Opinión, Cultura  »

| 3
54_cepos_de_la_memoria

Pido excusas si al abordar el libro que ha merecido el premio de la Academia Cubana de la Lengua en el año 2016 no comienzo alabando sus notables virtudes, a las que me referiré. "Cepos de la memoria. Impronta de la esclavitud en el imaginario social cubano", de Zuleica Romay, no es solamente un libro bueno y bien escrito, al punto de merecer el reconocimiento conquistado. Es un texto de significación alta en el panorama actual de las publicaciones cubanas.

Opinión, Cultura  »

| 18
¿Conoció usted a Luis Carbonell?

Luis Carbonell se rebeló contra la astracanada y la papilla predigerida, de lo sublime a lo ridículo. No acudió a la tendencia casi masoquista de sobrevalorar el pasado, su llegada a la escena siempre ha sido presente. Su autenticidad se ha basado en la inconformidad del verdadero artista. Por eso no pertenece a la nostalgia.

Opinión, Cultura  »

| +
Marta Valdés (guitarra) y Gema Corredera en el concierto que tuvo lugar el 26 de octubre de 2013 en el Centro Pablo, de La Habana.

Una lectora nos envía este texto del escritor cubano Reynaldo González, dedicado a Marta Valdés. Fue escrito en 1985, pero hacer justicia a la obra de la gran compositora y columnista de Cubadebate: "Señora, cuando en el silencio de la tarde y por dentro me resuena una de sus canciones, cualquiera de ellas, simplemente porque está de fiesta la imaginación, aflora una sabiduría íntima: usted ha trascendido el conocimiento placentero y ocupa un espacio en la sensibilidad popular." »

Opinión, Cultura  »

| 1
El escritor Reinaldo González en la inauguración de la Feria del Libro de La Habana. Foto: La Jiribilla

La grandeza de la cultura cubana es innegable. Lo saben hasta quienes desean quebrarla. Pero sin un diálogo diáfano y directo con todas las partes que la integran, dentro o afuera del territorio, está incompleta. Las referencias deben cruzarse como los puntos que confirman sus vínculos sanguíneos, en un ámbito respetuoso e inclusivo. La necesidad de un esfuerzo por borrar esas diferencias ha ganado fuerza de convencimiento en muchos de nosotros, por el bien y la salud de una cultura en la que palpitan las obras de todos los cubanos.