon al colectivo de ese tan maravilloso programa,no me lo pierdo nunca ni aunque tenga sueño.Para mi opinion es fabuloso,tiene un estilo unico como ningun programa en la televicion cubana,ademas el condustor que es una persona maravillosa y que tiene muy buen talento.

  • Roger Rodríguez dijo:

    En ocaciones pensé que con2 sería un programa que llegaría demasiado cargado, un tanto melodramático, que suerte haberme equivocado y encontrar en usted un excelente conductor, ameno, coloquial, fresco, respetuoso y a la vez muy atrevido, ojalá la programación de los martes en Cubavisión no varie por muchos años. Créame ciertamente su admirador y seguidor Roger.

  • Maria Victoria Egusquiza Averhoff dijo:

    Realmente es un gran programa que solo tu sabes conducir con esa forma caracteristica tuya simplemente rompiste la rutina con respecto a otros programas siempre te he admirado por tu peculiar forma de ser ya lo has demostrado, te felicito. Creo que te de tiempo entresvistar a grandes personalidades en otros programas.
    María Victoria

  • Josefa dijo:

    Muy buenos días. Aprovecho la oportunidad que me brinda mi nieta de publicar mi mensaje y así poder opinar también. Soy una anciana de 85 años y a estas alturas de la vida ya nada ni nadie me emociona, pero el programa me gusta, es muy relajante y me ayuda a conciliar un sueño feliz, algo difícil a mi edad, después de escuchar la conversación de Amaury y sus invitados.
    A Amaury le puedo decir que me gustan mucho sus canciones, sobre todo "Hacerte venir" pues me trae muy gratos recuerdos de mi lejana juventud.
    Solo les pido que sigan así y que el programa dure mucho tiempo, personas como yo se lo vamos a agradecer infinitamente.
    Considero a Amaury un hombre muy apuesto y su imagen en pantalla es divina. Ese pelo rubio o rayitos, como se dice ahora, es una belleza. Se parece a Toqui, monísimo!.
    Los saluda, Josefa de Playa.

  • Guadalupe Aguilar dijo:

    Amaury:
    Te felicito una vez mas y un saludo y agradecimiento eterno a Choco por regalarnos su arte y su corazón.
    Gracias a los dos.
    Lupe Aguilar

  • Amaury Pérez dijo:

    Debo contestarle a María 2 porque su correo así lo exige. Mi adorada Esther Borja lleva más de3 años en una especie de estado de coma a partir de un accidente cerebro vascular y no puede articular palabra alguna. Si ella hubiera estado bien sería de las primeras que hubiese entrevistado porque la admiro y la quiero mucho, ella representa un algo muy importante en mi vida y en mi carrera. Valga esta aclaración.
    Siempre los leo y me sonrojo. Gracias otra vez.

  • Luis Ernesto dijo:

    Amaury que bien que hayas entrevistado a Choco, no sólo por ser buen artista y un buen ser humano sino también porque es negro y a nuestra televisión no le gusta mucho ese color de piel. Sobre su trabajo pasaron un documental creo que una vez pero, entrevistas no habíamos visto ninguna. Excelente tu trabajo y gracias por dar a conocer a grandes cubanos.

  • Dahiana Torres dijo:

    Hola al todo el colectivo del programa:

    Primero que todo, felicitarlos por el bello y arduo trabajo que cada uno realiza para que el programa tenga tan alta calidad. En mi opinión hacía rato que en nuestra televisión no se proyectaba un programa como este, donde todo queda perfectamente compuesto, desde el vestuario de Amaury Pérez, la escenografía (excelente), hasta lo confortable que se sienten los entrevistados (al menos eso es lo que se ve). Aunque Amaury Pérez no haya ejercido regularmente como conductor, a diferencia de otros, lo hace muy bien y muy espontáneamente. Creo que debe cuidarse un poco de los gestos con la mano al llevárselas a la boca que a veces la tapa.
    Les escribo también para pedirles que inviten a otras personalidades que no sean del arte directamente, pueden ser científicos o bien de otras ramas, muy particularmente quisiera que invitaran a la Dra. Ortiz.
    Espero que continúen realizando este programa así de bien.

    Saludos
    Dahiana Torres

  • Editor dijo:

    Hola al colectivo del programa "Con dos que se quieran" y en especial a Amaury Pérez Vidal. Les escribo para agradecerle por el especial programa que adorna las noches de los martes de la televisión cubana. Resulta muy agradable, ameno y sincero, aunque en la televisión han existido programas de ese corte, y aún existen, no logran ser tan profundos, francos y sencillos como este. Para mi entender las entrevistas son bien inteligentes, nada superficiales.
    Me gustaría, de ser posible, que entrevistaran a Silvio Rodríguez, Eusebio Leal, Leonardo Padura.
    Feliciades y saludos Yurina

  • Editor dijo:

    Amauri después de un caluroso saludo, quisiera que si fueras posible que me
    enviara por este medio su cancion Tos inteligentes no estan de moda, no
    aparece
    la letra por ningún lado y me gusta mucho. Creo haberla oido una o dos
    veces,
    Tampoco me pierdo este programa que me parece bastante bueno también.
    --
    Saludos de una televidente de Santo Domingo Villa Clara.
    Maritza

  • Editor dijo:

    Amaury, mis saludos , aprecio mucho el trabajo que viene realizando, soy periodista de profesión y admiro la calidad que tiene su trabajo como conductor , y la buenas técnicas que emplea a la hora de realizar el género entrevista : realmente es todo un maestro de la comunicación .
    Quisiera sugerirle algunas personas que sería de gran interés y pudieran estar en el programa . Alicia Alonso, Silvio Rodríguez, Chucho Valdés ,José Antonio Rodríguez sólo por citar algunos .Muchas Gracias por lo que está haciendo , el público se lo agradece . Rafael Barriel Sueque desde San Luis en Santiago de Cuba .

  • Milagros dijo:

    Hola:

    Quisiera saber si tienen pensado repetir los programas ya televisados en algún momento (como en la programación de verano, por ejemplo) porque no he podido ver algunos y aunque pueda leerlo en cubadebate me gustaría verlos, si esa decisión no está en sus manos como realizadores y saben de alguna dirección a donde pueda dirigirme para hacer esta solicitud, por favor háganmela llegar por esta vía.

    Ya deben saberlo, el programa gusta y gusta muchísimo.

    Saludos,

    Milagros

  • Tania dijo:

    Mis saludos y una vez más los felicito.
    Barbarísima la entrevista de CHOCO.
    No conocemos a Choco, es cierto lo que Amaury le dice .. no existe un reconocimiento como se merece. Pero como dice Choco, la gente humilde y del pueblo , si lo han hecho.
    LLoré , como siempre y aprendí muchísimo sobre las artes plásticas. Buen final, buenísimo ...

  • Rebeca dijo:

    Gracias, Amaury. Genial tu programa con el cual rompes patrones y clichet, pues tienen el encanto de alimentar la espiritualidad de quien lo ve y disfruta. Anoche cuando vi a Choco, me sentí más cubana, comprometida con mi tiempo y con lo que me toca hacer cada dia en función de mi pueblo guantanamero. Le felicito además,y a todo el equipo, por la selección de los invitados ya vistos, en especial carlitos por quien siento especial admiración (ahora más), al conocer la personalidad que está detrás del telón. Gracias por existir para cada quien que convirtió a Con 2 que se quieran, en un fetiche. Rebeca

  • Raúl dijo:

    Amauty, ¿te has puesto a pensar en la cantidad de comentarios que has generado en est ocasion? imposible que le des respuesta a cada uno de los comentarios, el saber que lo lees es suficiente, pero me gustaria saber que opinas de verte intrevistado, despues que concluyas estas entrevistas...........

  • Amaury Pérez dijo:

    Realmente Raúl tantos comentarios (estamos más o menos por los 900 en 7 programas) me alegra la vida porque nunca esperé tanto de Con 2 que se quieran. Imaginamos que nos seguirían unos cuantos pero no que el programa se convirtiera en algo tan querido y estoy medio asustado con tanto cariño, esa es la verdad. Quiero detenerme un instante en un comentario de Luis Ernesto: Cuando yo diseño los invitados no pienso ni en su color de piel, ni en su género, ni en sus preferencias sexuales o religiosas; pienso en su talento y en el hecho de que entre nosotros exista una dosis de cariño, una cortina de complicidad, y eso está ahí a la vista de todos, claro, hay una condición ¡hay que amar a Cuba! si no todo se nos vendría abajo y no tendríamos programa porque perdería sentido y honestidad.
    En cuanto a entrevistarme...bueno estamos calculando opciones, si me entrevisto yo mismo (es algo bien difícil tecnológicamente hablando) no sería con preguntas diseñadas por mi, hay dos corrientes: una que dice que el cuestionario debían hacerlo los propios invitados que han pasado por el programa y la otra que ustedes, los foristas me hagan las preguntas, pero tendríamos que diseñarlo tan bien que yo, al igual que todos mis invitados, no conociera las preguntas de antemano para así sorprenderme como ellos a la hora de la conversación. Los estamos pensando pero tenemos tiempo, estaremos al aire, con el favor de Dios, hasta mayo de 2011.
    Nos vemos el martes con Liuba María Hevia, ya sé que no debo calificar las entrevistas pero esa se me antoja conmovedora.

  • Rafael Barriel Sueque dijo:

    Amaury, mis saludos , aprecio mucho el trabajo que viene realizando, soy periodista de profesión y admiro la calidad que tiene su trabajo como conductor , y la buenas técnicas que emplea a la hora de realizar el género entrevista : realmente es todo un maestro de la comunicación .
    Quisiera sugerirle algunas personas que sería de gran interés y pudieran estar en el programa . Alicia Alonso, Silvio Rodríguez, Chucho Valdés ,José Antonio Rodríguez sólo por citar algunos .Muchas Gracias por lo que está haciendo , el público se lo agradece . Rafael Barriel Sueque desde San Luis en Santiago de Cuba .

  • China dijo:

    hola amaury y peti,es muy bueno tener el placer de leer cubadebate,yolo recibo diariamnete al correo de mi trabajo,yo no pude terminar de ver el programa de isabel santos,ahora lo he leido completico ,el programa de choco tambien lo vi y lo he leido nuevamente,me ha gustado muchisimo su entrevista,son muy interesantes,de veras...............
    muchas felicidades por darnos este placer,ojala siga por muchiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo tiempo,gracias.
    espero me respondan,chaooooooooo.

  • Randy dijo:

    ya le he escrito anteriormente y no me responden , pero este programa esta
    genial y con una factura fenomenal .........
    cuidense y espero que no sean muy egoista de responderme

  • María 2 dijo:

    Amaury
    Gracias por la gentileza de responder mi correo.Aunque triste,esa es la verdad y no hay opción.Gracias por todo lo que haces por nuestra Cuba querida.

  • Raúl dijo:

    ñoooooooo (como concluyo el Choco su entrevista)no sabes Amaury cuanto me satisface que me hayas respondido mi interrogante propuesta y mas me satisface aun que mi modesta proposicion puede tomar cuerpo o por lo menos se piense en ella, ahorita se empatan los comentarios de tu ultima entrevista, con la de Liuba Maria, y lo mejor de todo, al parecer tus detractores estan opacado, con la brillantes de tu programa, hasta la vista hermano, gracias.....

  • Editor dijo:

    Saludos y felicidades. No se si muchos o pocos ven tu excelente programa, pero si te puedo afirmar que el que escogió verlo tiene la gran oportunidad de conocer algo más, quizás lo más importante de figuras de gran significación para la cultura cubana, pero, a mi modesto juicio, es una gran oportunidad para la reflexión y la autoevaluación personal. Claro no coincido con todo lo que se dice, eso seria ridículo y mediocre, pero no puedo negar que en un por ciento muy elevado ocurre. Tengo un par de años más que tu y tuve la suerte de ver a tú magnifica madre en facetas que jamás podré olvidar: Consuelito en el circo, una producción de ensueño en una época que todo era de ensueño De tu padre, los festivales de Varadero. De ti, Acuérdate de abril y No lo van a impedir. Se ha puesto de moda no cantar
    viejos éxitos: no lo hace Silvio, Omara y otros. Me gustan los clásicos, mi cultura no llega hasta Beethoven o Chaikovski, del Pop, de las baladas y del rock. Me deleito con Let it be, Extraños en la noche, claro por Sinatra, Una cierta sonrisa por Johny Matis y por qué no, con No lo van a impedir, por Amaury. Cita con ángeles me impactó, Silvio es irrepetible. Se me aguaron los ojos cuando Miguel Barnet dijo² ando por el mundo empujando un país .Finalmente te digo que casi todo lo perdono, menos la apostasía, todo tiene remedio menos esa ³enfermedad².Silvio aclara mucho cuando afirma...² Seamos un tilín mejores y mucho menos egoístas². Creo que es excelente que el más
    inoportuno, como el mismo se clasifica, de nuestros grandes artistas, haga una gira por los EU, seguro estoy que nos vamos a divertir muchísimo con lo que van a decir algunos cipayos de la prensa. Aquí tiene un admirador y un amigo. Ah, se me olvidaba, ME PARECE BIEN LA HABANA

    Esto no es por vanidad del pobre aldeano, es por transparencia.

    MSc Jorge Jesús Díaz Gálvez
    Director CUM Santo Domingo.

  • Jose Antonio dijo:

    Amaury:
    Gracias por poner en pantalla lo que realmente se necesitaba en nuestra televisión, el espacio tiene una realización impecable, quienes te amamos desde hace muchos años y te seguimos desde aquel disco: "Carta de Presentación" estamos de plácemes por tu maestría en el manejo del género y por hacernos soñar con los pies en la tierra y frente a la pantalla. Gracias una vez más por el espacio y el amor a tu gente y a tu pueblo.

    José Antonio González Morales. .periodista: Emisora Radio Amanecer. Primero de Enero. Ciego de Avila.

  • Pedro Armando Junco dijo:

    Estimado Amaury:
    Hace algunos días quería enviarte este mensaje de felicitación por tu joven espacio televisivo. Me satisfizo mucho tu estrevista con Isabel Santos, mi coterránea; pienso que esas personas a quienes tú escoges para entrevistar constituyen una élite de nuestra intelectualidad artística y ellos encuentran en ti un pequeño espacio, digamos una fisura por donde mandarnos un mensaje.
    Soy escitor. Camagüeyano de pura cepa. Amante incondicional del buen arte y de la libertad.
    Un abrazo,
    Pedro Armando Junco

  • Maria del Carmen dijo:

    Para todos los que hacen posible este programa, los Felicito esta muy bueno

  • María Viván dijo:

    Hola Amaury:

    Creo que tu programa -política, estilística y técnicamente correcto- goza de una popularidad casi unánime; entonces no creo que necesites agregar mi forma de elogiar. Tampoco seré crítica.
    Sí me sorprende lo que confiesas, como pre condición para que los famosos sean entrevistados en tu programa: Hay que amar a Cuba... Y no es que venga mal una dosis confesionalmente pública de amor patrio, pero me-te pregunto: puedes definir con semejante precisión excluyente qué significa amar a Cuba, o quiénes la aman, o en qué proporciones, o es que te basta con tu premisa o concepto personales?
    Son los cubanos las únicas personas que aman a su país? Es imprescindible estarlo repitiendo todo el tiempo? No fueron la desgracia de muchos intelectuales y artistas aquellos jueces supremos que en los 70s impusieron una particular manera de clasificar a los cubanos, tenidos en cuenta efímeros valores más comprometidos con las circunstancias que con las esencias?
    Quiénes se hubieran sentado en tu programa y quiénes no, si se hubiera emitido (ahora resulta impensable, claro)en tiempos de grisura o negritud, previa aprobación de aquellos que aupaban a los que consideraban como mejores cubanos?

    Anoche tuve la oportunidad (tardía) de ver los premios Grammy 2010. Por alguna razón te recordé cuando Mary J. Blige y Andrea Bocelli hicieron la memorable interpretación de Bridge Over Troubled Waters, dedicada a recaudar fondos para paliar la reciente tragedia de Haití.
    Vuelvo con otra interrogante: es básico o esencial conocer cuánto y cómo puede amar y agradecer una negra rica, famosa y talentosa, o un italiano invidente, a la América del recurrente racismo y la xenofobia, para apreciar que aquella interpretaciòn está más allá de lo humanamente imaginable?
    Mira Amaury, creo que hablas con el corazón cuando dices cosas tan radicales... Pero tu programa no debe ser foro excesivo sobre nacionalismo, nacionalidad y amor patrio(que son válidos conceptos de relativa y matizada diferencia), porque entonces estimulas a los foristas a expresarse en términos más afines con un programa de corte ideológico (aunque debemos convenir en que casi todo es ideología...), que con uno de entrevistas a personas que trabajan con el espíritu antes que con la materia y las ideas muchas veces condicionadas.
    En fin, que cada cual lleve la cubanía como la sienta, pero hablarla a toda hora es innecesario porque se trata de algo esencial que muchas veces ni comprendemos.
    Perdona si resulto excesiva, pero lo de la música melancólica al final de cada emisión con la gran confesión de cubano 100 % añadida, es lugar obvio y común.
    Lady Gaga , toda ella un adorable disparate figurativo, puede cantar America the Beautiful con la misma emotividad de su dúo- It´s Your Song- con Elton John; pero donde haya agenda preconcebida algo decae.
    Sinceramente,

    MV

  • Marcia dijo:

    Bien me comunico con ustedes para hacerle saber que desde la puesta al aire del espacio televisivo Con Dos que se quieran, saboreo una noche de martes gratísima. He podido disfrutar todas las entrevistas, geniales verdaderamente. Cuídense y mantengan la salud del espacio, enhorabuena. Preguto: se ha pensado en una entrevista al destacadísimo actor cubano José Antonio Rodríguez, pues él también ha sido una joya valiosa en la actuación, a partir de los personajes que ha encarnado en su carrera?. Bien repito la felicitación, salud, marcia jerez valón (periodista).

Se han publicado 128 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Amaury Pérez Vidal

Amaury Pérez Vidal

Cantautor cubano. Fundador de la Nueva Trova. Ha conducido varios espacios exitosos en la televisión nacional. Ha escrito varias novelas y poemas.

Vea también