- Cubadebate - http://www.cubadebate.cu -

Enero no fue tan frío en Cuba, pero ¿y febrero?

Publicado el 07 febrero 2011 en Sin categoría,Dr. José Rubiera

El mes de enero de 2011 ha sido tan poco señalado desde el punto de vista meteorológico que este cronista ha tenido poco que destacar.

Como noticia más espectacular, la información ya comprobada de que el 2010 ha sido catalogado como el año más caluroso registrado en la historia conocida, junto con el 2005 y el 1998. Recordemos que el nuestra crónica del 2 de agosto de 2010 nos preguntábamos si el 2010 no sería el más cálido en los registros globales. Pues bien, ahora los datos recibidos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) muestran diferencias estadísticas poco significativas entre la temperatura global del 2010, la del 2005 y la del 1998. La temperatura media global fue de 0.53 °C por encima de la media de 1961-1990. Este valor es sólo de 0.01 °C por encima de la temperatura normal en el 2005, y 0.02 °C por encima de la de 1998.

La diferencia entre los tres años es menor que el margen de incertidumbre en la comparación de los datos, así que cualquiera de los tres pudiera haber sido el más cálido, se encuentra en el margen de incertidumbre. En diciembre del 2010, la cubierta de hielo marino del Ártico fue la más baja de la historia, con una extensión promedio mensual de 12 millones de kilómetros cuadrados, 1.35 millones de kilómetros cuadrados por debajo de la media de 1979-2000 para diciembre. “Los datos del 2010 confirman la tendencia significativa de la Tierra al calentamiento a largo plazo”, dijo el Secretario General de la OMM, Michel Jarraud. Los diez años más cálidos registrados han ocurrido desde 1998″.

Es cierto que en enero, y en otras latitudes, han ocurrido hechos interesantes, destacándose el huracán de gran intensidad que azotó al nordeste de Australia hace sólo unos pocos días, las lluvias persistentes que han ocurrido en ese continente y la tormenta invernal que sacudió al norte de los Estados Unidos recientemente.

En efecto, en la noche del pasado 26 de enero una intensa tormenta eléctrica nocturna, acompañada de una fuerte nevada, hizo que Nueva York quedara enterrada bajo una gruesa capa de nieve, en la mayor tormenta invernal de la que se tiene noticia. “Estamos ya en el enero de más nieve jamás registrado en la ciudad. Supera incluso el récord de 1925. La nieve acumulada es más del doble de la que habíamos previsto”, aseguró el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, durante una conferencia de prensa sobre la segunda declaración de emergencia meteorológica de la temporada. Los tres aeropuertos del área de Nueva York no cerraron, pero sufrieron importantes retrasos.

Esta tormenta invernal ha roto el récord de intensidad que se mantenía desde hace 140 años. Este invierno ya se encuentra entre los diez en que más ha nevado en Nueva York, pese a que aún quedan dos meses de posibles nevadas, según datos ofrecidos por The Weather Channel.

Algunos pueden pensar: si este evento invernal ocurrió relativamente tan cerca de Cuba, ¿por qué es que en Cuba casi no ha habido frío en enero? Recuerden que tuvimos un diciembre notablemente frío, y como en cierta medida se podía adelantar, enero no lo fue. Los datos lo confirman: según los análisis del Centro del Clima del Instituto de Meteorología en enero de 2011, la temperatura media en Cuba fue sólo 0.4°C por debajo del valor medio histórico de 22.4 °C, con un comportamiento normal en la mayor parte del país. Influyó el anticiclón continental la mayor parte del tiempo, pero sin que llegaran masas de aire frío importantes y si un aire seco y estable asociado al anticiclón continental, por lo que se produjo poca lluvia.

Llegaron a Cuba cuatro frentes fríos, número inferior a la media histórica de muchos años para el mes, y los mismos estuvieron precedidos por vaguadas u hondonadas prefrontales, aumentaron los nublados, las lluvias, los chubascos y algunas tormentas eléctricas a su paso por las diferentes provincias, aunque debilitándose en su avance hacia el este del País Las lluvias fueron más abundantes sólo en La Habana y Guantánamo.

Seguimos bajo en efecto de un evento “La Niña” fuerte, que tiene como característica producir un invierno frío y seco en Cuba….. diciembre estuvo bajo estas características pero evidentemente enero no en cuanto a temperatura… ¿qué ha ocurrido?… Es que en una misma temporada invernal existe variabilidad. Ya lo habíamos comentado en diciembre, que la circulación general de la atmósfera alrededor del todo el planeta en el hemisferio en invierno, varía de 4 a 7 semanas, con período de bajo índice de circulación (o poco intercambio térmico entre latitudes altas y bajas, en el cual se concentra el frío alrededor del polo y no baja hasta la zona tropical) y períodos de bajo índice de circulación (cuando se producen oleadas de aire frío que bajan desde latitudes árticas y nos traen bajas temperaturas en nuestra zona). Esto último ocurrió en el pasado diciembre; enero sufrió lo anterior y por ende no hubo tanto frío.

Comparen las dos gráficas que les adjunto… es la circulación en el hemisferio norte el 13 de diciembre, que ya se lo mostré en esa ocasión, pero ahora compárenla con la del 6 de febrero de 2011… vemos que la onda polar o de Rossby profunda no existe en la magnitud de la que había el 13 de diciembre,  y por ello, no ha llegado aire polar a Cuba.

Sin embargo, las cosas están cambiando. Así que no se desesperen aquellos a los que les gusta el frío en nuestra zona tropical, aunque sea por unos días… la tormenta invernal del norte de los Estados Unidos de hace unos días fue una señal de que el aire ártico ya está bajando, y en esta ocasión llegó hasta Texas y el norte de México.

La propia gráfica del 6 de febrero muestra ya esta situación meteorológica más favorable a la penetración al sur del aire frío que la que había hace unas pocas semanas (recuerden la gráfica del 6 de enero de 2011 que les presenté en la crónica del 15 de enero). por ello, en febrero, y ya en los próximos días, podemos volver al frío propio de nuestro invierno cubano.

De hecho, hoy lunes 8 llegará a Cuba un nuevo frente frío que hará bajar algo las temperaturas el martes y miércoles, pero será otro frente posterior, posiblemente el día 11, el que marque el cambio hacia un tiempo más frío en nuestro país: una masa de aire o anticiclón ártico traerá temperaturas bajo cero a la costa norteamericana del Golfo de México, siguiendo a este frente frío el 11 y 12 de febrero, y llegarán entonces días invernales en el occidente y centro de Cuba para el próximo fin de semana, con máximas diurnas de 18 a 21 grados y mínimas que posiblemente se catalogarán como de interés en las madrugadas de las  zonas del interior alejadas de las costas.

Esta vez no esperamos que llegue a bajar la temperatura como en el extraordinario diciembre pasado, pero nos libraremos de este calor que sentimos en estos días de comienzos de febrero y será un respiro para los amantes de las temperaturas de “nuestro invierno”, aunque de continuar esa tónica, veémos que puede ocurrir a final de febrero.

Para comparación véanse estos dos mapas de la circulación planetaria a 3 kilómetros de altura…. Obsérvese la fuerte entrada de aire frío del oeste de Canadá hacia el sudeste de los EE.UU. y Cuba el 13 de diciembre pasado.

Obsérvese que la onda polar está atenuada y el aire frío no penetra hasta el sudeste de los EE.UU. y Cuba . Sin embargo, en los próximos días, la onda polar volverá a acentuarse, trayendo de nuevo invierno a Cuba.


URL del artículo : http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/02/07/enero-no-fue-tan-frio-en-cuba/

Cubadebate, Contra el Terrorismo Mediático http://www.cubadebate.cu